Plinio El Viejo, Historia Natural, Libros XXXVI y XXXVII

Los siguientes textos están extraídos de http://anarkasis.net, con el único fin de estudio de la obra de Plinio para usos docentes. Toda la atribución de las traducciones es para el autor de la web http://anarkasis.net.

Para el texto en latín: http://penelope.uchicago.edu/Thayer/E/Roman/Texts/Pliny_the_Elder/home.html

http://www.historia-del-arte-erotico.com/Plinio_el_viejo/libro33.htm

TRATADO DE LOS METALES y su naturaleza

 LIBRO XXXIII

 

 

Los capítulos corresponden con la trad. de “la vulga” de Jerónimo de la Huerta de 1623,
En () la correspondencia del texto en latín
Los latinos y [] corresponden con el texto en francés
Te puede resultar de ayuda >>  Tabla de medidas equivalentes

(1) I. Vamos a hablar del metal, de la riqueza por excelencia, y el signo del valor de las cosas. La industria, por diversas razones, lo busca dentro de la tierra. Aquí se excava para satisfacer la codicia, y buscarán el oro, la plata, el electrum, el cobre, y para satisfacer el lujo, con piedras preciosas utilizadas para decorar las paredes o las manos de colores; También sirve a un furioso coraje extraer el hierro, siendo más agradecido que el oro, en medio de la guerra y la carnicería. Seguimos todas las venas de la tierra, y viven en las excavaciones que realizamos, nos sorprende que a veces se abra o tiemble, !como si la indignación no fuera suficiente para levantar ese tipo de castigo de esta santa madre!.

(2) Entramos en su vientre, que estamos buscando la riqueza en los tronos de los dioses infernales: que no parece que sea hermosa ni agradable ni suficientemente fértil por donde los pies la pisan. Y estas cosas las buscan por razón de los remedios. ¿Pero qué sentido tiene cavar tanto con fines médicos?. Si de hecho, produce los medicamentos en su superficie, como los cereales, generosa y fácil para todo lo que es útil.

(3) Las sustancias que están escondidas en sus profundidades, que no se producen rápidamente, es lo que nos impulsa y lo que nos lleva a las regiones infernales. Y con la imaginación, calculamos cuántos siglos se tardará para poner fin a la labor, y quedará penetrada por nuestra codicia! ¿Cómo sería nuestra vida inocente, y feliz, incluso si solo deseara la forma voluptuosa de lo que está en la superficie de la tierra?, en una palabra, ¡Lo que está a nuestro alcance!.

(4)II. Estamos extrayendo el oro y el oro con la chrysocolla, para que guardado, el nombre del metal parezca más valioso. Habiendo encontrado una sustancia tan dañina para la sociedad, que tiene precio hasta el excremento del oro. También buscaba la codicia la plata, que se encontró con el minio; acababan de descubrirla, y ya se imaginaban la utilización del azarcón. Y la prodigalidad del ingenio del hombre! ¡De cuántas formas nos aumentan el valor de las cosas!. Se juntó el arte del dibujo con el cincelado y encarecimos al oro y la plata, y la mayoría de los metales preciosos. El hombre ha aprendido a desafiar la naturaleza esculpiendo viciosas pasiones en las tapas y cuerpos deshonestos.

(5) Dió un nuevo impulso para el arte: se fue a fundir las imágenes en copas de lujo, para beber con obscenidades. A continuación, los metales de moda, depreciaron el oro y la plata que eran demasiado comunes: por lo que hemos extraído de la tierra todavía murrinos, vasijas y floreros de cristal, cuya fragilidad es el mismo precio. Esta fue una prueba de la opulencia, y la gloria del verdadero lujo, tener lo que se puede acabar en solo un momento. No termina ahí: que bebemos en una masa de piedras, que cubrimos con esmeraldas nuestros vasos, que borrachos, nos gusta tener en nuestras manos las riquezas de la India, y es ya el oro, solo un accesorio.

(6) III. (Capítulo I.) ¿Acaso los dioses no podría desterrar para siempre de esta sociedad la maldita hambre de oro?, Despreciado y desautorizado por los más famosos escritores, o el objeto de todas las ruinas de almas nobles, el descubrir el oro, fue la ¡pérdida de la humanidad!, Feliz la era en la que hubo el comercio, el trueque y el comercio de la vida al aire libre!. Eso es lo que se practicaba en el momento de la guerra de Troya, si debemos creer a Homero. Por las necesidades de la vida, creo, se hicieron los tratos y el comercio,

(7) por lo que Homero (Iliada VII-464) dice que algunos estaban haciendo compras con los cueros de la carne de vacuno, y otros con hierro, y con los restos arrebatados al enemigo. Pero él mismo es un admirador de oro, y nos informa, la evaluación del precio de los artículos, Glaucus intercambió sus armas de valor de cien bueyes por las de bronce de Diomedes, que valían únicamente nueve (Iliada VI-232). Es por el mismo método de evaluación las condenas establecidas por las leyes antiguas, incluso en Roma, que no son en dinero sino en el ganado bovino.

(8)IV. El primer hombre que cometió el crimen mortal, puesto que se puso el primer anillo de oro en su dedo. ¿Cuál fue el culpable?, la tradición no lo dice, lo creo fabuloso como todo lo que se dice de Prometeo (XXXVII, 1): Los antiguos lo representan con un anillo de hierro, pero quería ser una cadena, no un adorno. En cuanto a el anillo de Midas, que quien lo llevaba no era visto por nadie, es decir ¿qué no es fabuloso?.

(9) Así pues, las manos, y sólo la mano izquierda, donde se puso el oro, menos los romanos, que usaban como anillos ornamentales el hierro, insignia de la virtud guerrera. No es fácil decir cuál es la práctica cierta de los reyes de Roma: la estatua de Rómulo en el Capitolio, no tiene anillo ni otras estatuas, incluso la de Lucius Brutus, pero los vemos en las estatuas de Numa y Servio Tulio. Esta ausencia de anillo me sorprende, sobre todo entre los Tarquinos, que vinieron de Grecia (XXXV, 5-2), pero de Grecia vino el uso de anillos, aunque todavía en Lacedemonia los hacen de hierro.

(10) Sin embargo Tarquino el Viejo, esto es constante, es el primero que dio una burbuja de oro, a su hijo por matar a un enemigo antes de dejarse robar el vestido: ya que en la práctica se ha acostumbrado de dar este tipo de ornamento con la burbuja a los hijos de aquellos que sirvieron en la caballería, y una simple correa a los otros. Es por eso que estoy sorprendido de ver la estatua de Tarquino sin anillo. Además, creo que los debates sobre el nombre del anillo. El nombre dado por los griegos que deriva del dedo (daktulion), el nombre dado por nuestros antepasados, (ungulus), luego los griegos y los latinos lo han llamado símbolo al anillo.

(11) Lo cierto es que durante mucho tiempo, incluso los senadores romanos no tenían los anillos de oro. De hecho, el Estado sólo envió a los embajadores a las naciones extranjeras, probablemente porque nos habíamos percatado de que entre los extranjeros los hombres de gran dignidad los llevaban. Solo por esta causa habían recibido del Estado un anillo de oro, y triunfaban en el vulgo, y por lo general el triunfado se adornaba sobre la cabeza en la celebración con una corona de oro etrusco (XXI, 4-3), pero había un anillo en el dedo de la mano de hierro, tal vez similar al de los esclavos que portaban la corona.

(12) Así Cayo Marius que triunfó contra Yugurta (104 adc.). Se ha informado de que tomó el anillo de oro en su tercer consulado (103 adc.). Los que habían recibido el anillo de oro en una embajada y que lo llevaban en público, tomaban el anillo de hierro en el interior de la casa. De ahí que aún hoy se envía de regalo a la novia un anillo de hierro, sin piedra. Ni había anillos en el momento de Ilion; ni Homero los menciona, ya que habla de condicilos (Iliada, VI, 168) que mandaba por cartas (XIII, 21), y de los paños artesanos (Odisea, VIII, 424443446), jarrones de oro y plata, que indica que está marcada por el propietario con la ayuda de un nudo, y no de un anillo. Dice también de muchos capitanes que responden a la provocación (Iliada, VII, 175) han hecho suertes pero no con anillos, y cuando las listas de los productos de la forja de los dioses no están, de este origen, en cuestión de los anillos, se habla sólo de las fíbulas y objetos utilizados en el baño de las mujeres, tales como aretes de las orejas.

(13) Aunque el primero que llegó a los anillos de desgaste que no dudó, y puso este ornamento en la mano izquierda, que mantiene oculto, en lugar de la cosa que fue honorable habría propagado a mano derecho. Si la vergüenza puede ser contado por algo, este malestar, mayor es la mano izquierda, que tiene el escudo, también muestran que el uso de la banda tuvo que ser tarde. El mismo Homero (Iliada, XVII, 52) habla de los hombres con oro en su cabello, que me hace dudar de si el uso primero de los anillos es debido a los hombres o las mujeres.

(14)V. En Roma hubo durante mucho tiempo muy poco oro. El hecho es que después de ser tomada la ciudad por los galos, cuando se trata de la compra de la paz, pero no pudieron recoger mil libras de peso en oro. Soy consciente de que en el tercer consulado de Pompeyo se perdió dos mil libras de peso en oro que se encontraban en el trono de Júpiter Capitolino, que había sido presentada por Camilo, por lo que en general se desprende que el rescate de la ciudad ha sido la misma cantidad. Pero este exceso de unas dos mil libras es el botín de los galos, botín de oro que habían despojado de los templos de Roma en la parte ocupada por ellos.

(15) Sabemos también que los galos tenían costumbre de llevar el oro en el combate, testigo de la historia es Torcuato. Por lo tanto, es evidente que lo que se habian tomado los galos, y lo que había desaparecideo de los templos apropiado era el doble de la suma del rescate, y eso es lo que significa el signo cuando dijo que Júpiter Capitolino prestó dos veces. Agregar Por cierto, es cuestión de los anillos, el funcionario encargado de la custodia de Júpiter Capitolino fue detenido, pero en su boca rompió la gema de su anillo, y murió en el acto, quedando eliminado el única testigo de la huida.

(16) Así, el año de Roma 364, cuando tomaron la ciudad, no había más de dos mil libras de oro, sin embargo, el censo ya había contado 152.573 cabezas libres. En esta Roma, trescientos siete años más tarde, lo que Cayo Marius el hijo por haber tirado el fuego el templo del Capitolio y otros templos, y que el llevó al Praeneste, ascendió a trece mil libras que es al menos el importe que figura en la entrada por la victoria de Sila, quien informó a Roma, y seis mil libras de plata. En la víspera había llevado Sila por el triunfo quince mil libras de oro y ciento quince mil libras de plata, el fruto de sus otras conquistas.

(17) VI. No parece que el uso de los anillos haya sido frecuente antes de la hora de Cneo Flavio, hijo de Annio. Flavio que publicó la lista oficial de días de fiesta, en la que los ciudadanos pedían con insistencia de grandes caracteres. Él era el hijo de padre libertino y escribano de Apio Cecio, con el asesoramiento que obtuvo a través de la consulta en estos días de forma permanente, e interpretando sabiamente respuestas. Y con la publicación de esta lista, se que ganó el favor de la gente, fue nombrado Edil Curul con Q. Anicio Prenestino de quien hacía unos años fue enemigo de Roma, a la exclusión de C. Poetilio y Domitio, cuyos padres habían sido cónsules (Años de Roma 428 y 432,; 325 y321 adc).

(18) No fue todo lo que hizo, al mismo tiempo fue tribuno del pueblo. Esto suscitó tal indignación que en el informe de nuestros más Anales, que los anillos fueron depositados. Se da por supuesto que los caballeros lo hicieron todos, pero es un error. De hecho, estos senadores se añadieron a los Caballeros: porque se pusieron jaezados de caballería. También se informa de que en los Anales los anillos fueron depositados por la nobleza, y no por la totalidad del Senado. Esto ocurrió en el consulado de P. Sempronio Longo y L. Sulpicio Flavio (el año de Roma 449; 304 adc.).

(19) Flavio ofreció un templo a la Concordia, si lograba conciliar los órdenes de caballería con la gente, y como este gasto no se había votado de los fondos estatales, construyó con las multas impuestas a los prestamistas una capilla de hierro en un lugar llamado Grecostasi (VII-212), que fue entonces estatua sobre el comicio. Grabado en él una tabla de bronce que esta capilla se dedica a los 448 años después del templo del Capitolio.

(20) Así sucedió cuatrocientos cuarenta y ocho años después de la fundación de Roma, y este es el primer hecho que muestra la utilización en común de anillos. Un segundo hecho, es la segunda Guerra Púnica, demuestra que esta práctica se había convertido en general, sin ella, ¿cómo Annibal habría enviado tres modios (aprox 52,5 litros de capacidad) de anillos a Cartago?. En una disputa por un anillo en una subasta, se inició la enemistad entre Cepión y Druso (XXVIII, 148), desde allí entró la guerra social (II 199) y tantos desastres.

(21) Sin embargo, a pesar de ello no todos los senadores tenía anillo de oro, ya que, según los recuerdos de nuestros abuelos, muchos ciudadanos que habían sido pretores mantuvieron el anillo de hierro hasta el final de sus días. Eso es lo que escribe Fenestella Calpurnius (XXII, 6) y Manilius, que había sido legado de C. Mario en la Guerra de Yugurta. Muchos escriben lo mismo que L. Fufidio a quien escribió Scaurus la historia de su vida. En la familia de los Quintios nadie, ni siquiera las mujeres, de usar el oro, y hoy la mayoría de los los pueblos de la tierra, incluso los que viven bajo nuestro imperio, no utilizan anillos. Ni en el Este ni en Egipto se sirven de los sello, y ahora incluso dan las garantías por escrito.

(22) En esto como en todo lo demás, del lujo en sus diferentes modos: Ya que Algunos han incorporado en los anillos piedras de resplandor exquisito, y cargando sus dedos del patrimonio de una familia rica, como decimos en el libro de piedras preciosas, y luego añadiendo otras figuras talladas, de forma que se estimase tanto el oro como apreciase el arte. Luego algunos defendiendo el lujo las libran del cincel, y ordenan que queden enteras para que no crean que usan estos anillos para el sellado.

(23) O quieren algunos que las piedras, incluso por el lado que mira el dedo, no estén ocultadas por el oro y con un millar de pequeñas joyas, se hace vil este metal. Otros, sin embargo, se niegan a poner piedras, y sellan con sello de oro. Este método data del reinado del emperador Claudio. Hoy, hay esclavos que ciñen, no solo hierro, sino oro en sus anillos, y en otras cosas se adornan incluso de oro puro. Este abuso proviene de la isla de Samotracia (IV, 73), y con el nombre de estos anillos se conoce.

(24) Los anillos fue costumbre ponerlos en un solo dedo al lado del meñique, de este modo lo vemos en las estatuas de Numa y Servio Tulio: luego se pusieron en el más cercano al pulgar, incluso así se ve en las estatuas de los dioses, más después hemos tenido la imaginación de decorar siquiera el dedo meñique. En la Galia y en Gran Bretaña se pone en el dedo medio. Hoy, este dedo de la mano es la única excepción, los demás dedos están cargados.

(25) Y aún de pequeños anillos en los dedos, incluso tres en el dedo meñique. Otros se visten solo un dedo de la mano, que es el sello de sellar, que cuidadosamente guardan como un objeto raro y demasiado valioso como para ser profanado por el servicio de anillo, que se saca como de un santuario, y no como un anillo en un dedo de la mano, en el meñique indica ostentación suntuosa de tener guardado lo más preciado. Otros hacen ostentación de peso son algunos anillos, que simulan estar cansados para llevar más de uno, algunos en su preocupación por sus piedras, llenan los anillos de pasta por si se caen estos, pensando con ello reducir el riesgo de una caída, que creen para las piedras preciosas ser mortal, Otros como hizo Demóstenes, el orador más grande de Grecia, en el anillo esconden veneno para morir.

(26) Por último, los anillos son causa de la mayoría de los crímenes cometidos por la codicia. Que felicidad de nuestros antepasados y la inocencia cuando no sellaba ninguna cosa. Hoy debemos anillo de sello que los alimentos y bebidas se usen, para evitar el saqueo en el servicio que hacen estas legiones esclavo, esta turba de extranjeros alojados en nuestros hogares, por lo general, una combinación que nos recuerda, que alguien debe llamarlos por su nombre. Antiguamente las costumbres de nuestros antepasados: lo que tenía un esclavo llamado Marcipore o Lucipore eran el nombre dado de sus servidores, y teniendo en común con él la comida, no era necesario mantenerlo en el hogar, ni sus cosas.

(27) Ahora las personas conviven hoy con gran gasto para la adquisición de alimentos que serán robados, y que vuelan. Esto no es aún suficiente con ponerle de llaves el sello. Roban el anillo a un hombre dormido o muerto, y los casos más graves de la vida dependen de este pequeño instrumento: desde cuando ya no sabemos que empezó a haber gran cuidado y custodia .

Sin embargo, es posible que, al parecer, admitir la importancia de los extranjeros en a cerca de Polycrates, tirano de Samos, que recuperó por la captura de un pez su anillo favorito que había arrojado al mar. Polycrates murió alrededor del año 230 de la fundación de Roma.

(28) El uso del anillo se extendió con el contrato, lo que demuestra la vulgar costumbre de sacar su anillo como signo de depósito, que generalmente probablemente se remonta a la época en que la promesa no era más presta y veloz de encontrar. Podemos decir que estamos plenamente en el uso de pedir las arras antes que los anillos. Hablaremos pronto de las monedas.

(29) VII. Los anillos, cuando el uso era común, daban distinción ante el pueblo, y diferenciaba como la túnica solo del Senado, a quienes usaban el anillo: sin embargo, esta distinción no se hizo hasta más tarde porque nos encontramos en las autoridades que la túnica púrpura en vestidos largos incluso en la ciudad hasta los pregoneros, como prueba el padre de Lucius Aelius Estilon, que ganó el apodo de su hijo Preconino. Pero realmente tenían un orden medio entre el pueblo y entre los senadores con una orden provisional, que es el tercero. Como título de caballero, antes debido a oficio militar, es ahora atribuido por los jueces del dinero.

(30) No hace mucho tiempo cuando el divino Augusto resolvió las decurias, la mayoría de los jueces usan el anillo de hierro, y a estos no se les llama caballeros, sino jueces, Este nombre estaba reservado a los caballeros de los escuadrones de compañías a quien el Estado proporcionó un caballo. Hubo también al principio cuatro decurias de magistrados, y apenas cada decurión tenía mil personas, porque las provincias aún no habían sido admitidas a estos benéficos. Se ha mantenido algo de esta excepción, hoy, los nuevos ciudadanos no pueden ser jueces.

(31) (Capítulo II.) Los decuriones mismos se dividieron en diferentes nombres: Tribunos de la Tesorería, de elegidos, y de jueces. Además, están también los novecientos, de entre todos los decuriones para mantener las urnas para votar en los ayuntamientos: nombres ambiciosos que sólo pueden servir para dividir a la orden, uno alardea de ser de novecientos, mientras que otro lo llaman tribuno o elegido.

(32) VIII. Por último, el noveno año del reinado de Tiberio el orden ecuestre se reunió en un solo cuerpo. Un decreto establece el derecho a usar el anillo, en el marco del Consulado de Cayo Asinius Pollione y Cayo Antistius Vetere, el año 775 (22 dc.) de Roma. Curiosamente, se trataba de un incidente casi trivial el que dio lugar a este Cambio: Cayo Sulpicius Galba, mirando de nuevo los jóvenes, para lograr renombre con el príncipe persiguiendo las Tabernas y el mantenimiento de vino, quejándose ante el Senado, diciendo que los delincuentes escapaban a la pena por lo general debido a su anillo, en el que se dictaminó que nadie tendría derecho a llevar anillo, sin ser nobe y que su padre y su abuelo paterno, tuvieran de hacienda en propiedad más de cuatrocientos mil sestercios, (aprox 5 millones de €) y, en virtud de la legislación Julia admitidos a sentarse en las catorce filas de asientos. Posteriormente, comenzaron a pretender y procurarse esta dignidad,

(33) Y por estas distinciones el emperador Calígula creó la quinta decuria. Esplendor que ha llegado a los decuriones a tal punto, que las que no pudo completarse en el marco del divino Augusto, no caben ahora en aquel orden, y lo vemos por todos lados de las personas que hacen un salto de la esclavitud al anillo de oro, que esto nunca pasó una vez, ya que incluso los caballeros y los jueces reconocen el anillo de hierro. Este abuso se hizo tan común, que Proculus Flavio, uno de los caballeros, dispuso ante el emperador Claudio, en su censura, cuatrocientos demandados por esta causa. Así pues, si bien se comunicó separar del orden ecuestre la condición de siervos, porque es invadida por los esclavos.

(34) Los Gracos fueron los primeros vinculados a la orden ecuestre como un juez, con el objetivo de separar y reducir el Senado con injurias y afrentas. Después de la caída de los Gracos, el nombre del caballero es reiterado, a través de los diversos incidentes de sedición, por los republicanos, que durante algún tiempo fueron los hombres de la tercera clase. Por último, Marco Cicerón consolidó el nombre de Ecuestre en el consulado y la conspiración de los Catilinos, presumieron de ser de orden, y fue objeto de su especial reflexión, el conciliar su apoyo. A partir de ese momento los Caballeros finalmente formaron el tercer cuerpo del Estado, donde el nombre de la orden ecuestre se añadió a la fórmula de: el Senado, el pueblo romano, y por último hoy en día el ecuestre que se ha establecido como el último.

(35) IX. El nombre de los caballeros, incluso los que celebraron su servicio en la caballería, a menudo ha variado, que fueron nombrados Celeres con Rómulo y los reyes y, a continuación, Flexumines, luego Trossulos, porque sin la ayuda de la infantería, ganaron una ciudad de Etruria llamada Trossulum, situada a nueve millas más abajo de Volsena. Esta última denominación se mantuvo hasta la muerte de Cayo Graco;

(36) Al menos este hecho se encuentra documentado en los escritos de Junius, apodado Gracchanus, debido a su amistad con el Tribuno: “En cuanto a lo que parece la orden ecuestre “, dijo Junius: “Les fue dado a sus miembros el nombre de trossules; ahora son los caballeros, y muchos caballeros trossules se avergüenzan, porque no saben el significado de ese nombre. ” Y, a continuación, explica Junius la razón, como he indicado anteriormente, y añade que: “Mal que bien, se siguen llamando trossules”.

(37) X. El oro como objeto tiene diferencias que no deben omitirse. Nuestros antepasados dieron collares de oro a las tropas Auxiliares y extranjeros, pero siempre se dió plata a los ciudadanos, además de que dieron pulseras a los ciudadanos, y nunca a los extranjeros.

(38) XI. En cuanto a las coronas de oro, aunque pueda parecer extraño, los mismos las concedían a los ciudadanos. No he encontrado a quién dieron el primero una, pero sabemos que le concedieron por primera vez esta distinción. Según Lucio Pisón, al dictador A. Postumius (Aulus Postumius Tubertus, 431 adc.): que redució el campamento de los latinos en el lago Regilo, dio, producto del botín, una corona de oro a los que más habían contribuido a este éxito. L. Lentulus, cónsul (Lucio Cornelio Léntulo 275 adc.), le dio una de cinco libras de peso a Servio Cornelio Merenda, después de ganar una ciudad a los Samnites. Pisón Frugi se la dio a su hijo (133 adc), pero la puso de su propio bolsillo, y la legó en su testamento a la república.

(39) XII. (Caplitulo III Otros usos del oro) En los sacrificios, en honor a los dioses, pensé nada más que adorar los cuernos de las víctimas, pero los grandes se ofrecen con los cuernos dorados. El lujo del oro creció también entre los soldados esta pompa y suntuosidad los leemos en las cartas del Marco Brutus, escritas en los camposs Filipicos, en la que manifiesta su indignación en contra de las fíbulas de oro que llevaban los tribunos. Pero, Brutus, callaste del que las mujeres llevan en los pies, también nosotros estamos acusados de delito con el primero que erigió un anillo de para adorno personal. Bueno, ya sea que: incluso los hombres de hoy llevan brazaletes de oro, llamado oro dardanio, ya que este uso ha llegado de los Dardanos, collares que llaman viriolaes en Celta y viriae los celtíberos.

(40) Llevan las mujeres oro, en los dedos, cuello, orejas, trenzas de su cabello, y las cadenas o corren alrededor de su cintura, y las bolas de perlas están engastadas en oro suspendidas de sus cuellos, de manera que incluso durante el sueño, se sienten en posesión de valiosas piedras, pero ¿tienen que revestir de oro sus pies?, y entre las estolas y las túnicas plebeyas, ¿debe establecerse un orden ecuestre en las mujeres? Honestamente damos esto los varones para la enseñanza de los hijos, incluyendo la rica apariencia que atrae todas las miradas en los baños públicos.

(41) Pero los varones ya empiezan a llevar, en los dedos de la mano la efigie de Harpocrates y deidades egipcias. En el reinado de Claudio tuvo lugar a una nueva distinción: los que llevaban el anillo con el retrato del príncipe grabado en oro, quienes sólo tenían el derecho por haber sido obtenida su liberación: esto dio lugar a una multitud de crímenes, todo lo cual borró la saludable venida de Vespasiano, el príncipe que declaró que la imagen del emperador pertenecía a todos. No queremos decir ya nada más acerca de los anillos de oro y su uso.

(42) XIII. El segundo crimen contra la humanidad habría sido cometido por los que primero acuñaron monedas de oro, un crimen cuyo autor es desconocido. El Pueblo romano, antes de la derrota de Pirro (¿Batalla de Benevento 275 adc.?), no tenía moneda de plata. El As pesaba una libra, de ahí as libral, ahora llamado libella y dipondius y difamación. También se estableció las multas graves en cobre en peso, y luego en las cuentas, la palabras expensas como razón de gastos, impendia, y depender.

(43) Entonces el nombre de la paga de los soldados, stipendia, es decir, Stipes y los Pondera dispensatores y libripendes. Se trata de un resto de ellos que todavía se usa hoy los contratos Mancipi en garantía. El Rey Servio fue el primero que acuño monedas de cobre, antes de que se utilizara sólo en Roma, eran sin huella en el metal, según Timeo. Fue la oveja la que aparece en esta moneda antigua, de ahí el nombre de Pecunia (XVIII-11). El censo mayor en virtud de este rey fue de 120 mil ases y por esto con los que poseían ese capital se constituyó la primera clase de moneda.

(44) La plata fue acuñada en el año 485, de Roma, en el Consulado P. Ogulnius y C. Fabius (269 adc.), cinco años antes de la primera guerra púnica. Hemos fijado el valor de la moneda de un denario por diez libras de cobre, quinarius a cinco, y el sectercio dos libras y media. El peso real de la libra de cobre se redujo durante la primera Guerra Púnica, porque la República no podía hacer frente a gastos, y declaró que fuesen acuñados en dos onzas. siendo los ases del peso del sextario y así, con la quinta parte liquidaron las deudas.

(45) La marca de una cara fue un Jano con dos caras, por el otro lado un espolón de una nao. En el triente (divisiones) y cuadrante acuñaron naos. Los cuadrantes se llamaron teruncius previamente, que eran de tres onzas. Más tarde, cercano de Roma Annibal urgente, bajo la dictadura de Q. Fabius Máximo, se ajustó de una sola onza, y se resolvió que el denario tendrá dieciséis ases, como el quinarius ocho, y el sextercio cuatro, lo que hizo la República de la mitad su ganancia, pero en el pago de las tropas sigue siendo dado el denario como diez ases.

(46) La acuñación en la moneda de plata era un biga o una cuadriga, por lo que estas piezas se llaman bigadas y quadrigadas. Por la ley de papiria (Varron 313 adc. Livio dice 326 adc.pronto se hicieron los ases de media onza. Livio Druso, fue tribuno de la plebe (92 adc.), le puso a la moneda un octavo de cobre. La que ahora llamamos victoriato fue mezclada en virtud de la ley Clodia. Antes vino de Illiria, y la tenían como comercial. El nombre le viene de la acuñación, que es una victoria.

(47) La moneda de oro se mezclo 51 (varias ediciones dan 72) años después que la moneda de plata, todos los escrúpulos de oro pasaron a un valor de veinte sestercios, que se ajustan por libra, siendo entonces, una libra novecientos sestercios. Luego se resolvió que de una libra de oro se acuñasen cuarenta mil denarios. Imperceptiblemente los príncipes fueron disminuyendo el peso de estos fondos, el mayor descenso fue en virtud de Nerón, que hizo cuarenta y cinco mil por libra.

(48) XIV. La invención del dinero abrió una nueva fuente a la mezquindad por el gasto, en la forma de ganar sin hacer nada. La codicia, prendió y cambió como la sed de oro, sin transición, en un verdadero furor, como vivimos que llevó la cabeza Septimuleyo de su amigo Cayo Graco al poner el precio de su peso en oro este la llevó a Opimius (XIV, 55), y, en su parricidio, para defraudar a la República le metió plomo en la boca. Ya no fue a título individual sino contra Roma entera, aquel cuyo nombre se hizo tristemente célebre por la codicia, cuando Mitrídates tomando prisionero a Aquilius le llenó la boca de oro derretido. Esto es lo que genera la codicia.

(49) Da vergüenza el considerar estos últimos nombres que imaginan del griego y que forjan a diario para designar a las copas de plata revestidas de oro, indigno uso, que éstos se vendan como objetos de oro, sobre todo si uno recuerda que Espartaco había defendido en su territorio que no tuviesen ni oro ni plata, ¡esclavo fugitivo de Roma prevaleció en la nobleza del espíritu de los romanos!

(50) Dejó Messala el orador escrito de Marco Antonio, en el triunvirato, que las copas de oro las empleó en todos propósitos más deshonestos; reproche que incrimina incluso a Cleopatra. En la reputación de los extranjeros la licencia es el lujo del rey Filipo, que acostumbraba a dormir bajo su almohada con una taza de oro, y la de Agonem Tium, prefecto de Alejandro Magno, que llevaba de oro los clavos de las chinelas. Antonio despreció el uso racional del oro envileciendo su naturaleza: hombre digno de ser desterrado, y no ¡Espartaco!

(51) XV. Pero mi asombro es que el pueblo romano siempre ha impuesto a los derrotados de las naciones tributos en plata y no oro: testigo es Cartago, cuando fue derrotada con Aníbal, tuvo que pagar dieciséis mil libras de plata al año durante cincuenta años, pero no de oro. Aún no había escasez de oro en el mundo. Creso y Midas ya habían atesorado grandes cantidades; Ciro ya en la conquista de Asia, había hecho un botín de treinta y cuatro mil libras de metal, sin contar el oro de los jarrones, artículos labrados en oro, y, entre otras cosas, las hojas de los árboles, un  plátano, y una vid, victorias que también le valió quinientos mil talentos de plata y la copa de Semiramis, cuyo peso fue de quince talentos.

(52) Añadir, que de acuerdo a Varron, el talento egipcio pesa ochenta libras. Ya había reinado en la Cólquide, Salauces descendiente de Aetes, que, habiendo encontrado una tierra virgen, cuentan que encontraron una gran cantidad de oro, y plata en tierra de los Suanorum. Es también famosa por sus vellones dorados. Aún se cuenta que las habitaciones eran de oro, las vigas eran de plata, y las columnas, y pilastras del mismo metal, luego después de la derrota de Sésostris, rey de Egipto; Sésostris tan orgulloso que todos los años, se dice, que hacia uncir a su carro, uno de los reyes que había vencido, y que por suertes había designado, y siendo arrastrado triunfaba de esta manera.

(53) XVI. Y también nosotros hemos hecho cosas que la posteridad las tomará como fabulosas. César, luego y entonces dictador, siendo Edil, dio unos juegos funerales en honor de su padre, quien fue el primero que puso todos los aparatos de el escenario de plata y por primera vez se vieron combatir a las bestias con lanzas de plata, ahora sólo lo imitan en los municipios de las ciudades. Juegos de C. Antonius, la decoración del escenario fue de plata. Lucio Murena lo hizo también. El emperador Calígula llevó a cabo en el circo un escenario (.¿?.) de ciento veinticuatro mil libras de peso de plata.

(54) Claudio, su sucesor, en el triunfo de Gran Bretaña, entre las coronas de oro, había una de siete libras que la dió España Citerior, y una de nueve que dio la Galia Comata como decían los títulos. Nerón, que lo seguía, cubrió de oro el Teatro de Pompeyo en un día, para mostrarlo a Tiridates, rey de Armenia. ¿Y qué hace este teatro, frente a la casa o (XXXVI, 111) como rodeando la ciudad?

(55) XVII. En el marco del Consulado de Sextus Julius y Lucio Aurelio (157 adc.), siete años antes de la Tercera Guerra Púnica, hubo en el Tesoro romano del pueblo, dieciséis mil ochocientas diez libras de oro, y veintidós mil sesenta y seis libras de plata, monedas en efectivo 61.000 y 35.400 (ninguna traducción coincide en la interpretación de las cifras). En el marco del Consulado Sextus Julius y Lucio Marcius, es decir, al comienzo de la guerra social (II, 199), eran 16.000, 20.000 y 831 libras.

(56) C. César, en su primera entrada en Roma durante la guerra civil que lleva su nombre, sacó del erario público quince mil libras en oro, treinta mil lingotes de plata, en efectivo 300.000 sestercios. Nunca el Estado fue tan rico. Paulo Emilio, después de derrotar al rey Perseo, trajo a la Hacienda Pública, el producto del botín hecho en Macedonia, trescientos mil sestercios. Desde entonces el pueblo romano dejó de pagar impuestos.

(57) XVIII. Los paneles dorados que se ven ahora, incluso en casas privadas, fueron vistos por primera vez en el Capitolio después de la destrucción de Cartago, durante la censura de Lucio Mummius (142 adc.). Entonces con este lujo se doró las bóvedas y las paredes mismas, tal como hoy en día se doran jarrones: gran diferencia con el siglo de Catulo (XIX, 24) que fue discutido por dorar las tejas de cobre del Capitolio.

(58) XIX. Hemos dicho en el séptimo libro (VII, 197), los que descubrieron por primera vez el oro y la mayoría de los metales. En mi opinión, no fue el color, ya que la plata es más clara y más parecida al brillo del día, por lo que se prefiere la plata para las insignias militares, porque brilla de más lejos, estando en un error que quienes tomaron el oro como el color de las estrellas, ya que este color no es el más buscado con las piedras preciosas y otros materiales.

(59) No es más aventajado por su peso o su maleabilidad que otros metales, siendo en estas dos cualidades es inferior al plomo. Es que es único en la naturaleza, en no sufrir ningún tipo de residuos por el fuego, y es seguro que hasta el fuego persevera quemando, e incluso cuanto más se lo tiene al fuego, más se mejora. De hecho, una prueba del oro, es ponerlo al fuego, ya que toma un color ígneo, incandescente con el mismo color que el fuego esta prueba se llama obrizo.

(60) El primer signo de la bondad de oro es que resulta muy difícil de fundir. Además, es maravilloso que se resiste con las brasas de carbón de leña, y con fuego de paja se enciende rápidamente, y para purificarlo se cuece con plomo. Otra de las razones más importantes de su estima es, que la fricción por el uso da pocos residuos, mientras que la plata, el cobre y el plomo dejan rastros, se hacen líneas y manchan las manos.

(61) Ninguna otra sustancia se pude dilatar y estirar más; ni que se pueda dividir más, ya que una sola onza de oro da más de setecientos cincuenta y cuatro láminas de cuatro dedos de largo de ancho. La hojas gruesas son llamados Prenestes, llevando con esto el nombre de la estatua de la Fortuna, excelentemente dorada.

(62) El siguiente espesor se denomina hojas questorias hojas. En España a estas pequeñas masas de oro las llaman strigilis. Solo entre todos los metales, se pueden encontrar como una pepita o lentejuelas: a diferencia de otros metales, que, para ser usados, deben pasar por el fuego, el oro ya lo es de inmediato y tan pronto lo tomamos tal como se encuentra así tiene consumada perfección. Este es él nativo, la otra de la que hablamos es forzado. Además, no se oxida, ni hace cardenillo, no se altera la calidad o se reduce el peso. Es resistente a la acción de la sal y el vinagre, que doblegan todas las cosas, y finalmente ya se puede hilar y tejer.

(63) Verrio (Marco Verrio Flaco) escribe, que en el triunfo de Tarquino Prisco este se vistió con una túnica de oro. Yo vi a Agripina, esposa del emperador Claudio, sentado junto al príncipe en el espectáculo que dio de una batalla naval, y cubierta con un vestido tejido solo de oro, tejidos sin ningún otro material. En cuanto a los tejidos Attalicos (VIII, 196) hace ya mucho tiempo que llevan el hilo de oro, que es un invento de los reyes de Asia.

(64) XX. El mármol, y las cosas que no pueden ser muy blancas, se doran aplicando con una clara de huevo, y la madera, con una composición pegajosa llamada leucophoron: vamos a decir en su lugar (XXXV, 36) lo que es y cómo se prepara. El adecuado para dorar el cobre el azogue (“plata viva” o mercurio) o por lo menos hidrargiro (mercurio). Pero de estas sustancias, como decimos se hace fraude (XXXIII,100, y 123), son objeto de falsificación.

(65) Para practicar este dorado primeramente se atormenta el cobre, hasta el rojo y se apaga con sal, vinagre y alumbre, y luego de limpiarlo de toda la escoria con arena, se considera si está suficientemente bien resplandeciente, después se calienta de nuevo, a que exhale, luego puede ser utilizada una mezcla de piedra pómez, alumbre y azogue, sobre las que se aplican las hojas de oro. El Alumbre tiene la misma propiedad para purificar el cobre, como el plomo para purificar el oro, como hemos dicho (XXXIII60).

(66) XXI. (IV.) El oro está en el orbe romano, por lo que no necesitamos hablar de la minería de oro en la India por las hormigas (XI, 111), o en Escitia por los grifos (VII, 12). Aquí usted consigue el oro en tres formas: en las arenas de los ríos, como en el río Tajo en España (IV, 35, 3), el Po en Italia, el Hebra en Tracia, el Pactolus en Asia, el Ganges en la India. No hay oro más perfecto, que lo que se hace por el pulido de las arenas y la fricción del agua. En segundo lugar, por la excavación de los pozos para extraerlo, o lo veremos en la excavación en las montañas. Exponemos estos dos procesos.

(67) Aquellos que buscan oro en el primer lugar se quita el segutilum que es una tierra depositada que muestra donde está la veta; la arena se lava, dando una estimación de la riqueza de la veta por el residuo que en lavado queda. A veces las vetas de oro están a flor de la tierra, rara suerte que recientemente se ha visto un ejemplo en Dalmacia, durante el reinado de Nerón; proporcionando cincuenta libras al dia. La tierra que esta debajo del oro encontrado en la superficie se llama talutium (XXXIV, 157). Además, las montañas en España, son áridas, y estériles no aptas para otra producción, se ven obligados por el hombre a proporcionar este valioso producto.

(68) El oro extraído de los pozos lo llaman canalicium por otros canaliense. y está junto con los cantos y arena de mármol y es diferente del que brilla en el grano de zafiro oriental (XXXVII, 120), y la piedra thebaica (XXXVI, 63), y otras piedras preciosas. Son partículas que lleva el mármol. Estos canales que fluyen de las vetas a lo largo de las paredes de los pozos de ahí el nombre canalicium. Las galerías son apuntaladas con pilares de madera.

(69) La masa que se extrae es machacada, lavada, quemada, hecha tierra en polvo. Se da el nombre de a pila scudem, y plata lo que sale del horno. Impurezas que rechaza el plato como en todos los metales, se llama escoria. Esta escoria es de oro por lo que es machacada de nuevo, y se calienta en crisoles de tasconium. esta tierra es de color blanco, similar a la arcilla (arcilla refractaria) y es la única sustancia capaz de resistir la acción de los fuelles y el fuego, y poner en ebullición el material.

(70) El tercer método supera la labor de gigantes. Con galerías llevadas a largas distancias, en el hueco de la montaña a la luz de las lucernas (candiles de cerámica), cuyo término se utiliza para medir el trabajo y en varios meses que no ven la luz del día. Estas minas son llamadas a menudo arrugias, se agrietan de repente, y el deslizamiento de las tierras entierran a los trabajadores. Si bien puede parecer menos imprudente recoger perlas y coral en las profundidades del mar, ¡hemos sido capaces de hacer la tierra más mortal que el agua!. En consecuencia, se dejan muchas bóvedas de sustentación.

(71) En dos métodos nos encontramos con obstáculos contrapuestos; el fuego y el vinagre (XXIII, 27, 4). Pero como en las cuevas el vapor y el humo asfixia a los mineros, suelen tener que romper la roca con martillos de hierro de ciento cincuenta libras, y luego sacan los fragmentos sobre los hombros de día y de noche, pasándolo de mano en mano a través de la oscuridad. Solo los colocados a la entrada ven la luz. Si la piedra parece tener demasiado espesor, siguen la veta por el flanco, y ahondan alrededor. Sin embargo, el sílex no es el obstáculo más difícil:

(72) se trata de una tierra, una especie de barro mezclado con grava (llamado gangadia), que es casi imposible de penetrar. Se ataca con cuñas y mazas de hierro lo mismo que antes: no hay nada en el mundo más difícil, pero la sed de oro es más dura. Terminada la obra el último ataque de los pilares de los arcos se abren dando señal de derrumbe, sólo lo percibe el vigilante en la parte superior de la montaña:

(73) este, da la voz y con ademanes, grita a los trabajadores, rápido huyan. Rota cae la montaña con un estruendo que la imaginación no puede concebir, y da una explosión de una fuerza increíble. Los victoriosos contemplan la ruina de la naturaleza. Sin embargo todavía no hay oro ni siquiera sabían si lo habría cuando empezaron a cavar, y para tantos peligros y tanto coste, solo fue causa esperar lo que desean.

(74) Otro trabajo, e incluso más caro, es conducir desde la cumbre de las montañas, la mayoría de las veces a cien millas de distancia, los ríos para lavar los desechos. Llaman a estos canales corrugos de la palabra corrivatio, creo. Y este es un gran trabajo: es necesario que la pendiente sea rápida, de modo que el agua corra rápida, y para ello tiene que venir de los puntos más altos. Para que pase el agua, los valles y las quebradas se forman puentes con canales. En otros lugares inaccesibles en roca, se excavan, y se la fuerza para recibir grandes vigas.

(75) Las personas que rompen estas rocas están suspendidas por sogas, de modo que vistos de lejos trabajando, parecen ser bestias salvajes, qué digo, aves de una especie nueva. Estos hombres, casi siempre suspendidos, son los que nivelan las pendientes, y trazan la línea que seguirá el corrugo, y donde no hay lugar para poner el pie, los ríos son realizados a mano tocando la tierra para conocer su vicio y como el agua se va a llevar el barro, a este barro se le llama urium: y pasando el agua a través de las rocas grava y pedernales son arrastrados. En la cabecera del agua en la parte frontal de la montaña se excavan dos estanques huecos de doscientos pies de largo y de ancho, y diez de profundidad. Tiene cinco aliviaderos, cuadrados de unos tres pies. El estanque estando lleno, se les quita los tapones, y la corriente se apresura con tal fuerza, que arrastra las zonas de roca.

(76) En llano hay aún otra trabajo: la excavación de fosas que llaman agogas para recoger el agua que se hacen con gradas. Existe una planta matojo, llamada ulex , similar al romero es áspera y sirve para retener el oro. Las partes se cierran con tablones, y se cuelgan por los despeñaderos estas matas. Y de esta manera corre el agua desde la tierra al mar y la montaña se derrumbó y, en esto se explota Hispania.

(77) También en canales como en el primer proceso de limpieza en el material extraído con trabajo duro y grande, de otro modo, los pozos pronto se obstruirían. El oro obtenido por arrugie no es necesario cocerlo inmediatamente. Se puede encontrar bloques, en los pozos aún superior a diez libras. Los españoles llaman a estos bloques palagas o palacurnas; El oro en grano muy pequeño lo llaman baluce. A continuación se seca el Ulex, y se quema, y la ceniza se lava en una cama de hierba donde se deposita el oro.

(78) de este modo dicen que las zonas de Asturias, Galicia y Lusitania proporcionan, en un año, veinte mil libras de peso en oro. En esta producción la de Asturias es la mayor parte. No hay en ninguna parte un ejemplo de este tipo de fecundidad, seguido durante tantos siglos. He dicho anteriormente (III, 138) por un antiguo Senatus consulta se les prohíbe que se sacase en Italia: sin esta ley, en la tierra no se encontraría país más productivo en metales. Una ley censorial Victumularum sobre las minas de oro de Ictimules en el territorio de Vercelli, en el que se prohíbe emplear a más de cinco mil agricultores trabajando en la explotación.

(79) XXII. Existe otra manera de hacer oro: es con oropigmento (XXXIV, 178). Este mineral en Siria se extrae para los pintores, en la flor de la tierra, es del color del oro, pero las piedras son frágiles como la piedra especular. Tenía esperanzas Calígula, que estaba tan ansioso de oro: que el príncipe mandó fundir una gran cantidad de libras, y logró un oro excelente, pero de tan poco peso, que se notaba que había una pérdida (por su codicia hizo a la prueba), no daban al cambio 4 libras de oropigmento. Luego ya nadie lo ha intentado de nuevo.

(80) XXIII. El oro contiene alguna cantidad de plata en proporciones variables: a veces, un décimo, noveno aquí, también un octavo. En la única mina que llaman Albucrarenses, que se encuentra en la Galia, la plata es sólo la trigésimo sexta parte, para que prevalezca sobre la mina de los demás. Cuando la proporción de plata es un quinto del oro se llama electrum. Hay un montón de oro electrum llamado canaliense (encontrado en los canales de trabajo). También es artificial el electrum (IX, 139) por la mezcla de plata y oro. Si hay más de una quinta parte de plata, en la mezcla no resiste los martillos.

(81) El electrum se estimó ya por la autoridad de Homero (Odisea, IV, 71), que lo que representa en el palacio de Menelao brillante como el oro, electrum, plata y marfil. En Lindos, en la isla de Rodas, está el templo de Minerva, donde Helena usaba un cáliz de electrum. Añade la historia que se había moldeado con el pecho de Helena. Una propiedad de electrum, es que brilla a la luz de las lucernas más que la plata. El electrum nativo tiene también la facultad de detectar venenos: porque aparece como el arco iris en el borde, y con un rubor al igual que el de la llama por lo que da 2 señales.

(82) XXIV. La primera estatua de oro macizo, sin huecos, antes incluso que las estatuas de bronce sólido llamado holosphyraton (realizado a golpe de martillo), se dijo que se erigió en el templo de la diosa Anaitides como hemos dicho (V, 83) en la región con su nombre. La estatua era sacratísima entre los pueblos de la región.

(83) Ella fue secuestrada durante la guerra de Marco Antonio contra los Partos. Se cuenta de un veterano de Bolonia que le dijo durante una cena que dio a Augusto, cuando el emperador le preguntó si era cierto que el primero que puso su mano sobre la estatua de la deidad había expirado afectado por la ceguera y la parálisis. El veterano dijo que Augusto cenaba con la pierna de la diosa; siendo él, aquel, y que su fortuna provino de ese botín. Gorgias Leontinos fue el primero que erigió, a si mismo, estatuas de los hombres, la erigió en Delfos en el templo, una estatua de oro macizo en la septuagésima Olimpiada (496 adc.), adquiriendo la fortuna de enseñar a hablar en público.

(84) XXV. El oro es en muchos aspectos, es un recurso efectivo. Se aplica a los heridos y los niños, para que los dañen menos los venenos y maleficios dirigidos contra ellos. Actúa como una maldición cuando se pasa sobre la cabeza, principalmente en las cabezas de los pollos y corderos. El remedio es lavar el oro, y rociar con el agua a quien queremos preservar. También quemado con doble de peso en sal y tres veces de mysis, luego de nuevo con dos partes de sal y una piedra llamada esquisto. De esta forma, deja las propiedades venenosas las sustancias activas quemándolas en un vaso de barro, sin dejar de ser puro ni corromperse.

(85) La ceniza restante se guarda en vasos de barro, y humedecida en el agua para su uso en los líquenes de la cara; conviene lavar este linimento; Esta ceniza aún cura las hemorroides y fístulas. Con polvo de piedra pómez cura las úlceras podridas y de mal olor. El Oro en la miel hervida con melanthio (Nigella sativa L.), si se aplica como linimento en el ombligo, mueve suavemente el vientre. Terentius Marcus Varro asegura que con el oro las verrugas desaparecen.

(86) XXVI. (Capítulo V.De la Crisocola) La chrysocolla es un humor que fluye en los pozos que hemos hablado (XXXIII, 68) a lo largo de las venas de oro, y formado por el frío invierno en concreciones tan duras como la piedra pómez. Se observó que la mayoría se produjeron en las minas de cobre, y que aparecía en las minas de plata el segundo lugar. También la hay en las minas de plomo, pero es mas vil incluso que las de oro. En todas estas minas se hace chrysocolla artificial, inferior a la nativa. El proceso consiste en la introducción de agua lentamente en una veta de metal durante la temporada de invierno, hasta el mes de junio, y dejar secar en junio y julio, lo que demuestra claramente que la chrysocolla de veta es un metal que se ha podrido.

(87) El chrysocolla nativa principalmente difiere de las demás por su mayor dureza. Lo llaman lutum (barro termal): Y, sin embargo, con la planta llamada lutum (Reseda luteola). que tiñe naturalmente como el amarillo de la lana (es la misma), y aquí el proceso: Se aplastan en un mortero y se pasan a través de un cedazo fino, se le muele de nuevo y se le hace pasar a través de un tamiz fino: y lo que no pasa se le vuelve a moler.

(88) El polvo, se pone en cacerolas y potes a macerar con vinagre, de modo que todas las durezas se disuelvan. se muele y se lava de nuevo en jarrones y se deja secar. Se enciende entonces tiñendo de chrysocolla, con alumbre de schisto (XXXV, 186y la hierba dicha, se machaca antes de que pinte. Es importante que sea absorbente, y fácil de manipular. De hecho, si no da color, se añade scytanum y turbistum, que es el nombre dado a las sustancias que le obligan a absorber el pigmento.

(89) XXVII. Y este es el color que los pintores llaman orobitis. Se distinguen dos tipos: el amarillo, que se conserva en polvo y otro líquido que está disuelto. Ambas especies se producen en Chipre. El más estimado está en Armenia, el segundo en Macedonia, pero es España quien proporciona la mayoría. Esta, tiene un matiz de hierba de trigo verde.

(90) Ya hemos visto la muestra con Nerón, en el circo con un campo de arena de chrysocolla, cuando el emperador, vestido con una tela del mismo color, conduciendo un carro. Luego le imitaron una multitud de ignorantes que no distinguen chrysocolla en tres especies: el áspero, que está a 7 la libra, la media, que es de 5, y el llamado hierba molida, que vale 3. Antes de utilizar el primero, que es arenoso, se pone una capa de tratamiento y paraetonio (XXXV, 12 y 18),

(91) Tal como se hace y pega son duraderos y el color un poco más suave. El paraetonio es muy pringoso, y, debido a su viscosidad, muy tenaz, pero en primer lugar, se cubre con una capa de atramento (color negro) que impide que el paraetoniuo por su blancura, haga que el chrysocolla empalidezca. Se entiende que la chrysocolla lutea se llama por la hierba lutum (Reseda luteola), la cual triturada con color azul, se vende como el chrysocolla, de todos los chrysocollas es la peor y falaz engaño.

(92) XXVIII. También se utiliza chrysocolla en la medicina. Con la cera y el aceite, sirve para purgar heridas. Solo y en polvo, seca y endurece. En la angina de pecho y la ortopnea mezclada con miel. Ayuda a vomitar. Se lo pone en los ojos como colirio para borrar las cicatrices de los ojos. Y en parches verdes para aliviar el dolor y cicatrizar. A este chrysocolla, los médicos lo llaman acesim, que difiere de la orobitis.

(93) XXIX. Los orfebres también utilizan la chrysocolla para soldar el oro, y dicen que el nombre de chrysocolla, que dan a todas las sustacias viene de aquí. Estos lo mezclan con cardenillo chiprio, orina de niño, y nitro. Se muele con una mano de cobre en un mortero de cobre, y se le llama en latín Santerna a esta mezcla. Asli se suelda el Oro que llaman argentario y es la señal, lo reconocemos cuando brilla luego de añadirle la santerna. Por el contrario, los mezclado de oro y cobre, se embota y encoge, y apenas hace la soldadura: para ella o hay una soldadura especial, añadiendo a la mezcla que se ha descrito anteriormente para el oro, un séptimo de plata, todas molidas juntas.

(94) XXX. En este sentido reúno algunos hechos para presentar a la vez todas las maravillas de la naturaleza. Se suelda el oro como se ha dicho, el hierro por medio de la arcilla, el de cobre utilizando cadmia (óxido de cinc), el alumbre para las láminas, el plomo y el mármol con la resina, el plomo negro con el plomo blanco (XXXIV, 156), el plomo blanco con aceite, el estaño (XXXIV, 160) se usa también en las uniones de cobre, plata y estaño. La madera de pino es excelente para la fundición de cobre y el hierro, el papiro de Egipto se usa igual y para fundir el oro como la paja. la cal se enciende con el agua y la piedra de Tracia, esta última se apaga con aceite, el más ligero que el agua y el material que extingue el fuego se enciende mejor con vinagre, pez y huevo. La tierra no es combustible. El carbón quemado tiene mayor fuerza cuando se le enciende de nuevo.

(95) XXXI. (VI.) En cuanto a la plata, la segunda locura de los hombres. Se obtiene sólo en los pozos. Y no hay ninguna indicación de su existencia, este mineral no ofrece ningún brillo como el oro. Es una tierra a veces roja, a veces ceniza. No se puede derretir (XXXIV, 159sin la adición de plomo o galena negra (como se llama una vena de plomo, que la mayoría de las veces están cerca de la plata). Por la operación de quemarla, el plomo flota sobre la plata como el aceite sobre el agua.

(96) Casi en todas nuestras provincias se haya plata, pero la más hermosa es la de España. La plata está ahí, como el oro en las tierras baldías y montañosas. Siempre que nos encontramos con una veta, lo cierto es que otra no está muy lejos. Además, esta característica es evidente para todos los demás metales; y, probablemente, de ahí viene de la palabra griega para el metal. Cosa singular que los pozos abiertos en España por Annibal aún son explotados, y guardar los nombres de los que descubrieron el yacimiento. Uno de estos pozos,

(97) llamado aún Baebulo (Cartagonova posiblemente, o, las minas de Palazuelos en la antígua Cástulo, Jaen), que daban a Annibal 300 libras al día. En la montaña está escavada una zona ya de 1.500 pasos, y a través de este espacio, Los Aquitanos (¿?) trabajan día y noche, sabiendo de horas por el consumo de las luces, y sacan tanta agua que nacen a un río.

(98) La veta de plata encontrada primeramente se llamó crudaria. En una mina de plata luego se detenía la excavación tan pronto como se daba con una capa de alumbre y no se iba más allá. Pero luego que hemos encontrado recientemente luego del alumbre una veta de cobre, no hay ya más límites a las expectativas. Las exhalaciones de las minas de plata son mortales para todos los animales, especialmente perros. El oro y la plata cuanto más bando, más hermoso. Lo que es sorprendente es que las líneas con la plata son de color negro (XXXIII, 19, 3).

(99) XXXII. Se encuentran en la misma mina de la roca un licor eterno llamado argento vivo, o azogue. Se trata de un veneno de todas las cosas. Que corroe y rompe los vasos, a través de los cuales suda sus propiedades destructivas. Todos los materiales flotan en el azogue, excepto el oro, que es la única sustancia que se atrae a sí misma, y es excelente para purgar el oro: se agita enérgicamente en vasos de barro con este metal, y empuja a todas las impurezas que se mezclan. Una vez que han rechazado las inmundicias, este se separa del oro, por lo que se derrama en pieles puestas debajo, a través de las cuales suda, dejando el oro en toda su pureza.

(100) Por la misma propiedad, cuando el cobre se dora, mantiene con gran fuerza el pan de oro puesto debajo. Pero cuando la hoja es sutil o demasiado delgada, palidece como sombra de plata brillante y se reconoce el fraude. También aquellos que han practicado este fraude han sustituido el azogue de plata por la clara de huevo, y poco después por hidrargiro, discutido en su lugar (XXXIII, 64). Además, no se ha encontrado mucho azogue.

(101) XXXIII. En las minas de plata hay un material que puede ser llamado, en rigor, la espuma blanca. Es de color blanco, brillante, sin ser transparente, se llama Stimi , o Alabastro, o larbasin(¿Antimonio?). Existen dos tipos, un macho y una hembra. La hembra es más estimado, el macho es más áspero, más resistente, menos pesado, menos brillante y más arenoso, a diferencia de la hembra que es más brillante, frágil, se divide en las hojas, en lugar de glóbulos o terrones.

(102) XXXIV. Sus virtudes son: astringencia y refrigeración. Se utiliza principalmente para los ojos, y por ello lo llamaron por mayoría de platyophtalmon porque se usa en la preparación de calliblepharis para las mujeres, ya que dilata los ojos haciéndolos parecer más grandesse utiliza en polvo mezclado con el polvo de incienso y goma de mascar, para curar la Fluxion de los ojos, y para las úlceras de esos órganos y también se detiene la sangre que fluye en el cerebro. En en polvo, es muy eficaz contra las heridas recientes, y contra las mordeduras de perro viejo. Es bueno contra las quemaduras por el fuego, mezclado con grasa, escoria de plata, albayalde y cera.

(103) Para prepararlo, se queman emplastos, luego de haberlos rodeado con estiércol de buey, entonces se apaga con la leche de mujer, y se muele en un mortero con agua de lluvia. Y enturbiada se pasa a vasos de cobre, y se purifica con nitro. Se reconoce la marca que deja que es muy similar al plomo, y la parte que quedó al fondo del mortero se rechaza. Los vasos en los que fueron trasladados se dejan una noche cubiertos con tela. Al día siguiente lo que flota se derrama o se quita con una esponja.

(104) Los depósitos que se forman son considerados como la flor. Puesto en un lienzo se expone al sol, sin dejar que se seque completamente. Y una vez más se aplasta en un mortero, y se divide en pastillas. A lo largo de este operación, la clave está en saberlo quemar correctamente, a fin de que no cambie en plomo. Algunos de no utilizan el estiescol sino la grasa, otros lo aplastan en agua y luego del remojo de agua, lo colocan en un paño doblado en tres, y tiran los restos, y lo que corrió del lienzo lo transvasan con el líquido y recogiendo todo lo que asiente para utilizar en los parches y colirios.

(105) XXXV. La escoria de la plata es llamada por los griegos helcysma, y tiene propiedades astringentes y refrescantes del cuerpo, como el molibdeno, al que nos referimos hablando del plomo (XXXIV, 173), que se pone en los parches, especialmente para la curación de las heridas. Contra el tenesmo y disentería se pone con el aceite de mirto en clysteres (botellitas para perfume o medicina). La incorporan a las drogas llamadas Liparas (XXIII, 162), para las úlceras recrecidas, para las abrasiones, para las ulceraciones que manan en la cabeza.

(106) también se hace de los metales de las llamadas minas de espuma de plata. Hay tres tipos: la mejor la llamada Crisitis, Argiritis la segunda, la tercera Molibditis. La mayoría de las veces estos tres colores se dan en una misma masa. La más estimada es la Atica, y la de Hispania. La Crisitis se hace de la misma veta, y la Argiritis, con la plata: el Molibditis obtenidos por la fusión de plomo, que se trabaja en Pozzuoli, y de esta sustancia a tomado el nombre.

(107) Todas se hacen cociendo su material, y corriendo de una vasija a otra para luego quitarle las esquirlas de de hierro, exponiéndolas de nuevo a la llama para que quede ligera. Esta es una verdadera escoria de la materia fundida, como su nombre lo expresa espuma hirviente y futura materia. Se diferencia de la escoria tanto como la espuma es diferente de las heces: la una es una impureza del material que purifica,

(108) La otra lo es, de la que ya ha sido purificada. Hay que distinguir aún dos tipos de espuma, la que llaman scirerytida y la peumenen y hacer un tercer caso con la molibdena, de la que hablaremos en el plomo (XXXIV-173). Para utilizar la espuma debe ser recocida, y por esta segunda cocción las tabletas aplastadas se las deja del tamaño de un anillo, se la inflama, hasta que cuece con los fuelles; entonces, para eliminar los carbones y cenizas, se lava con vinagre o vino, con la que apaga al mismo tiempo. Si es Argiritis para dejarla blanca se la aplasta en pedazos del tamaño de un grano, y se cuece en un vaso de tierra con agua, después de haber puesto en un paño blanco con trigo y cebada que se dejan hasta que se purgan.

(109) Entonces es aplastada en morteros durante seis días y la cuelan con agua fría tres veces al día, y al final con agua caliente y sal de roca, a una dosis de un óbolo de sal por una libra de espuma. En el último día se guarda en un vaso de plomo. Otros la cocinan con judías blancas y en tisana la dejan secar al sol, algunos con lana blanca y judías, hasta que se ponga negra la lana: Luego le añaden la sal, y cambiando el agua de vez en cuando, luego la secan durante los cuarenta días del caluroso verano. Hay quienes la cuecen en agua metida en un vientre de cerdo, y luego la refriegan con nitro, y, siguiendo el método anterior, la muelen en un mortero con sal; otros sin cocer la muelen con la sal y la lavan luego con agua.

(110) Se utiliza como colirio en el ojo, y con linimento, para borrar en las mujeres las feas manchas y cicatrices, y para lavar el cabello. Propiedades: Reseca, emoliente, refrigeración, templa, purgante, rellena las úlceras y ablanda los tumores, Se incorpora en los parches para ese uso, así como emplastos y Liparis ya dichos. Con ruda arrayan y vinagre, cura la erisipela, y con bayas de mirto y cera, cura los sabañones de los pies.

(111) XXXVI. (Capítulo VII.del Minio o bermellón) También se encuentra en las minas de plata el minio, actualmente de gran estima, incluso antiguamente entre los Romanos, no sólo el más valorado de todos, sino incluso utilizado para fines sagrados. Verrio (Marco Verrio Flaco) da relación de autores cuyo testimonio tiene crédito, y dicen que, en día de fiesta pintaban la cara con minio de la estatua de Júpiter (XXXV, 157) y los cuerpos de los ganadores.

(112) por haber triunfado de esta suerte Camilo (Marco Furio Camilo), y por eso ya esta en los mismos motivos religiosos y todavía es utilizado para el color de los perfumes en la cena triunfal, y una de las primeras tareas de los censores es, encargar a un contratista para pintar la estatua de Júpiter de bermellón. No puedo explicar bien la razón de ese uso, pero es un hecho que el minio es buscado incluso por los etíopes, y que los hombres principales colorean todo su cuerpo, y que es el color que le dan a las estatuas de los dioses. Prometo buscar sobre este detalle.

(113) XXXVII. Teofrasto informa que noventa años antes del Magistrado Praxibulo de Atenas (figura como arconte en el 315 adc.), que corresponde al año de Roma 349, el minio fue descubierto por el ateniense Callias, que inicialmente esperaba obtener oro de la arena roja de las minas de plata, y este fue el origen de los minio.

(114) y que en su tiempo ya existía en España, pero duro y arenoso, y también se encuentra en Colchos, en algunas rocas inaccesibles, que lo hicieron caer los tiradores, pero se trataba de un falso mínimo, que el mejor vino de los campos cilbianos (V, 120), en la parte superior de Efeso, y que la arena es de color escarlata, que se muele la arena, y reducida a polvo se lava y que deja depositado se lava por segunda vez, y esta es la diferencia que existe en la preparación, con un solo lavado, o por varios otros, y que el mejor es el mínimo que ha sufrido más de un lavado.

(115) XXXVIII. Era el color más popular, la tierra roja en los tiempos de la guerra de Troya. Homero, informó de que los barcos estaban decorados de esta manera (Iliada II, 631), quien habló poco de pintura y cosméticos. Los griegos llamaban Miltos al minio y algunos cinabrio. De donde informaron erróneamente (XXIX, 25):

(116) no hay confusión con la sustancia llamada por los indios cinabrio, y es la sangre de dragón aplastado por el peso de un elefante al morir, mezclada la sangre de ambos animales, como dijimos (VIII, 34). Este es el único color que queda perfecto para pintar la sangre. En la India se encuentra un excelente cinabrio para los antídotos y los medicamentos, pero los médicos con el pretexto de llamarlo cinabrio lo sustituyen por el minio, que es un veneno, como se dice poco después ((XXXIII, 124).

(117) XXXIX. Con el cinabrio se pintaban esos cuadros en un solo color que se llama hoy monocromos (XXXV,15).También pintaron con el bermellón de Éfeso, pero fue abandonado debido a la atención requerida en su preparación y el mantenimiento de dichas tablas. A ambos se los tiene por demasiado ásperos. Los pintores empezaron a usar tierra roja, y el Sinope, que hablar en lugar (XXXV-31 ss.). Se falsifica el cinabrio con la sangre de cabras y serbas (fruto del serval) trituradas. La verdadera cuesta 50 sestercios la libra.

(118) XL. De acuerdo a Juba, el minio también se produce en Carmania, de acuerdo a Timógenes, en Etiopía también: pero Roma, no recibe de estas dos regiones, y apenas de otras partes solo se presenta la de Hispania. El más famoso color rojo proviene de la Sisapon (Pedanía de Biembenida, en Almodobar del Campo, Ciudad Real) en el territorio de la Bética, esta riqueza es parte del Estado. Nada se mantiene con más cuidado por la renta que da: que no es posible refinarlo: que es enviado a Roma, el peso de unas 10.000 libras por año. La ley ha fijado el precio de venta para que no sea demasiado caro. Este precio es de 70 sestercios por libra. Pero es falso de varias maneras, dando grandes beneficios a la empresa operadora.

(119) De hecho, hay otro tipo de rojo que se encuentra en casi todas las minas de plata, y en las de plomo. Se obtiene por calcinación de rocas encontradas en las venas: no es la piedra que llamamos el de azogue de Plata (99), ya que se usa en la quema de plata, pero se encuentran con la misma. Y también en piedras estériles de plomo, que tiene y se reconoce su color y no rosean sino en el horno. Se las calcina muelen y se hacen polvo. Y este es el bermellón segundo, conocido de muy pocas personas, y muy por debajo de los nativos de arena del que hemos hablado.

(120) Con esta segunda especie se falsifica el verdadero mínimo en las minas de los socios. También se falsifica el syricum. Lo vamos a decir en su lugar (XXXV, 40) Pero el bermellón está bañado por debajo del minio con una capa de syricum, por el alto precio. El minio puede tener también otra forma de robo: Los pintores lavan de vez en cuando los pinceles con esta sustancia, el mínimo se deposita en la parte inferior, con el fin de dar ganancia al ladrón.

(121) El verdadero minio debe tener un escarlata brillante. La segunda calidad aplicado las paredes se deja dañar por la humedad, que aparece como un moho de metal oxidado. En las minas de Sisapon las vetas se cuecen compuestos de plomo y sin plata, que se cocina como oro rojo. Tocado con el oro rojo incandescente: el adulterado se forja negro, mientras que el color de verdad no se ve alterado. También me parece que lo adulteran con cal, y si no se puede recocer con el oro siempre podemos ver el fraude por un proceso similar usando una hoja de hierro calentado al blanco.

(122) Esta Pintura, la daña el sol y la luna. Para preservarla una vez seca, se aplica con un pincel sobre una capa de cera púnica fundida en aceite muy caliente con carbones encendidos, y luego se refriega con velas, y se bruñe y lustra con trapos, como un mármol al que queremos hacer brillar. Los que muelen el rojo en las oficinas se ponen unas vejigas blandas y delgadas, que, al mismo tiempo que les permite ver a través de, sin aspirar el polvo mortal. El mínimo es también utilizado por los escribas en los libros, que hacen las letras más claras, o en el oro, o el mármol, y se utiliza incluso para las tumbas.

(123) XLI. (VIII.) La industria ha encontrado la manera de sacar del segundo mínimo el hidrargiro, en lugar del azogue. Anteriormente reservamos de hablar de ello. El hidrargiro se prepara de dos maneras: triturando el minio con vinagre y cobre en morteros de cobre, o el mínimo que reunimos en un jarrón de hierro encerrado con un vaso y tierra arcillosa en las junturas y luego se enciende el fuego bajo la olla y se empuja el fuego con fuelles, y finalmente se recibe el producto en vaso, que es similar a la plata por color, y el agua por la liquidez. hidrargiro fácilmente divide en gotas, y se escapan como humor líquido.

(124) Es conocido como un veneno, y por lo tanto, lo veo uso imprudente en los medicamentos de recetas donde se introduce en minio. Quizás la única excepción de aplicado en linimiento en la cabeza o estómago, para restañar, pero se debe tener cuidado de que nada penetra en las entrañas y no toque la herida, en cualquier otro caso, no recomiendo su uso.

(125) XLII. Hoy en día se dora la plata utilizando solamente el hidrargiro, y debemos utilizar lo mismo en el dorado de cobre, pero el fraude, es ingenioso en todas las partes de la industria, han dado con un sustituto más barato, tal como hemos dicho (100).

(126) XLIII. Sobre el oro y la plata, se acompaña una piedra que se llama coticula. Anteriormente, según Teofrasto, sólo la había en el río Tmolo hoy se encuentra en todas partes. Que algunos la llaman la heraclida, otros Lidia. Se presenta en piezas de pequeño tamaño, que no exceden de cuatro pulgadas de largo y dos de ancho. El lado que recibió los rayos del sol es mejor que estaba en la tierra. Los expertos, cuando frotan con la piedra diestros en este arte, con el mineral de romper algunas parcelas, y dicen pronto si este mineral contiene oro, plata o cobre, y con un escrúpulo de diferencia, y este maravilloso evento es infalible.

(127) XLIV. Hay dos tipos de plata: si un montón de plata colocado en una pala de hierro, luego de calentada al blanco sigue siendo blanco, el metal es bueno, si se convierte en rojo, es menor, y si resulta negro, es que no vale nada. Sin embargo, el fraude ha encontrado aún una manera de hacer la carrera incierta: si se ponen la pala de hierro en la orina del hombre la absorbe, y da un blanco falso. Otra prueba la plata pulida, el aliento del hombre con la plata de ley se disipa rápidamente.

(128) XLV. (IX.) Se creía que solo de la plata pura se era capaz de poder hacerse en láminas y de convertirse en espejo; los largos esfuerzos del fraude lo han derrotado, porque ahora se sabe que falsifican espejos. Ciertamente se trata de una única propiedad en el metal para reflejarnos, propiedad típicamente asociados con el impacto de aire reflejado a los ojos. Por la misma propiedad, se refleja con un frecuente pulido y con un bajo espesor, y si se han convertido en un poco cóncavo, desproporcionadamente amplía las imágenes: tanto importa que la diferencia sea en el espejo de recibir concentrando las imágenes o despedirlas.

(129) Hay más: se hacen recortes en los vasos en cuyo interior se tallan rostros que hacen como espejos, de modo que una sola persona viendo, le aparece un pueblo de tantas imágenes. Se pensaron también espejos que dan imágenes monstruoso, como los consagrados en el templo de Esmirna. Esto sucede por la configuración de la materia, y el resultado es muy diferente, siendo cóncavo y a manera de vasos o escudo en forma de Tracia, en función de si el medio está hundido o relevado, y en función de si los planos están transversales u oblicuos, horizontal o vertical en la configuración de espejo que recibe la sombra para someter los cambios pertinente.

(130) Porque la imagen no es más que la sombra que refleja a partir de la claridad del material que recibe. Para terminar aquí con los espejos, añadir que según los antepasados nuestros, los mejores eran los de Brindisi (en el tacón de Italia), que estaban hechos por una mezcla de estaño y cobre. A continuación, se los eligió de plata : Pasiteles (de Nápoles) los hizo por primera vez en tiempos del gran Pompeyo Magno. Más recientemente se cree que dan más realidad a la imagen y nitidez mediante la aplicación en la parte de atrás de una hoja de oro.

(131) XLVI. En Egipto usan la plata para ver a su dios Anubis en los jarrones, y en vez de tallar el metal, lo pintan. Lo usan incluso en los triunfos de las estatuas y, hacen crecer el brillo de la plata que la hace más cara. Este pigmento se compone de la siguiente manera: Se mezcla con la plata un tercio de cobre de Chipre muy fino, llamado coronario, y tanta cantidad de azufre como de plata brillante. Se cuece en un vaso de tierra cerrado con arcilla y la cocción se completa cuando la tapa se separa por sí misma. También se oscurece la plata con una yema de huevo duro Sin embargo, este color se va con la greda y el vinagre.

(132) (Marco) Antonio en el triunvirato añadió al denario aleación de hierro. Y también lo puso en la composición de la falsificación de moneda de cobre. Otros reducen aún más el peso siendo la norma sellar 84 denarios por libra. El fraude hizo arte probando los fondos. La ley fue tan agradable a la gente, que cada distrito hizo una estatua dedicada a Marius Gratidianus (irónico, ya que fue desmenbrado por Sila). Cosa extraña es que en el arte de la moneda únicamente se estudia el vicio de la falsificación; y se contemple como una muestra el falso denario, y una pieza falsa cuesta muchos denarios buenos.

(133) XLVII. (X) No había entre los antiguos un número más allá de cien mil, por lo que existen múltiplos de cien mil, y se dice diez veces cien mil, o más. Esto fue debido a la renta del dinero, y entonces también la expresión aes alienum (deuda), que nos sirven. Posterior llegaron los apodos de las riquezas, Divites, pero es de destacar que la primera que ha recibido este apodo debido a su quiebra, los acreedores.

(134) Marco Crasso, de la misma familia, dijo que no era un hombre rico. Que no podía mantener una legión de las rentas de cada año. Tenía dos mil millones de sestercios en tierras, el más rico de los romanos después de Sila. No era suficiente para él, tenía sed del oro Parto, y es cierto que se llevó el primer lugar en la memoria de la riqueza, sin embargo (habría que estigmatizar este placer de codicia insaciable) hemos visto, más tarde, servidores liberados más opulentos, tres por ejemplo, en el principado de Claudio: Pallamte, Calliste y Narciso.

(135) Pero dejemos de tratar de estos amos del imperio, y hablamos de Cayo Cecilio Claudio Isidoro, que en virtud del Consulado de Gayo Asinius Gallo y Gayo Marco Censorino (8 dc.), el 6 de la Calendas de febrero ( 27 de Enero), escribió su testamento, donde dice que, a pesar de haber perdido gran parte por la guerra civil, sin embargo le quedaban 4.116 esclavos, 3.600 parejas de bueyes, 257.000 cabezas de otros tipos de ganado, y dinero en efectivo: 60 millones de sestercios. Ordenó que 1.100.000 sestercios fueran gastados en su funeral.

(136) Habría que añadir a estas inmensas riquezas a Ptolomeo, que, según Varro, mientras que Pompeyo guerreaba en Judea, mantuvo a su cargo ocho mil hombres a caballo, y le dio un almuerzo con mil convidados, donde había tantos cuencos de oro, y en el que se mudaba cada plato de comida y que parte son estas riquezas (porque no estoy hablando de los reyes).

(137) Phitio de Bitinia, quien dio a Darío el famoso plátano de oro y la vid, y que dio de comer a las tropas de Jerjes, es decir, 788.000 hombres, y prometió darles paga y el trigo por un período de cinco meses, a condición de que de sus cinco hijos, que formaban parte de la liquidación, por lo menos uno se lo dejaran para su vejez. Y en comparación con el rey Creso, ¡Qué triste demencia, codiciar el cambiarse de esclavo!, O no ha tenido fin aún el deseo en los reyes!

(138) XLVIII. El pueblo esparció moneda en Roma en el Consulado de Spurio Postumius y Quinto Marcio (186 adc.): tanta era tan abundancia que los dio a Lucio Scipion para celebrar juegos. En cuanto a la contribución de unos sextantes para el funeral de Agripa Menenio, no fue una largueza, sino todo un honor y una necesidad a causa de la pobreza de este personaje.

(139) XLIX. (XI.) Los gustos son singularmente inconstantes haciendo variar el ingenio en los jarrones de plata. Que no hay taller de moda que dure mucho tiempo, a veces queremos jarrones Furnianos, a veces los Clodianos, a veces los Gracianos: de ahí el nombre que han tomado en nuestras mesas. Ahora Queremos jarrones anaglyptos tallados en relieve y que en torno llevan unas líneas de pintura.

(140) Hay más, ya tenemos las mesas con repositorio para los platos, que no sirven para los alimentos. Hay que ver lo que la lima de la cocina se lleva de plata. Calvus el orador, se queja de que las ollas de la cocina sean de plata, pero hemos cincelado esculpidos de plata nuestros carros, y en nuestro tiempo, Popea, esposa de Nerón, tuvo la idea de poner herraduras de oro a sus jumentos favoritos.

(141) Escipión el Africano el menor, dejo a su heredero treinta y dos libras de peso en plata, que en su triunfo de los cartagineses entregó 4.370 libras. La totalidad de la plata que había en Cartago, la rival de Roma para el imperio del mundo, que esta ahora forma parte de las mesas de los romanos. Después de la destrucción de Numancia el mismo Escipión el Africano dió a sus soldados 17.000 libras, el día de su triunfo, la generosidad de los fondos en septiembre por cabeza. O dignos guerreros de tal general, ya que se dieron por satisfechos. Alobrógico su hermano, (sobrino ya que es hijo de su hermano mayor: Quinto Fabio Máximo Emilianofue el primero que tuvo mil libras de plata. Sin embargo, Livio Druso (91 adc.), en su Tribunato de la plebe, tenía diez mil.

(142) Un viejo que había triunfado, fue señalado por los censores porque tenía cinco libras, lo que hoy parece una fábula. Parece también fabuloso que Aelio Cato, cónsul (¿Sextus Aelius Paetus Catus 198 adc.?no está en consonancia con su suegro, aunque cabría la posibilidad de la mujer ser Emilia III), visitado de los embajadores etolios, que lo encontraron comiendo en platos de barro, se negó a recibir los platos de plata que le enviaron, y que se sirvió hasta el final de su vida con solo dos copas de este metal, pero se los dio en recompensa por su valor Lucio Paulo, su suegro, después de la derrota del Rey Perseo (169 adc.).

(143) Leemos que los embajadores Cartagineses dicen no haber visto en ninguna parte como viven en mutua amabilidad en Roma, donde habían cenado todos con un mismo vaso de plata. Pero hoy en día (y esto es a mi conocimiento) el hijo de un caballero romano de Arlés, un hombre de una familia de Hércules, Pompeius Paulinus fue echado del ejercito porque tenía doce libras de plata, luego de haber combatido en una guerra en contra de las más salvajes naciones.

(144) LI. Hace mucho tiempo que se usa cubrir de plata las camas de las mujeres y triclinios. Carvilio Polio (IX, 39), caballero romano, se dice que es el primero que adornó con plata el triclinium pero no para cubrirlas de placas o darles la forma de Delos, sino para darle forma púnica. También hizo lo mismo con el oro. Poco después llegaron los triclinios de plata en forma de Delos. El guerra civil de Sila expió todas estas mejoras.

(145) LII. Poco antes de la guerra, los platos de plata eran de cien libras de peso, de los cuales hubo más de 150 en Roma y por esta lujuria, muchos ciudadanos fueron desterrados con engaño por los que las deseaban. Es una vergüenza para nuestros anales que estos defectos sean contados entre las causas de la guerra civil. Nuestro siglo lo ha ha hecho mejor: bajo el principado de Claudio, su esclavo Drusilianus llamado Rotundo, intendente de Hispania Citerior, tenía un plato de plata de cincuenta libras de peso. Para hacerlo, un taller fue construido con ese fin. Este plato fue acompañado de otros ocho, cada uno de un peso de doscientas cincuenta libras. Me pregunto, ¿Para que los llevasen muchos esclavos? o ¿Por los que cenaban en ellos? (podemos sospechar de la ironía que Rotundo era sinonimia de bastante grueso de cuerpo)

(146) Cornelio Nepos informó de que antes de la victoria de Sila, en Roma había dos triclinium de plata. Fenestella, que murió el año último del reinado de Tiberio (37 dc.pero una incripción en Cuma que podría ser suya dice 19 dc.), dice que vio el auge de plata chapada en los aparadores o repositorio añade que al poco se comenzaron a poner bóvedas y artesanados, y aparecieron aproximadamente al mismo tiempo, justo antes de que fueran de madera, redondos, macizos, y apenas superaban en tamaño a las mesas, que de niño comenzaron a ser cuadradas, con las partes encajadas, y recubierta con acre o Cedro (XIII, 92), a continuación, engarzadas de plata en los ángulos y líneas de unión, por último, en su juventud, se llamaban campanas, balanzas, y platos que llamaban los antiguos Magidas.

(147) LIII. Pero no es sólo la cantidad de plata que se usa en la vida, pero es posible que el labrarlo aún sea más caro mano de obra y esto ya es antiguo, para que tengar que pedir aprobación los de nuestra época. Cayo Graco pagó por unos delfines 5.000 sestercios la Libra. Lucio Craso el orador, compró dos scyphos de un artífice llamado Mentor en 100,000 sestercios, y con vergüenza confesó que nunca se había atrevido a hacer usos de ello. Sabemos que el mismo pagó copas a 6.000 sestercios la Libra.

(148) La conquista de Asia implicó el lujo en Italia. De hecho, Lucio Escipión en su triunfo trajo 450.000 libras de de plata grabada y 400 en vasos de oro, año de Roma 565 (188 adc.). De nuevo Asia golpeó los modales groseros, e inútil la herencia de Attalo.

(149) que hizo perder en Roma la vergüenza de comprar en almonedas de reyes, el legado de este príncipe. . Era el año 622, y durante los 57 años siguientes la ciudad fue educada para admirar, y el amor a la riqueza De las relaciones exteriores en moralidad también recibió un violento choque por la conquista de Acaya, también por estos tiempos, el año de Roma 608 (146 adc.) , llevando para que nada falte, estatuas y pinturas.

(150) Al mismo tiempo que la destrucción de Cartago llegó la lujuria, y por una fatal coincidencia, hemos abrazado el vicio y el lujo. Algunos de los viejos incluso quedaron tentados por el lujo y Cayo Marius, después de su victoria sobre los cimbrios, pero dijeron que bebía a cántaro, como Baco, Marius, Arpinum el campesino, soldado de manipulo (unidad militar de 160 soldados) del Emperador.

(151) LIV. (XII.)Se engañan quienes creen que las estatuas de plata se hicieron por primera vez en honor del divino Augusto, puefs en un momento de adulación y falsa estima. En el gran triunfo de Pompeyo Magno, se mostró una estatua de plata del rey Farnace, primer rey del Ponto, también una de Mitrídates Eupator, y carros de oro y plata.

(152) La plata sustituye a veces al oro, y cuando por el lujo de las mujeres plebeyas ponen hebillas de oro en sus zapatos, estándoles vedado por costumbre. (40). Vimos a Arellius Fuscus, que fue retirado de la orden ecuestre por insigne calumnia, Porque en una fiesta de jóvenes de escuela, le han visto llevar anillos de plata. Pero, ¿por qué recoger estos hechos?, mientras que los soldados, ya creen el marfil en la empuñadura es un fastidio, persiguiendo tener su espada cincelada de plata, y se los oye la sacudiendo las vainas, las pretinas, o tahalíes de plata haciendo ruido con sus clavos, mientras que guárdense de los pupilajes y tengan continencia de plata los maestros en los mancebos, siendo que las mujeres desprecian cualquier baño y asiento que no sea de plata, mientras, ¿la misma materia se usa para las comidas y la prácticas de lo más vil?.

(153) ¡Oh! Fabricius si vieras donde esta el lujo en los baños y las mujeres, donde nadan con los hombres, que están pavimentados de plata, de modo que no hay lugar donde poner el pie! Fabricius, digo, que no querían un general del ejército que tuviera más de una taza de plata y un salero! ¡Oh! si viera los beneficios y el valor de estos objetos, en que están transformados en estos objetos! Estas son las buenas costumbres de este siglo: que ya nos sonrojan las de Fabricius.

(154) LV. Cosa singular que labrando el oro no ha habido persona destacada, pero la plata ha ilustrado muchos artistas. Sin embargo, el más famoso escultor de plata, Mentor, que hemos dicho anteriormente (VII, 127); dicen que solo hizo 4 cosas iguales de perfectas, y se dice que han perecido todas en el incendio del templo de Diana Efesia, o en el Capitolio.

(155) Varro escribió que tenía un retrato de la mano de este artista. Los más admirados después fueron Acragante, Boethus y Mys. Vemos hoy piezas de todos estos artistas en la isla de Rodas, de Boethus en el templo de Minerva en Lidia, de Agracante en el templo de Baco en Rodas, en tazas esculpidas están representadas las ninfas y los centauros; de Mys, en el mismo templo, un Sileno y Cupido ; De Acragante, un relieve de caza que es muy reconocido en las tazas.

(156) Después de ellos se celebra Calamis, Antípatro, y Stratonicus de quien dijeron, que bien había tallado un satiro dormido en un jarrón. Luego Cyzicenus Taurisco, Ariston y Eunicus ambos de Mitilene, y Hecateo, y en el tiempo de Pompeyo Magno, Pasiteles, Posidonio de Éfeso, Ledo Straciate, que esculpió batallas y guerreros; Zopiro, que representa el Areópago y el juicio de Orestes en dos tazas estimadas en 12,000 sestercios. Más tarde vino Piteas, a quien por dos uncias le pagaron 10.000 sestercios, esmaltado en una pieza, representando cuando roban el Paladio Ulises y Diomedes.

(157) Asimismo, grabó en tazas pequeñas escenas de unos cocineros llamados magiriscios, pero tan fácil de daños a causa de su delicadeza, que no era siquiera posible hacer copias. Teucer Crustario también tuvo fama. Pero de repente, el arte este se perdó, Ya solo se estiman cosas antiguas, con tan desgastadas labores que ya no se diferencian las figuras.

(158) La plata se altera por el contacto de agua mineral e incluso por los vientos marinos, como en las costas mediterráneas de Hispania.

(159) LVI. En las minas de plata y oro nacen, dos pigmentos, el azul y el Sil. El Sil estrictamente hablando, es un limo y el mejor, conocido como ático, cuesta 2 denarios la libra. Luego, el de mármol, que cuesta la mitad que el ático.

(159) El tercer caso es el preso que llaman scirico, ya que proviene de la isla de Scyros. Hay, finalmente, el de Acaya, que los pintores emplean para las sombras, que se vende a dos sestercios la libra. Se vende a 2 dipondios menos el lúcido que llaman, y que proviene de la Galia. Se emplea este último, como el ático, para dar claridad. Para los armarios (XXXV, 12 y 32se usa el marmoreo porque el mármol resiste la amargura de la cal. También se extrae de las montañas a veinte millas de Roma. Calcinado y preparado lo llaman preso quienes lo adulteran, pero reconocemos que es falso calcinada en amargura, y que se desmorona en polvo.

(160) Polygnotus y Micon, fueron los primeros en primeros en pintar con el sil, pero sólo el ático. La siguiente edad lo usó solo para los claros y se aplica a las sombras scyrico y lidio. El lidio se compraba a los Sardos pero ahora ya no está en uso.

(161)LVII. (XIII.) Azul es una de arena. Anteriormente hemos distinguido tres especies: la egipcia, el que prefiere la mayoría, el escita, que es fácilmente diluido, y molido da cuatro colores, más claro, más oscuro, uno más grueso, y otro más tenue; El Cíprio, por último, que ahora prefieren a este último. Desde entonces, Se añade a estos el azul de Pozzuoli y el Hispánico, que se empezó a fabricar como arena. Todos a través de la azul tintura, y debe su color a la hierba cocida, que se bebe su zumo. Los demás, el tratamiento es el mismo que para la chrysocolla (86).

(162) El azul que llaman lomentum: se refina moliéndolo y lavándolo. El lomentum es más claro, lo venden a 20 la libra, el azul a 18. Se utiliza con la creta porque no sufre la cal. El Vestoriano azul lleva el nombre del inventor, es un descubrimiento reciente. Se hace con lo más fino de color azul egipcio, y el precio es de 11 denarios por libra. El azul Pozzuoli se usa para lo mismo, y para las ventanas se llama Cylon.

(163) No hace mucho tiempo empezamos a hacer en Roma el azul Indiano (XXXV, 46); que se vende a 17 la libra. Los pintores lo utilizan en las hendiduras, es decir, para separar la sombra de la luz. Hay todavía un lomentum de muy baja calidad, llamado por algunos trito que se vende a 5 ases. El Azul es bueno si arde en las brasas. Por fraude de azul, se hierve en agua violetas secas, y se exprime el jugo a través de un lienzo, y se pone en greda de Eretria. En medicina el azul tiene la propiedad de purgar las heridas; por eso se incorpora a los emplastos y en los cáusticos, se muele con mucha dificultad.

(164) El sil es ligeramente amargo y astringente, y cura las úlceras. Se quema en vasos de tierra si queremos que aproveche. El precio que he indicado hasta la fecha varía, no ignoramos que, en función del lugar, y que cambian casi cada año, según las condiciones de navegación, o la cantidad comprada, o el aumento causado por algún poderoso acaparador. Demetrio durante el reinado de Nerón, fue acusado por todos los drogueros ante los cónsules. Por lo que fue necesario poner el precio más común en Roma, para dar una idea del valor con autoridad de las cosas.

 

http://www.historia-del-arte-erotico.com/Plinio_el_viejo/libro34.htm

 

TRATADO DEL COBRE

LIBRO XXXIV

item, de las estatuas de bronce y otros metales, hierro y plomo, estaño..

1 [1] Continuando digamos sobre el cobre, del metal colocado en tercer lugar en el valor y uso. Aunque el latón de Corinto que supera a la plata, y pronto será, más que el oro mismo. El cobre también está consagrado para las monedas, como hemos dicho. Por lo tanto las expresiones “aera militum” (paga de los soldados), “tribuni aerarii” (erario de los tribunos), “aerarium” (tesoro público), “obaerati” (deudores), “aere diruti.” (los soldados que pierden sus salarios por castigo). Ya Hemos indicado que antiguamente los romanos usaban el cobre como la única moneda de cambio. Además, otro testimonio de la estimación de este metal contemporáneo a la antigua Roma, es el tercer colegio de fundidores del cobre establecido por el rey Numa.

(2)II. [1] Cavado en la veta de este metal como se dijo, el mineral se somete a la acción del fuego. El cobre se obtiene también a partir de una escoria llamada cadmean (XXXIV, 22). Es celebrado en Asia. Y antiguamente lo fue en Campania, que ha dado importancia a el de cobre en el territorio de Bérgamo, en la punta de Italia. Se dice que recientemente se ha encontrado en la provincia de Germania. (II.) También se da de la piedra chalcites (cobre natural o calcopirita), en Chipre, donde se descubrió el cobre. Pronto el cobre de Chipre cayó en descrédito, porque fue encontrado por los supervisores de otros países, especialmente aurichalco (latón dorado), que ha sido durante mucho tiempo el mejor y más productivo. Hace muchos años que no se da aurichalco de la tierra, está agotado.

(3)[2] Después de estos uno de los mejores cobres se daba en Sallustianum, en la tierra de los Ceuntrones, en los Alpes, que no duró mucho, y fue reemplazado por el cobre Liviano en la Galia. Ambos fueron llamados como los propietarios de la mina: el primero, Salustio, amigo de Augusto, el segundo luego de la esposa de este príncipe.

(4) Cobre Liviano del que se haya poco. Ahora todos prefieren el cobre Marianum (propiedad de Sexto Mario), también conocido como cobre de Córdoba, Después del Liviano es uno de los que absorbe mejor la cadmia, e imita el orichalco en los sestercios dupondiarisque, con excelente calidadlos Ases siguen contentos con el cobre de Chipre, que hasta ahora dura su nobleza natural de cobre.

(5)III. [1] Las otras especies son artificiales. Me referiré a ellos en su lugar, Indicando en primer lugar, la más famosa cuando el cobre se mezcla con el oro y la plata, los antiguos lo hacían confusamente pero el trabajo era más valioso. Hoy en día no podemos decir cual está más bajo si el arte o la materia, Cosa singular! mientras que el precio de las obras no para de subir, la dignidad del arte está destruida. Y de hecho, se empieza a practicar, como todo lo demás por dinero, en vez de por ganar la gloria en el arte, y una vez ejercida no sólo por la gloria, sino por que pareciera obra de los mismos dioses, mientras que incluso los jefes de las naciones buscan la gloria de esta manera. El proceso para fundir el bronce fue tan precioso que se perdió hace mucho tiempo que incluso la fortuna perdió lo que el arte siempre dio.

(6)[2] De este renombre en la antigüedad, era el de Corinto el más querido y la posibilidad de estudiar la aleación con el incendio que siguió a la toma de esa ciudad ardió. La pasión de muchas personas por el bronce fue sorprendente porque se informa de que la única causa por la que Marco Antonio desterró en Verres a Cicerón había sido por que se negó a entregar sus bronces de Corinto. Para mí, creo que la mayoría saben como lograr bronce de Corinto pero para distinguirse a sí mismos creyendo haber cola más sutil, principalmente no oyen a otros y no prueban en pocas palabras.

[3] Corinto fue tomada siendo el tercer año de la 158ª Olimpiada (para cronología olímpica año 1=195 olimpiada; aprox 146 adc.), año de Roma 608, pero desde más de un siglo antes no tenían famosos artífices haciendo estatuas que hoy en día todas las estatuas son conocidos como bronce de Corinto. Por lo tanto, pondremos las fechas de los artistas, y, a través de la correspondencia que he indicado, será fácil que pasar años de los Juegos Olímpicos, a los de nuestra Roma. Hay realmente bronce corintio en platos que han transformado sutilmente los artesanos, algunos candelabros y, a veces, en tazas sin ninguna limpieza.

[4] Hay tres clases de bronce de Corinto: blanco, acercándose bastante al brillo de la plata, porque la proporción de este metal está dominando, el segundo cuando tiene el color amarillo del oro, y el tercero, en el que los tres metales están ligados.. Es todavía un cuarto tipo de bronce, aunque la mano del hombre hace la aleación, la riqueza es también una parte de la fortuna: este de bronce, precioso por las diferentes estatuas, tiene un matiz de hígado, y por ello fue llamado hepatizon; muy diferente al bronce de Corinto, al que gana, sin embargo antes están, los de Egina y Delos, que se celebraron los primeros largo tiempo.

IV. [1] El más notorio en la antigüedad era el de Delos. Porque venían a sus fiestas de todas las partes y a su mercado, donde los fabricantes hacian pies para la cama y para apoyar las mesas. Fue allí que por primera vez fueron populares y, a continuación, se levantaron las estatuas de dioses y efigies de hombres y animales.

V. [1] El bronce Aeginetico fue uno de los más reconocidos, la isla que no tiene cobre, pero se hizo famosa por las aleaciones preparadas en sus talleres. De aquí es un buey de bronce colocada hoy en el foro Boario en Roma. Puede servir de muestra para el bronce de Aegina. Una muestra de que se sabe de Delos, es el Júpiter Capitolino en el templo de Júpiter Tonante. Miron empleó este bronce, y Polykleitos el de Delos. Contemporáneos y compañeros, su rivalidad se extendía a los materiales que utilizaban.

VI. [1] En Aegina se trabajó específicamente la superficie de los candelabros, como en Tarento los astiles, compartido es el honor. No es vergüenza pedir por hacer un candelabro un precio igual al salario de un tribuno militar, candelabro, cuyo nombre es obviamente por las candelas de luz.

[2] Una de estos candelabros se cita como poco común: Gagania lo compró por 50.000 sestercios, En la ciudad hizo una gran suerte en parte gracias al candelabro el esclavo Clesippus, lavador de ropa de profesión, deforme y desagradable de ver, y que por ordenes de Theonis pregonero y para burla, el esclavo se desnudo, para hazmerreír de los invitados, y, a continuación, esta recibe una pasión desenfrenada de meterlo en su cama, y luego al poco después lo hizo heredero. Al verse convertido en inmensamente rico, reverencia Clesippus este candelabro como una deidad: y ya tenemos una nueva fábula en las historias sobre el bronce de Corinto, pero de las modas se vengó oportunamente y se hizo un magnífico mausoleo a su muerte, que se mantendrá para siempre en la parte superior de la tierra en recuerdo de la infame Gagania. Si por lo general se dan a estos candelabros el nombre de Corintios, celebrando, que se recuerda que Lucio Mummius ( XXXIII, 11) destruyó la ciudad, pero nos olvidamos que con su victoria desperdiciamos los bronces de muchas ciudades de Achaiae.

VII. [1] En las primeras puertas de los templos los umbrales eran de bronce. Encuento que Cneo Octavio, por el triunfo naval sobre Perseo (año de Roma 586), hizo un pórtico doble en el circo Flaminium, pórtico corintio llamado porque la parte superior de las columnas son de bronce. También consideró cubrir el templo de Vesta de bronce en Siracusa. También en bronce de Siracusa son las capitales de las columnas del Panteón colocados por Marco Agripa. La opulencia particular, también han utilizado este tipo de lujo. El cuestor Spurius Carvilius, entre otros cargos, acusa a Camilo de tener en su casa las puertas de bronce .

VIII. [1] En cuanto a los triclinios, mesas de comer y mesitas de un solo pie en bronce, es el primero en traerlas, escribe Lucio Pisón, Ceneo Manlium, después de su conquista de Asia. Durante el primero de sus triunfos, que tuvo lugar el año de Roma 567. Según Valerio Antia, L. Craso, heredero del orador L. Craso, vendió muchas de estas mesas hechas de bronce. Se fabricaron también las calderas de bronce llamadas trípodes délficos, porque la mayoría eran para las ofrendas a Apolo Délfico. El candelabro suspendido, ya sea con las luces como árboles frutales, también gustó en los templos. Así es el templo de Apolo Palatino, que Alejandro Magno respetó a la hora de tomar Tebas, y en que al mismo dios dedicó en la ciudad de Cyme

(15) IX. [1] Luego el Arte inicia de manera común a representar a los dioses. Creo que la primera estatua de bronce, hecha en Roma, es la de Ceres, y los costos fueron tomados de los bienes de Spurio Casio, quien, por aspirar a la realeza, fue muerto por su padre. De las estatuas de los dioses se dió paso a las estatuas de bronce y la representación de hombres de diversas maneras. Los antiguos las tintaban con el betún, que hace que sea aún más sorprendente entonces, es que gustaran cubrirlas de oro. No sé si el invento es romano, pero en Roma se las conoce desde siempre. No es que los hombres solían estar representados, sino algunos que merecían la inmortalidad por una deslumbrante acción. Esto fue inicialmente de las victorias en los juegos sagrados, y especialmente los Juegos Olímpicos. Allí era costumbre dedicar la estatua de todos los que habían ganado un premio.

[2] En cuanto a los que habían ganado tres veces, se erigió una estatua que era su retrato, y las estatuas de este tipo se llaman icónicas. No sé si los primeros que erigieron estatuas a expensas públicas fueron los atenienses, a los tiranicidas Harmodius y Aristogiton. (El asesinato de Hiparco de Atenas, 514 adc.) Se produjo el mismo año que los reyes fueron expulsados de Roma. Por honorable emulación, esta práctica fue más tarde adoptada universalmente. Las plazas municipales de todas las ciudades están adornadas con estatuas y la memoria de los personajes se ha perpetuado, y Se incluían los detalles de sus funciones y que la posteridad las lee sobre la base de sus estatuas, y no sólo en sus tumbas. Pronto en las casas y en el atrio se convirtió en el lugar donde los criados han de honrar a sus patronos.

(18) X. [1] Antiguamente las estatuas se dedicaron llevando toga y fue entonces el agradar de dedicarlas desnudas con su asta en la la mano, como las estatuas de efebos en los gimnasios, que se denominan Achilleas. La costumbre de los griegos no es para ocultar, al contrario. Al militar romano es la costumbre de ponerle una coraza, a la estatua del César que como dictador, se dejó dedicar en su foro una estatua con su lóriga. En cuanto a las estatuas que se hicieron a la manera nueva de Lupercorum, (con una piel de animal) son tan nuevas como las que se ha hecho usando una capa. Mancinus la instituyó vestido con lo mismo que llevaba cuando se rindió (Caius Hostilius Mancinus fue entregado desnudo a los numantinos).

(19)[2] Algunos autores han señalado que el poeta Lucio Accius poeta se puso en el templo de las Musas una estatua muy grande, aun siendo él muy pequeño. La estatuas ecuestres son celebradas por los romanos, que, sin duda, han recibido ese tipo de uso de los griegos. Pero estos solo las hacen esculpidas o cinceladas a los vencedores en los juegos sagrados, y luego en los vencedores de las carreras de dos caballos o cuatro caballos. De allí su uso en los carros en las estatuas de los ganadores. Esta moda llegó tarde, y entre los carros de divino Augusto fue el primero que ha incluido seis caballos en los carros y reatas de elefantes.

(20) XI. [1] No hace mucho tiempo que se representa en un carro con dos caballos a los pretores después de haber terminado su cargo los paseaban en carro por el Circo. El uso de columnas es más antiguo, testigo de honor está en la columna C. Maenio, vencedor de los antiguos latinos, que, concertó un tratado con el pueblo romano al que dio una tercera parte del botín. Fue él quien, en su consulado, el año de Roma 416, puso en un cadalso las proas de las naos venciendo a los de Antiatos.

[2] Además, se puso una columna a C. Duillio, el primero que ganó una batalla naval a los cartagineses (año de Roma 493), la columna que aún permanecen en el Foro. Una columna se erigió a P. Minucius, prefecto del grano fuera de la puerta Trigémina, siendo por contribución (XVIII, 4): Creo que este es el primer honor de esta especie dada por el pueblo, antes de que la había dado el Senado, brillante recompensa si no hubiera comenzado con tan frívolos principios. En cuanto a la estatua de Atti Navi (XV, 20, 2), que está frente al palacio del Senado, la base se quemó en el incendio del palacio, en el funeral de Publio Clodius.

[3] Una estatua fue erigida por decreto público en el comicio, en honor de Hermodori de Éfeso, un traductor de las leyes que escribió para decemviri. Otra ocasión, a otro de mayor autoridad al Sr. Horacio Coclitis estatua que todavía existe en la actualidad. Fue quien empujó el solo en el puente Sublicio a los enemigos. No me sorprende, que se hayan elevado estatuas de Sibyllae cerca de la plataforma de los discursos, siendo tres: una, colocada por Sextus Pacuius Taurus, Edil de las personas, y dos reparadas por el Sr. Messala. Creo que las última y la de Atti Navi. Son las primeras en tiempos de Tarquino el Viejo, en el Capitolio, si no había ninguno de los reyes que le precedieron.

(23) [4] (Capítulo VI) Entre ellas, las estatuas de Rómulo y Tatio (rey de los sabinos) que están sin túnica, así como la de Camilo en Rostris. Y antes del Templo de Castor (varias veces senado), está la estatua ecuestre de Q. Marcius Tremuli que fue vestida con la toga porque había derrotado dos veces a los Samnites, y por la toma de Anagnia, que dejó al pueblo liberado de impuestos para el equilibrio militar. Entre las más antiguas estatuas están tambien en Rostris las de Tulio Cloeli la de Lucius Rosci, Spurius Nauti, C. Fulcini, todos muertos por su embajada en Fidenatibus: están en la tribuna pública.

(24) La República de ordinario concedia este honor a cualquier romano al que le dieron muerte injuriosa en contra de la ley de las naciones, como fue el caso de P. Junius, y Tito Coruncanius, muerto por orden de Teuta, reina de los Illyriorum (Albania). No debemos olvidar lo que se observa en los Anales, que estas estatuas en el Foro eran tripedaneas: que era entonces la dimensión de honor.

[5] No voy a olvidar  Cn Octavio , ya que por una palabra: diciéndole el Rey Antíoco (IV) que él la daría la respuesta, Octavio (Cayo Popilio Laenas según Tito Livio), con una vara trazó un círculo alrededor del rey, y le obligó a responder antes de salir del círculo, que fue asesinado en la embajada, y el Senado le otorgó una estatua en el templo de Rostris en muy honrado y descubierto lugar: donde las arengas. 
(25) Está también la estatua de, Taracia Gaiae, o Fufetiae virgen vestal, con orden del senado de “donde le hubiera gustado”, añadiendo aún más honor si cabe para ella habiéndola adjudicado una estatua siendo mujer. Aquí, en  las palabras de los Anales, diré por qué la ganó: “Poque ella había dado al pueblo Romano el campo Tíberino”.

(26) XII. [1] También se construyó las estatuas de Pitágoras y Alcíbiades en las esquinas del comicio, Apolo Pythium, que durante la Guerra de Samniti (año de Roma 441, 302 adc), fue quien ordenó establecer en lugar honrado y célebre, La estatua del más valiente de los griegos, y otra del más sabio. Que permaneció hasta que el dictador Sila construyó allí el palacio de audiencia y del Senado. Es sorprendente entonces que los senadores no hubieran preferido la sabiduría de Sócrates, a Pitágoras, preferido por el mismo dios entre todos los hombres sabios (VIII, 21, 10), o el valor de Alcibiades a muchos otros, el mismo Temístocles.

(27)[2] El propósito de ponerlos sobre columnas fue levantarlos por encima de los otros hombres que están pintadas. También tienen importancia los arcos triunfales, nuevo invento: este tipo de honor surgió entre los griegos. Es también un griego, creo, a quien le hicieron la mayoría de las estatuas, a Phalereo Demetrio en Atenas, tantas como trescientas sesenta, y por que el año no da más días y que en este tiempo las destrozaron. En Roma las tribus levantaban estatuas en todos los distritos, como hemos dicho (XXXIII, 45), a C. Mario Gratidiano; y las derribaron a la entrada de Sila.

(28) XIII. [1] La estatuas de pie, sin duda, fueron las estatuas de honor de Roma, aunque el origen de la estatua ecuestre es muy antiguo, y que el honor se ha concedido aún a la mujer por la estatua ecuestre erigida en Cloelia como si no fuera suficiente ceñirla de toga y, sin embargo, Lucrecia, y Bruto, que expulsó a los reyes, no obtuvieron el resultado que Cloelia se hubiera encontrado entre los rehenes, no les fue dada estatua.

(29)[2] Creo, digo, que la estatua de (Horacio) Cocles es la que por primera vez se dedica en nombre de la opinión pública, es creíble que Tarquino erigiera estatuas de Attus Navius y de la Sibylle, y se erigieran de otros reyes y sus propias estatuas, si no dijera Pisón que la estatua de Cloeliae se la habían puesto los que estuvieron con ella (100 vírgenes) y que Porsina liberó de rehenes por haber hecho honor a ella. Por el contrario, Annius Fetialis informa que la estatua ecuestre que está hacia el templo de Júpiter stator, en la entrada de la casa de la Gran Tarquino, fue Valeria, la hija del cónsul Publicola; Valeria, quien sola se escapó, y sola cruzó el Tíber a nado, y los demás rehenes que fueron enviados a Porsinae murieron en una emboscada preparada por Tarquin.

(30)XIV. [1] Siguiendo a Lucio Pisón, en el marco del segundo consulado de Marco Emilio y Cayo Popilio II (año de Roma 596)., siendo Censores Cornelio Escipión y Marco Popilius se hizo quitar todas las estatuas colocadas en todo el Foro, que representaron como jueces, a excepción de las que se habían erigido por decreto del pueblo o del senado. Incluso hundieron los censores y la estatua Sp. Casio que él mismo se había elevado al Templo de la Tierra (XXXIV, 8), que había aspirado a la tiranía, por lo que estos sabios tomaron esta acción en contra de la ambición.

(31) Oímos aún gritos durante la censura de Caton, donde se quejaba de que en las provincias se pusieran las estatuas a las mujeres romanas. Sin embargo no pudo evitar que, también en Roma se pusieran, por ejemplo, Cornelia, madre de los Gracos (Queda la basa #), hija del primer Escipión el Africano. Está representada sentada y es notable sus zapatos sin ataduras. Esta estatua, que estaba en la puerta pública de Metello, y se encuentra ahora en los edificios de Octavia.

(32)XV. [1] La primera estatua erigida en Roma, a expensas de una ciudad extranjera, es a Cayo Aelio, tribuno de la plebe. Había aprobado una ley contra Sthennium Stallium Lucanum centro, que había ofendido y agraviado dos veces a Thurium: y por esto los Thurienses, a Aelius dieron una estatua y una corona de oro. Más tarde los mismos le dieron una estatua a Fabricius (XXXIII, 54), que los había librado de un asedio. Este ejemplo fue imitado por todos lados por las naciones, y se convierten en clientes, y si ningún tipo de distinción que se ponga así en el olvido, que se ve la estatua de Aníbal en tres lugares de una ciudad, que dentro de las paredes, sólo, de todos nuestros enemigos, lanzó una jabalina.

(33) XVI. [1] Que el arte de la estatuaria era familiar en Italia lo pone de manifiesto el Hercules (muy posiblemente eHércules capitolino) y Euandro, sagrada y que está en el foro boario, que llamamos el Hércules triunfante, por los triunfos de los que está recubierto con un vestuario ganador. Se siguen las caras dobles de Janus, dedicada por el rey Numa y fue honrado para presidir la paz y la guerra, y los dedos se muestran en orden dado por trescientos sesenta y cinco días, o, en otras palabras, el año en que se reconoce, por el dios del tiempo y la edad.

(34)[2] También hay estatuas de tipo toscano dispersas por las tierras, sobre todo en Etruria. Creo que las estatuas toscanas representan a los dioses, si Metrodorus Scepsius, Misoromaeus, Apodo debido a su odio por los romanos, que no nos reproche por haber tomado Volsinio, y combatido por 2000 estatuas. Parece sorprendente, siendo el origen de las estatuas tan antigua en Italia, que tiene preferencia, en los templos consagrados a las efigies de los dioses de madera o arcilla (XXXV, 45) hasta la conquista de Asia, y por la demasía se introdujo el lujo.

(35)[3] En cuanto al origen del arte para expresar las semejanza, será más conveniente para hablar lo que los griegos llaman plástica (modelado de arcilla), ya que precede al modelado estatuario. Se trata de un desarrollo infinito, como se puede ver en muchos y muchos libros, si usted es curioso en este particular porque, ¿quién puede decir todas las cosas?

(36)XVII. [1] En virtud de la administración municipal del Marco Scaurus había 3000 estatuas de retratos en la escena de un teatro construido sólo por un momento (XXXVI, 2). Después de conquistar Mummius, Achaia, llenó la ciudad, y murió sin dejar a su hija dote, ¿por qué no decirlo, y se ponga por excusa? Los de Lucullus también trajeron muchos. Mucianus, tres veces Cónsul, informó de que aún hay 3000 estatuas de rodas, y pensamos que no hay menos en Atenas, Olimpia, Delfos.

(37)[2] ¿Qué podría informar de estas cosas de los mortales? o quién podría solo imaginarlas, sería útil al conocimiento sin embargo, decir de las más insignes así como las circunstancias que las ha hecho notables y nombrar los artistas célebres. Incluso hay algunos de los que sería imposible enumerar toda su producción, del autor Lisipo (VII-38), por ejemplo, 1500 piezas todas de esa perfección, una sería suficiente para ilustrar a este artista. Sabemos el número después de su muerte, su heredero, cuando abrió su tesoro, pues él estaba acostumbrado, a tomar del precio que recibía por cada figura, y dejar ahorrado un denario de oro.

(38)[3] Llegó el arte a tal éxito y prodigiosa Audacia. Y como prueba del éxito cito un ejemplo, de la representación de tal similitud: Nuestra generación ha visto en el Capitolio antes del incendio en este edificio causado por los Vitelianos (año 69) , en la capilla colocada a Juno, había un Bronce con un perro lamiendo sus heridas, si uno considera la manera en esta pieza, era un trabajo excelente y una perfecta imitación, no sólo por el lugar sagrado donde había sido dedicado, ya por la novedad que reflejaba: tanto que el dinero no valía ni era suficiente para comprarla, un decreto ordenó a los custodios de la estatua guardarla o que pagasen con su cabeza.

(39)XVIII. [1] De los audaces, hay innumerables ejemplos, ya que vemos lo que hemos llamado colosal, imaginando estatuas enormes y en condiciones de igualdad a las torres. Es decir, en el Capitolio, el Apolo de la ciudad del ponto Apollonia traída por (IV, 27, 1), por M. Lucullo que era de treinta codos, y el costo fue de 500 talentos.

(40) Está en el campo de Marte este Júpiter encargado por Claudio César, que llaman pompeyano debido a la proximidad del teatro de Pompeyo. Parecido uno en Tarento de Lisipo, y es de cuarenta codos de altura.

[2] La estatua que tiene una maravilla, está en equilibrio, por lo que es posible, dicen, moverla con una mano, pero las tormentas no pueden derrumbarla, se afirma que el artista lo consigue mediante la colocación a una pequeña distancia de una columna en el lado donde sopla el viento para romperlo. El tamaño de esta estatua y la dificultad de moverla impidió a Fabius Verrucosus tocarla, aunque se llevó del mismo lugar, el Hércules Capitolino.

(41)[3] Pero de todos el más admirado fue el Coloso del Sol en Rodas, hecho por Chares Lindius alumno de Lisipo alumno nombrado arriba. Fue de 70 codos de altura. Esta estatua se derrumbó, 56 años más tarde por un terremoto, pero incluso caído en tierra, excita la admiración, son pocos los hombres que abrazan el pulgar, y los dedos son más grandes que la mayoría de las estatuas. El vacío de sus miembros rotos se asemeja a cuevas grandes. En el interior vemos enormes piedras, que con su peso el artista había consolidado puesta de pie. Se completo su construcción, dicen, en 12 años y el costo de 300 talentos producidos de las máquinas de guerra (la famosa Helepolis) abandonadas por el rey Demetrio, durante el asedio de Rodas (305 adc.).

(42)[4] La ciudad cuenta con un centenar de otros gigantes más pequeños, y sólo uno de ellos es suficiente para ennoblecer cualquier lugar en el que la ponemos. Además de estos, tiene cinco dioses colosales hechos por Bryaxis.

(43) En Italia también gigantes, al menos podemos ver en la biblioteca del Templo de Augusto el Apolo de Toscana, que tiene cincuenta pies del dedo gordo del pie a la cabeza, y nadie sabe que es más admirable si el bronce o la hermosura de la obra. Sp Carvilius, vencedor luego de la guerra contra los Samnites, quienes combatían bajo el juramento sagrado, encajando sus petos grevas y yelmos metálicos, hizo un Júpiter, que está en el Capitolio, de tal dimensión que se ve desde el Júpiter Latiari.

[5] De las reliquias de la lima hizo la estatua suya, que está a los pies del dios.

(44) También se admira en el Capitolio dos cabezas dedicadas por el Cónsul p. Lentulus: hecha una por Chares, mencionado arriba, y la otra por Decio, pero se pierde tanto en la comparación, que no parece el mejor trabajo de un artista.

(45)[6] El tamaño de todas las estatuas de este tipo ha sido superada hoy por el Mercurio de Zenodorus que ha sido hecho por la ciudad gala de Arvernes por un precio de 400.000 sestercios  en mano de obra, durante diez años. Después de haber hecho lo suficiente para saber de su talento, fue llamado por Nerón a Roma, donde realizó el coloso que representa al príncipe. Esta estatua, de 119 pies de alto, que ahora es objeto de culto, por haber sido consagrada al Sol. Después de la condena de los crímenes de Nerón.

(46) Admiramos en su estudio la perfecta semejanza con el modelo no sólo de arcilla, también en los pequeños ensayos, y en los primeros Bocetos de la obra.

[7] La estatua demuestra que el secreto de la composición de los metales, su valor se perdió, porque, Nerón estaba dispuesto a ofrecer oro y la plata, y entallando y cincelando no era inferior Zenodoro a los antiguos en el arte de la elaboración y la talla.

(47) Mientras que en la estatua de Arvernes, se copian para Dubio Avito, gobernador de la provincia, dos copas para beber que hizo Calamis, que a César Germanico, le gustaron mucho, y los regaló a su preceptor Casio Silanus, su tío. La imitación es tan perfecta, que difícilmente podríamos ver alguna diferencia con el original. Por lo tanto, cuanto más excelente es Zénodore, más podemos reconocer que el secreto de labrar el cobre se había perdido.

(48)[8] (Capítulo VIII.) El Bronce de Corinto, es estimado en retratos y medallas. El Orador de la Esfinge Hortensius que había acusado Verro. En el debate del juicio, señaló una palabra de Cicerón. Hortensius decía que no entendía de enigmas, usted debería de entenderlo, dijo Cicerón, en su casa tiene una Esfinge. El emperador Nerón se trajo una amazona de la que hablaremos, y poco antes, C. Cestius, consul (año de Roma 787), llevaba una medella con él incluso en la batallaEn la tienda de campaña de Alejandro Magno se dice que ponía estatuas, 2 de las cuales están dedicadas al templo de Marte Vengador, y 2 delante del palacio real.

(49) XIX.[1] De pequeñas estatuas y otras representaciones son casi innumerables las que han ilustrado muchos artistas. A la cabeza, sin embargo, está el Ateniense Phidias, por el Júpiter Olímpico que ha realizado. Esta estatua, es de marfil y el oro, pero también tiene obras en bronce. Florecieron en la 83ª Olimpiada (448 adc), alrededor del año 300 de Roma. Son contemporáneos e imitadores Alcámenes, Crítias, Nesiotes, Hegias. Luego vinieron en la 87ª Olimpiada (432 adc.) Agelades (PausaniaVI-8-6), Callon (PausaniaV-25-4 y V-27-8), el Gorgias el Lacedemonio y, a continuación, en la 90ª (420 adc.) Polykleitos, Phradmon (¿de Argos?, Pausanias), Myron, Pitágoras, Scopas, Perelius.

(50) [2] los discípulos de Polykleitos fueron Argius, Asopodorus, Alexis, Aristide, Phrynon, (Dinon), Athenodoro, Damean de Clítor (Pausanias X 9-8). Discípulo de Myron fue Lycius (Pausanias lo dice “hijo”). En la 95ª Olimpiada, florecieron, Naucydes Dinomenes, Canacus (Pausanias VI-13-7), Patroclus. En la 102º Polycles, Cefisodoto (“el viejo”, padre de Plaxiteles), Leochares, Hipatodoro (Pausanias VIII-26-7). En la 104ª Praxiteles, Eufranor. En la 107ª Aetion, Therimachus; en 113ª (328 adc.)a, Lisipo (VII-38), contemporáneo de Alejandro el Grande;

(51)[3](52) Además, Lisístrato su hermano, y Sthennis (¿De Olinto? Pausanias VI-16-8), Euphronides, Sostrato, Ion, Silanion, que presenta la característica única de ser famoso, sin un maestro: Fue su discípulo Zeuxiaden. En la 121ª Eutychides (XXXVI-4-22), Euthycrates, Laippus, Cefisodoro, Timarco, Phyromaco.

(52) El arte después murió, y luego tuvo un regreso en la olimpiada 156ª (156 adc.), donde los artistas parecen muy inferiores aún se pueden estimar: Antaeus, Calistrato, Polycles, Ateneo, Caligeno, Pythocles, Pythias, Timocles.

(53)[4] Una vez indicado el tiempo de los más famosos, voy a revisar rápidamente los más destacados, entre la multitud de los demás. Cuál es el más famoso, aunque no exactamente al mismo tiempo, entre los que compitieron juntos en la región y habían hecho amazonas. Como estaban dedicadas estas estatuas en el templo de Diana Efeso, se acordó para averiguar cuál era la mejor de los casos, para referirse al juicio de los propios artistas, que estaban presentes, y como es evidente que cada uno consideró la suya primero se tomo entonces la que eligió después de él. De esta manera la de Polykleitos se colocó en la primera fila, la segunda de Phidias, la tercera de Crésilas (#) la cuarta de Cydon y por fin la de Phradmon.

(54)[5] Phidias, además del Júpiter Olímpico, que no tiene rival, también hizo una bronce de Minerva en pie, en el Partenón de Atenas, por encima de la amazona esta Minerva, es de una rara belleza, que se llamó Bella. También cliduchum (llavero, ¿Plutón como portador de ellas?), y una Minerva que dedicó en Roma Paulus Aemilius (¿Lucio Emilio Paulo – cónsul 219 adc.? beligerante con los templos a diosese extranjeros,) en el templo de la fortuna. Y dos retratos cubiertos con mantos que mandó Catulus al mismo templo y, por último, una colosal estatua desnuda. Es con razón el primero en haber esculpido torneando la escultura.

(55)[6] Polykleitos de Sicyon, discípulo de Agelades, hizo a Diadumenos (“El bien ceñido de la victoria“), es un joven lleno de suavidad, ennoblecido con un precio de cien talentos , Y el Doryphoro, muchacho de varonil aspecto, y con el nombre de regla canónica por los artistas que están estudiando el diseño, ya que , solo entre todos, de él se dice, que ha sido el artista en una obra de arte. También es el autor del hombre que está con el estrigilo (rascador), también dos niños desnudos jugando a los dados, a los que se les llama Astragalizontes, que están en el atrio de Tito, y parece ser por la mayoría, la más acabada que se encuentra;

(56)[7] Hizo el Mercurio que estaba en Lysimacheae, un Hércules con su enorme arma hagetera (¿Porra?) que se encuentra en Roma, y la estatua de Artemonas apodado periphoretos (cubierto de hojarasca). Se dice que a las estatuas le ha aportado el más alto grado, de perfección en el torneado que en la escultura Phidias había inventado. Un descubrimiento que aportó a estas, es mantener las estatuas en una pierna sobre la base. Varron dice, sin embargo, que sus torsos son cuadrados, y casi todos con el mismo patrón.

 

(57)[8] Myron, nacido en Eleuther, y él mismo discípulo de Agelades, se hizo famoso con la estatua de una vaca, que se celebra en verso de poeta, porque muchos tienen reputación más por el ingenio de otros que por el suyo propio. También hizo un perro, un Discobolus (#) un Perseo y pristas, y un Satiro admirado de oir las flautas, y una Minerva, la lucha contra Delphicos pentathlos, una Pancratiastes, y un Hércules, que está en el circum maximun de Pompeyo el Magno. Y según Erinne hizo en verso, dejó un monumento a una chicharra y un saltamontes.

(58)[9] Él es el autor del Apolo en Éfeso tomado por Antonio durante el triunvirato y devuelto a los Efesios por Augusto, ya que el dios le advirtió en sueños. Según parece es el primero en tener una verdadera variedad de tipos de estatuas, es más amónico que Polykleitos y preciso en observar las simetrías exactas. Sin embargo, sólo se aplica a los cuerpos, que no reflejó los sentimientos del alma, ni ha tratado con más cuidado el vello púbico como se había hecho la antigüedad.

(59)[10] Le venció Pitágoras de Rhegium en Italia, ganó con su Pancratista que se puso en Delfos, y a esta estatua también la ha superado Leontiscum. Hizo la estatua del corredor Astylon que se muestra en Olimpia, y a Libyn un joven con una tablilla en la mano, y un hombre desnudo con frutas. En Siracusa, otro cojeando: que se le mira, y se cree que se siente el dolor de la herida. Hizo un Apolo y la serpiente matándola el dios con sus Flechas, y con la cítara, llamado Dicaeus (el Justo) porque, en la toma de Tebas por Alejandro, el oro depositado en el seno de su figura por los fugitivo permaneció oculto. Expresó este artista por primera vez los tendones y las venas, y labró con más diligencia los cabellos.

(60)[11] Hubo también otro Pitágoras de Samos, que fue también pintor, y en el templo de la fortuna hay 7 estatuas desnudas consagradas a la diosa, y la estatua de un hombre viejo, que son muy estimadas. Se dice que se equivocaba en las caras. De Reginum dicen ser alumno Sostratus el hijo de su hermana.

(61)[12] Niega Duris de Lisipo de Sicyon fuera su discípulo, que es el primer oficial en el cobre, que estuvo decidido por responder al pintor Eupompe: que al ser preguntado de a quien seguía de los antiguos como modelo, dijo mostrando una multitud de hombres, que tenía la necesidad de imitar a la naturaleza, y no a un artista.

(62)[13] fue mas fructífero, que los demás como hemos dicho (XXXIV-17-2), y todas las estatuas con mucho arte, entre ellos un hombre que se estaba lavando y restregando. Marco Agripa colocó la estatua en frente de su cuarto de baño, y que gustó significativamente al emperador Tiberio, y, aunque se contuvo al comienzo de su reinado, no pudo resistir la tentación de ponerla en su dormitorio después de haberla sustituido por otra. Pero a el pueblo romano, se rebeló en contra, y en voz alta en el teatro pidió que se restaurase el apoxyomenos y el emperador no dando a lugar devolvió la estatua al pueblo.

(63)[14] sigue teniendo fama un Lisipo de un flautista borracho, con perros y la caza, y especialmente por una cuadriga con el dios sol de Rhodios. Hizo una gran cantidad de estatuas de Alejandro Magno, desde la infancia. Neron, que amaba al príncipe Alejandro Magno, la hizo dorar, que con el tiempo ha ido perdiendo el oro y ganando las sutilezas del arte, y ahora se estima la estatua de más valor, incluso con el resto de las costuras donde el oro se pegó.

(64)[15] El mismo escultor hizo un Hefestion, el amigo de Alejandro, atribuido por algunos a Polykleitos, aunque este último llevaba cien años muerto. Todavía hizo una cacería de Alejandro, que estuvo dedicado a Delfos, y una multitud de Sátiros en Atenas, Y retrató a Alejandro incluyendo los amigos de este príncipe, todos con una perfecta semejanza: Metellus, después de la conquista de Macedonia, las trajo a Roma. También es autor de varios carros de cuatro caballos.

(65) Se dice que han hecho progresos significativos en la estatuaria al transmitir los detalles del cabello, dándole un volumen a las cabezas menor que los antiguos, haciendo el cuerpo más delgado y menos carnoso, que parecen sus figuras más altas.

[16] La lengua latina, no tiene palabra para la simetría, nadie lo hace mejor en esta parte de la técnica, por la que modifica de una nueva y desconocida manera, las antiguas estatuas cuadradas. y le gustaba decir que representaban los hombres antiguos como lo eran, y el como veía el ideal. Lo que parece estar puro, en una finura que trajo hasta el último detalle.

(66)[17] tuvo hijos y discípulos artistas, Laippum y Boëdan, y sobre estos Euthycrate. Sin embargo, este último, compitiendo con su padre en precisión, elegancia, la austeridad, no optó por la gracia, aunque muy bien hecho dejó en Delfos un Hércules, Alejandro y el cazador Tespis, una batalla de caballería, una estatua de Trophonius en el antro del Oráculo, cuadrigas de caballo, perros de caza.

(67)[18] fue discípulo de este Tisicrates, también de Sicyon, muy cercano al estilo de Lisipo, tanto es que apenas se distingue muchas estatuas y varios retratos, como el viejo tebano, el rey Demetrio, Alejandro Magno salvador digno de tanta gloria.

(68)[19] Los artistas que han dejado sus datos en escritos sobre el arte también hablan celebrando inusualmente de Telephanen Phocaeum, que resulta desconocido en otros lugares, por haber vivido en Tesalia, sus obras han permanecido ocultas. Por las alabanzas iguala a Polykleitos   Miron y Pitágoras. Se jactan de sus obras, Larisam, Spintharum pentatlón, y Apolo, mientras que otros creen que la causa de su oscuridad no ha sido vivir en Tesalia, sino que talló a los Reyes Darío y Jerjes.

(69)[20] Praxiteles, más feliz y más famoso sobre mármol, tiene sin embargo, hemosísimas obras de bronce: El secuestro de Proserpina, catagusam (¿vuelta del infierno?), y liberada de obligación, la embriguez del noble Baco, con un famoso sátiro apodado por los griegos Periboetos (Winckelmann lo traduce como “el famoso”), y las estatuas que estaban antes en el templo de la felicidad, y una Venus que se perdió con el mismo templo durante un incendio en el principado de Claudio, que igualó su Venus de mármol (XXXVI 4-9) tan famosa en el mundo.

(70)[21] Es el autor de stephanusam (la tejedora de coronas), de pseliumenen (la coronada), Oporan (la portadora del vino), a los tiranicidas Harmodius y Aristogiton, habiéndolos apresado Jerjes, Alejandro Magno después de la conquista de Persia, las devolvió a los atenienses, un joven Apolo, que apunta con una flecha a un lagarto, sauroctonon lo llaman. Se admiran dos estatuas que expresan sentimientos, una matrona llorando, y una meretriz riendo: se cree que es Friné; supuestamente se ve en la estatua el amor del artista, y la recompensa del rostro de la meretriz.

(71)[22] Una estatua muestra también la benignidad: mandando en la cuadriga de Calamis que puso también a este, para que no pareciera haber tenido menos éxito representando los hombres como lo hizo con los caballos, y otras cuatro bigas, que en los caballos se ha quedado sin rivales. Pero que no cree que ha sido menos que otros en la figura del hombre, pues tiene a Alcumena como ninguno de noble.

[23](72) Alcámenes (XXXVI, 1, 5), un discípulo de Fidias de estatuas de mármol y un pentatlón de bronce llamado Encrinomenos, (aprobado). Aristide, un discípulo de Polykleitos, hizo las cuadrigas y las bigas. Se estima de Amphicrates la Leaena: así llamada una meretriz (VII, 23) por su capacidad para tocar la lira, y que era familiar de Aristogiton y de Harmodius, que sufrió tortura hasta la muerte, sin revelar los planes para matar al Tirano. Los atenienses, con el deseo de honrarla, pero no queriendo hacer homenaje a una cortesana, ejecutaron la figura del animal por el que se la conoce, significando la idea del monumento, que ordenaron que la leona (Pausanias libro I-23-2) fuera representada sin lengua.

(73)[24] Bryaxis hizo a Esculapio y Seleucum, Bodas hizo, un hombre adorando; Apolo, y una Juno, estas se encuentran en Roma en el templo de la Concordia.

(74) Crésilas dio a un herido muriendo, la expresión que se puede ver en lo que queda de vida, un Pericles olímpico digno de tal nombre. Así es en este maravilloso arte que hace a los hombres famosos más famosos todavía. Cefisodoto hizo una Minerva que es admirable en el puerto de Atenas, y en el mismo lugar, un altar en el templo de Júpiter-Servatoris (Júpiter conservador) al que pocas cosas se le pueden comparar.

[25] Hizo Canachus un Apolo desnudo, apodado Philesius, que se encuentra en Didymaeo (V-112), y es mistura Aeginetica en bronce, con un ciervo levantado en sus pies, podemos pasar un hilo de lino debajo de los dedos y el talón, alternativamente hasta que lo retiene el suelo, para establecer las partes de sustentación en parte delantera y realiza el impulso tan atrás pero suficiente para sujetar el ciervo a veces en una de estas partes, a veces, por la otra. Todavía los niños celetizontas cada uno al mando de un caballo, Chaereas Alejandro Magno y su padre, Filipo; un doryphoro Ctesilaus, y Amazonas heridas.

(76)[26] Demetrio es autor de una Lisímaco que fue sacerdotisa de Minerva durante 64 años, también hizo la estatua de Minerva, que llaman música porque los dragones y la górgona están tocando el arpa que parece que suenan, y a Simón que fue el primero en escribir sobre el andar de los caballos. Dédalo, también considerado como uno de los artistas que hicieron obras en arcilla, es el autor de dos niños que se abrazan. Dinomenes hizo a Protésilas (principe de Tesalia, “el primero en el saqueo”)y el luchador Pythodemum.

(77)[27] De Euphranor (XXXV, 40, 4) Alejandro Paris, donde se entienden todos sus actos, el juez de Diosas, amante de Elena, y asesino de Aquiles. De él en Roma está la llamada Minerva Catuliana dedicada fuera del Capitolio a Q. Lutatius, símbolo del buen éxito, en la celebración en la mano derecha lleva una copa, y en la mano izquierda y una espiga y una amapola, también hizo el parto de Latona teniendo en los brazos a los niños Apolo y Diana, está en el Templo de la Concordia.

(78) Hizo carros de cuatro y dos caballos y un cliticon o portero, e hizo a la Virtud y a Grecia, y entre estas enormes estatuas, una mujer que admira y adora, Y también hizo a Alejandro y a Filipo en carros de cuatro caballos.

[28] Eutychides hizo una estatua de rio Eurotam (IV, 8), que dicen de ella varios que el arte de su mano en la obra fluye como el río mismo. De Hegias se celebra la Minerva, y un rey Pirro, una cabalgata de niños, y Castor y Pollux, que están delante del templo de Júpiter Tonante; Hegesias tiene en Pario en la colonia un Hércules (V-141), Isidoro, un hombre sacrificando un toro (¿Mitra?).

(79)[29] Lycius fue discípulo de Myron, y tiene un niño soplando un fuego que se apaga, una pieza digna de su preceptor, y también los argonautas; Leochares, una hermosa águila que rapta a Ganímedes, que con cuidado no hiere a su presa ni los vestidos del niño, y Autolycus, un pankration vitorioso (competición entre boxeo y lucha), el mismo por el que escribió su Banquete Jenofonte, y el Tonante Júpiter, que se encuentra en el Capitolio, digno de toda Alabanza, y también hizo Apolo rodeado de una corona. Lyciscus es autor de un impúber, donde con malicia expresa astucias de esclavo, Lycius, hizo un joven que sopla.

(80)[30] El toro de Menaechmi donde el joven le aprieta con la rodilla la cabeza hacia abajo. Menaechmi el mismo escribió en su arte. De Naucydes es conocido su Mercurio, el discóbolo, y el sacerdote inmolando un carnero. Naucerus hizo un luchador anhelando, Niceratus, a Esculapio e Hygia, que están en el templo de la Concordia en Roma.

[31] Phyromachi hizo una cuadriga que está dirigida por Alcíbiades. Polycles es autor de un famoso hermafrodita; Pirro hizo a Hygeia y Minerva. Fénix, discípulo de Lisipo, hizo epithyusan [el atleta].

(81) Styppax de Chipre es conocido por una sola obra, splanchnopte (XXII, 20), que representa a un joven esclavo de Pericles el Olímpico asando las entrañas de un animal, que sopla el fuego con los carrillos llenos de aire. Silanion fundió un bronce de la figura Apolodoro, que también hizo obras en barro, y estricto juez de sí mismo, que a menudo rompía estatuas acabadas, no pudiendo reunirse más pasión por el arte, por lo que fue apodado El Loco.

(82)[32] Silanion expresó esto en este personaje: no es un hombre, sino furia y enojo lo que ha dejado en el bronce, de él es también un gran Aquiles, un epistaten (maestro del gimnasio) en el ejercicio de los deportistas, de Strongylion es la amazona apodada Eucnemon debido a la belleza de sus piernas, y por esta razón, Nerón la llevaba con él en sus viajes. Él es el autor de la estatua de un niño pequeño, favorito de Brutus Philippiensis, y que con el sobrenombre se ennobleció a la estatua.

(83)[33] Teodoro, quien hizo el laberinto en Samos, fundió en bronce su propia estatua. Esta obra, además de la admirable semejanza, es famosa por su gran delicadeza: lleva una lima en la mano derecha, y la mano izquierda que tenía tres dedos conduce una cuadriga (VII, 21-2) que dicen, que había hecho al mismo tiempo, una mosca que con sus alas cubría los caballos, el carro y el cochero; cuadriga que hace poco se ha transportado a Preneste. (XXXIII, 5). Xenocrates, un discípulo de Tisicrate y que otros llaman, Euthycratis, le ha superado en el número de sus obras; y a escrito libros en su arte.

(84)[34] Muchos artistas han representado las batallas de Attalo y Eumeno contra los Galos: lsigonus, Pyromachus, Stratonicus, Antígonus, que compuso libros sobre estatuaria. Boeto (¿de Cartago?), aunque con más éxito labrando plata, hizo un hermoso niño que está estrangulando un Ganso. De todas las obras que he mencionado, las más famosas están dedicados por el emperador Vespasiano en el Templo de la Paz y otros monumentos que ha planteado: que fueron violentamente traídas por Nerón, a Roma, y a su casa en el palacio dorado (XXXVI , 24, 8).

(85)[35] Hay también famosos aunque sus obras, no son de primer orden: Ariston, quien también trabajó la plata, Callides, Ctesias, Cantharus de Sicyon, Diodorus discípulo de Crítias ; Deliades, Euphorion, Eunicus y Hecataeus. Talladores de plata fueron; Lesbocles, Prodorus, Pythodicus, Polygnotus, que también fue un pintor de los más famosos y, por último, otros dos talladores, y Stratonicus y Scymnus, que era un discípulo de Crítias.

(86)[36] Ahora doy la lista de los que trabajaban en el mismo género: Apolodoro, Androbulus, Asclepiodoro, Aleuas hizo filósofos, Apeles hizo mujeres adorando. Antignotus y Perixyomenum también han tratado a los tiranicidas dichos. Antimaque y Athenodoro que hicieron mujeres de ascendencia noble; Aristodemo, luchadores y bigas de dos caballos y el conductor, y filósofos, también unas viejas, y el doryphoro del Rey Seléuco que tiene su gracia.

(87)[37] Hay dos Cefisodoto. Del primero es Mercurio sustentando al niño Baco. También hizo un hombre que arenga el brazo en alto, aunque nadie sabe quién es. El segundo hizo filósofos. Colotes (XXXV, 34, 1), que trabajaba en el Júpiter olímpico con Fidias, hizo filósofos, y Cleon, y Cenchramis, y Callicles y Cepis. Chacosthenes hizo actores y atletas. Daippus perixyomenon Daiphron, Demócrito y Demón filósofos.

(88)[38] Epígono, que ha imitado casi todos los tipos antes mencionados, se distinguía por un trompetero, y un niño que acaricia miserablemente a su madre asesinada. Se elogia a una mujer que se admira de ver a Eubulus de contar con los dedos, Eubulidis. Micon es conocido por los deportistas; Menogenes por la cuadriga. Niceratus, que maneja todos los tipos antes mencionados, hizo, a Alcíbiades y su madre Demaraten sacrificando a la luz de las lámparas.

 

(89)[39] Tisicrates puso a la mujer Piston en un carro de dos caballos. Él es el autor de Marte y Mercurio que se encuentran en Roma en el templo de la Concordia. Nadie loa a Perillum por ser más cruel que el tirano Phalaris, el cual puso a un toro, una fogata encendida por debajo prometiendo que bramaría como un hombre. Y fue el primero en probar la justa crueldad sólo por esta vez del tirano. Eso es lo que logró, en la representación de los dioses y los hombres, ¡hay que tragar con un arte que es inhumano! ¿Para eso habían trabajado tantos artífices estas obras, para que de ellas se hiciesen monumentos a la tortura?, pues trabaja Perillus con viejas obras almacenadas y les sacaba el odio de cada autor. Fue así, por tanto que quien las veía aborrecía sus manos.

(90)[40] Sthennis hizo una Ceres, un Júpiter, y una Minerva, que se encuentran en Roma en el templo de la Concordia; también hizo matronas que están llorando y en sacrificio; Simón, hizo un perro y un arquero; Stratonicus, el cazador, y filósofos. Scopas ambos.

(91)Tenemos atletas, hombres armados, los cazadores, sacerdotes, que hicieron Baton, Euchir, Glaucides, Heliodorus, Hicanus, Iophon, Lyson, León, Menodoro (Pausanias L9-27-4), Myagrus, Polycrates, Polyidus, Pythocritus (de Epitócrito encontrada la basa de Epiterses que menciona Pausanias 6-15-6), Protogenes, que también fue un pintor de los más famosos, como diremos (XXXV, 36, 19), Patrocles, Pollis, Posidonio de Efeso, famoso trabajando la plata, Periclymenus, Philon, Symenus, Timotheus, Theomnestus (Pausanias VI-15-2), Timarchides, Timon, Tisias, Thrason.

(92)[41] De estos, Callimachus tiene el nombre más notable. Siempre dispuestos a criticar sus obras a las que no podía dejar de retocar, por lo que fue apodado catatexitechnus (obra abierta), un memorable ejemplo de la necesidad de establecer un límite al trabajo: Son suyas las Laconas saltando, de correcta estructura, pero en el que la corrección se ha borrado toda la gracia. Algunos dicen que también fue un pintor. Catón, en su expedición a Chipre, dejó solo sin vender una la estatua de Zénon. No porque se sintiera atraído por el buen bronce o su trabajo, sino por que era la estatua de un filósofo; pueril esto es, y para que se conozca ejemplo tan vano (VII-113).

(93)[42] De las estatuas, no debemos olvidar una, que sin embargo es de incierto autor: se trata de un Hércules que lleva túnica, el único en Roma con este vestuario: con rostro barbado, y que parece expresar pesadumbre que toma por lo alto la vestidura. Esta estatua tiene tres titulares: el primero nos dice que esta pieza fue parte del botín obtenido por L. Lucullus, Imperator de los ejércitos, y el segundo, por el propio hijo de Lucullus, la dedicó por orden del senado-y el tercero, que Tito Septimio Sabinus, Edil curul, que la ha hecho de propiedad pública estando en particular. Esta es la rivalidad que esta estatua fue objeto.

(94) XX. [1] Ahora diremos las diferentes especies de cobre y sus aleaciones. Del cobre de Chipre hay dos: el coronario y el regular ambos dúctiles al martillo. El coronario se aplana en tiras y teñido con hiel de toro, tiene la apariencia de dorado en las coronas usadas por los representantes. Mezclada con el oro en la proporción de seis scrupulos de oro por cada onza, en hojas muy delgadas, con el color del fuego pyropi (¿lámina?Cobre regular se encuentra a pie en las minas y el caldariun, con la diferencia de que el caldario es fundido y se rompe bajo el martillo, mientras que el cobre regular es maleable o dúctil como otros dicen, y es la propiedad que pertenece al cobre de Chipre. En otras minas, con cuidado no hay diferencia entre el cobre regular y el caldario En efecto, si bien el cobre con fuego cuidadosamente purificado y recocido el cobre, quitando las escorias regular es.

(95)[2] En otras especies se lleva la palma el cobre Campano, muy apreciado para los utensilios y vasijas. Este último se ha preparado varias maneras: al sur de Capuae no con fuego de carbón, sino con un fuego de madera, después de haber lavado con agua fría, limpia el roble, poniendo varias veces al fuego de esta manera, y, por último, añadir diez libras de plomo argentaire de España por cien libras, con lo que se convierte en suave. y toma el color del aceite bueno y el sol que dan otras especies.

(96) Se produce cobre similar al campano en varias partes de Italia y las provincias, pero aquí le añadimos ocho libras de plomo y carbón en el recocido, debido a la escasez de madera. Es especial en la Galia, en las que el cobre se funde entre las piedras rojas de fuego, se ve la diferencia que la forma en que el producto funciona. De hecho, el proceso y lo hace negro y quebradizo, y de y solo la hacen una vez, pero esta operación varias veces, hace que sea mucho mejor. (Capítulo IX.) No es irrelevante señalar que una gran parte de cobre se funde con gran frío mejor.

(97)[3] Para estatuas y cuadros, son la aleación que se utiliza: se funde la masa en primer lugar, a continuación, se agrega a la fusión un tercio de cobre usado, es decir, que ha sido utilizado: el cobre tiene una calidad especial a la fricción que ha dominado y el hábito de darlo parece haberle suavizado. Se añade a cien libras del fundido doce libras y media de plomo argentaire.

(98) Se le llama formalmente mixtura de cobre, muy tierna, ya que si se le añade una décima parte de plomo negro y una vigésima parte del plomo argentaire; en este momento se le conoce como color Graecanicum. El último caso conocido como la olla de cobre, debido al uso a que se utiliza. Para prepararlo, se añade un centenar de libras de cobre, tres o cuatro libras de plomo argentaire. Con la mezcla de cobre de Chipre y plomo sale de color púrpura y se toma para las vestiduras en los pretextos de las estatuas.

XXI. [1] El cobre limpio se enmohece más rápidamente que el menospreciado, a menos que se frote con aceite. Se dice que se mantiene perfectamente en pez líquida. Durante mucho tiempo llevó el bronce a perpetuar el uso de los monumentos, también se encuentra en tablas de bronce abiertas publicas constituciones.

XXII. [1] Las minas de cobre proporcionan muchas medicinas: de hecho, todos hemos visto que las úlceras sanan muy rápido. Pero la cadmia, es la especialmente útil. Esta también se da en los hornos de plata, y es más blanca y menos pesada, pero no es comparable a la cadmia del cobre. Es necesario ver los tipos de piedra de los que extraer el cobre cadmiado nombrado; esencial para la fundición, pero no es útil en la medicina, de manera que hay que poner la cadmia, otra vez en los hornos, y recibe el nombre de su origen.

[2] Es el producto más liviana del material que separa la acción de la llama y fuelles, y se adhiere, debido a su ligereza, en el techo y las paredes del horno.

La más liviana se encuentra en el orificio superior del horno, donde la llama termina; y se llama capnitis, y por su extrema ligereza, que se asemeja a las pavesas. Lo mejor es la del interior, suspendida del techo, y lo llaman botryitis (agrupada como las uvas); más gravoso que el anterior, y más ligera que las siguientes. Hay dos especies por el color, es peor la de color ceniza, y el rojo es la mejor. Esta última, molida, es excelente para los medicamentos oftálmicos.

[3] Una tercera cadmia se acumula a los lados de los hornos, le ha sido imposible ascender hasta la bóveda, debido a su gravedad: se llama Placitis, un nombre que se deriva de su apariencia, tiene más la apariencia de una corteza que de una piedra pómez. Dentro tiene colores es diferente, es mejor para la sarna y la lepra y para cicatrizar llagas. Se reconoce dos especies: onychitis, por fuera casi de color verde, y por dentro puntitos de ónix, y la ostracitis, toda negra, la más sucia de todos, excelente para las heridas. Todos las cadmias vienen de los hornos en la isla de Chipre que están en la vanguardia. Los médicos la cuecen en fuego de carbón puro: cuando se incinera, le ponen en el vino Ammineo (XIV, 16, 1) destinada a los parches, y en vinagre para la sarna. Algunos la queman, después de haberla aplastado en ollas de barro, lavados los morteros, luego la secan. Nymphodoro quema la cadmia natural (óxido de cinz) también es pesado y denso que es posible, la quema sobre carbón, extinguida le pone vino de Quios, la cierne pasando por un paño, y la pulveriza en un mortero, luego la pone a macerar en agua de lluvia, y pulveriza el sedimento que se forma, hasta que la sustancia se convierte en similar al blanco y no ofenda a los dientes. La misma preparación hace Iollae, sólo que él escogió el cadmiado el más puro y limpio.

XXIII. [1] la cadmia tiene como propiedad secar, para curar, para poner fin a la Fluxion del padrastros, quitar costras de los ojos, eliminar granulaciones en definitiva, para todos los efectos que atribuyen al plomo. El cobre quemado se utiliza en todos estos casos, y además de las cicatrices y nubes en los ojos. Con leche, que cura las llagas de los ojos, los egipcios hacen un colirio para los ojos moliéndolo con piedra de afilar.

[2] Tomado con miel, es emético. El cobre de Chipre se quema en vasos de arcilla, hechos con la misma cantidad de azufre y tierra cruda, y cerrada la boca al fuego hasta que la tierra se cocina. Algunos agregan sal, mientras que otros sustituyen con alumbre el azufre. Mientras que otros no ponen nada, simplemente vinagre para rociar sobre el cobre. Lo queman de nuevo, y se muele en mortero de piedra Thebaica (XXXVI, 13, 2); se procede al lavado en agua de lluvia sobre una pila de nuevo con mucha abundancia de agua, y se espera que se deposite. Repetimos este proceso varias veces hasta que el color del depósito es el del mínio, se seca al sol, y se guarda en una caja de cobre.

XXIV. [1] La escoria de cobre se lava de la misma manera, la acción es menos enérgica que la de cobre propio. La flor de cobre también se utiliza en medicina. Se extrae del cobre fundido, situado en otros hornos, entonces con la acción continua del fuelle aparecen unas escamas de metal similar a la cáscaras de mijo, a la que se llama flor de cobre. Estos caen, cuando los panes de cobre se enfrían en agua y se ponen de color rojo. Estos panes son también lo que llamamos lepida, que sirve adulterado para falsificar la flor, la lepida no es otra cosa que las escamas que el martillo en la forja desprende con los clavos con que los panes de cobre se sueldan. Todas estas sustancias se encuentran principalmente en los talleres de Chipre: la única diferencia es que hemos desprendido con los golpes la lepida de los panes, mientras que la flor cae de sí mismo.

XXV. [1] Existe otra especie de escamas, más ligera, que se separa de la superficie de metal y se llama la stomoma. Los médicos (pido perdón) ignoran cualquiera de estas sustancias, la mayoría no saben incluso los nombres: tan apartados están de saber preparar medicamentos, la preparación que fue propio de la medicina. Hoy en día, cada vez que cae en sus manos un libro de compuestos, quieren tratar con él sus limitaciones, es decir, para poner a prueba el libro en detrimento de los desafortunados enfermos, solo se refieren a la Seplasiae, la cual es fácil de alterar sin ninguna sofisticación. Incluso para los ojos compran los parches y colirios hechos hace mucho tiempo y todos secos, y así se usa el fraude de la seplasiae. La flor y la lepida se queman en platos de barro o de cobre, luego se lavar como se mencionó anteriormente, y se utilizan en mismos casos dichos, y además, para la nariz tumores carnosos y en el asiento, y carga de los oídos, soplado en la oreja a través de un tubo, para las afecciones de la úvula, mediante la incorporación de harina, y con miel cura las amígdalas. El cobre blanco se hace escama, mucho menos eficaz que el de Chipre. Asimismo, antes remojan los clavos y panes de cobre en la orina de los niños. Algunos muelen la escama saltada y la lavan en agua de lluvia. Dan de esta para la hidropesía, en una dosis de dos dracmas en una hemina de (0,27 litr de: ¿vino?) mulsi. En linimento se le incorpora la flor de harina.

XXVI. [1] Tiene también un gran uso el cardenillo, que se prepara de varias maneras: rayendo la piedra del cobre antes de tirarla al fuego, agujereado el cobre blanco, se suspende sobre el vinagre en barriles y estos son encerrados con una tapa de cobre, el cardenillo obtenido es mucho mejor que hecho con escamas. Algunos hunden jarrones de cobre blanco ollas de barro llenas de vinagre tierra, y de diez en diez días los raspan. Otros ponen orujo de uva, y después de otros tantos días lo raspan. Otros sumergen limaduras de cobre en agua con vinagre y y lo agitan varias veces al día con una espátula hasta que está completamente disuelto.

[2] Otros prefieren moler la misma presentación con vinagre en morteros de cobre. Pero lo más rápido, consiste en chatarra de cobre puesta en vasos con vinagre. Falsean el cardenillo, especialmente el de Rodas, con polvo de mármol, mientras que otros utilizan la piedra pómez o goma, la falsificación, que más engaña es la tinta de trabajo. Se reconoce las demás al masticar la sustancia que rechina en el diente, para ello se utiliza un vadil de hierro

[3] El cardenillo conserva su color puro y el falsificado con tinta, se convierte en rojo. Se sigue utilizando papiro previamente untado con agallas: el papiro negrea inmediatamente después de que se aplica cardenillo. También se reconoce con la vista: el falso, no es verde verde. Pero, ya sea puro, o falso, es mejor lavarlo, y secarlo, para luego quemarlo en un vaso de tierra nuevo, y revolverlo hasta que la incineración sea completa, y luego triturarlo, y guardarlo para las necesidades. Algunos los calcinan en los vasos de arcilla crudos, y los dejan en el fuego hasta que la tierra se cocina, mientras que otros hombres le añaden incienso macho. Se lava el cardenillo como la cadmia. Es excelente en colirios para los ojos, la acción de echar lágrimas por morder la sustancia es bueno a los ojos, pero se deben lavar con pelusa empapada en agua caliente hasta que la sensación picante se deja de sentir.

XXVII. [1] Se da el nombre de Hieracium a un colirio, aquí en esencia la composición: Tomar cuatro onzas de sal amoniaco, dos de cardenillo de Chipre, tinta de trabajo llamada chalcanthum (vitriolo azul, CuSO4) otro tanto, de misyos una, seis de azafrán: todo esto, triturado en vinagre de Thasos, se forma en píldoras, y es un excelente remedio contra el inicio del glaucoma , contra las nubes, granulaciones, el albugines (manchas blancas en la córnea) y enfermedades de los párpados. Se incorpora el cardenillo crudo en los parches para las heridas. Con aceite, es maravilloso para las úlceras de la boca, encías y labios, con cera, las limpia y cicatriza. El cardenillo también consume el callo de las fístulas y aquellos que se producen alrededor del ano, ya sea solo o con la sal de amoníaco aplicado en forma líquida en la fístula. Amasado con una tercera parte de resina de terebinto, elimina la lepra.

XXVIII. (XII.) [1] Hay otro tipo de cardenillo se llama scoleca. Se hace en mortero con cobre de Chipre, alumbre y sal, por el mismo peso o de nitro, con vinagre blanco tan fuerte como sea posible. Esta operación se realiza en los días más calurosos, hacia la calima. Se muele todo hasta que la mezcla se vuelve verde y toma un aspecto vermicular, de ahí el nombre que lleva. Para enmendar el vicio, se combinan las dos partes de vinagre con una parte de orina de niño en pubertad. igual para las drogas y el mismo trabajo en la santerna, que dijimos (XXXIII, 29), que se utiliza para la soldadura de oro, y uno y otro tienen el mismo efecto que el cardenillo. También se obtiene la escolex por raspado de mineral de cobre nativo, del que tratamos ahora.

XXIX. [1] Este mineral, del que se obtiene el cobre por el fuego como la cadmia, se llama chalcites. Se diferencia de la cadmia, en que se obtiene de la superficie del suelo, en las rocas expuestas al aire, mientras que la cadmia se encuentra en capas más profundas. Además, el chalcites pronto se vuelve quebradizo, debido a su carácter suave, y como pelusa apretada. Otra diferencia es que la chalcites tiene una mezcla de tres sustancias del cobre, aeris, misyeos, y soreos de los que trataremos. Las venas de cobre son oblongas. Se estima más el chalcites de color de miel, con las venas delgadas y sinuosas, que se muele fácilmente.

[2] Se cree que la fresca es mejor, porque la añeja se convierte en sori. Tiene la propiedad de suprimir las excrecencias en las heridas, y para detener la sangre, y en polvo, para ejercer de astringente en las encías, la campanilla y las amígdalas. En una compresa de lana, se utiliza para las afecciones de la matriz. Con jugo de puerro, se pone en emplasto para los genitales. Se macera durante cuarenta días en vinagre en un vaso de tierra rodeado de estiércol, y toma el color de azafrán y, a continuación, se mezcla con el mismo peso de cadmia, y da el medicamento psoricon. Y si ponemos una parte de cadmia y dos de chalcites, el remedio se vuelve más activo, y más acre (irritante) y más ardiente si se utiliza vinagre en vez de vino. Y Para estos usos, la chalcites tostada es más eficaz.

XXX. [1] El sory de Egipto es considerado el más loado y supera por mucho al de Chipre, España y África. Sin embargo, para las afecciones de los ojos algunos prefieren el de Chipre. Pero sea cual sea el origen, el mejor es el que tiene el olor más fuerte, y que aplastado negrea, pringa y es esponjoso. Es tan inapetente por el estómago, que por el mero olor excita los vómitos. Y este es el fin del Egipcio. El de los otros sitios al trituralo se vuelve brillante. El misy es más arenoso y tenido en la boca, enjuagándose, es bueno para el dolor de dientes, y para las malignas úlceras de la boca. Se quema sobre el carbón como el chalcites.

XXXI. [1] Informan unos pocos, que el misy, se hace por la calcinación de la piedra en las hoyas, siendo una especie de polvo amarillo que debe ser mezclado con las cenizas de madera de pino. Pero el hecho es que se forma de la piedra dicha en masas compactas y que debe ser separado. La mejor viene de los talleres de la isla de Chipre, su marca es que al quebrarlo brilla como el oro, y molido parece tierra arenosa semejante al chaltitis. El misy se utiliza en la refinación de oro. Se inyecta con aceite rosado en los oídos que supuran; se aplica con unas lanas en las úlceras de la cabeza, disipa las granulaciones viejas de los párpados y es especialmente bueno para las amígdalas, y su supuración. En estos casos, cocer 16 dracmas de misy, con una hemina de vinagre de miel hasta que la mezcla moviéndola espese, es la preparación más efectiva en los casos anteriores. Todas las veces que sean necesarias para reducir la fuerza, le añadimos miel. Con el fomento de la misy se consumen los callos de las fístulas. Se pone en el ojo en colirio, detiene el sangrado, en las úlceras crecientes, y en el podrido de las úlceras, y consumen la carne incipiente que crece en ellas. Es particularmente útil en las afecciones de los órganos de la virilidad, y detiene la regla en las mujeres.

XXXII. [1] Los griegos por el nombre le hicieron parentesco con el nombre del cobre y la tinta de trabajo: que en realidad lo llaman negro, chalcanthon. No hay una sustancia que sea tan única. Se hace, también en España, de pozos y estanques llenos de agua con esta disolución. El agua, mezclada con una cantidad igual de agua dulce, se coloca en el fuego, y luego se pone en cuencas de madera; mas de estas cuencas, cuelgan las cuerdas que se requieren inmersión de las piedras que penden de ellas: el lodo se pega a estas, y, formando granos de aspecto vítreo, que parecen una especie racimos. Retirados, seca el chalcanthon en treinta días.

[2] Es de color azul,(“caeruleus” azul celeste, o verdemar, ¿sulfato de cobre, o de hierro?) vistoso y brillante, que parece cristal. Disuelto, forma tinta para teñir el cuero. Se hace todavía de muchas maneras: cavando en el suelo piscinas, en las paredes se hacen unos carambolos con el hielo en invierno, que es chalcanthon más puro de todos. Cuando de este aparece uno de color blanco tirando a púrpura, lo laman lonchoton. Otros medios: en las rocas huecas con depresiones; agua de lluvia que lleva el cieno y se hiela. Se hace también como la sal, mediante la presentación al sol más fuerte que evapora el agua dulce, por eso, lo dan como dos especies de chalcanthon uno fósil que llaman facticium. Este último es más ligero y pálido de color y tiene su valor disminuido.

[3] En medicina se considera sobre todo el de Chipre. Se da para arrojar los animales del vientre (antihelmíntico) como dosis de un dracma con miel. Disuelto en agua e inspirado en los orificios nasales purga la cabeza, y el estómago, si se toma con miel o agua miel. También cura las aperezas, el dolor de los ojos nublados y las úlceras en la boca. Detiene el flujo de la sangre en las narices (epistasis) y en las almorranas. Con las semillas de hyoscyami (beleño), extrae los huesecillos fracturados. Aplicada en la frente con pinceles, se suspende la epífora (lagrimeo contínuo).

[4] Es eficaz en los parches para limpiar las heridas y la carne crecida en las úlceras. El simple toque de su decocción cura la úvula. Con la semilla de lino, se pone por encima de los parches para eliminar el dolor. El chalcanthon blanco es el preferido chalcanthon violeta. Se inspira por unas cañuelas para la gravedad de oído. Solo, con su propiedad cura las heridas, pero deja una cicatriz en el color. Recientemente se ha pensado para rociar la boca de los osos y leones que aparecen en el escenario: la virtud de esta sustancia astringente es tal que estos animales no pueden morder.

XXXIII. [1] también se encuentran en las minas de cobre, spodon y pompholygem: lo que los distingue es que el pompholygem se está preparando con el lavado, mientras que el spodon no se lava. Algunos han designado pompholygem al blanco y ligero, diciendo que era ceniza o pavesa de cobre y la cadmia, dicen que es el spodon que es más oscuro y más pesado, y que se separa de las paredes de los hornos, y que se mezcla con las chispas y, en ocasiones carbones.

[2] Este, rociado en el vinagre, desarrolla un olor a cobre, y si lo probamos con la lengua, el sabor es detestable. Es bueno para todas las composiciones oftálmicas, siendo provechoso para todos los males de los ojos, y se usa en todos los casos en que se utiliza el spodon, la única diferencia es que la fuerza de este último es más desliada. También en los parches proporciona un poco de frescor y secado. Para todos estos usos, es preferible el que ha sido lavado con vino.

XXXIV [1] El spodon es el Chipre es el mejor, se obtiene fundiendo la cadmia con la piedra de cobre, esta sustancia es la más ligera de todas en las fundiciones que vuela en los hornos, y se pega en los techos, difiere de hollín en que es blanco. Lo menos blanco indica una combustión incompleta, que es lo que algunos llaman pompholygem. Pero lo de color rojo tienen más amargor, y fuerza y es tan corrosivo que si, por el lavado entra en los ojos, la vista se pierde. También hay un spodon color miel, lo que indica que el cobre domina.

[2] Pero el mejor spodon es más beneficioso lavado. En primer lugar, se limpia con una pluma, y luego se le frota con gana. Y con los dedos se le quitan las asperezas. El spodon que han sido lavados con vino tiene una fuerza apropiada. El tipo de vino producido aquí produce diferencias de lavarse con un vino dulce, es menos limpio para poner en el ojo, pero es más eficaz para las úlceras que permanecen húmedas como las úlceras de la boca, y para todos medicamentos preparados contra la gangrena. Se hace también en los hornos de plata un spodon que llaman Lauriotim, pero se dice que lo mejor para los ojos es el spodon del oro. En esto se pueden admirar el ingenio humano que no va excavando en las minas, siendo el más común entre los objetos descubiertos en igualdad de virtudes.

XXXV. [1] Se llama antispodon a las cenizas de la higuera o de la higuera silvestre o de las hojas de mirto más tiernos, ya sea azebuche, u olivo, o membrillo, o Lentisco. Tambien se hace de moras no maduras, es decir, de color blanco luego secadas al sol, o con ramitas de boj o pseudocypiri (XII, 70, xvii-20), o zarza, o terebinto o de oenanthe. Se comprobó que, en las cenizas de glutino o cola de toro o de los lienzos tienen la misma virtud. Todos estos materiales se ponen en vasos crudos de barro metidos en los hornos hasta que la tierra se cocina.

XXXVI. [1] En las forjas de cobre se encuentra todavía el smegma. Cuando el cobre ya está fundido y bien cocido, añadiendo gradualmente más carbón y atizando con los fuelles, se desprende una especie de paja del cobre. El suelo que la recibe debe estar con paños.

XXXVII. [1] se puede distinguir fácilmente el smegma y la sustancia que proviene de la misma fundición, y que los griegos la llamaban diphrygem ya que fue quemada dos veces. El diphryge tiene un triple origen: se obtiene, de una piedra de pirita que se quema en el horno hasta que por calcinación se convierte en tierra roja. Todavía de los sedimentos arrastrados en Chipre en algunas cuevas, se seca primero, y luego se quema poniendo al rededor un fuego de ramas. La tercera se realiza en los hornos de cobre, de los residuos que quedan en la parte de abajo. Así pues, las diferentes sustancias se comportan de forma diferente: el mismo cobre corre a las cuencas, quedando fuera las escorias del horno, la flor flota encima, los restos de diphryge quedan abajo. Según algunos, el mineral bajo el fuego forma globos que se unen; pero que no han fundido del todo, a no ser que se quemen en otro horno, que es como un nudo en el mineral, los restos después de la fusión se llama diphryge. El uso de esta sustancia en la medicina es la misma que las antes dichas, en el secado, y el consumo de las excrecencias y limpieza. Se siente en la lengua: el buen diphryge la seca inmediatamente con el simple contacto, y deja un sabor a cobre.

XXXVIII. [1] No omitiremos una cosa inusual sobre el cobre: La ilustre familia Servilia, en los Fastos, alimenta con oro y plata devorando una moneda de metal llamada triente, lo uno y lo otro. No sé bien el origen o la naturaleza, y cito arriba las mismas palabras del viejo Messala: “La familia de Servilius tiene un triente sagrado, al que cada año dan un sacrificio con gran cuidado y magnificencia. Se afirma que vio un aumento, y a veces disminución, y esto sirve como una predicción de la magnitud o la desintegración de la familia. “

(138) XXXIX. [1] Ahora tenemos que hablar de las minas de hierro, para el hombre el instrumento mejor o peor. Con el arado de hierro hendimos la tierra, plantamos árboles, labramos las huertas y cada año la fuerza del rejuvenecer se provoca mediante la poda de ramas de vid viejas; con hierro se construyen casas, se cortan las piedras, y muchos otros servicios que nos proporciona. Sin embargo, el hierro también se emplea para la guerra, el asesinato y el robo, no sólo de cerca, sino también arrojado y volando, ya sea por máquinas o por el brazo, y, a menudo, con pluma de saetas. Que, pienso yo, que de todos los males de la mente humana es la más criminal.

(139)[2] Luego el mal no se atribuya a la naturaleza, que para que la muerte fuera más rápida el hombre le ha dado alas. Algunos han demostrado que el hierro puede servir y ser utilizado de manera inocente. En el tratado que dio Porsina al pueblo romano después de la expulsión de los reyes, se encuentra la cláusula específica de que empleen los romanos solamente el hierro para el cultivo de los campos. Autores muy antiguos escribieron que la pluma de hierro para escribir no es muy segura. Tenemos que el gran Pompeyo, en su tercer consulado, dió un edicto cuando el revuelo causado por la muerte de Clodius, prohibiendo las armas en Roma.

XL. [1] Sin embargo, debido a la industria, para el uso más fácil no falta hierro. El artífice Aristonidas, para expresar la penitencia de Athamantis tras la furia después de que su hijo Learcho fuera despeñado, lo hizo mezclado de cobre y hierro, de modo que reluciera y resplandeciera por los fragmentos de cobre icrustados en el óxido: la estatua se encuentra todavía en Rhodas. En la misma ciudad de hierro está el Hércules de Alcon obra conducida en la utilización del metal con la paciencia del Dios en sus trabajos. También vemos trozos de hierro consagrados en Roma en el templo de Marte vengador. Si bien la naturaleza ha sido buena al limitar el poder del hierro, al que castiga con la roya, hasta ahora había demostrado en previsión de no poner en las manos del hombre lo que es más mortal para la humanidad.

XLI. [1] Las minas de hierro se encuentran en casi todas partes, incluso en la isla llva (Elba), en la costa de Italia. Las tierras ferruginosas se reconocen sin dificultad por su color. El mineral se trata de la misma manera para cocerlo, solamente, en Capadocia, se preguntan si es el agua o la tierra quien hace el hierro; porque mojada la tierra por un rio y no de otra manera sale hierro de los hornos.

[2] Las variedades de hierro son muchas. La primera causa son las diferencias en el suelo o el clima. Alguna tierras proporcionan un hierro blando, aproximado al plomo, otras uno quebradizo con el que no se deben hacer las ruedas ni los clavos, para los que es preferible el primero, otras son buenos en trozos pequeños: que se utiliza para clavos de botas, mientras que otros se corroen. Todas estas estructuras se llaman estrituras, un término que no se utiliza para otros metales, y sólo stringenda al acero (hierro forjado).

3] En los hornos también hay una gran diferencia, en unas se cuece la médula de hierro para fabricar acero usado para cortar, de otro modo, par el yunque y los martillos de compacta cabezas. Pero la mayor diferencia está en el agua en el que se sumerge el hierro incandescente: el agua, que varía en función de la bondad del lugar, a hecho famosas por la fabricación de hierro algunas localidades, como Bilbilis (Calatayud – Zaragoza) y en Turiasson (Tarazona también en Zaragoza) en España, y en Italia aunque estas áreas no cuentan con minas de hierro. Pero de todos la palma al hierro la obtiene el de Serico, el cual lo envían envuelto en tejidos y pieles.

[4] El segundo lugar corresponde al de los Partos, en finas planchas de acero para el corte. Y todos los demás son de hierro blando mezclado. En el Imperio Romano, en algunos lugares, la vena de hierro da esta calidad, como el de Noricis, (¿Noricum provincia aprox. Austria?) por lo que el proceso de fabricación en otros, como en Sulmone, es la calidad del agua en lugares que hemos mencionado más arriba. Cabe señalar también que, para el afilado que es mejor el agua de la piedra, con aceite como el agua se hace pero el filo del azeite es más fino. Es cosa singular en la calcinación de mineral de hierro se convierte en líquido como el agua, y, por enfriamiento, se vuelve esponjoso y quiebra. Se utiliza el aceite para apagar en las pequeñas herramientas de hierro, porque el agua las hace duras y quebradizas. La sangre humana se venga en el hierro, cuando se moja, es más rápido que tome el óxido.

(147) XLII. [1] Vamos a hablar en su lugar (XXXVI, 25) de la piedra imán y la simpatía que tiene por el hierro. Sólo la piedra imán recibe y roba a este metal la fuerza y lo mantiene durante mucho tiempo, atado por su poder de un trozo de hierro a otro, y se puede ver de esta manera como una especie de anillos. Los ignorantes del vulgo llaman a esta gran plancha de hierro vivo magnetizado. Las heridas son más peligrosas.

(148) La piedra imán se encuentra también en Cantabria: aunque no la real piedra imán áspera de continuo, pero este imán se llama bulbatione de fragmentos dispersos.. No sé si esta especie es también útil en la fusión del vidrio (XXXVI, 192), todavía nadie ha hecho la experiencia es que se logre comunicar la misma fuerza de hierro. El arquitecto Timochares había empezado a abovedar el techo del templo de Arsinoe en Alejandría, con la piedra imán, de modo que la estatua de hierro de esta princesa pareciera estar suspendida en el aire. La muerte del arquitecto y el rey Ptolomeo, que había ordenado el monumento en honor a su hermana (XXXVII, 32-2), impidió que este proyecto pudiera ser ejecutado.

(149) XLIII. [1] De todos los metales el hierro es el más abundante. En la costa de Cantabria que baña el océano, hay una montaña muy alta que cosa increíble, está lleno de hierro, que lo hemos discutido en la descripción de los océanos (IV, 34-4). (Capitulo XV) El hierro sujetos a la acción del fuego es malo si lo hacemos forjar con el martillo. El hierro rojo, no es apto para batirlo, debe comenzar a ponerse blanco. Recubierto con vinagre o alumbre, es similar al cobre.

(150)[2] Se protege contra la oxidación con el blanco de plomo, yeso y pez líquida, a esta preparación los griegos la llamaban antiphatia. Algunos sostienen que es en casos una ceremonia religiosa,(podríamos interpretar “secreta”) y en la ciudad de Zeugma (V, 21-4), sobre el Éufrates, hay una cadena de hierro que Alejandro había utilizado para construir un puente, en que los los anillos renovados están atacados por la herrumbre, mientras que los anillos primitivos están exentos

XLIV. [1] El hierro proporciona recursos, no sólo por su corte; dibujando un círculo de hierro alrededor de adultos y niños, mediante la punta de un instrumento tres veces alrededor de ellos, da protección contra los malos medicamentos. Hincando en el umbral clavos jalados de una tumba, se elimina la visiones nocturnas. Y ligeramente pinchando con un hierro que haya herido a un hombre, cura el dolor de costado o los pinchazos que súbitamente vienen al pecho. Algunas enfermedades se curan por cauterización con hierro rojo, especialmente la mordedura de perros rabiosos, y aun cuando la enfermedad se establece y presentan hidrofobia se cura el mal de inmediato por la quema de la herida. Asimismo, se calienta la bebida apagando un hierro calentado al blanco, y la bebida se toma en muchas enfermedades, incluida la disentería.

XLV. [1] La roya (herrumbre) se cuenta entre los recursos y, por lo tanto, se dice, que Achilles (XXV, 19) sano a Telepho, y esto lo hizo o por medio de una lanza de bronce, o un arma de hierro, y se le pinta así raspando el óxido con su espada. Generalmente obtenemos la roya de clavos de hierro viejos raspándolos estando el hierro mojado. Su virtud: coagular, el secado, y es astringente. Hecho linimento, cura la alopecia. Se utiliza con cera y aceite de mirto, para la granulaciones de los párpados y pústulas de todo el cuerpo. Con vinagre, para la erisipela. Aplicado con paños de lino, para la sarna y panadizos de los dedos y uñeros. En compresas de lana hace que las pérdidas en las mujeres se detengan. Disuelto en vino mezclado con mirra se aplica en las heridas recientes y con vinagre en las verrugas. También alivia la gota de los pies en linimento.

XLVI. [1-155] Las escamas del hierro, o del corte o de las astas se usan para medicamentos, con un efecto muy similar al de la roya, pero más activo: Se aplica contra el lagrimeo de los ojos. Hace que se detenga la sangre, sobre todo si el flujo de sangre se ha hecho por hierro, y las pérdidas y en las mujeres. Se pone de forma tópica para las enfermedades del bazo. Refrena las hemorroides y las úlceras que crecen, y es bueno para los párpados, rociándolo como harina. Se recomienda sobre todo en el hygremplastro, para limpiar las heridas y fístulas, para roer las callosidades para reparar las carnes en el hueso. Aquí está la composición: 6 óbolos (1/6 de dracma) de propolis (propóleos de las abejas) 6 dracmas de tierra de Cimoliae, 2 dracmas de cobre en polvo, 6 dracmas de escamas de hierro, 10 dracmas de cera, un sextario de aceite, y se añade ceratum (cera con aceite, algunas fórmulas añaden corteza de sauco, o talco), para cuando se quiera limpiar las heridas.

(156)XLVII. Seguidamente, la naturaleza del plomo, del cual hay dos clases, blanco y negro. El blanco es muy valioso, y los griegos lo llaman cassiterum, y se decía la fábula de que lo iban a buscar a las islas en el Océano Atlántico, y que lo traían en barcos de mimbre revestidos de cuero (VII, 57-15). Sabemos ahora que se produce en Portugal y Galicia, encima de una tierra arenosa de color negro, que se reconoce por el peso. Que se encuentran con unas piedras menudas en los arroyos secos.

(157)[2] Los mineros usan estas arena y cuecen lo queda abajo en los hornos. Se lo encuentra también en los minareles del oro llamados alutias. El agua que lava la grava suelta de color negro, con pintas blancas y tan pesada como el oro. También se le encuentra con el metal en las canastas que reciben el oro, Y entonces se procede a la acción de separar en el horno el oro, y lo más al fondo se convierte en el plomo blanco.

(158) No se encuentra en Galicia el negro, aunque en la vecina Cantabria, lo hay en abundancia, y que con el blanco no se hace plata, se hace del color negro. Dos trozos de plomo negro no se pueden soldar sin plomo blanco (XXXIII, 94); ni el plomo blanco puede juntase con el negro sin aceite, dos piezas de plomo blanco no puede estar juntas sin una de plomo negro. El plomo blanco se estimó desde la época de la guerra de Troya, Homero lo nombra cassiterum (estaño, Iliada. IX-15, y 9 menciones más).

(159)[3] Plomo Negro tiene dos orígenes: o bien se trata de su propia veta, o se hace de otra cosa, es común hacerlo de la plata, cuando están los dos metales juntos líquidos este se unde. El líquido que fluye en el primer horno se llama estaño y el segundo que corre es plata, y lo que permanece en el horno sin derretir, galena, que es la tercera parte del mineral calcinado. Esta galena, sujeta de nuevo a fusión, da el plomo negro con una pérdida de dos novenos.

(160) XLVIII. (XVII.) [1] El estaño, aplicado en los vasos de cobre, le quita el mal sabor, e impide la cardenillo y su olor, y el peso del vaso, algo único, no aumenta. Fue una vez, como hemos dicho (XXXIII: 45) en Brundisi, (Brundisina, actual Brindisi) con estaño, espejos de alta estima, hasta que todos, empezaron a utilizar espejos de plata. Hoy el estaño se forja mediante la mezcla de un tercio de cobre blanco a dos de plomo blanco, y juntos los hemos forjado por la fusión de plomo blanco y plomo negro, libra por libra. Algunos llaman a esta mezcla argentarium. También llaman terciario al que se hace con un tercio de plomo blanco sobre dos de plomo negro;

[2] el precio es XX denarios la libra, se utiliza para soldar los caños. La mayoría de los pícaros, añadiendo al estaño terciario igual parte de plomo blanco, dicen que es estaño argentarium, y que utilizan esta mezcla como cualquier tipo de estaño, que lo venden a 70 denarios (la libra suponemos). El plomo blanco, puro, se vende a 80 denarios , y el negro a 7 denarios. El plomo blanco, es seco de naturaleza, el plomo negro es húmedo, pero el blanco, sin mezcla, nada le es propio, no puede ser utilizado para la soldadura de plata, se derrite antes la plata. Sucede que si se combinan blanco y negro debe llevar menos de lo que debería estar en la soldadura, el plomo blanco corroerá la plata. El plomo blanco se mezcla con el cobre, es una invención de los galos, de modo que apenas puede distinguirse de la plata: y llaman a estas obras incoctilia.

[3] Más tarde, comenzaron a mezclar de la misma manera la plata, sobre todo los adornos de los caballos y los arneses de los jumentos se hacen en la ciudad de Alesia, auque el mérito de la invención pertenece a la primitiva Biturigum. A continuación, de igual forma decoraron las literas carrozas y carros. De la misma manera hicieron con las sillas y asientos, y con el lujo en los adornos surgió, no sólo la plata, sino el oro, y lo que pasó por un prodigio verlo en una taza, se hace por adorno y autoridad de llevar en el coche, ¡a esto se llama buenas costumbres!. La prueba del pomo blanco se hace en un papel, derretido, que debe parecer que lo rompe por el peso, y por su calor. La India no tiene ni cobre ni plomo que están disponibles a cambio de sus perlas y piedras preciosas.

(164) XLIX. El Plomo negro se usa en los caños y lámina. Se extrae con un gran trabajo en España y en la Galia, Pero en Gran Bretaña es tan abundante en la superficie de la tierra, que una ley niega que se tome más de una cantidad. Las variedades de plomo negro son Iovetanum, Caprariense, Oleastrense. La escoria no presenta diferencias bien quemada. Estas minas son admirables, en algo único, una vez abandonadas, se hacen más productivas.

[2] El aire, que pasa en libertad a través de los agujeros ampliados, parece producir este resultado, de igual modo que el aborto parece que hace a algunas mujeres más fértiles. Esto fue demostrado recientemente en la Bética, en la mina Samariensi, 200 años abandonada daba 10.000 denarios por año entonces, después de haber sido abandonados, ahora es arrendada 255.000 denarios. De la misma manera, la mina Antonianum en la misma provincia, llegó a unos ingresos de 400.000 libras de renta. Es cosa notable que, si ponemos agua en un vaso de plomo, no se derrite y que si en esa misma agua que se tira una piedra o un cuadrante de metal, se quema y deshace el vaso.

L. [1-166] En medicina se utiliza sólo para terminar las cicatrices; planchas juntas de plomo en los lomos de los riñones reprime con sus cualidades de refrigeración los deseos venéreos. Se dice que Calvus el orador se reprimía por la noche lo que se había convetido en una verdadera enfermedad, y por tanto, le impedia mantenerse en el trabajo y el estudio, quitándole las fuerzas estos sueños privados. El emperador Nerón, (por que lo habían querido así los dioses), no cantaba sin ponerse una placa de plomo en el pecho, y mostró que servía para mantener la voz.

[2] Se cuece para medicamentos en vasos de barro, poniendo debajo azufre, puesto encima en láminas delgadas mezclado con hierro, Conviene taparse la boca cuando está cociendo, y los agujeros por donde pueda escapar, de hecho, las estufas producen vapores nocivos, mortal, especialmente para los perros, matan rápidamente. Los vapores de todos los metales son letales para las moscas y mosquitos. Por eso en las minas no hay de estos incómodos insectos. Algunos mezclan para la preparación limaduras de plomo con el azufre, mientras que otros prefieren albayalde que azufre. También existe su lavado como preparado en medicina: triturándose el plomo a mano en un mortero de plomo, después de haber puesto en él agua de lluvia, y continuando hasta que espese;

[3] y luego se retira el agua con esponjas y la parte más gruesa, hasta que se seca, y se divide en pastillas. Algunos muelen de esta manera el plomo limado, otros mezclan también el plumbaginem, (grafito llamado plomo negrootros, con vinagre o vino, o grasa o esencia de rosa. Algunos prefieren triturarlo en un mortero de piedra, sobre todo de piedra Thebaica con una mano de plomo en la preparación de esta manera se convierte en más blanco. La ceniza del plomo calcinado, se lava como el stibis (XXXIII, 33) y la cadmia. Es astringente, y detiene y cicatriza. Se utiliza también en las composiciones oftálmicas, especialmente contra las excrecencias de los ojos, para llenar los huecos de las heridas, para curar los crecimientos de las llagas, las grietas del ano o hemorroides o condilomas.

[4] Para estas cosass, es la preparación por lavado, y la ceniza quemada del plomo es buena para las úlceras, serpiginosum, y el empleo es tan bueno como el de la ceniza de papiro quemado (XXIV, 51). Se calcina el plomo en los platos, en pequeñas hojas, con azufre y se mueve con varillas de hierro o cañaheja (ferula común ), hasta que el plomo fundido se convierte en ceniza, y luego, tras el enfriamiento, se pulveriza. Otras presentaciones lo calcinan en vasos crudos de arcilla, y lo dejan el fuego hasta que la tierra se cocina. Algunos mezclan albayalde por igual, o la cebada, y la muelen como se ha dicho y se prefiere al spodio de Chipre.

LI. [1] La escoria de plomo también se usa. Es la mejor la que tiene color amarillo, sin rastro de plomo, o tiene la apariencia de azufre y no tiene tierra. Es machacado en los morteros, y lavada hasta que el agua toma un color amarillo y se pasa a a un vaso limpio, y así varias veces, hasta que se haga un depósito, una sustancia que es muy útil. Esta sustancia tiene el mismo efecto que el plomo, pero es más activa. Es de admirar la experiencia humana, que no deja de intentar mil maneras, ¡ni siquiera los residuos de heces y cosas repugnantes!

LII. [1] Hacemos también el spodium del plomo de la misma manera que el cobre de Chipre (XXXIV, 34). El lavado con agua de lluvia en un tejido de lino ralo, la separación de la tierra mediante el trasiego y pasando por cedazo, y luego se muele. Algunos prefieren quitar el polvo con plumas, y triturarlo con un fragante vino.

(173) LIII. El molibdeno (XXXIII, 105) es lo que hemos denominado en otro lugar galena, mineral común de plata y plomo. Es la mejor la que se acerca más al color del oro, y que se elimine la mayor parte de la apariencia de plomo, que es frágil y pesado. Cocido en aceite, toma el color del hígado. Se pone en la parte inferior del horno donde el oro y la plata, por ello lo nombran metallicam. El más valorado es el que se hace en Zephyrio (en la costa de Cilicia). Se estima que el molibdeno no tiene tierra y es menos áspero. Se calcina y lava como la escoria del plomo.

[2-174] Se usa en ungüentos lipara (hungüento para ablandar) para suavizar y refrescar las heridas, y se usa en los parches que no funcionan con un vendaje, pero si con linimento, para sanar las heridas en los cuerpos tiernos y más blandos. La composición es el siguiente: tres libras de molibdeno, una libra de cera y tres heminas de aceite. Si el cuerpo es de un anciano, se añade al aceite orujo de oliva. También se hace un compuesto con la escoria de plomo y plata, para la disentería que se usa en caliente, como un fomento.

LIV. [1-175] El psimmythium, es decir, el Albayalde, en las oficinas la mejor es la de Rodas. Se hace con raspaduras muy pequeñas de plomo, que ponemos en la parte superior de un vaso lleno de vinagre muy fuerte, que lo disuelve y roe. Esto cae en el vinagre que una vez se seca, se muele y tamiza, vuelto al vinagre, se divide en pastillas, y se seca al sol en verano. Otro proceso: Se pone el plomo en frascos de vinagre, y se tapa durante diez días y luego se raspa el moho que se forma y se vuelve a poner en vinagre, hasta que todo el plomo se ha consumido.

[2-176] Lo que se ha raspado es triturado, tamizado, tostado en platos y mientras se revuelve con una espátula hasta que la sustancia enrojece y se vuelve similar al sandaraque luego se lava con agua dulce poco a poco hasta que desaparecen las mánchas y, por último, se seca como se señaló anteriormente, y se dividió en pastillas. Las propiedades del Albayalde son las mismas que las sustancias de las que he hablado, pero es más suave, además, las mujeres lo utilizan para blanquear la tez. Bebido es un veneno, como la escoria de plata: si por segunda vez se tuesta el albayalde se pone rojo.

LV. [1-177] Ya hemos explicado casi todas las propiedades del sandaraque. Se encuentra en las minas de oro y las minas de plata. Es tanto más mejor cuanto más rojo, y tenga un olor más fuerte, más puro y fácil de romper y moler. Es bueno para limpiar, reprimir, calentar, y corroer. Su mayor propiedad llagar y pudrir. En linimento con vinagre, cura la alopecia. Se mezcla en los compuestos oftálmicos. Tomada con miel, limpia la garganta, y hace la voz clara y suave. Administrados en algunos alimentos con resina de therebinto, es un valioso recurso para el asma y la tos; quemado en perfume con el cedro, cura con el vapor por las mismas condiciones.

(178) LVI. [1] El arsénico es de la misma sustancia. El mejor es el color más bello o, como el oro, y si es similar a la sandaraque es menos considerado. Hay una tercera parte que es de color amarillo oro y el color de la sandaraque con el que se mezcla. Las dos últimas especies son escamosas, el primero está seco, puro, y se parte en función de la dirección de sus venas. El Arsénico tiene las mismas propiedades que la sandaraque, pero es más activo, por lo que está con los medicamentos cáusticos y para la depilación. Se elimina la pterygia de los dedos, pólipos nasales, las verrugas y todos los crecimientos carnosos y del ano. Se quema para aumentar la potencia, en vaso nuevo, hasta que cambia de color.

 

 

 

 

http://www.historia-del-arte-erotico.com/Plinio_el_viejo/libro35.htm

 

 TRATADO DE LA PINTURA Y EL COLOR

LIBRO XXXV

de la alfarería, del azufre, del salitre y otras tierras

   Te puede resultar de ayuda >>  tabla de medidas equivalentes 

I. [1] Hemos explicado casi en su totalidad la historia natural de los metales, en que consisten su riqueza y las sustancias con las que se unen y se presentan conjuntamente, se han presentado tanto el gran número, de composiciones de los medicamentos que proporcionan los misterios de las farmacias (XXXII, 38, XXXIV, 35), y procediendo con sutileza (XXXII, 55), las estatuas (XXXIV, 9) y el tinte para pintar y teñir (XXXIII, 36). Resta ahora que se digan las diferencia de la misma tierra y las piedras preciosas, y cada uno de los cuales fue escrito, sobre todo por los griegos, en varios libros. Para nosotros, perseverar en un corto espacio útil para nuestro propósito, con la condición de no omitir si no es necesario, cualquier sustancia natural.

(2)(Capitulo I) [2] En primer lugar, diremos acerca de la pintura, el arte noble antiguamente, mientras los reyes y las personas la desearon, y que muestra a los venideros ser digno de ser maestros con su imagen para la posteridad. Pero hoy en día está completamente apartada por el mármol, y ya también el oro y que incluso llenan toda la pared, que cortan el mármol, y representan objetos y animales, con piezas cinceladas.

(3)[3] Ya no gusta hacer más murales ni paisajes que se extienden por nuestras habitaciones, hay que pintar la misma piedra. Esto es un invento de la época del emperador Claudio. En virtud de Nerón, se imaginan en el mármol incrustando manchas que antes no tenían y, por tanto, varían en la coherencia, de manera que el Numidia (XXVI, 8) parece vaído y que el Synadico (V , 29, 4) se nerva con morado, con la suerte que ellos desean que tal lujo no ha querido la naturaleza producir en las montañas. Por lo tanto, suplen las faltas de un desarrollo a la carrera, al que le sigue el tormento de lujo, ya que se pierde por el fuego demasiado, que esto no parece que sea posible.

(4)II. (Capítulo II.) [1] La pintura, que se ha transmitido a la posteridad siendo la más perfecta semejanza de los personajes está completamente caída en desuso. Efigies de bronce con rostros de plata. Se cambian las cabezas de las estatuas, y a largo plazo la sátira, ya que es cierto que atraen la atención sobre la materia empleada, que se ve, y no ser conocida su figura. Y cubren las antiguas galerías de pinturas, honrando las efigies extranjeras, pero a sí mismos se consideran el metal de la efigie, que un heredero sin duda quebrará, o las ligeras manos provechosas del ladrón.

(5)[2] Así pues, no hacen retratos, dejan la imagen de su fortuna, no la suya. Estas mismas personas adornan las palestra, salas de ejercicio, con los retratos de los atletas que tienen en su dormitorio, y en ellos ponen el retrato de Epicuro, al que hacen sacrificios cada vigésima Luna, en honor del nacimiento del filósofo, y observan cada mes la celebración llamada Icadas (veinte): estos son precisamente los que no quieren ser conocidos incluso en vida. Es, sin duda, la hermosura del arte negligentemente perdido, y como están las almas sin carácter, también descuidan la representación del cuerpo.

(6)[3] Era otra cosa con nuestros antepasados: si estamos en el atrio y hay cosas para que sean vistas, no eran las estatuas de artistas extranjeros, ni de bronce o mármol, sino de cera, bustos que fueron colocados por cada uno, hechos muchos por ellos mismos en su casa, las imágenes siempre listas para servir en las honras fúnebres de la familia, y no carecía una muerte de ir acompañada de todas las generaciones que le habían precedido.

(7)[4] Los epitafios eran colocados en los bordes de los retratos: el tablinum (estancia equivalente al recibidor de transición al patio) se llenaban con los recuerdos de los actos y cosas hechas en su magistrado; fuera y alrededor del umbral de otras imágenes de hechos de heroicos hombres y enemigos muertos colgados, sin que fuera posible que un comprador lograra llevárselos, y las mismas casas todavía triunfaban después de cambiar de dueño. Fue un gran estímulo, la crítica reprochó que de las paredes, que todos los días su poseedor público entrase en el triunfo ajeno de una guerra que no había visto.

(8)[5] Tenemos en el orador Mesala (M.Valerio Mesala Corvino 64 adc.-8 dc.) una canción llena de indignación, con la que defendió que entre las imágenes de su familia, no se incluyesen otras imágenes externas de Levinos.

Por el mismo motivo Mesala el viejo (M. Valerio Mesala Rufo el Viejo, cónsul en el 53 adc.) escribió aquellos libros sobre el linaje de la familia, cuando, después de haber cruzado el atrio de Scipion Pomponianus que vio a través de una adopción testamentaria, Salucion (VII-54 su apodo) cundía, la vergí¼enza entre los Africanos, unidos en el nombre de Escipión. Pero que me perdone Messala: usurpando con una mentira, incluso las imágenes de hombres famosos, se muestran algunas de sus virtudes para el amor, y más honesto y honroso, a que ninguno ambicione las suyas en cuanto a que no lo merecen.

(9)[6] No debemos omitir aquí una nueva invención: ahora no solo se pone oro, plata o bronce por lo menos en las bibliotecas, cuyo espíritu inmortal todavía habla en los mismos lugares y va hasta la idea de volver imágenes que no existen, se pintan y conciben los rasgos que la tradición no les ha pasado, como ha sucedido con Homero.

(10) Que, creo yo, que un hombre no tenga como mayor prueba del éxito, que el deseo de saber cuáles eran sus características. La idea de combinar estos retratos en Roma, es debido a Asinio Polion, fue el primero por la apertura de una biblioteca, haciendo cosa pública el ingenio de las personas. También fue precedido en el presente por los reyes de Alejandría y Pérgamo, quienes fundaron las primeras bibliotecas pero no lo puedo asegurar.

(11)[7] Antiguamente se deleitaban mucho en las imágenes, se demuestra por Attico el amigo de Cicerón, quien publicó un libro sobre este tema, y Marcus Terentius Varro, que tuvo la idea liberal de añadir a su gran número de libros, no sólo nombres, sino también, las imágenes de setecientos personajes ilustres. De alguna manera Varron quería salvar del olvido sus rasgos, y para evitar la pérdida al transcurrir de los siglos, y que no prevalecieran contra los hombres. Inventor de una bendición para incluso los dioses, celosos, no sólo dio la inmortalidad a estos personajes, sino que los envió a través de toda la tierra, de modo que todo el mundo los pudieran ver y guardar.

(12) III. (Capítulo III.) [1] Este servicio dió Varron incluso a los extranjeros. Fue el primero en establecer el uso de dedicar los escudos de su nombre en privado, o en un lugar público, Pero, me parece, Appius Claudio, quien fue cónsul con P. Servilius en el 259 (459 adc.) de la fundación de Roma: que puso sus antepasados en el templo de Belona (Fue Apio Claudio el ciego en el 296 adc.), en un lugar alto para que fueran vistos, que se leyesen los títulos de sus dignidades. Gran espectáculo, sobre todo con la multitud de los niños, representados por pequeñas imágenes, se muestra la descendencia para continuar la línea y, que ninguna persona ve estos escudos sin placer y sin intereses.

(13)IV. [1] Después de M. í†millus (VII, 54, 2), su colega en el consulado Quintio Lutatius, colocó imágenes similares, no sólo en la basílica Emilia, sino también en la casa: y esto fue también ejemplo en Marcio. De hecho, las imágenes estaban en escudos similares a los que se peleó en Troya, pero después también tomó el nombre de clypeus (casco protector de la cabeza) y no de cluere, con la sutileza de engañar la gramática regular: siendo la inspiración del valor militar, y en un escudo representar la imagen de alguien que lo usó.

(14)[2] Los cartagineses hacían de oro los escudos, y en ellos se retrataban, y se ocupan de ellos en los campamentos: el hecho es que Marcius, vengador de Escipión en España, se encontró, después de haber arrasado el campamento de Asdrúbal, el escudo que perteneció al General. Este escudo permaneció suspendido por encima de la puerta del Capitolio hasta su primer incendio (83 adc. XXXIII, 5). Hemos observado en nuestros antepasados en este sentido tan poco interés, bajo el consulado de L. Manlio, Q. Fulvio, el año de Roma 575 de la fundación de Roma, M. Aufidius, que tomó la tutela del Capitolio, advirtió al Senado que algunos escudos de bronce eran de plata.

(15) V. [1] La cuestión de los orígenes de la pintura es oscura, y no está en los propósitos de este libro. Aseguran los egipcios, que este arte fue inventado hace seis mil años, antes de trasladarse a Grecia, es obviamente un argumento inútil. Entre los griegos, algunos dicen que fue descubierta en Sicyon, en Corinto dicen otros, todos de acuerdo en que sus comienzos fueron en una estrecha línea de la sombra de un hombre, y que así fue su principio. Para los segundos casos, usamos un solo color, monocromo se le dijo a este trabajo, después se han descubierto procesos más complicados; hoy en día la pintura monocroma todavía está en uso.

(16)[2] La invención se refiere al diseño que se atribuye a Philocles en Egipto, o Cleanthes de Corinto. Los primeros de estos artistas que la practicaron fueron Ardices de Corinto y Telephanes de Sicyon, pero sin usar cualquier color, y a continuación, escribieron en el interior sus nombre, por lo que estaba en uso para agregar el nombre del personaje que pintaban. El primero que inventó el arte de los dibujos de color, con fragmentos de ollas de barro triturado, fue Cleofas de Corinto. Debemos decir (XXXV, 43), que este Cleofas es diferente del artista del mismo nombre que, según Cornelio Nepus, siguió por Italia a Damaratum, padre del rey romano Tarquino el Viejo. De Corinto Damaratum huia para escapar de las injurias del tirano Cypsela.

(17)VI. [1] Ya, de hecho, la pintura era perfecta, incluso en Italia, es cierto, al menos, que todavía existe hoy en Ardea (en la via Apia a 28 km de Roma), en los templos, pinturas más antiguas que en Roma. Nada me parece más maravilloso que estas pinturas, que sin estar protegidas por un techo, despues de tan largo tiempo, mantienen su frescura. De Lanuvium, perduran también Atalante y Helena, pintadas desnudas al lado por el mismo artista, de gran belleza, donde uno reconoce una virgen: y no están dañadas, aunque el templo está en ruinas. 
(18) Gaius, legado del emperador Cayo Calígula, encendido de lujuria, ha intentado llevarselass, pero la naturaleza del recubrimiento no se lo permite. 
Sigue habiendo pinturas en Cere aún más antiguas, y quien examine cuidadosamente su arte, no debería haber llegado tan pronto a la perfección, porque obviamente, no había de ella en los tiempos de la Iliada.

(19)VII. (IV.) [1] Entre los romanos también rindió homenaje a este arte en buena hora, porque uno de los Fabius Pictores, de muy ilustre casa, lanzó su apodo Pictores, y el primero que recibió este nombre había pintado a sí mismo en el templo de la salud en el año 450 de la fundación de Roma; pintura que duró hasta nuestros tiempos, y que lo quemaron con el Templo bajo el reinado del emperador Claudio. Poco después celebramos la pintura de Hercules del poeta Pacuvio y pintor en la plaza del mercado de ganado, que era hijo de la hermana de Ennius, y la gloria de este arte no creció en Roma como la gloria del artista de la escena.

(20)[2] Más tarde, ya no está su ejercicio en manos de los notables, aunque al menos se quiere hablar de nuestro tiempo de Turpilius, caballero romano del Véneto, donde aún hay hermosas obras en Verona. Pintó con la mano izquierda, y esto no es conocido en ningún otro. Titedius Labeo proconsul en la Galia Narbonene, que murió hace poco tiempo, a una edad muy avanzada, se vanagloriaba de realizar pequeños cuadros, pero son objetos ridículos y despreciables.

(21)[3] Acerca de la pintura, no debo omitir un análisis de personajes famosos de primera fila: Q. Pedio, nieto de Q. Pedio, que alcanzó honra con el triunfo en su consulado, otorgado por el dictador César como heredero junto con César Augusto, siendo de nacimiento mudo, que por consejo del orador Messala, cuya abuela pertenecía a su familia, se ofreció a enseñarle la pintura, y de esta opinión fue también el divino Augusto: el niño hizo grandes progresos cuando murió joven. Pero en Roma fue de lo más popular su pintura.

(22) Si no me equivoco, fue Marco Valerio Máximo Messala, quien expuso por primera vez un cuadro en la Curia Hostilia (Edif. 1º del Senado Romano), en el año 490 de la fundación de Roma. La pintura representa la batalla que había ganado en Sicilia a los cartagineses y a Hieron.

[4] Lucio Escipion hizo lo mismo, y expuso en el Capitolio una imagen de la victoria que había ganado en Asia. Y esto, disgustó a su hermano Escipión el Africano, no sin razón: porque el hijo de este último fue capturado en la batalla.

(23) Lucio Hostilio Mancino, que entró en Cartago al asalto, ofendió a Escipion Emiliano también en la exhibición al público de una imagen del cerco de la ciudad y los ataques. El mismo se puso a explicar los detalles a la población que venia a verlo, con complacencia, lo que le valió el consulado en las siguientes elecciones. En los juegos de Claudio Pulcro (99 adc.), la escena era mucho mejor para admirar el arte de la pintura: Los cuervos, se dejaron engañar por la decoración y volaron hacia las tejas representadas.

(24) VIII. [1] El primero que dió popularidad a cuadros extranjeros en Roma, fue L Mummius apodado Achayo, porque obtuvo su victoria en Achaya. De hecho, estando vendiendo el botín que era grande, al Rey Attalus dio 600.000 sestercios (¿sestercio=10€?) por una representación de Aristides, con Baco; Mummius, sorprendido por la magnitud de la suma, sospechó de que existía alguna virtud que él no veía, rompiendo el trato. A pesar de todas las denuncias de Attalos, se colocó el cuadro en el templo de Ceres: fue, en mi opinión, la primera pintura extranjero, que en público se vió en Roma.

(25) [2] Creo que después se convirtió en uso común para describir en el Foro, la broma del orador Craso. Este cuestionó un testigo, y a este testigo, le planteó la pregunta: Dime, por lo tanto, Craso, que crees que soy? – Similar a él,- le contestó, señalando a un cuadro, a un galo sacando la lengua. Hubo también en el foro un cuadro de un viejo pastor con su palo, en la que el enviado de los tudescos (alemanes), se le preguntó cómo se sentía, respondió que él no se cambiaba por el original, incluso gratis.

(26)IX. [1] Sin embargo, el que dio principalmente el honor en público a una exposición de pintura fue el dictador César, que Ajax y Medea (VII, 39) puso en frente del templo de Venus Genitrix. El orador fue el Marco Agripa, sin embargo, hombre más cercano al trabajo rustico que a los halagos: Pero un discurso digno y magnífico para la mayoría de los ciudadanos, de la ventaja de hacer públicos todos los cuadros y todas las estatuas, siendo mejor que dejarlas en el exilio en las casas. Pero con esta virtud severa si que compró en el mercado de la ciudad de Cícico a un precio de 1.200.000 sextercios, dos cuadros, uno de Ajax, el otro de Venus. También incrustados en los mármoles, había en la mayoría de las termas, pequeños cuadros, que fueron retirados poco antes al reparar el edificio.

(27)X. [1] El divino Augusto ha hecho más que nadie: en el foro puso su nombre, para que fuera evidente, exponiendo pinturas: una guerra, y en el otro el triunfo. En el templo de su padre, César, ha puesto los Dioscuros, y la Victoria, y otros cuadros que mencionaremos en la lista de los artistas. En el Senado, consagrando el comicio, puso en las paredes dos cuadros: un Nemea sentada en un león, celebrando con una palma en la mano, está enfrente de una estatua de un anciano de pie con su vara: por encima de él está pintado un cuadro con un bigae.(carro de dos caballos)

[2] Nicias (XXXV, 40, 7) ha escrito sobre esta imagen que tenía encáustica (mezcla de cera con pigmentos): este es el término que ha utilizado.

(28) En el segundo cuadro, se puede admirar la imagen de un hijo adolescente con su padre, en que saluda la diferencia de edad, que observa a un águila con una serpiente en sus garras. Philochares afirma que esta obra es suya. El maravilloso poder del arte, a juzgar sólo por esta tabla, ya que, a través de Philochares, el senado y el pueblo romano puede contemplar tantos siglos a Glaucion y su hijo Aristipo (fundador de la filosofía hedonista), personajes innobles. El emperador Tiberio, poco agraciado príncipe, presentándose en el templo, dedicó en su turno a Augusto, cuadros de los que hablaremos pronto (XXXV, 40, 7). Con esto escrito mantenemos la dignidad de un arte que expira.

(29)XI. (Capítulo V.) [1] Ya dijimos de qué color pintaron los primeros artistas y que han utilizado cuando discutimos acerca de los colores de los metales (XXXII, 39), Le damos el nombre de este tipo de pintura monocroma. Vamos a decir a continuación, la lista de las artistas, que luego hicieron invenciones, cuáles fueron esas invenciones, y en que tiempos. El plan de nuestro trabajo requiere que abordemos en primer lugar, la naturaleza de los colores. Por último, el arte salió de su caos, se inventó la luz y las sombras, y esta diferencia en que los colores excitan o no. Luego añadió el brillo, que es distinto de la luz. Nombre asignado que se encuentra entre el brillo o la luz y la sombra, el tono (claroscuro), y las uniones de los colores en su transición de uno a otro, harmogen (¿armonia?).

(30) XII. (Capítulo VI) [1] Los colores son brillantes u oscuros, o que sean por su naturaleza o por mezcla. Los colores brillantes, suministrados a el maestro pintor, son el mínium, el armenium, cinabrio, el chrysocolla, índigo, purpuris. Otros colores son oscuros. En cualquier caso, algunos son naturales, y otros artificiales: son naturales, el Sinopisrubrica , paraetonium , el melinum, eretria, auripigmentum, otros son artificiales, principalmente los que dijimos en los metales, y entre los comunes de color, ocre, el blanco quemado (¿albayalde, cal, yeso?), sandaraca, sandyx, syricum, atramentum.

(31) XIII. [1] El Sinopis se encontró por primera vez en el Ponto: aunque el nombre proviene de la ciudad de Sinope. Nace también en Egipto, y en las islas Baleares, y en ífrica, pero el mejor está en la isla de Lemnos y en Capadocia, y se extrajo de las cuevas, se prefiere el que se adhiere a la roca. manchado por fuera el interior de la masa del color de la Sinope; y se utiliza para dar brillo (XXXV, 11). Hay tres especies de Sinope: El rojo, rojo pálido, y el intermedio. El precio de la mejor es de 3 denarios (en año 64 el denario tiene 3,4 gramos de plata, equivalente a 4 sestercios) la libra (aprox, 327 gramos). Se utiliza, ya sea con un pincel para pintar o el color de la madera.

(32) La que proviene de ífrica se vende a 8 ases (As=0,1 Denario) la Libra y la llaman cicerculum.

[2] El rojo, tiene ventaja para todos los muebles, que es un color más oscuro y muy oscuro se vende al mismo precio para las patas de los muebles. En medicina, se usa ablandado de Sinope, y fácilmente se pone los parches y cataplasmas, seco o líquido. Se utiliza contra las úlceras en sus zonas húmedas como la boca, y las fistulas del ano. Tomada estriñe el estómago. En dosis de un denario, retine las pérdidas; quemada y aplicada, desleída en el vino, cura los granos de los párpados.

(33)XIV. [1] Algunos ponen Sinopis de segunda calidad que tienen, de hecho considerándola como de primera clase de la tierra de Lemnos; muy cercana al minio, y es muy elogiada por los antiguos y en la isla donde nace este producto no se vende sino para sellar, lo que hizo llamarse sphragidas.

(34) Se utiliza dando un capa al minio, y falsificado. En medicina se le tiene por excelente. En linimento alrededor de los ojos, alivia el dolor y el lagrimeo de estos órganos, que impide el flujo de las rijas y se administra mezclado, en vinagre, en contra de las pérdidas de sangre (¿hemoptisis?); también la bebemos en las afecciones del bazo y los riñones, así como para las pérdidas de mujeres, y que emplea incluso contra los venenos, y en contra de las lesiones hechas por serpientes de tierra y mar; y por esto está también entre todos los antídotos.

(35)XV. [1] Entre otras tierras rojas, las de Egipto y ífrica son muy útiles a los artesanos de la madera, porque absorbe mejor las pinturas.

XVI. [1] Las minas de mineral de hierro también producen ocre. Quemando la tierra roja en recipientes nuevos cerrados con barro, cuanto más esté el ocre en el horno mejor. Como todos los elementos secos, son buenos para los parches, incluso para la erisipela.

(36) XVII. [1] Media libra de Sinopis del Ponto, diez libras de Sil brillante (XXXIII, 159), dos libras de melinum de Grecia, todos triturados y mezclados entre sí por un período de doce días, da el leucophoron (XXXIII, 64), es decir, una cola que se utiliza para fijar el oro sobre madera.

XVIII. [1] El paraetonium que se conoce como el lugar en que se encuentra en Egipto (en la costa al este de Alejandría, actualmente la ciudad de Marsa Matruh). Dicen que es espuma de mar solidificada con cieno, y de hecho se encuentran pequeñas conchas. También hay en la isla de Creta y Cirene. En Roma se se hace adulterada con greda Cimolia, hervido y espesado. La mejor calidad cuesta 6 denarios la libra. De todos el de color blanco es la mejor y más duradero en revestimientos, a causa de su plasticidad.

(37)XIX. [1] El melinum también es de color blanco, el mejor viene de la isla de Melos. También se encuentra en Samos, pero no es utilizada por los pintores, porque es demasiado pringoso. Lo que se extrae de la tierra se hace buscando las vetas entre las piedras. En medicina se usa como la tiza de Eritrea. Seca por el contacto lengua y quita el pelo, y lo vuelve fino. Se vende por un sestercio la libra. Una tercera clase de color blanco es el cerussa (albayalde) que hemos tratado sobre el mineral de plomo (XXXIV, 54). Hubo también un blanco que se encontró en Esmirna en las tierras de Theodoro, y que los antiguos utilizaban para pintar los barcos. Ahora todo se hace con vinagre y blanco de plomo, como hemos dicho.

XX. [1] El descubrimiento de Usta (quemada) se debe a la casualidad, observando este en los recipientes con cerussa luego del fuego del Pireo (¿? Persas 480 adc. ). Por primera vez lo utilizó Nicias, mentado anteriormente (XXXV, 10), estando lo mejor en Asia, también llamado purpúreo. Usta se vende a seis denarios la libra. También se fabrica en Roma, horneando la piedra de mármol, apagada en vinagre. Sin calcinarla no vale para las sombras.

XXI. [1] La erethrie toma su nombre del territorio del producto (IV, 21, 2). Nicomacho y Parrhasius lo han utilizado. Es emoliente y refresca; cocida, sana las heridas, es especialmente buena para secarlas, así como para el dolor de cabeza y para descubrir la supuración interna, de hecho, no hay pus, si la erethrie húmeda aplicada a la piel no se seca.

XXII. [1] Escribe Juba que el sandaraque y el ocre, son productos de Topacio, una isla en el Mar Rojo, pero no llega de allí. Ya dijimos cómo es el sandaraque (XXXIV, 55). También se hace falso sandarque con albayalde calcinado en horno. El color de esta sustancia debe ser como el de una llama, ya que cuesta cinco ases la libra.

(40) XXIII. [1] Mezclada con otro tanto de tierra roja, se convierte en sandyx pero veo que Virgilio tomó sandyx como césped, en este verso:

murice, iam croceo mutabit vellera luto,

sponte sua sandyx pascentis vestiet agnos. (Egloga IV, 45):

sin artificio alguno con solo pastar la hierba,

se vestirán de sandyx los corderillos.

Esta se vende la libra, a la mitad que la sandaraque; no hay otros colores mejores.

XXIV. [1] Uno de los colores artificiales es el syricum, que se utiliza, como hemos dicho (XXXIII, 120), encima se pone de una capa de mínio. Este se hace mediante la mezcla de Sinopis y sandyx.

(41) XXV. [1] También el color negro es de los artificiales, aunque también es una tierra con un doble origen. A veces mana como salitre, o se preparar sobre la tierra que es del color de azufre. Ha habido pintores que fueron a sacar de las tumbas el carbón quemado a la mitad. Todo esto es innecesario y no nuevo. Se puede hacer, negro de varias maneras, con el humo que se da la combustión de la resina y la brea, y se han construido fabricas que no permiten que el humo se escape, siendo más negro de esta manera, y con las teas muy loado; que se adultera con el hollín de las forjas y los baños, el cual se utiliza para escribir libros. Hay quienes calcinan las heces del vino seco, para garantizar que si es un buen vino, así obtenido, se asemeja a la tinta de indias.

[2] Polygnotus y Micon, pintores famosos de Atenas la preparaban con orujo de uva, y lo llamaron tryginon. Apeles inventó para prepararla quemando el marfil y le dieron el nombre de elephantinum. También se trae de la india el indico negro (¿tinta?), Que hasta ahora la composición es desconocida para mí. Los tintoreros usan el negro con la flor que se pega a las calderas de cobre. Se hace incluso quemando la madera de las teas, y triturando el carbón en un mortero. Las jibias, tienen esa maravillosa propiedad, tienen negro, pero no se usa. La preparación de todos los negros se hace a pleno sol, a la de escribir se le añade goma, para revestir las cuviertas se mezcla el negro con cola. El Negro disuelto en vinagre, no se borra fácilmente.

XXVI. [1] Entre los otros colores que dije (XXXV, 12), por su costo, lo usan solo los maestros. En primer lugar esta el purpuris que está hecho con tierra de plata. Se tiñe junto a los tejidos púrpuras, y tiñe el color más rápidamente que la lana. El mejor es el que se hizo el primero en la caldera hirviendo, donde bebe los jugos en pleno vigor. La segunda calidad la proporciona la misma caldera después de la extracción de la primera. Cada nuevo baño la calidad va disminuyendo, pues el líquido viene a tener menos color.

[2] Se prefiere la purpuris de Puteolanum a los de Tiro, la Getulica y Laconia, desde donde llegan hermosas púrpuras, el morado más valioso se tiñe con hysginum (IX, 65, 3), y se le obliga a que absorba rubia. El peor de los purpuris es el Canusium. El purpuris se vende por treinta denarios la libra. Los que pintan, poniendo en una capa de sandyx dando luego purpuris con huevo, para la luminosidad de color rojo, si es que quieren hacer púrpura, luego dan purpuris al huevo con una capa de color azul (XXXIII, 57).

(46) XXVII. [1] Después de este color el índigo ocupa el primer rango, es de la India, y se forma de cieno espuma juncos, luego de aplastado es negro, pero con retraso, da un bonito tono de azul oscuro. Otra especie de azul es el que flotan en las calderas de los tintoreros de púrpura, morada la espuma. Falsifican el Indigo con cierto tinte hecho con excrementos de palomas, o, tierra Selinonte, o Anular (XXXV, 30). Hay índigo con el carbón: porque la llama pura produce un hermoso color púrpura, y el humo tiene olor marino, por esta razón, creen que lo cosechan en el mar. El precio del indico (añil) es de veinte denarios la libra. En medicina, apacigua, y baja el impetu de los escalofríos en infecciones, y seca las heridas.

(47) XXVIII. [1] Armenia envía la sustancia que lleva su nombre. Es una piedra que se tiñe como chrysocolla (XXXIII, 26). Arménium es el mejor cuanto más de chrysocolla, tirando a verde. Por lo general, se vendía a treinta sestercios la libra, pero había arena en España que recibe la misma preparación, que ha hecho bajar a seis denarios el armenium. Se diferencia de la de color verde en que es un poco mas claro, por lo que es un color más suave. En medicina, se hace el trabajo para mantener el cabello, especialmente en las pestañas.

XXIX. [1] Se utilizan recientemente dos nuevos colores, que están entre los más baratos. Una de ellos es el verde llamado Apiano; que simula chrysocolla, ¡como si no hubiera ya bastantes falsificaciones de esta sustancia!. El Apia es verde se hace también con greda verde, y vale a un sestercio la libra.

XXX. [1] El color que se llama anular (XXXV, 27), es un blanco utilizado para proporcionar luz a las pinturas de las mujeres. Se hace con tiza, que se mezcla con perlas de vidrio que el pueblo a su manera, lo llamó anular.

XXXI. (Capítulo VII.) [1] En los colores, la cretula es amada para la pintura al fresco, se niegan a asumir una capa húmeda el purpuris, índigo, azul, mélinum, Oropimente, Apia verde, y albayalde. Se dan en ceras teñidas con los mismos colores para las pinturas en encáustica. Esto se puede hacer en las paredes, pero es común en los barcos de guerra, e incluso ahora en las naves de transporte. De hecho, decoramos los vehículos peligrosos: no nos sorprende, entonces, si la pintura también está las hogueras de los muertos, y si deben pelear hasta morir, en los gladiadores que van a la muerte, o al menos a la matanza. En vista de la variedad de colores, me doy cuenta y admiro la antigí¼edad.

XXXII. [1] Con sólo cuatro colores, el mélinum (XXXV, 19) para los blancos, el ático para el amarillo, el Pontico Sinopis para rojos, y los negros con el atramento, que Apeles, Echion, Melantio, Nicomacho, tan famosos pintores, ejecutaron obras inmortales. Entre ellos una sola tabla se podía utilizar para comprar todos los tesoros de una ciudad.

Ahora que el violeta se utiliza para pintar las paredes, y que la India envía el limo de los ríos (XXXV, 27) y la sangre de los dragones y los elefantes (XXXIII, 38), en la pintura no hay más obras de arte, así que todo era mejor cuando los recursos eran más bajos. Sí, es así, y que debido a que, como dijimos antes (XXXV, 2, 2), se centra en el valor de la materia, en lugar de la ingeniería.

XXXIII. [1] No voy a dejar de escribir de la locura de nuestro siglo, en una pintura, el emperador Nerón había mandado pintar en proporciones colosales, ciento veinte pies, en el lienzo algo desconocido. Un coloso con su figura, Esta imagen se acaba de terminar, y un rayo cayó sobre el y se consumió, con la mayoría de los jardines. Uno de los liberados de este príncipe, que quería dar en Antio el espectáculo de los gladiadores, cubrió con pintura todas las puertas públicas como sabemos, donde están retratos reales de gladiadores y muchos gerentes, desde siglos es el mayor impulso en tener gusto por la pintura. C. Lucanus Terentius que fue el primero en pintura, en exponer en público, la lucha de gladiadores: en honor de su abuelo, que le había adoptado, en tres dias dio treinta pinturas de igual valor y puso una tabla sobre la lucha en el bosque de Diana.

(53)XXXIV. (Capítulo VII.) [1] Ahora, daré relación lo más breve que pueda de los famosos pintores, porque no es menester dar largo discurso. Por lo tanto, es suficiente para muchos el nombre por así decirlo, de paso en otros: haciendo excepción en las obras muy conocidas, que convendrá hablar al menos brevemente.

(54) La imprecisión de los griegos es la causa del problema: se han colocado varios pintores de los Juegos Olímpicos. El primer artista que ellos llaman en el primero, en la Olimpiada noventa, (para cronología olimpica año 1=195 olimpiada; aprox. 420 adc) pero se informa de que Phidias mismo había sido originalmente un pintor y pinta el Olymplum en Atenas, y también leemos que en la ochenta y tres (460 adc), su hermano Paneno pintando en Elis (XXXVI, 177) en el interior del escudo de Minerva hecho por Colotes, un alumno de Fidias, y que le asistió para hacer el Júpiter Olímpico (XXXIV, 19, 37).¿Qué decir?

(55)[2] añadir esto: también es evidente que Candaule, el último rey Lidio de la raza de los Heraclidas, que llamaron Mirsilo, que pagó su peso en oro por una pintura de Bularque (VII-126), en la que representa la batalla de Magnetum, tanta estimación había alcanzado la pintura. Esta debe coincidir con la época de Rómulo: en efecto, Candaule murió en la decimoctava Olimpíada, o, como algunos afirman, el año de la muerte de Rómulo, lo que demuestra, si no me estoy equivocando , que el arte estaba ya muy perfeccionado.

(56)[3] Si aceptamos esta conclusión, se deduce que el inicio de la pintura se remonta a mucho antes, y que se pintaba monocromo (no se sabe cuanto tiempo) una fecha hasta más trasera: Hygianon, Diniam, Charondas, y el que fue el primero en distinguir los sexos en la pintura, Eumarrum de Atenas, que se atrevió a imitar todo tipo de figuras, y finalmente Cimon de Cleone, que desarrolló lo que había inventado este.

[4] Inventó Cimon el catagraphas, es decir las imágenes con su cambio de tamaño cerca o lejos, y que nos miraran estando los rostros de frente o de perfil y menospreciando hacia atrás. Marcó las articulaciones de los miembros, expresó la venas, y también en las vestiduras indica los senos y los pliegues.

(57) Paneno, hermano de Phidias, representó la batalla de Maratón entre los atenienses y los persas. El uso del color era tan común y el arte tan perfecto que se ha dicho que Paneno lograba la similitud, en los capitanes que pinto al mando en esta batalla: al lado de los atenienses, Milcíades, Calímaco, Cynaegire; el lado de los bárbaros Datis, y Artapherne.

(58) XXXV. (Capitulo IX.) [1] Por los tiempos en que Paneno floreció, se dieron los certámenes de pintura en Corinto y Delfos, que fueron los primeros, y Paneno disputó con Timagoras de Chalcis, y perdió en los juegos de Pythian: se puede ver por los versos que Timagoras se hizo a sí mismo, con ciertos errores en las crónicas. Después de estos, y siempre antes de la noventa Olimpiada, otros fueron famosos como Polygnotus de Thasos, que pintó la primera mujer con ropas brillantes, y puso en su cabeza una mitra de diferentes colores: contribuyó en gran medida al progreso de la pintura, por primera vez se abrió la boca, e hizo ver los dientes, e introdujo variación en el rostro, en lugar del rigor anticuado.

(59) [2] Una tabla se puso en el pórtico de Pompeyo sobre un caballete a la vista de los transeúntes, y tenía a uno con un escudo que sube o que baja, pintó un templo de Delfos y el pórtico de Atenas llamado Poecile que hizo con mucha gracia, aunque parte pintó Micón por precio por lo que obtuvo más autoridad. Porque los Amphictyones son el concilio público de Grecia, y votó que se le diera alojamiento de premio. Y otro Micón que llamaban el menor por diferencia con el primero, que tenía una hija llamada Timarite que pintaba

(60) XXXVI. [1] En la Olimpiada 90 vivió Aglaophon, Cephisodorus, Erillus, el padre de Evenor y preceptor de un gran pintor del que hablamos en su momento, Parrasio. Todos estos artistas ya son dignos de elogio, pero no lo suficiente para hacernos detener en nuestro progreso hacia los que eran las luces de la técnica. Entre estas  brillaba Apolodoro ateniense en primer lugar, en la 93 Olimpiada. Quien por primera vez que fue capaz de dar tolerancia a las facciones, y con razón, contribuyó a la gloria del pincel. De su mano, es un sacerdote en la adoración, y Ajax herido de un rayo, que se puede ver en Pérgamo. No hay antes de él una pintura donde los ojos miren.

(61)[2] Las puertas se abrieron en el arte con Apolodoro, y las cruza Zeuxis de Heraclea el cuarto año de la Olimpiada 95, y el pincel ya que el pincel no entra hasta estos momentos, el pincel , que comenzó a crecer más audaz en sus manos llegó a preciosa foto de la gloria. Algunos autores lo han colocado indebidamente en la 89 Olimpiada, cuando debería estar reservada para Demófilo Himera y Nesea Thasium, pues lo hacemos alumno de uno de estos, aunque no se sabe de cuál es. Apolodoro, mencionado arriba, le hizo versos en contra cuando dijo que Zeuxis guardó para sí el arte que había robado a otros.

[3] Zeuxis adquirido tanta riqueza, que en un desfile que hizo en Olimpia, lo hizo con su nombre bordado en letras de oro en las teselas de sus ropas. Más tarde se decidió a regalar sus obras, porque, dijo, no hay precio suficiente para pagarlas. Así que le dio a Alcmena Agrigentino un Arquelao Pana. Hizo una Penélope, que respiraba castidad. También es un atleta, él estaba tan contento, él escribió esto en la parte inferior para hacerse famoso: “Les será más fácil envidiarme que imitarme”. Su Júpiter en el trono, rodeado de dioses, es magnífico, y el niño Hércules asfixiando las serpientes en la presencia de Anfitrión y su madre Alcmena aterrorizada.

(64)[4] Sin embargo, se le acusa de hacer las cabezas y sus articulaciones muy grandes. Por otra parte, su deseo de hacerlo bien era extremo, hizo para los Agrigentinos una obra que se consagra en el templo de Juno Lacinia, para ello examinó a sus doncellas desnudas, y escogió cinco para la pintura de lo que cada una de ellas fuese más bello. Zeuxis fue también monocromo.

[5] Fueron contemporáneos y seguidores Timantes, Androcydes, Eupompe, Parrasio.

(65) Esto, dicen, que competía con Zeuxis. Este trajo las uvas pintadas con tanta verdad, que las aves llegaron a picotear, El otro trajo una cortina tan natural representada, que Zeuxis, orgulloso de la adjudicación por las aves, pidió que retirase el telón de una vez, para ver la imagen. A continuación, reconociendo su ilusión, admitió la derrota con hidalguía, ya que él había engañado a los pájaros, pero Parrasio había engañado a un artista como fue Zeuxis.

(66)[6] También se dice que Zeuxis pintó más de un niño, en que las uvas: el pájaro intenta picotearlas, y procediendo con la misma nobleza y modestia, diciendo: “pinté mejor las uvas que el niño, si lo hubiera hecho tan bien, el pájaro hubiera tenido miedo”. También hizo figuras en arcilla, las cuales dejó en Ambracia, y desde allí llevó las Musas a Roma cuando Fulvius Nobilior (año de Roma 666). Fue en Roma, de la mano de Zeuxis, un Elena, en los pórticos de Filipo, y en el Templo de la Concordia, un Marsias atado.

(67)[7] Parrhasius nació en Éfeso contribuyó mucho, también a los progresos de la pintura. El observó por primera vez la proporción, puso la finura en el aire de la cabeza, la elegancia en el pelo, la gracia en la boca, y en concurso con los artistas, ganó el premio a los contornos. Esto es en la pintura la habilidad suprema, la pintura del cuerpo, entre los objetos, es probable que sea mucho más exitosa: en lugar de los extremos del cuerpo, aunque completo el perfil realizado en la pintura, rara vez es ejecutado con éxito;

(68)[8], ya que el fin debe a su vez, terminar con el fin de prometer algo más detrás de él, y aun para ver lo que oculta. Tal es el mérito que le dio Antígono y Jenócrates, quien escribió sobre la pintura y muchos otros puntos, que no confiesa, alaban su capacidad. Todavía hay dibujos de él en sus tablillas y pergaminos, y dicen que los artistas se aprovechan de ellos. Sin embargo, en comparación con el mismo, parecía menos feliz de expresar la parte media del cuerpo.

(69) También pintó el pueblo ateniense, y el emblema es genial:

[9] que lo quería hacer variado, enojado, injusto, inconstante, y al mismo tiempo, exoneroso, amable y compasivo, lleno de grandeza, glorioso, humilde, valiente, tímido, y todos al mismo tiempo. Pintó el Teseo que se encuentra en Roma en el Capitolio, y un capitán con su coraza, y, en una tabla que está en Rodas, a Meleagro, Hércules, Perseo. A este cuadro, le cayeron tres veces un rayo, no se ha estropeado, y esto eleva su admiración.

(70)[10] Pintó un Archigallum,(sumo sacerdote, ¿castrado?) cuadro que Tiberio amaba mucho. Este príncipe, de acuerdo a Eculeon Decio, pagó 60.000 sestercios, y que lo colocó en su dormitorio. Pintó a Creta criando un niño en sus brazos, Filisco,y Baco, con la virtud de pie al lado del otro, dos hijos, donde vemos la seguridad y la simplicidad de su edad, y un sacerdote que está cerca del un niño con un incensario y una corona. Todavía hay dos pinturas de él, una muy famosa es un jinete armado que lucha por la corona,

(71) y que parece verse el sudor: el otro, un hoplita que muere armado colocando sus brazos, y se cree al verlo que exhala el aliento. La gente también se maravilla con Eneas, Castor y Pollux, representada en en una tabla; Télefo, Aquiles, Agamenón, y Odiseo.

[11] Artista fecundo, pero nadie más insolente y orgulloso superando cualquier otra gloria de su talento. Se dió apodos, Abrodieto (que viven en el lujo) y, en otros versos, que se declara a sí mismo Príncipe de la pintura, dirigido por él, dijo, quien la deió perfección. Por encima de todo, reclamó ser vástago de Apolo, y se jactó de haber pintado el Hércules que está en Linde, y que le ocurrió, con frecuencia, durante el sueño.

(72) En Samos, por mayoría de votos, quedó después de Timantes para una obra de Ajax y el juicio de las armas, dijo que sufrió en el nombre del héroe, por verse derrotado por segunda vez por un adversario indigno. También pintó imágenes obscenas pequeñas, deshonestas bromas impúdicas.

(73)[12] En cuanto a Timantes, se tuvo especialmente en cuenta, Su Ifigenia, que fue celebrada por las alabanzas de oradores (Cic. de ORAT. 22 § 74): Presentada de pie cerca del altar donde será muerta, pintó la tristeza en los rostros de todos los asistentes, y especialmente en senadores y patricios, y de haber agotado todas las características del dolor, cubrió el rostro del padre, no resultando posible dar expresión más adecuada.

(74)Todavía queda una prueba más de su mente, por ejemplo, un cuadro pequeño de un cíclope, para percibir el tamaño de los gigantes, que pintó sátiros de medio pulgar con un tirso. Este el único cuyas obras sugieren más que hay pintado encima, y aunque el mayor arte se manifiesta, sin embargo, creemos que todavía mayor el espíritu. Ha pintado un héroe, muy trabajado, y está llevado al más alto grado el arte de pintar a los héroes: esta obra se encuentra actualmente en Roma, en el Templo de la Paz.

(75)[13] Al mismo tiempo, enseñaba Euxénidas a Aristide, artista famoso, y su discípulo fue Eupompe Pánfilo, maestro de Apeles. Es de Eupompe de un ganador en una lucha, con una palma en la mano. Su reputación era tan grande que hizo escuela, y que, en lugar de dos géneros admitidos anteriormente, el griego y el estilo asiático llamando Heládico a una subdivisión del griego, se dan tres tipos: jónico, ático y Sición: Eupompe era de Sición.

(76)[14] Fue de mano de Pánfilo, la batalla de Fliunte, con la victoria de los atenienses, y también Odiseo en su barco. Era macedonio. Este fue el primer pintor que había estudiado todas las ciencias, especialmente aritmética y la geometría, sin las cuales argumentaba que la pintura no podía ser perfecta. No enseñaba a las personas por menos de untalento: Pedía 500 denarios por año (denario=4 sestercios) Melantio y Apeles le pagaron este precio.

(77)[15] Es a través de la autoridad de este artista, que por primera vez en Sición y posteriormente en toda Grecia, que aprendieron en primer lugar a los niños nobles diagraphica, es decir, a pintar sobre madera y que este arte fue recibido como la primera entrega a las artes liberales. El hecho es que el arte de la pintura todavía conserva el honor que los hombres libres han ejercido, e incluso los hombres de alto rango, y estaba constantemente prohibido enseñar a los esclavos, que es la razón que ni en pintura ni en la escultura no había trabajo famoso realizado por un esclavo.

(78)[16] En la 107 Olimpiada vivió Aetion y Therimachus (XXXIV, 19, 2), que eran famosos. Hay hermosas pinturas de Aetion: un Baco, la tragedia y la comedia; Semiramis que llegan de la categoría de esclavo al trono, una anciana llevando las lámparas, y una novia que destaca por su modestia.

(79)[17] Sin embargo, todos los pintores anteriores y posteriores han sido superados por Apeles de Cos, en la 112 Olimpiada. Por sí mismo ha contribuido al progreso de la pintura casi más, que todos los demás juntos, y ha publicado libros sobre los principios de este arte. Fue especialmente hermosa su pintura, aunque hubo en su tiempo muy grandes pintores que admiraban su trabajo, que la llenaron de elogios, lograban hacer todo lo demás, pero decían que carecían de la charis (venus charis) destinada a él , pero en esta parte el solo, no tenía igual.

(80)[18] Se atribuye a sí mismo otro mérito, admirar una pintura de Protógenes un trabajo enorme y un límite finito, dijo que todo era igual entre él y Protógenes, o incluso superior en el segundo, pero que tenía una ventaja, es que Protógenes no sabia retirar la mano de la tabla: memorable lección, aprendió que lo demasiado a menudo es dañino. Su sinceridad no era inferior a su talento, está de acuerdo en la superioridad de Melantio, en la disposición, y Asclepiodoro en las escalas, es decir, en la distancia que entre los objetos debería ser.

(81)[19] Se sabe lo que pasó entre él y Protógenes: Protógenes vivía en Rodas, y Apeles navegó a la isla, pues estaba ansioso por conocer los trabajos de un hombre que sólo conocía de oídas, que se fue inmediatamente al taller. Protógenes estaba ausente, pero había una gran tabla colocada para pintar, y una anciana que la custodiaba. Esta dijo que Protógenes estaba fuera y preguntó de quien diria que le había buscado: “Aquí respondió Apeles y, cogiendo un pincel, que empató con el color en el campo de la pintura, una línea de extrema delgadez.

(82) luego a Protógenes la vieja le dijo lo que pasó.

[20] El artista dijo inmediatamente, al haber contemplado la delicadeza de la línea, – Apeles vino, nadie más puede hacer nada más perfecto.- Él mismo entonces, en esta misma línea, señaló una más delgada con otro color, y se fue a recomendar a la viejo que lo mostrase al extranjero, si volvía, – y le dices: “He aquí el hombre que busca”-. Lo que él había previsto: Apeles regresó, y avergonzado de ser menos, hendió las dos líneas con un tercer color, dejando la línea imposible de más sutil.

(83) Protógenes, admitió la derrota, voló al puerto a buscar a su huésped. Consideraron la conveniencia de preservar para la posteridad esta tabla admirada por todos, pero especialmente por los artistas.

[21] He oído que pereció en el incendio que consumió el último de palacio del César en la colina del Palatino. Me detuve una vez ante la tabla, que no contiene nada en su espaciosa extensión más allá de la vista, que aparece como vacío, y en el centro varias líneas excelentes, que huyen de la vista pero que atraían a la vista, con esto es más conocido que cualquier otro tema.

(84)[22] Apeles tenía un hábito que nunca dejó: y era, por muy ocupado que estuviera, no dejar pasar un día sin trazar una línea en la práctica, esta costumbre dio lugar a un proverbio. Cuando hubo terminado un cuadro, lo expuso en una plataforma a la vista de los transeúntes, y de pie por detrás, escuchaba las críticas que le hacían, prefiriendo la decisión del público, como más exacto que la suya.

(85) Dicen que, fue reprendido por un zapatero, por mantener una manija en el zapato por dentro de menos. Al día siguiente el mismo zapatero, muy orgullosos del éxito que su comentario de ayer, y que se corrigiese el error, comenzó a criticar la pierna. Apeles, indignado, se presentó, exclamando que no tenía nada más que criticar un zapatero más arriba del calzado, que también quedó como proverbio.

[23] Tenía Apeles alegría y gracia en las formas, que le hace particularmente agradable a Alejandro Magno: el príncipe es un visitante frecuente en su estudio, y como hemos dicho (VII, 38), fue vedado por un decreto, a cualquier otro artista que le retratase. Un día en el taller, Alejandro hablando de pintura sin saber mucho, el artista comenzó suavemente a guardar silencio, diciendo que él no estaba abierto a que se rían los niños que están moliendo los colores.

(86) Con más razón con la autoridad que da de hecho, de ser un príncipe iracundo.

[24] Entonce, Alejandro dio un memorable ejemplo de honra para el pintor, pues la tenía que pintar desnuda para admiración, la más querida de sus concubinas, con el nombre Campaspe, pero el artista con el trabajo se convirtió en su amante, Alejandro, que entró en conocimiento, con gran valor de rey, dijo que Apeles está cautivo de si mismo, y se la dió, que dicha acción no es menor honor que las victorias, porque él se derrotó a sí mismo.

(87) No sólo se sacrificó a favor del placer del artista, y aun de sus afectos, incluso sin tener en cuenta los sentimientos que tenía su favorita de pasar de los brazos de un rey a los de un pintor. Hay quienes creen que sirvió de modelo para la Venus Anadyomene.

[25] Apeles, era muy apacible con sus rivales, el fue el primero, que dió a Protogenes reputación en Rodas.

(88) Protogenes era poco conocido en su país, que es lo que suele suceder: Apeles le preguntó qué precio ponía a unos cuadros que había hecho, se dice que poca cosa; Apeles ofreció 50 talentos (un talento=21,6 gramos de plata), y propagó el rumor de que los compraba para venderlos como propios. Esto hizo que los rodios entendieran el mérito de su pintor, y no dio sus cuadros hasta después de haber puesto un precio más alto.

[26] Pintó un retrato con un parecido tal quApion el gramático escribió algo increíble de una de esas personas que adivina las características de la cara, y que llaman metoposcopes, había adivinado los años de la muerte desde el retrato, o que ya llegó, o en el futuro, de los que representaba.

(89) Apeles estaba en poca gracia con Ptolomeo, desde tiempos de Alejandro: Ptolomeo reinaba en Egipto, Apeles fue lanzado por una violenta tormenta a Alejandría; engañado fue invitado por el bufón del rey; y durante la cena llegó el rey Ptolomeo, y mostrando su indignación a los funcionarios encargados de las invitaciones, le preguntó cuál de ellos lo había invitado. El artista tomándolo como un desprecio tomó un carbón, y lo dibujó en la pared de tal manera que el Rey conoció al bufón al primer vistazo.

(90) [27] Apeles dibujó también el retrato del Rey Antígono, ciego de un ojo, e imaginando como ocultar sus defectos, lo hizo el perfil de tal manera, que en la persona no parecía realmente la falta en la pintura, y mostró el lado de la cara que podría mostrar su conjunto. Hay entre sus obras imágenes de personas soplando. De hecho, no es fácil decir cuales son los más excelentes de sus producciones.

(91)[28] La Venus Anadyomenes, es decir, fuera del mar, fue consagrada por el divino Augusto en el templo de su padre César. Este cuadro ha sido celebrada por los griegos con versos que ha ganado, pero ya ilustrada. La parte inferior de esta figura ha sido dañada, pero no hemos podido encontrar a alguien capaz de restaurarla, resultando los daños aún en la gloria del artista. El Tiempo y la decadencia la ennegreció y destruido por la carcoma, este cuadro durante el reinado de Nerón, fue sustituido por otro de mano de Dorotheo.

(92)[29] Apeles también había comenzado, para el pueblo de Cos, otra de Venus que ha superado incluso la primera, pero la envidia de la muerte le impidió terminar, y nadie se ha constado que quisiera seguir el esquema. También pintó en el templo de Diana de í‰feso, a Alejandro Magno con un relámpago en la mano, que parece que se le puede tocar con los dedos y que el rayo sale de la tabla, y le pagaron 20 talentos de oro. Que los lectores recordarán que todas estas obras fueron ejecutadas con cuatro colores (XXXV, 32). Por lo que por esta obra, no hay monedas de oro, para pagarla.

(93)[30] También pintó la pompa de Megabizo, y al sacerdote de Diana de Efeso. A Clitus a caballo, correr al combate: y un escudero dándole el casco que le solicita. No es necesario enumerar las veces que él pintó a Filipo y Alejandro. Se puede admirar en Samos, un Habron. En Rodas, un Menandro rey de Caria, y también pintó a Anceo. Una en Alejandría, Gorgosthenen tragoedum, en Roma, Castor y Pollux con la victoria y Alejandro Magno. Una imagen de la Guerra con las manos atadas a la espalda, y luego Alejandro en un carro triunfal:

(94)[31] Estos dos cuadros fueron facilitados por el divino Augusto, con modestia y buen gusto, en el sitio más principal de la plaza con su nombre. El emperador Claudio pensó que mejor en ambos cuadros quitar la cabeza de Alejandro, y sustituirlas por las del divino Augusto. También se atribuye el Hércules visto desde atrás en el templo de Antonia, pintura muy difícil, la pintura muestra de más el rostro de un Dios. Pintó un héroe desnudo, y esta pintura ha desafiado a la naturaleza misma.

(95)[32] Existe o ha existido un caballo que hizo en competencia. Para esta tabla Apeles dejó el juicio de los hombres y pidió el de las bestias, al darse cuenta de que sus rivales le habían superado por sus pláticas, mostró los caballos a las yeguas y solo relincharon al ver el de Apeles, y no hace falta decir que en esta prueba salió triunfante la pintura.

(96)[33] hizo aún Apeles a Neoptolemo a caballo luchando contra los persas, a Archelao con su esposa y su hija, Antígono acorazado, a caballo. Los maestros del arte prefieren a todos sus otros trabajos el mismo rey a caballo, y Diana en medio de un coro de vírgenes celebrando un sacrificio, el cuadro en el que parece haber superado los versos de Homero (Iliada XVI, 180), que describe el mismo tema. Pintó también lo que no se puede pintar, truenos, relámpagos y rayos: cuadros conocidos como Bronte, Astrapi, y Ceraunobolia.

(97)[34] Sus invenciones en el arte han sido de gran utilidad a todos, Sin embargo, no se le pudo imitar por persona: sus pinturas al terminarlas, les puso una capa de una tinta tan ligera (barniz) que, al tiempo que refleja en más la vitalidad de los colores, protegía del polvo e inmundicias, que no se ven, que parecía de suficientemente cerca que se pudiera tocar. Con la sutileza de la tinta presente, Apeles ganaba la gran ventaja de suavizar el brillo de los colores, demasiado brillantes a la vista, era como si hubiéramos mirado el cuadro a través de una piedra especular. Este proceso dio también un ocultamiento, un tono más oscuro en los colores demasiado brillantes.

(98)[35] Es contemporáneo suyo Aristide de Tebas. Fué el primero en, pintar los sentimientos, y representar la moral del hombre, lo que los griegos la llamaban middot;cedil;· (ética), sino que también expresa los problemas del alma y su color es un poco difícil. Es a la pintura en la que vemos en la toma de una ciudad, una madre moribunda y heridos: detrás un niño se arrastra hacia el cuerpo, de la madre que parece verla y toma de la teta la sangre en lugar de leche que ya se secó. Alejandro había hecho trasladar la tabla a Pella, su tierra natal. Aristide pintó una batalla contra los persas, este cuadro contiene cientos de participantes, y el precio ajustado con Mnasone, tirano de Elate es de 10 minas por cada uno de ellos.

(99)[36] Pintó carros de cuatro caballos corriendo, uno gritando que se le escucha escrito como a las voces de los cazadores y la caza;y a Leontion Epicuro; Anapauomene , que murió de amor por su hermano (Byblis, Ovidio Metamorfosis IX-450), También a Baco y Ariadna, que se ven en Roma en el templo de Ceres, una tragedia y un niño en el templo de Apolo:

(100) Esta obra fue estropeado por la torpeza del pintor de que el M. Iunius, entonces pretor, confió para limpiarlo a tiempo de los juegos de Apolo. Hemos visto también en el templo de la Fe, en el Capitolio, un viejo con un arpa dando lecciones a un niño. También pintó un enfermo de quien no terminan las alabanzas. Así destacó en su arte, que el rey Attalus, dió cien talentos por una de sus pinturas.

(101)[37] Junto a Protogenes, como hemos dicho, se desarrolló al mismo tiempo Caunus en la ciudad de Rodas. con pobreza extrema, al principio, como extremo en su deseo en el arte, realizó muy pocas obras. No se sabe con certeza quien fue su maestro, incluso algunos dicen que pintó barcos hasta la edad de cincuenta años. La prueba, dicen, es que la pintura en la famosa ciudad de Atenas, en el Propileo del Templo de Minerva, donde hizo a Paralum y Hammoniada, llamado por algunos Nausicaa, y pintó dos barcos alargados, lo que los pintores llaman Patergas; queriendo mostrar a cuanto llegaron sus obras a esta ciudadela, en el templo tan afamado.

(102)[38] Entre sus composiciones, resalta Jalysus, que se encuentra en Roma, dedicada en el templo de la Paz. Trabajó como vivió, dicen que no comió otra cosa fina que altramuces remojados para sustentarse de su hambre y sed, de manera que su espíritu no se entorpeciera demasiado con el gusto de la comida. Y para defender esta imagen de los daños y de la vejez, le dió cuatro manos de color, de modo que si una capa caía, la otra le sucediese. En otra tabla puso un perro de una manera única, porque parecía que no estaba pintada sino conjuntamente del arte y le encontró en este perro el aliento que parecía ser pintado, convencido de que el resto era muy raro y difícil.

[39] No pudiendo disminuir y que pareciese demasiado, el efecto inmediato de la realidad, en vez de pintura, de ninguna manera. Estaba preocupado, atormentado, porque, en la pintura quería la verdad, no así. Había aclarado varias veces, había cambiado su pincel, y no había manera, y, por último, a pesar de ir contra el arte, tan empecinadamente, tiró su toalla sobre la tabla malhumorado: y la esponja sustituyó los colores, el camino que quería la naturaleza lo encontró caprichosamente.

(104)[40] Algo parecido se dice, de Nealces para poder hacer la espuma de un caballo: al que él mismo lanzó su esponja, mientras pintaba un hombre con un caballo al que retenía. De esta manera, incluso Protogenes les enseña a utilizar la oportunidad. Debido a esto Ialysus, temiendo la quema, por el rey Demetrio, de incendiar el único lugar donde podría tomarse Rodas, por que no se quemase la pintura perdió la oportunidad de la victoria.

(105) Protogenes vivía en un pequeño jardín en un suburbio, es decir, en el campamento de Demetrio.

[41] En la lucha no le burlan y no interrumpió de ninguna manera su trabajo, hasta ser llamado por el rey, quien le preguntó cómo se mantenía tan seguro fuera de los muros: “Yo sé “, respondió el artista, “..que hace la guerra a Rodas, no a las artes.” El Rey le puso guardia para protegerle y que, no contentos con haberlo salvado, quería ver más de él. Para no perturbarle demasiado, a menudo su enemigo le visitaba, abandonando el cuidado de su victoria, en medio de las armas y de atacar a la pared, mientras, contempla el trabajo de un artista.

[42] Protogenes en esta tabla en la que cabe la circunstancia, que pintó en virtud de la espada:

(106) el llamado Sátiro Anapauomenos, que, y para mejor marca de gozo le hizo, una flauta en la mano. Pintó un Cydippe un Tlepoleme, al poeta trágico Philiscus meditando, un atleta, el Rey Antígono, la madre de Aristóteles. Este filósofo le aconsejó la pintura de las acciones de Alejandro el Grande, para eternidad de la memoria. El impulso de su genio, y el capricho de artista, le hicieron preferir los temas que he mencionado. Sus últimas obras fueron un Alejandro y el dios Pan. También hizo figuras de bronce, como ya hemos dicho (XXXIV, 19, 40).

(107)[43] En el mismo tiempo vivió Asclepiodoro admirado por Apeles en las proporciones. El tirano Mnason pagó por doce dioses a 30 minas el dios. El mismo Mnason pagó a Theomnesto 20 por cada héroe.

(108)[44] Tenemos aquí a Nicomacho, hijo y alumno de Aristodemo. Pintó el secuestro de Proserpina, el cuadro que figura en Capitolio que se encontraba en el templo de Minerva, por encima de la capilla de la Juventud. Otro cuadro también lo vio en el Capitolio, donde había colocado Plancus Imperator: era una victoria que asciende a una cuadriga. Fue él quien primero dio a Ulises un sombrero. Asimismo pintó, Apolo y Diana, la madre de los dioses (II, 6, 7) sentado en un león,

(109) y la famosa pintura de las Bacantes que son arrebatadas por los Sátiros, y un Escila, que se encuentra en Roma, en el Templo de la Paz. Una artista muy rápido en su trabajo.

[45] Es, de hecho, que tenía un contrato con Aristrate, tirano de Sicyon, de pintar en un tiempo que Aristrate planteó el monumento al poeta Teleste: sucedió sólo unos días antes del la final y el tirano, enojado, quiso castigarlo, pero en esto Nicomacho en unos días había terminado su trabajo con tanto éxito como prontitud.

(110) Su hermano Aristide fue su discípulo, y su hijo Aristocles y Philoxenum Eretrium, que pintó para el rey Cassandro una obra de una batalla de Alejandro y Darío. Philoxenum pintó una bacanal con tres Silenos libertinos que comen con regocijo y risas. Imitar a la velocidad de su maestro, incluso inventó una especie de pinturas más breves y bosquejadas (grutescos).

(111)[46] Se atribuye al artista Nicophanes, el ser un elegante y aseado pintor: a quien pocos se le pueden comparar para su aprobación, por su gravedad y noble estilo en el arte, aunque está lejos de Zeuxis y de Apeles. Perseo, que era discípulo de Apeles, y es el artista que escribió su libro sobre la pintura, también por estos tiempos, de Aristide Tebano, sus hijos Aristides y Philoxenum Eretrium. Este último hizo una Sátiro coronado celebrando con una copa, y fueron sus discípulos Antorides y Euphranor, de los que hablaremos pronto.

(112) XXXVII. [1] Este es el lugar para añadir a los que se hicieron famosos con el pincel por las obras de tipo menor. Ente ellos está Pireicus por debajo de pocos pintores en habilidad. No sé si estaba equivocado en su elección de los temas: o si estos con más bajos que otros, sin embargo, en su humildad obtuvo la gloria. En sus temas hizo peluquerías, zapateros, burros, manjares (bodegones), y que habían apodado Rhyparógrapho. Sus pinturas son un placer infinito, y ha vendido piezas por mas dinero que obras muy grandes de muchos otros.

(113)[2] En contraste, Dijo Varron que la tabla de Serapión, tapaba todos los edificios Menianos. Este pintor logró muy bien la decoración, perpectivas y escenas pero no pudo pintar una figura humana, mientras que Dionisio ha pintado solo hombres y fue apodado Anthropographos.

(114) También Callicles hizo pequeñas obras. Calaces en temas de comedias en tablillas. y Antiphile trabajada en ambos tipos, por lo que hizo una hermosa Hesiona y a Alejandro y Philippo con Minerva, que están en la escuela en los pórticos de Octavio, y en los de Filippo hizo a Baco, y Alexandro niño, e Hippolyto con miedo en las calles por un toro suelto, y en el en el pórtico de Pompeyo, Cadmo y Europa.

[3] También pintó una obra ridículamente vestido, a la que le dio el nombre de Gryllus, lo que hizo Gryllus como nombre de este tipo de pinturas. Antiphile nació en Egipto, y ha tenido que seguir a Ctesidemo.

(115)[4] Es preciso no ignorar el pintor del templo de Ardea (XXXV, 6), que reconoce el derecho de la ciudad, e hizo esta inscripción en verso, en la misma pintura:

“Dignos lugares que con pinturas dignas ornamentan estos lugares. El templo de Juno, reina y esposa del dios supremo, son obra de Marco Plautus Cleret, desde Alale, la famosa ciudad de Ardea celebran hoy y siempre, debido a su talento.”

(116)[5] Estas líneas están escritas en latín antiguo. No se debería perjudicar a Ludius, en tiempos del divino Augusto: fue el primero que imaginó decorar las paredes de hermosas pinturas, para representar en las casas, porches, jardines, bosques, selvas, colinas, estanques, piscinas, ríos, costas, el deseo de todos: los que caminan o van en barco, o los que llegan a casa o en burro o en carro ; otros pescan o tienden las redes para las aves, cazan, o incluso hacen la cosecha.

(117)Vemos en estas pinturas casas, con el acceso en las lagunas, las personas que llevan las mujeres sobre sus hombros, que tienen miedo de caer, y miles de otros temas agradables e ingeniosos. El artista ha decorado los primeros edificios con paseos cubiertos de verde, con pinturas de ciudades marítimas que son muy agradables y con un coste muy bajo.

(118)[6] Sin embargo, la gloria es para los artistas que pintan cuadros, y esto hace aún más respetable a la antigüedad. En efecto, si bien las paredes y las casas adornadas, no sólo para sus dueños como los cuadros que no pueden ser salvados de un incendio. Protogenes simplemente tenía una cabaña en su jardín; no había pintura en las habitaciones de Apeles y que aún no era conveniente pintar las paredes. En todos estos artistas el arte se guarda en las ciudades, y un pintor pertenecía a toda la tierra.

(119) Justo antes de que el divino Augusto, Arellius era famoso en Roma, pero Profana su arte por un gran sacrilegio: aún en el amor con alguna mujer, dio a las diosas los rasgos de sus amantes, por lo que se las pueden contar sus mancebas en sus pinturas.

(120)[7] Famulus había vivido por entonces, se trata de un pintor de carácter serio, grave, y al mismo tiempo un pintor de flores y humilde. Es suya Minerva, que se mire desde donde se mire, siempre está mirando al espectador. Hacia de la la pintura pocas horas al día, y con gravedad, porque nunca dejó la bata larga, incluso en el andamio. La casa dorada (XXXVI, 24) (“Domus Aurea” de Nerón) es la cárcel de las obras de este pintor, por lo que no se puede ver mucho más de él. Cornelius Pinus, y Attius Priscus alcanzaron reputación. Pintaron el Templo del Honor y el de la Virtud, que restauró el emperador Vespasiano Augusto. Priscus se acercó más a los ancianos.

(121)XXXVIII. (Capítulo XI.) [1] No debemos olvidar en la pintura, una famosa anécdota en relación con Lepidus: durante su triunvirato, llamado por los jueces de no sé qué lugar se quedó en una casa rodeada de bosque. Al día siguiente se quejó ante ellos, con amenazas por no poder dormir, por el canto de las aves, Estos extendieron alrededor del sitio en una larga tira con un dragón que pintaron de espantapájaros y que funcionó, pues dijo, que se silenciaron las aves, así sabemos que de esta manera se puede evitar que canten.

(122)XXXIX. [1] No está claro quien inventó la pintura a la cera encáustica (XXXV, 41). Algunos atribuyen el descubrimiento a Aristide (XXXV, 36, 35), y que después lo perfeccionó Praxiteles. Sin embargo, hubo algunas pinturas encáusticas más antiguas, por ejemplo de Polygnotus, de Nicanor y de Arcésilas, los tres de Paros. Además, Lisipo escribió sobre una de sus pinturas en Egina: ενεκαεν (Enekaen,Lisipo lo quemó), lo cierto es que no lo habría escrito sino estuviera la encáustica inventada.

(123)XL. [1] Se ha informado de que Pamphile (XXXV, 36, 14), maestro de Apeles, no sólo pintó encáustica, sino que también enseñó el arte a Pausias de Sicyon, el primero que se hizo famoso con estas pinturas. Él era el hijo de Bryetis, que fue su primer maestro. Pinta con un pincel las paredes para Thespis, las paredes luego de restaurarse, y que habían sido pintadas por Polygnotus. En comparación, se le da como mucho más bajo, pero no había peleado con un pintor de su clase.

(124) Este imaginó la primera pintura de paneles. Antes de él no se había decorado de esta manera los departamentos.

[2] Pintó imágenes pequeñas, y especialmente a los niños. Sus rivales, decían que era porque en la encáustica es un proceso de ejecución lenta, y queriendo dar a su arte una reputación de velocidad, pintaba un cuadro al día conocido como hemeresios (trabajo diario), en que estaba pintado un niño.

(125) En su juventud amó a Glyceram, su compatriota, la inventora de coronas, y compitió por su talento con su amante, lo llevó a la encáustica reproduciendo gran variedad de flores y por último, la pintó a la propia sentada con una corona. Esta es una de sus más famosas obras, y es conocida por algunos Stephaneplocos, otros Sthephanopolis, ya que en su vida Glyceram vendía coronas para su sustento. Una copia de esta tabla de la cual se llamó apographon, se compró en 2 talentos por L. Lucullus, en Atenas cuando Dionisos (¿festival?, o en tiempos de Dionisos, otro pintor).

(126)[3] Pausias, al revés, hizo tablas grandes, por ejemplo, el sacrificio de los bueyes, que se vió en las puertas de Pompeyo. él inventó los artificios de pintura que muchos han imitado desde entonces y que han igualado. Para mostrar un buey a lo largo, en la pintura lo pone de cara, escorado, y no atravesado, en esta situación se reconoce muy bien las dimensiones del animal.

(127) Entonces, mientras que los otros pintores usan el blanco mezclado en los temas que llevarán proyecciones, el pone el negro, el buey todo negro, y con el mismo le sacó las sombras. Raro esfuerzo de arte que muestran la relevancia en un solo tono, y con fuerza en todas las partes rotas y distintas, todas con unidad. Pausias gastó demasiado tiempo de su vida en Sicyon, esta ciudad ha sido durante mucho tiempo el hogar de la pintura. Bajo la administración municipal (año de Roma 678) de Scaurus (XXXVI, 24, 10), todas las tablas de Sicyon se vendieron al público para el pago de las deudas de la ciudad, y transportadas a Roma.

(128)[4] Después de él, en la Olimpiada 104, se distinguió por encima de todos los demás Euphanor del Istmo, del que ya hemos hablado en la escultura (XXXIV, 19, 27). Hizo colosos, y obras en mármol, y vasos, el más estudioso y laborioso, excelente en todos los géneros, y siempre igual a sí mismo. Al parecer, la primera expresión de la dignidad de los héroes, y en la proporción symmetrian. Sin embargo, en general, les hacía demasiado delgado el cuerpo, y cabeza y las articulaciones demasiado grandes.

(129) También compuso los tratados sobre la proporción simétrica y el color.

[5] Son obras suyas: una batalla de caballería, de doce dioses, un Teseo, del que se dijo que Parrhasius se había alimentada de rosas, y el suyo de carne. Hay tablillas de obras famosas en Éfeso de Ulises, y con locura simulada uncía un buey con un caballo, y hombres de largas vestiduras, pensativos, y un capitán envainando su espada.

(130)[6] Por el mismo tiempo vivió Cydias. Hortensius el orador le pagó 144.000 sestercios por una tabla de los argonautas, donde le pintó un templo para recordarle su tierra Tusculano. Antídoto era discípulo de Eufranor. Hizo en Atenas un combate, uno armado con un escudo, un luchador y un flautista, que es uno de los más renombrados.

[7] Es más diligente y armónico. Sus colores eran graves. Su principal gloria es su estudiante Nicias, ateniense, que es excelente pintado a las mujeres.

(131) Da la luz y las sombras, y se aplica sobre todo para dar relieve y realzar las tablas. Son obras suyas: Nemea, traída de Asia a Roma por Silanus, y se colocó, como hemos dicho (XXXV, 10), en el Senado, un Baco en el Templo de la Concordia, un Jacinto (Pausanias III-19-4), al que Augusto, le encantaba tanto esa obra, que se la llevó durante la toma de Alejandría, y por esta razón se ha dedicado en su templo por el emperador Tiberio, y finalmente, Diana.

(132) En Éfeso está la tumba de Megabyse, sacerdote de Diana (XXXV, 36, 30), en Atenas, necromancia, descrita por Homero (Odisea, Canto XI).

[8] Nicias se negó a venderle el cuadro al Rey Attalo por el precio de 60 talentos, Y antes la dió en gracia a su patria, estando él abundante en riquezas. Hizo grandes pinturas, entre las que están: Calypso, Io, y Andrómeda, una hermosa pintura de Alexandro, que está en los pórticos de Pompeyo, y Calypso sentada.

(133) A este pintor se le atribuyen dos cuadrúpedos. También representa al perro muy bien. Este Nicias sobre quién Praxiteles, cuando le preguntaron cual de sus obras le gustaba más, respondió: “Aquellas en que Nicias ha puesto su mano”, en tanto estimaba su barniz. No está claro si él u otro del mismo nombre, es a quien se refieren en la 112 Olimpiada.

(134) [9] Se compara a Nicias, y puede preferirse, con Athenion de Maronites (IV, 18, 3), un discípulo de Glaucion de Corinto. Su color era más áspero, y, con esta austeridad se hace más agradable, por lo que vemos en su pintura que es inteligente en su arte. Pintó en el templo de Eleusis a Phylarque; en Atenas, la frecuencia que llamaron syngenicon familiarmente, una muchacha disfrazada de Aquiles y Ulises reconociéndolo, y en un cuadro que ha contribuido más a su fama, un muchacho con un caballo. Si no hubiera muerto joven, nadie le sería comparable.

(135) [10] El Macedonio Heraclides también tiene un nombre. Primero pintó naves; se retiró, antes de que el rey Perseo llegara a Atenas, que fue al mismo tiempo Metrodoro, pintor y filósofo, famoso y con autoridad en la pintura y la filosofía. El vencedor de Perseo, L. Paulus, quien pidió a los atenienses que le enviaran un filósofo estimado para la educación de sus hijos, y un pintor para pintar su triunfo, estos eligieron a Metrodoro, diciendo que él era muy adecuado para llevar esta doble tarea, y Paulus lo encontró eficaz.

(136)[11] Timomachus de Bizancio, en la época de César, le pintó un Ajax y una Medea, que fueron colocados por el dictador en el templo de Venus Genetrix, y pagó 80 talentos. Terentius Marcus Varro valora el talento ático en 16.000 sestercios. De Timomachus, son renombrados: Orestes, e Ifigenia en Tauris. Lecythion, maestro ágil, de parentela y noble familia, hizo dos hombres con ropas alargadas, estaba uno a punto de hablar, uno de pie y otro sentado. Sin embargo, es en su Gorgona en el que el arte, parece tener todo a su favor.

(137)[12] Aristolaus, hijo y discípulo de Pausias, fue uno de los pintores más graves. De su mano son: Epaminondas, Pericles, Medea, la Virtud, y Teseo, una imagen del pueblo ateniense, y un sacrificio de bueyes. Hay quienes creen que Nicophanes, era discípulo del mismo Pausias, en la diligencia, pues tenía una precisión que sólo puede venir de otro artista. Además, es difícil en sus colores, aunque copioso en el amarillo (la sil; XXXIII, 56). En cuanto a Sócrates, justamente sus pinturas agradan a todo el mundo. Tales pinturas son suyas: Esculapio con sus hijas, Hygia, Aegle, Panacea, Iaso, y Pereza, llamado Ocnos: torciendo esparto mientras un burro le va royendo.

(138)[13] Hasta el momento he mencionado los más excelentes en uno u otro tipo, pero no puedo pasar en silencio a aquellos que están próximos a los primeros. Aristoclides pintó el templo de Apolo en Delfos. Antiphile es famoso por un niño soplando el fuego que ilumina la habitación y la cara del niño muy bello, y también un taller de hilanderas, donde las mujeres se dan toda prisa para completar su tarea, y un caza del rey Ptolomeo, pero sobre todo un Sátiro cubierto con una hermosa piel de una pantera, y se llama aposcopeuonta. Aristophon se hizo famoso por Anceo, herido por el jabalí, y Astypalea, compañero de su dolor y una tabla con una gran cantidad de caras, Príamo, Helena, Credulitas, Ulises, Ceiphobus, Dolus.

(139)[14] Androbius pintó a Scylla cortando las anclas de la flota persa; Artemonas pintó una Danae que admiraban los pescadores, y a la Reina Stratonicen, Hercules y Deianiram nobilísimas, pero las mejores obras suyas están, en el Pórtico de Octavia, despojado de su mortalidad Hercules en el Monte Oeta en Doridos, los que eran mortales, entrando en el cielo con el consentimiento de los dioses. Y la aventura con Laomédon Hércules y Neptuno. Alcimaque pintó a Dioxippum ganador en pankration en Olimpia, libre de polvo, a lo que llaman los griegos ἀκονιτι (vencedor). Coenus pintó medallas.

(140)[15] Ctesilochus discípulo de Apeles, se hizo famoso por una pintura que representa a Júpiter haciendo burla de Baco, con una mitra en la cabeza y gritando como una mujer, en medio de las diosas que desempeñan como parteras; Cleo pinto Cadmo; Ctesidemus pintó tomando Oechaliae y una Laodamia. Clésidí¨s es conocido por una ofensa de la Reina Stratonice: Esta princesa que no había hecho una honrosa recepción, está a caballo pintada con un pescador que se cree que es su amante. Expuso esta pintura en el puerto de í‰feso, y huyó a toda vela. La reina que no quiso que se quitase la tabla, debido a la extrema similitud de los dos retratos. Cratinus es célebre pintado actores en Atenas, en el pompeo.

[16] Hay una victoria de Eutychides manejando un carro con dos caballos.

(141) Eudorus fue señalado por una decoración de teatro, también hizo figuras en bronce. Hippys se cita por una victoria y Neptuno. Habron ha pintado la Amistad, y la Concordia, y los simulacros de los dioses. Leontiscus pintó a Aratum ganador con un trofeo y una lira, León, pintó una Safo.

[17] hizo Nearchus una Venus entre las Gracias y cupido, y a Hercules triste y arrepentido de su ataque de ira; Nelaces pintó una Venus, este se trata de un ingenioso e inventivo artista,

(142) la pintura de una batalla naval entre nativos egipcios y los persas, y quiere dar a entender que ellos están contendiendo en el Nilo, cuya agua es similar a la del mar, como ver un emblema que no podría hacer el arte, en una pintura en la costa bebia un burro y un cocodrilo que lo acecha.

(143)[18] Oenias pintó a Singenico, Philiscus pintó el estudio de un pintor, en el que un niño sopla el fuego. Phalerion un Escila. Simonides a Agatharchus y Mnemosyne. Simus es el autor de un joven hombre sentado, en la casa de un lavadero de ropa, y un personaje que celebra la gran fiesta de Minerva llamada quinquatrus, y una gran Némesis egregia.

(144)[19] Theodore es autor: de un hombre sonándose las narices; el asesinato de Clytemnestra por Orestes, y Egistho; y de la guerra de Troya en una serie de cuadros que se encuentran en Roma, en el pórtico de Filipo, y una Cassandra, que se encuentra en el templo de la Concordia, y a Leoncio, amante de Epicuro, en actitud de meditación y, finalmente, el rey Demetrio. Theon pintó la furia de Orestes, y a Thamyras musico de lira; Tauriscus pintó un Discobolus, y a Clytemnestra, un pequeño dios Pan, y Polynice pidiendo su reino, y a Capanea.

(145)[20] Al hablar de estos artistas, no debemos olvidar un hecho notable: Erigonus, triturador de colores para el pintor Nealcae, que se hizo mucho progreso, a su vez, había un famoso estudiante, Pasias, hermano de escultor de Egina. Pero lo más curioso y digno de comentar es que admiran más que la producción terminada, las últimas piezas de los artistas, incluso los que han dejado imperfectas, como Iris de Aristide, las Tyndaridas de Nicomacho, la Medea de Timomaco y Apeles este cuadro ya se ha mencionado, la Venus. De hecho, se considera que el esbozo de la izquierda, es el pensamiento del artista, algo de dolor implicado por no acabar el trabajo, y lamentamos no poseer las manos por la muerte en la ejecución.

(146)[21] Vamos a tratar de artistas, de menor fama: Aristocydes, Anaxandre, Aristobulus Syrus; Arcesilas, el hijo de Tisicrate (XXXIV, 19, 18 y 39 ); Coroebus, un discípulo de Nicomacho; Charmantides discípulo de Euphranor; Dionysodorus, Colophonius, Diógenes, que vivía con el rey Demetrio; Euthymidí¨s, Heraklides macedonio, Milon Soleus, Pyromachi discípulo de escultura; Mnasitheus Sicyonius; Mnasitimus, el hijo y discípulo de Aristonidas (XXXIV, 40); Nessus, el hijo de Habron (XXXV, 36, 30, XXXV, 40, 16); Polémon de Alejandría, Theodorus Samius y, Stadios, ambos discípulos de Nicosthenes; Xenón, y su discípulo Neoclis, Sicyonius.

(147)[22] Las mujeres también han pintado, Timarete, la hija de Micon, hizo una Diana que está en Éfeso, que pertenece a los más antiguos monumentos de la pintura, Irene, hija y pupila del pintor Cratinus, hizo una niña que está en Eleusis. Calypso, hizo un hombre viejo, y el charlatán Theodore; Alcisthenen, hizo un bailarín (¿acróbata?); Aristarete, hija y pupila de Nearchi, hizo a Esculapio. Iaia Cyzicena, doncella en su vida, trabajó en Roma en tiempos de juventud de Terentius Marcus Varro, pintó también a pincel cuadros, la mayoría retratos de mujeres: Está en Nápoles con una vieja en un gran cuadro, pero también hizo su propio retrato de un espejo.

(148)[23] No hubo mano en la pintura más rápida, fue tan hábil y supo tanto en cualquier momento, que sus obras se vendían mucho más caras que las de los dos más grandes retratistas de su tiempo, Dionisio y Sopilo, cuyas pinturas llenan las galerías. Olympia también pintó algunas cosas: pero nadie sabe otra cosa más allá de que Autobulus fue su discípulo.

(149)XLI.  [1] Es cierto que antes había dos formas de pintura en encáustica (XXXV, 39), es decir, con cera, y el marfil al cestro (buril aplicado en caliente). Estaban solos hasta que se hubo comenzado a pintar los barcos, en que se añade la tercera vía, como sigue: se calientan las ceras en el fuego y se dan con el pincel, una especie de pintura que, en los barcos no se altera ni se deslustra ni por el sol o el agua salada o por el viento.

(150)XLII. [1] En Egipto los tejidos son teñidos con un proceso muy singular. Primero se untan los paños blancos gastados, no recubiertos de colores, sino de mordientes, que se aplican en el tejido, y luego se sumergen en un cubo de tinte en ebullición y, a continuación, aparecen plenamente los matices: Lo maravilloso es que hay un solo color en la caldera, la cosa es que se logran diferentes colores, dependiendo de la mordiente y estos colores no pueden ser eliminados por el lavado. Por lo tanto, la caldera, sin duda habría hecho de si uno más del mismo color que ya ha asumido a las telas pintadas, de hecho, más de uno. En vez de eso al mismo tiempo, cocción y teñido, y los tejidos que han sido sometidos a esta cocción son más fuertes que si no se hubieran cocido.

(151)XLIII. (Capítulo XII.) [1] Esto debería ser suficiente y en exceso de la pintura. Ahora voy a tratar sobre el arte de modelar cosas de barro, o de plástica. Butades de Sicyon, ceramista de arcilla, fue el primero que lo inventó en Corinto, el arte de hacer retratos con arcilla que hasta hoy es utilizado, sin embargo, es gracias a su hija: ella y  el amor con un joven que partía a un lejano viaje, dibujó los contornos de las líneas, en la sombra de su rostro proyectado en una pared por la luz de una lámpara, el padre aplicó arcilla en las líneas, e hizo un modelo que luego puso al fuego con otras cosas de cerámica. Se ha informado de que estas primeras obras se guardaban en el ninfeo hasta la destrucción de Corinto por Mummius (XXXIV, 3) (año de Roma 608).

(152)[2] Otros sostienen que los primeros inventores de la plástica fueron Theodoro y Rhoecus en Samos, mucho antes de la expulsión de Bacchiadas de Corinto, que huyeron a esta ciudad, y en Etruria, dieron a luz con Tarquino el Viejo, rey de los romanos, que Démarate, fue acompañado por los modeladores Euchira, Diopum, Eugrammum, y que estos artistas de la plástica se lo transmitieron a Italia. La invención de Dibutades de mezclar con la arcilla tierra roja, o greda y tierra roja, También fue el primero en poner máscaras sobre los bordes de los tejados, que él llamó primero prostypa (saliente) y luego el mismo artista lo hizo prominente, ectypa. A partir de ahí vinieron los adornos del techo de los templos. Es por lo que los artistas de este género han sido llamados plásticos.

XLIV. [1] Fue el primero que hizo un vaciado del rostro de un hombre con escayola, y empezó a hacerlas mas rectas y perfectas. La primera imagen a través de la fundición a la cera en el molde de yeso, fue Lisístrato de Sicyon, hermano de Lisipo del que hablamos (XXXIV, 19, 12). Esto dió la manera de hacer retratos al natural, antes que él, sólo podía hacerse de la mejor manera posible la cabeza. Con la misma imaginación del artista, se hacían las estatuas pero sin el modelo, esta idea fue tan popular, que no se hacía figura o estatua sin un modelo de arcilla, por lo tanto, parece que esta ciencia fue antes del arte de la fundición de bronce (XXXVI, 4, 6).

(154) XLV. [1] Los más famosos modeladores del barro son Damophile y Gorgase, ambos también pintores. Que adornan sus obras en estos dos géneros, en el templo de Ceres en Roma, cerca del Circo máximo. Una inscripción en griego para saber que las obras son Démophile a la derecha, y las de Gorgase en la izquierda. Varron dice que antes de la construcción de este templo, era Toscana (XXXIV, 16)la obra del templo, y que lo repararon quitando las pinturas que estaban en las paredes, y las cajas con las pinturas y sus cercos además de las figuras con relieve que estaban en el frontispicio.

(155)[2] Chalcosthenes trabajó en Atenas en arcilla, en el lugar, el nombre de su estudio se llamaba Cerámicos. Varron informó haber conocido a un hombre llamado Posis en Roma, que hizo frutas uvas y peces similares, pero no se podían, con la vista, distinguirlos del verdadero fruto. El mismo autor elogia a Arcesilos amigo de Lucio Lucullus (XXXV, 40, 2), cuyos modelos de barro solían ser vendidos a los mismos artistas más que las obras de los demás.

(156)[3] Este mismo modeló una Venus Genitrix que se encuentra en el Foro de César, que fue creada antes de ser completada, ambos estaban ansiosos por dedicarla; que el mismo artista con Lucullus le dió 60.000 sestercios, por una Felicidad, que se muestra en privado por la envidia de la muerte de uno y otro; A Octavio, caballero romano, con el deseo de hacer una taza le hizo un modelo en yeso, Arcesilaum vendió el modelo en un talento. Varron loa todavía a Pasiteles, quien dijo que la madre de la talla y de la escultura son las estatuas de barro, que, aunque excelente en todas estas artes, no hace nada sin antes en primer lugar hacer el modelo. Además, dijo que el arte del modelado se cultiva en Italia y, especialmente, en Etruria, y que se lo llevó Turianus de Fregelles cuando Tarquino Prisco pidió ajustarse la figura de Júpiter, que se consagró en el Capitolio;

(157)[4] Este Júpiter era de arcilla, y por eso era costumbre de darle pintura roja (XXXIII, 111); la cuadriga en la parte superior de este templo, y que a menudo hablabamos de ella era de arcilla, el mismo artista hizo el Hércules que sigue estando hoy en Roma con el nombre del material que se hizo. Estos eran en ese momento las más hermosas estatuas de los dioses de Roma y no se quejaban quienes adoraban a los dioses de barro: el oro y la plata, ni siquiera se trabajó para los dioses.

(158)XLVI. [1] Sigue habiendo en varios lugares tales simulacros. En los municipios de Roma todavía se puede ver muchos templos con un trabajo admirable, y con el arte duradero, más respetable que el oro, y más seguros.

(159) Hoy en día, en medio de nuestra riqueza, en los sacrificios que ofrecemos el primer trago, no se hace en vasos murrinoos o en jarrones de cristal, sino en vasos de barro, con lo benéfico de la tierra que parece inexpresable apreciar todos los detalles. Cereales, vino, frutas, hierbas, arbustos, medicamentos, metales, y con tantas diferencias, prodigamos en la discusión, sólo en la cerámica, debido al continuo empleo con el que consigue satisfacer nuestras necesidades: Tinajas para contener el vino, las tuberías para llevar agua; bolas huecas hechas de pezón para el baño, simple y dobles ladrillos para sostener el techo, de tales usos para que el rey Numa, estableció una escuela, la séptima colegio de alfareros.

(160)[2] Algunos incluso han gustado mejor ser enterrados en ataúdes de arcilla, por ejemplo Terentius Marcus Varro, el Pitágoras, con hojas de mirto, olivo y el álamo negro. La mayoría de la raza humana utiliza los vasos de tierra. Se citan la cerámica de Samos como excelentes platos para la mesa.

[3] Lo mismo se dice hasta ahora para Arretium (Arezzo) en Italia, y solamente para la copa, en Asta, Surrentum, en Pollentia, y en Sagunto en España, y Pérgamo en Asia.

(161) La ciudad de Tralles Asia, y en Modena Italia, también dan nombre a sus ollas de barro, porque estos productos hacen que las ciudades y los talleres famosos hagan rodar la fama a donde envían sus obras a todos los lados por tierra y mar. En Eritrea un templo, nos muestra dos ánforas consagradas, debido al escaso espesor de sus paredes. Ellos se debe a un desafío entre el maestro y su alumno, en quien labra la tierra más sutilmente. Los jarrones de Cos son los mejores, los más fuertes los de Adriano.

(162) Hay ejemplos alrededor de estos jarrones de su severidad, leemos que P. Coponius fue condenado por soborno porque había otorgado un ánfora de vino, a aquel que tenía que darle el sufragio. Hablemos del mismo lujo que concede cierta autoridad a la cerámica: la tripatinum fue, según Fenestella, el más alto grado de esplendor en las fiestas, pera este tripatinum fue un plato de anguilas, un plato de pescado llamado lobo (barbátula), y un plato de pescado llamado myxons (¿mujol?) (XXXII, 25); porque iban cayendo las buenas costumbres, aunque son preferibles a las de los filósofos de Grecia.

[4] En efecto, se informa de que los herederos de Aristóteles en la almoneda, vendieron hasta sesenta platos.

(163) He dicho, hablando de la naturaleza de las aves (X, 72) un solo plato de la tragedia de Esopo había costado 600 sestercios. No tengo ninguna duda de que el lector estará indignado por esta historia pero era poco. Vitellius, el emperador, se hizo hacer un plato de un millón de sestercios, un plato para el que había construido un horno abierto en el país: por tanto la lujuria vino a estos excesos, y a pagar más por un vaso de barro que por un murrinoo.

(164) Debido a este plato que Mucianus, cónsul por segunda vez en un discurso criticó acusador, la memoria de Vitellius, por estas especies de estanques planos. No menos detestable que el plato envenenado de Asprénas, por el que Casio Severo fiscal le acusó de dar muerte a ciento treinta personas (XXIII, 47).

(165)[5] Con estas obras se hicieron célebres las ciudades también, por ejemplo Regio y Cumas. Los Sacerdotes de Samia la Madre de los dioses (Cibeles), conocidos como eunucos Gallo, se quitan la virilidad con un trozo de vaso de la tierra de Samos: de otro modo mueren como resultado de la operación, si creemos a M. Caelio, quien añade que así había que cortar la lengua a quien profería graves injurias, a quien habría que reprocharle que él maldecía respecto de Vitelio: ¿Que no ha de imaginar el arte? Usamos las piezas rotas, que añadidas molido a la cal, se vuelve más fuertes y duraderas las obras conocidos como Signias, y que incluso se ha aplicado esta preparación en los tapadores.

XLVII. (Capítulo XIII.) [1] Sin embargo, la tierra proporciona otros recursos. Que, de hecho, se asombra de ver lo más vil de la tierra, es por eso que nosotros llamamos polvo en las colinas de Puteolanis, que se oponen a las olas del mar, e inmediatamente después de la inmersión, se convierte en piedra y es impermeable al agua, y cada día más dura, ¿especialmente si se mezcla con el cemento Cuma?

[2] Una tierra de la misma propiedad se encuentra en el territorio de Cyzicena; no es polvo, pero la tierra misma se corta en bloques de todos los tamaños: sumergida en el mar, adquiere la dureza de la piedra. Esto mismo se muestra dicen en torno a Casandra, y en la fuente de Cnido, que es suave, la tierra se convierte en piedra en ocho meses. Desde Oropo a Aulida, toda la tierra que llega al mar se convierte en roca. La más fina de la arena del Nilo no difiere mucho del polvo Puteolano. No se utiliza para resistir el mar y romper las ondas de choque, sino para aprovechar el cuerpo a través de los ejercicios de la palestra. Es de allí la que traian a Patrobius, liberado del emperador Nerón. Además parece que se traía a Leonato, y Cratero, y Meleagro, general de Alejandro el Grande, se llevaba la arena con las demás municiones militares, pero voy a decir nada más sobre esto, o lo que estos ejercicios en los ceromatos y que usa la tierra en la juventud para fortalecer el cuerpo, pero se pierde la fuerza del alma.

XLVIII. (Capítulo XIV.) [1] Que diré de la tierra, ¿no existen en ífrica y en España las paredes de tierra?, las cuales llaman sormaceas. Con dos tablas las rodean para darles forma a las paredes, y se va corriendo el molde entre dos paredes, en el lugar de la construcción. Duran desde hace siglos, siendo inexpugnables a la lluvia, el viento, el fuego, y mucho más fuerte que el cemento. En España se siguen viendo las atalayas y torres de tierra de Aníbal (II, 73) situadas en la cima de las montañas. El esmalte que se utiliza para fortalecer los campamentos, y los diques que se oponen a la impetuosidad de los ríos, son también de tierra. ¿Quién no sabe que en las paredes los cercos de madera se encuentran con arcilla, y que las paredes están construidas de adobes cruzados?

XLIX. [1] Los ladrillos no deben ser de arena o grava del suelo, y mucho menos de un suelo pedregoso, El suelo debe ser gredoso, o que contiene algo blanco o rosa. Si uno emplea una tierra arcillosa, por lo menos tiene que ser firme (XXXI, 28). La primavera es el mejor momento para dar forma al ladrillo, sobre todo si están trabajados hacia el solsticio de verano. No se utilizan en los edificios hasta que tienen dos años, e incluso el material la tierra sin triturarse antes que se haga macerar y remoje. Existen tres tipos de ladrillo: el Lydio, que utilizamos, con un pie de largo y medio pie de ancho, el tetradoron y pentadoron.

[2] Los antiguos griegos llamaban Doron a lo que llamamos nosotros palmo, por lo que dicen Dora, o dadina (palma), lo mismo da. Por lo tanto, estos ladrillos tienen cuatro y cinco palmos, de acuerdo a su nombre aunque la anchura es la misma. Los griegos emplean pequeños edificios de ladrillo en las obras privadas y ladrillos más grandes en los edificios públicos. En Pitanae en Asia y Maxilua (Manzanilla, en Huelva) y Callet (Montellano y Morón de la Frontera) ciudades de España se hacen ladrillos, que secos, flotan sobre el agua: el material es una piedra pómez, excelente cuando se puede amasar. 
(172) Los griegos preferían los muros de ladrillo, si no se podía de pedernal. De hecho, los muros de ladrillo durarán para siempre, si se labran bien aplomadas. Además, con ladrillos, se construyeron los edificios públicos y los palacios de los reyes: en Atenas, el muro que va hacia el monte Hymettus, en Patras, los templos de Júpiter y Hércules, sin embargo, los rodearon de columnas de piedra asi como los arquitrabes; Y en Tralles el palacio de Attalus, en Sardes, el de Creso, que hicieron una congregación de Senadores, en Halicarnaso, el de Mausolo, estos edificios aún subsisten. 
(173) En Lacedemonia cortaron las obras de los aposentos que estaban en paredes de ladrillo que contenían pintados bellos murales tomando de la pared de ladrillo y encerrándola en cercos en un armazón de madera, y fueron llevadas a Roma siendo ediles Varron y Maraeus, para decorar el comicio. Fresco, admirable en sí mismo, es aún más admirado por el transporte. En En Italia también hay muros de ladrillo, en Arreti y Mevaniae. En Roma no existen construcciones de este tipo, porque una pared de un pie y medio no soporta más de un enmaderamiento, y las reglas de la propiedad no permiten que se hagan más gruesas, ni las paredes de en medio lo aguantan.

(174)L. (Capítulo XV.) [1] Sobra con lo dicho sobre los ladrillos. En los otros tipos de tierra, tal vez la más notable es el azufre, que es uno de los más poderosos agentes. El azufre se encuentran las Islas Eolias, situadas entre Sicilia e Italia, que, ya hemos dichos (III, 6), que se encuentran en ignición. Pero el más famoso proviene de la isla de Melos. Hay también en Italia, en el territorio de Nápoles, en Campania, en las colinas denominadas Leucogaei (XVIII, 20, 5). Una vez retirado de la mina, lo purifican con el fuego. Hay cuatro especies de azufre: azufre fuerte, lo que los griegos la llamaban apyros; encontramos sólidos, es decir, el estado de terrones grandes;

[2] los otros se encuentran fundidos, y se purifican al hervirlos con aceite, se ha tomado el de estado sólido, transparente y verde sólo se utiliza este por los médicos ; hay un azufre llamado Glaeban, que emplea sólo en los talleres de ropa, una tercera especie, que sólo se utiliza para la lana, con el vapor, y que la hace suave y blanca: y que llaman tegula, y finalmente un cuarto caso, que se utiliza principalmente para mechas de azufre. Por otra parte, el azufre tiene la virtud, que arrojó luz sobre el olor se está extendiendo el reconocimiento de que si una persona se sabe que cayó enfermo.

[3] Anaxilaus se burló con el azufre: puso carbones encendidos con un cáliz de vino, y, mientras caminaba alrededor de los convidados lo quemó, que les dio por la reflexión una lúgubre palidez de la muerte. El azufre calienta y hace madurar, pero disipa los tumores y el hinchazón de los cuerpos, por lo que se mezcla con yeso en cataplasmas y emplastos. Aplicado a los riñones y los lomos con grasa, cuando hay dolor tiene un efecto maravilloso.

[4] Con la trementina, se quitan los empeines de la cara y la lepra con resina de Therebinto: los llamamos herpex con este parche, debido a su velocidad para tomarlo, que así sea para retirarlo también. También es bueno para el asma chapándolo, y para los esputos purulentos, y picaduras de escorpión. Para el vitíligo el azufre mezclado con nitro, triturado con vinagre y aplicado como linimiento, hace desaparecer las manchas blancas. Mezclado con vinagre y la sandaraque, mata las liendres de los párpados. Con azufre se hacen también las ceremonias religiosas: se utiliza en fumigaciones para purificar las casas. Su virtud se siente incluso en las aguas termales (XXXI, 32). Ninguna sustancia se enciende más fácilmente, lo que demuestra que tiene una gran cantidad de fuego. Los Rayos y relámpagos también tienen olor a azufre, y la luz que desprenden es sulfúrea.

LI. [1] Se asemeja el betún al azufre, en su naturaleza, en parte es cieno en parte es tierra, Sale del lago de Judea. como hemos dicho (V, 15, 3); en la tierra de Siria, alrededor de la ciudad costera de Sidón. En ambos estados, son espesos y se endurecen. También hay un asfalto líquido, parecido al Zacynthium y que se trae de Babilonia, también hay asfalto en blanco. El Apolloniaticum es demasiado líquido. Todos llevan el nombre de griego pissasphalton, que se parece a una mezcla de pez y betún.

[2] También se da el betún de petróleo como en Sicilia, en las afueras de Agragantino, que estropea el agua. Los residentes lo recogen con panículas de caña, a las que se pega fácilmente. Ellos lo usan en su lugar como una lámparas de aceite, y también para la sarna de las bestias de carga. Hay quienes dicen que la nafta es una especie de betún, de lo que hemos debatido en el segundo libro (II, 109), pero la indispensable calidad de combustión que tiene, y que es análogo al fuego, hace que sea inadecuado para su uso.

[3] La marca de que el betún es bueno es ser muy brillantes y denso, pero como se forja con pez, también es bastante suave. Tiene las propiedades de azufre: restaña, resuelve, aprieta, y aglutina. Si se enciende, pone en fuga a las serpientes por su olor. El de Babilonia dicen que es eficaz para las cataratas y nuves de los ojos, también para la lepra, empeines, y prurito del cuerpo. Se aplica como linimento en la gota en los pies. Todas las variedades de betún utilizado levantan y despliegan los pelos, hecho linimento con nitro, cura el dolor de dientes.

[4] Tomado dentro con el vino, el betún mejora la tos senil y difícil de respirar. Se utiliza de la misma manera en la disentería, y que se detenga el vientre. Venido en el interior con vinagre, disuelve los cuajos y los saca fuera. Alivia el dolor en los lomos y las articulaciones. Con harina de cebada, es una cataplasma, en la que se bautizó con su nombre. Que se detenga la sangre, cierra las heridas, junta los nervios partidos.

[5] Se administra para la fiebre en dosis de un cuarto de dracma, y otro tanto del mismo peso de menta (XIX, 47, XX, 53), machacado con un óbolo de mirra. El betún cuando se quema muestra y descubre la enfermedad de la gota. Al olerse con vino y se disipa castoreum (glándula del castor) resuelve los ataques de histeria. En las purgaciones femeninas y para abordar el colapso de la matriz. Bebido con vino provoca la menstruación en las mujeres, es emenagogo. Como para el empleo en otras artes, que se frota los vasos de bronce, lo que los hace más resistentes al fuego. Dijimos (XXXIV, 9) que, se utilizó para la coloración de la capa de bronce en las estatuas. Fue empleado como cal, testigo de los muros de Babilonia, con lo que se edificaron. Los herreros lo utilizan para pintar las uñas de hierro y la cabezas de los clavos, y en muchos otros casos.

LII. [1] El uso de alumbre no es menos importante y no es diferente. Alumbre es una especie de salitre de la tierra. También hay varias especies. En Chipre hay alumbre blanco y alumbre negro. A pesar de estos nombres, el color de estas dos variedades difiere ligeramente, pero el empleo es muy diferente. De hecho, alumbre líquido blanco y es muy bueno teñir la lana de colores claros, y el alumbre negro, por el contrario, dándoles colores oscuros o negro. El oro es purificado con alumbre negro. Mientras que alumbre es un compuesto de lodo y agua, es decir, el producto de una tierra que deja sudar humedad.

[2] La concreción comenzada en invierno termina con el sol de verano, y lo más temprano es lo más blanco. Los lugares que lo producen son España, Egipto, Armenia, Macedonia, el Ponto, ífrica, las islas de Cerdeña, Melos, Lipari y Strongyle. La estimación mayor es el de Egipto, luego el de Melos. De este último, hay dos especies, el líquido y sólido. El buen alumbre líquido es transparente, de color lechoso, se frota entre los dedos, y no ofende, y da una ligera sensación de calor que llamamos phorimon (¿útil?).

[3] Se reconoce si está adulterado, con el jugo de la granada: si es puro, se oscurece el jugo. Otro alumbre es pálido y áspero y se tiñe con agalla, por lo que le llamaron paraphoron (falso). El alumbre es un líquido astringente, endurece y corroe. Mezclado con miel, cura las úlceras en la boca, papilas y el prurito: Esta curación se encuentra en el baño, poniendo dos partes de miel y una de alumbre. Se elimina el mal olor y sudor de las axilas. Se toma en pastillas para curar las enfermedades del bazo y expulsar la sangre a través de la orina. Incorporado a la nitro y el melanthio (XX, 71), cura la sarna.

(186) [4] Hay un un tipo de cuajo de alumbre al que los griegos llaman sehistos ÃǹÃÄ¿½: que se divide en filamentos de color blanquecino, por lo que algunos han dado a la preferencia, el nombre de los bigotes. Se toma de la piedra que da el cobre, y el nombre chalcites (XXXIV, 2), y es una especie de exudación coagulada en espuma. Este tipo de alumbre seca menos, detiene menos y es menos dañino para los humores del cuerpo. Pero en infusión, o por la aplicación, es muy útil para los trastornos de los oídos. Y en la boca con la saliva humectante la detiene, es bueno para las úlceras en esta parte, y para el dolor de dientes. Incorpora gran utilidad mezclado convenientemente en los medicamentos para los ojos y los genitales de ambos sexos.

[5] Se cuece en cazueletas, hasta que deja de ser líquido.

(187) Hay otro alumbre menos activo que llaman Strongyle. Que existen dos especies: uno hongoso, que se disuelve fácilmente en cualquier líquido, y que debemos reprobar. y otro poroso, que es mucho mejor. Su periferia está perforada con agujeros como una esponja, de forma globular, de color blanco y se aproxima al alumbre. Es más cercano al blanco: se rompe sin hacer arena, y no oscurece los dedos manchándolos. Este se hace sobre carbones calcinado hasta hacerlo ceniza.

[6] De todos ellos el mejor es el melinum, que viene de la isla de Melos, como hemos dicho. Ninguno tiene más fuerza para endurecer, apretar y oscurecer, y ninguno es más compacto. Se quita con los granos de los ojos. Calcinado, es el mejor para fluxion de los ojos, esta es la forma en que se utiliza para condiciones de pruriginosas. Se trata de un hemostático, por dentro y fuera. Con vinagre, en parte, es un tópico que quita el pelo, y ablanda el cabello suave en que renace. En general todas las formas son astringentes, por lo tanto, de esto llevan el nombre en griego, así que son muy buenos para las enfermedades oculares.

[7] Con la grasa, el alumbre detiene el flujo de sangre y con este fin de que se utiliza para úlceras de los niños, de la misma manera ataja las úlceras podridas, erupciones cutáneas y seca las hinchazones hidrópicas. Con jugo de granada, que cura las enfermedades de los oídos, los bordes ásperos de las uñas, las durezas de las cicatrices, padrastros, los sabañones, con vinagre y con agallas , a igualdad de dosis y calcinada, úlceras gangrenosas, con jugo de la col berza, la lepra, y con dos partes de sal, para los males que crecen, con el agua, quita las liendres y otros animales de pelo.

[8] Con el agua es bueno para las quemaduras, y las erupciones furfuráceas. Es un enema en la disentería, en gargarismos, se suprime la uva o campanilla y las amígdalas. En todas las enfermedades para las que se indica que las otras especies de alumbre, como vemos por sus más usos es más eficaz la de Melos. Acabamos de decir cuál es la importancia de esta sustancia para sus aplicaciones en la industria, para la preparación de cuero y lana.

LIII. [1] Como consecuencia de ello vamos a entrar a pormenorizar todas las especies de tierra que se utiliza en medicina. (Capitulo XVI.) Hay dos tierras de Samias, una llamada collyrium, la otra aster. Que se estima, la primera debe ser fresca, liviana, y siendo fiel, se pega a la lengua y la segunda es más compacta, es blanca. Esta se quema y luego se lava. Hay quienes prefieren la primera. Es buena en hemoptisis en quienes escupen sangre. Se incluyen en los parches y secada mezclada con otros en agentes oftálmicos.

LIV. [1] La tierra de Eretria también presenta diferencias: de hecho hay una blanca y una color cinerea (gris ceniza), la segunda es la preferida en la medicina. La buena debe ser suave, y extendida sobre el cobre, deja una marca violeta. Las virtudes y la utilización de esta tierra en la medicina han estado expuestos a este artículo en los colores (XXXV, 21).

LV. [1] Todas las especies de tierra (aquí se lo decimos) se lavan con agua y secan al sol, luego se trituran en el agua, y se dejan reposar hasta que se depositan y que pueden formar los panes y pastillas. Se cocinan en las ollas, removiéndolas.

LVI. [1] Entre las drogas está la tierra de Chia, es blanca y tiene las mismas propiedades que la de Samos. Se utiliza principalmente en productos cosméticos para las mujeres igual que la la tierra de Selinusiae. Se trata de un color lechoso, y se diluye muy bien en agua. Disuelto en la leche, también se utiliza para blanquear paredes. El pnigitis, es muy similar a la tierra de Eretria se da en grandes terrones, y se adhieren a la lengua, actúa como la tierra cimolia, sin embargo menos enérgica.

La Ampelitis se asemeja al asfalto. Se reconoce su la bondad, cuando se derrite en el aceite, como la cera, y cuando tostada, mantiene su color negro. Es emoliente se usa para ablandar y resolver: Además, se incluye en los medicamentos, principalmente aquellos que tienen por objeto embellecer los párpados y para teñir el cabello de negro.

LVII. (XLII.) [1] Existen varios tipos de tiza (o greda), de los cuales hay dos cimoliae, tierras utilizadas en la medicina, uno blanco y el otro tirando púrpura (XXXV, 26). Ambos, humedecido con vinagre, resolver los tumores y detener la Fluxion. Curan los panos (¿pannus?) y parotidas (paperas) y, tópicamente, empeines (asperezas) y postillas (costras). Si a esto le añadimos el aceite aphronitrum de Chipre (XII, 51) y el vinagre, que disipan los tumores de los pies que deben estar al sol durante el tratamiento, y después de seis horas, lavar la parte con agua salada.

[2] Añadiendo cera de Chipre, es buena para las hinchazones y tumores de los testículos. También tiene la tiza la virtud de refrescar, y aplicada en linimento detiene la sudoración excesiva, y se toma con vino, en los baños, que cura las postillas y ampollas del cuerpo. Destaca especialmente la de Tesalia. Se encuentra en Lycia, cerca de la ciudad de Bubonem. La tierra cimoliae tiene todavía otro uso a saber, para los tejidos. porque las sarda de Cerdeña, no es buena para las telas de color solo para el blanco. Las tierras cimoliae son todas utilísimas. Se estima más la Umbría y la llamada saxum.

[3] La roca tiene la propiedad de crecer por remojarse en agua, se vende al peso, y el sardo, por medida. La Umbrica solo da brillo a las telas. No va a estar fuera de lugar decir unas palabras sobre este tema, Estando dictada la ley Metilia en ropa, por los censores C. Flaminius L. Aemilius, para que se guardase y pusiese por la gente, como nuestros antepasados ponían atención en todas las cosas.

[4] Siendo, por lo tanto, el orden de manipulación: primero se lava la tela usando el sardo y, a continuación, se fumiga con humo de azufre y, a continuación, limpia con la tierra cimoliae las telas que se buena complexión. Los malos tejidos teñidos quedan identificados por la acción del azufre, que se oscurece y se descompone el color. En cuanto a los colores sólidos y ricos, la tierra cimoliae, le da más brillo y frescura a sus matices empañados por el azufre. La greda es mejor después del azufre para la tela blanca, pero es el enemigo de las telas de color. En Grecia, en lugar de la tierra cimoliae se utilizan yeso Tymphaico (IV, 3, XXXVI, 59).

LVIII. [1] Otro nombre de tiza es la argentaria (XVII, 4, 4), porque hace que la plata brille. Este es otro de muy poco valor, con la que nuestros antepasados señalaban el circo con la marca de la victoria, y el pintado de los pies de los esclavos para la venta, importados desde el extranjero, Así vieron nuestros abuelos a Publio, creador del teatro de mimos; Manilius Antíoco, su sobrino, escritor de Astrología y Staberium Erotem, creador de la gramática, que nuestros antepasados vieron llegar a los tres en la misma nave.

(Capítulo XVIII) [2] Pero, ¿por qué mencionar estos nombres, recomendando a algunos meritorios literatos? Al igual que en Roma se vió en el mercado de esclavos a Chrysogonus, libre de Sullae; Amphion, Q. Catulus; Berón, L. Lucullus; Demetrio Pompeyo; libre de Augenque Demetrio, o, como se creía, también, de Pompeyo; Hiparco , libre de Marco-Antonio; Menan y Menecraten de Sextus Pompeyo, y después en muchos otros que no es necesario enumerar, enriquecidos con la sangre de ciudadanos romanos y con licencias de crueles proscripciones.

[3] La tiza es el sello distintivo de estos rebaños de esclavos para la venta, y el estigma de la fortuna insolente. Hemos visto a estos hombres, tan poderoso que incluso sus decoraciones pretorianas se adjudicaron por el Senado, por orden de Agrippina, esposa del emperador Claudio, que concedió los ornamentos de pretores a los libertos de Claudio y que solo les faltó llevarlos con coronas de laureles a los lugares en los que vinieron con los pies de color blanco tiza.

LIX. (XIX.) [1] Aún hay especies en terrenos que ya hemos discutido (V 7, III, 11), pero en este caso es necesario indicar las cualidades. La tierra de la isla Galata (¿Malta?junto a Clupeam en ífrica, que mata los escorpiones, mientras que en las Islas Baleares y en Ebusitaria, las serpientes.

 

 

http://www.historia-del-arte-erotico.com/Plinio_el_viejo/libro36.htm

DEL ARTE DE  ESCULPIR LA PIEDRA  

LIBRO XXXVI

item  DE LA NATURALEZA DE LAS PIEDRAS,  DE SU USO EN CONSTRUCCIÓN, DE LOS PRINCIPALES MONUMENTOS  Y OTROS USOS

 

I (I.) [1] Queda por hablar de las piedras, la mayor locura de nuestro tiempo, incluso no diciendo nada de las piedras preciosas, de los succinos, de los cristales y murrinisque. Todo esto de lo que hemos tratado en el presente libro puede decirse creado por el hombre; pero las montañas, la naturaleza las había creado por sí misma, con el fin de proteger con alguna clase de construcción las vísceras de la tierra, con el fin de superar la violencia de los ríos, de romper los mares del mar, y contener por esto a los elementos más turbulentos.

[2] Y nosotros, cortamos en trozos, y los transportamos sin otro interés que el de nuestro placeres; estas montañas que antes era una maravilla haberlas cruzado. Nuestros viejos casi observaban como un prodigio el paso de los Alpes por Aníbal y luego los Cymbros. Ahora estos montes están siendo cortados para suministrarnos mil géneros de mármol. Se abren los promontorios al mar; se trabaja nivelando la tierra. Retiramos las barreras destinadas a separar las naciones; construimos naves para transportar mármoles; y a través de los mares, el más terrible elemento de la naturaleza, hacemos viajar las cumbres de las montañas: la locura más imperdonable mientras se buscan vasos hasta en la región de las nubes para los barros de las bebidas, y se cavan las rocas vecinas del cielo para poder beber con hielo.

[3] Que se reflexione, cuando se propone decir el precio de estas cosas, cuando ve estas rocas rodar y avanzar, que se reflexione cuánto la gente viviría más feliz sin estas superfluidades. Para qué utilidad o para qué placer los mortales se hacen tantas víctimas de tantos trabajos, si éste luego ¿no es con el fin de descansar entre piedras abigarradas? ¡como si la oscuridad de la noche no privase la mitad de la vida de esta clase de disfrute!

II. [1] Al hacer estas reflexiones, me toma una gran vergüenza propia para la antigüedad. Existen leyes censoriales (VIII, 82), defendiendo de servir sobre las mesas mollejas de cerdo, y de los lirones, y otras delicadezas inútiles de mencionar; y ningún ha legislado que no se debería importar mármoles y de hacerlos cruzar los mares por este objeto.

(Capítulo II.) Pero, dirán quizás, “es que entonces no se traían mármoles”. Eso es falso. En tiempo del edil Marco Scaurus (XXXVI, 24) se vieron de traer 360 columnas para decorar un teatro temporal, destinado a servir durante un mes a lo sumo; y las leyes consintieron siendo seguramente indulgente para los placeres públicos.

[2] ¿Pero, era precisa, esta indulgencia? Por qué el camino en que los defectos se introducen más, y escondidamente es el público. Por esta vía en efecto se introdujeron los marfiles, el oro y, las pedrerías, al uso particular. Es nada lo que queda que se haya reservado para dioses. Por eso, se conceden y se han tenido Indulgencia para los placeres públicos: porqué luego han guardado silencio cuando enormes y altas columnas de mármol y consintieron (XXXVI, 8), de colocarse de treinta y ocho pies de alto y de mármol lucullei, en el atrio de Scaurus. Y eso se hizo ni en secreto, ni ocultamente; ni el encargado de las alcantarillas públicas le hizo dar fianza para el daño que podía causar el transporte de estos columnas hasta el monte Palatino. A la vista de tan mal ejemplo, ¿no era el caso de velar por la guarda y conservación de las buenas costumbres? Sin embargo las leyes se callaron cuando estas rocas enormes, traídas a una casa particular, pasaron delante de las estatuas de arcilla (XXXVI, 43 y 46) de los templos de los dioses.

(Capitulo III.) [1] Y no se dirá que Scuarus, hizo el primer daño a la engañada ciudad con su desordenado ejemplo. Ya Lucio Crassus (XXII, 1), el orador, aquel que primero tuvo columnas de mármol extranjero sobre este mismo monte Palatino (ellas eran de mármol de Hymettias, (gris azulado, 8 kilómetros al sudeste de Atenas) seis solamente, y no tenían más de doce pies), L. Crassus fue llamado a causa de eso, en una pelea con Marco Brutus, la Venus del Palatino. Seguramente nuestros padres no hicieron caso al respecto, siendo las buenas costumbres vencidas; y viendo que lo que se defendía, lo estaba banalmente, siendo las leyes inútiles, ellos prefirieron la ausencia de leyes.

[2] Los que vendrán después demostrarán que no fuimos mejor que nuestros padres. ¿Quién, en efecto, no tiene en su atrio enormes columnas? Pero antes de hablar de los mármoles pensamos deber poner bajo los ojos el valor de los hombres que los trabajaron. Pasemos pues a iniciar el estudio los artistas.

(9) IV. (Capítulo IV.) [1] Los primeros de todos los que destacaron en el tallado de mármol fueron Scyllis y Dipoenus que nacieron en la Isla de Creta. En tiempos del imperio de los medos, Ciro no había comenzado a reinar en Persia fue por consiguiente, en la 50 Olimpiada. (580 adc) Fueron a Sicyon, que durante mucho tiempo fue el hogar de todos los talleres en este tipo de trabajo. Habían hecho en Sicyon con ellos estatuas de los dioses, pero antes de que se terminaran los artistas se quejaron de una injuria y se retiraron a la Etolia.

(10) Sicyon se vió inmediatamente afectada por la esterilidad y el hambre, y sumidos en la consternación. Los residentes buscaron una cura en Apolo, y en el Apolo Pythium (oráculo de Apolo) que dijo que el dolor los dejaría si Dipoenus y Scyllis terminasen las estatuas de los dioses, y esto consiguieron a fuerza de dinero y regalos. Estas fueron las estatuas de Apolo, Diana y Hércules, Minerva: esta última fue alcanzada por un rayo.

(11)(Capítulo V.) [2] Cuando aparecieron estos dos artistas, ya habían estado en la isla de Quíos, Melas, escultor, y su hijo Micciades y su nieto Archennus, cuyos hijos Bupalus y Athenis fueron muy famosos en este arte. Ambos fueron contemporáneos del poeta Hipponactis, que sin duda vivió en la Olimpiada 60 (540 adc). Si calculamos hacia atrás en esta familia hasta el bisabuelo, nos encontramos con que la escultura comenzó con la era de los Juegos Olímpicos.

(12) Hipponactis fue notablemente feo. Ambos artistas, en forma de broma expusieron su retrato para hazmerreír del público en el círculo de los juegos; Hipponax, indignado contra ellos les destiló la amargura de sus versos, que creen algunos que los llevó a ahorcarse, por la desesperación, pero es falso.

(13)[3] De hecho, hicieron después muchas estatuas en las islas cercanas, por ejemplo, en Delos, haciendo esas obras escribiendo en ellas en verso, cuyo significado es que Quíos era famosa no sólo por sus viñedos (XIV, 9), sino también por las obras del hijo de Archennus. Enseñan en Iasii a Diana realizada a su manera, y en Quíos también se habló de una Diana realizada por ellos, que está en lugar alto, cuyo rostro parece triste al entrar y alegre cuando salimos. Hay obras suyas en Roma, en la parte superior del templo Palatino está Apolo, y en casi todos los monumentos planteados por el divino Augusto. También hubo obras de su padre en Delos y en Lesbos.

(14)Y del trabajo de Dipoeni están lleno Ambracia, Argos, Cleone.

[4] Todos estos artistas han utilizado el blanco mármol de Paros, al que llamaron lychnites porque Varron dijo, sobre la extracción de las canteras a la luz de las lámparas. Luego han descubierto otros mucho más blancos, y, recientemente, en las canteras de los Lunenses. Pero se ha informado en Paros de un maravilloso hecho: en un bloque al separarlo con cuñas, apareció una figura de Sileno.

(15)[5] No se olvide de tomar nota, de que la escultura es muy anterior (XXXV, 44) a la pintura y las estatuas de bronce, y que ambos empezaron en los tiempos de Phidias, en la Olimpiada 83 (448 adc.), es decir, alrededor de 332 años más tarde. Se dice que el mismo Phidias trabajó el mármol, y que en Roma, en los edificios de Octavia (XXV, 37 y 40), hay una Venus de una maravillosa belleza.

(16)(Es cierto) que enseñó a Alcámenes(XXXIV, 19), escultor ateniense de los más reconocidos. Hay de este en Atenas grandes obras en los templos, y fuera de los muros, y una famosa Venus llamadaΑφροδιτη ἐν κηροις, (¿Afrodita del Jardin?): Podemos decir que el propio Phidias puso los toques finales.

(17)[6] también fue estudiante de Phidias Agorácrito de Paros, al que amó a causa de su juventud: es la razón por la que le regalase muchas de sus propios obras con el nombre de su alumno. Los dos compitieron junto a los estudiantes con una Venus, y ganó Alcámenesno por la superioridad de su trabajo, sino por el sufragio de la ciudad, que tuvo a los compañeros de partido en contra de un extranjero. También se dijo que Agorácrito vendió esta obra por lo que no debería estar como lo hace en Atenas, y que él llamó Némesis, que se puso en Rhamnonte (IV, 11-2), municipio de Atica, y Marco Varron dio preferencia a esta a todas las demás. Todavía está en la misma ciudad, en el templo de la Gran Madre, una obra de Agorácrito (Descrita en Pausanias Libro 1-33-3).

(18)[7] Nadie duda de todos los pueblos que vinieron a ver el famoso Júpiter olímpico, que hizo Phidias (XXXIV, 19) que ilustra un artista muy famoso. Pero para aquellos que no han visto sus obras sepan por qué son loables, se citan pequeñas peculiaridades que muestran cuán inteligente era. ¿Por qué invocar la belleza de Júpiter Olímpico, ni la grandeza de su Minerva de Atenas?, que tiene veintiséis codos y es de oro y de marfil, que ya en la cara convexa del escudo de la diosa tiene grabada la lucha de las Amazonas, y en la parte cóncava del escudo, la batalla de los dioses y los gigantes, y en la suela de los zapatos, los Lapithas y los Centauros: tanto su arte se encuentra también en los pequeños espacios.

(19)[8] Grabó en la base Πανδωρας γενεσις (nacimiento de Pandora). Hay veinte dioses naciendo; junto a una victoria que es especialmente admirable. Los conocedores admiran también la serpiente, y, una esfinge de bronce que está debajo de la misma punta de la lanza. Esto es de paso de un artista que nunca es alabado suficiente, y del que también se sabe que están en la riqueza de las pequeñas cosas.

(20)[9] Al hablar de las estatuas hemos indicado la época de Praxiteles (XXXIV, 19) el cual, por la gloria de sus obras de mármol, se superó a sí mismo. Hay obras suyas en Atenas, en la Cerámica. Pero antes de todas las estatuas no sólo de Praxíteles, sino también de todo el universo, esta su Venus, que ha hecho emprender el viaje de Cnido a un buen número de curiosos. Había hecho dos; las vendió juntas: una estaba vestida, y por esta razón fue elegida por los habitantes de Cos, que pudieron elegir primero, la segunda no era más cara pero creyeron demostrar su severidad y pudor. Los Cnidianos compraron la estatua rechazada: la diferencia es inmensa por su reputación.

(21)[10] Más tarde el Rey Nicodemo quería comprársela a los de  Cnido, prometiendo pagar todas sus deudas, que eran enormes, pero prefirieron soportarlo todo, y con razón, ya que con esta figura Praxíteles proporcionó la gloria a Cnido. El pequeño templo donde se encuentra está abierto en todas sus partes a fin de que la higuera se pueda ver en todas las direcciones, incluso ayudados por la diosa, en lo que creemos. Además, la contemples del lado que la contemples es igualmente admirable. Una persona, se dice, que se enamoró de ella, se escondió durante la noche en el templo y se dejó llevar por su pasión, quedando un mancha como muestra de ello.

(22) En Cnido hay otras estatuas de mármol de artistas famosos: Un Baco de Bryaxis, otro de Scopas, y una Minerva del mismo autor, lo que demuestra que no había favoritismos hacia la Venus de Praxíteles, es que en medio de estas obras se la cita sola.

[11] De Praxíteles, es también un Cupido que se llevó Verrés dice Cicerón (Ciceron discursos: contra Verres, Estatuas 3), el mismo por el que emprendíamos el viaje a Thespies, y que ahora se encuentra en las escuelas de Octavia (XXXV, 37). Del mismo autor es otro Cupido desnudo, que esta en Parium, colonia de Propontide, tan bello como la Venus de Cnido, y menospreciado como ella. Esta figura produjo el mismo efecto sobre los sentidos de Alcetas de Rodas, y dejó una huella de amor.

(23) En Roma de Plaxiteles se encuentra Flora, Triptolemo, Ceres, en los jardines Servilianos; las estatuas del Buen Suceso (XXXIV-77y de la Buena Fortuna, en el Capitolio; las Ménades y las que llamamos Thiades, Cariátides, en el mismo lugar; un Sileno, en los monumentos de Asinio Pollion, un Apolo, un Neptuno.

[12](24) Cefisodoro, hijo de Praxiteles, fue heredero de su talento. Pérgamo tiene de su mano un simplegma (grupo) de luchadores de renombre, excelente obra, con los dedos impresos en el cuerpo más real que sobre el mármol. En Roma su obras son: Latona, en el templo en el Monte Palatino, una Venus, en los monumentos de Asinius Pollione y en el templo de Juno, en el interior de las puertas de Octavia, un Esculapio y Diana.

(25) Scopas es su rival en gloria y fama.

[13] Realizó una Venus y Phaeton, que son honrados en Samotracia con la más sagrada de las ceremonias. Y asimismo, el Apolo Palatino, una Vesta sentada de alta estima que se encuentra en los jardines Servilianis y dos sirvientes que se encuentran junto a ellos, y otras semejantes están en los monumentos de Asinius Pollione, donde uno lleva una cesta sobre la cabeza.

(26) Pero la más famosa de sus obras en el templo de Domitius Ceneo, en el circo Flaminius : Neptuno, Tetis, Aquiles, las Nereidas, sentadas sobre los delfines, las ballenas y los caballitos de mar;

[14], los Tritones, la procesión de Phorci, sirenas y muchos otros marinos, todas las obras de la misma mano; obra maravillosa, a pesar de que habían ocupado toda la vida del artista. Además de las mencionadas obras y que no sabemos, todavía existen un colosal Marte, sentado (#El museo romano se lo adjudica, pero el parecido con el de Lisipo es excesivo para que lo hubiera pasado por alto Plinio) en el templo de Brutus Callaicus (conquistador de Galícia), junto al mismo circo, por otra parte, en el mismo lugar, un desnudo de Venus anterior a la de Praxiteles, que daría gloria en cualquier otro lugar.

(27)[15] En Roma, es cierto, que la grandeza y la multitud de obras la tienen en olvido, y una gran cantidad de edificios y negocios apartan de la contemplación de cada uno de estos. De hecho, para la admiración profunda y la contemplación de la técnica es necesario estar de ocio con quietud y en silencio. Es en razón de este tipo que es desconocido el autor de esta consagrada Venus por el emperador Vespasiano del Templo de la Paz, y digna de la reputación de los viejos tiempos.

(28)[16] Incluso se duda sobre el grupo en el templo de Apolo Sosien, de Niobe muriendo con sus hijos: ¿Es de Scopas o Praxiteles? Del mismo modo, la estatua de Jano consagrado en el templo del divino Augusto y traída desde Egipto, ¿de cual artista es ella? Además, ahora está cubierta de oro. Es la misma pregunta del Cupido con un rayo en la mano, en la curia de Octavia (XXXV, 37): Lo único que se dice últimamente es que es el retrato de Alcíbiades, el más hermoso de los atenienses a esta edad.

(29)[17] Hay en estas escuelas de Octavia muchas obras, aunque los autores son desconocidos: Sátiros cuatro, uno sobre sus hombros llevan al padre Baco vestido de Venus, y también otro haciendo lo mismo, y el tercero, impide a un niño que llore, y el cuarto da de beber al otro niño en una taza y dos ninfas que hacen velas con su ropa. No es menos seguro acerca de los autores de las figuras colocadas en el Saeptis (¿Edificio de Saepta Julia para ejercer el voto dentro del Campo de Marte?), Olympus y Pan, Chiron y Aquiles, y, sin embargo, la reputación ha de ser muy grande para que los guarden como a su vida.

(30)[18] fue Scopas contemporáneo y rival de Bryaxis, Timotheus y Leochares, por lo que tenemos que hablar al mismo tiempo, porque han trabajado juntos en el santuario que se llama el Mausoleo erigido por Artemisa a su marido Mausol rey de Caria, que murió el año dos de la 107 Olimpiada (350 adc.). Es en gran parte gracias a estos artistas que esta estructura se cuenta entre las siete maravillas. Del sur al norte 63 pies, son los frentes menos extensos. El circuito cuenta con un total de 440 pies, la altura es de 25 codos. Está rodeado por treinta y seis columnas y fue llamado Pteron.

(31) En el lado este estuvo trabajando Scopas; en el norte Bryaxis; en el mediodía, Timotheus, y el Ocaso, por Leochares.

[19] Antes de la finalización, la reina murió, pero los artistas no dejaron su trabajo hasta que hubieron terminado, pensando que se trataba de un monumento a su gloria y la de arte. Incluso hoy en día estos artistas disputan la palma. Un quinto artista también cooperó. Aún más el Pteron es una pirámide tan alta como el edificio inferior. Que consta de veinticuatro gradas hasta la punta, que termina con una plataforma en la que está una cuadriga. Este mármol fue hecho por Pythis. Además le dio una altura de ciento cuarenta pies toda la obra incluída.

(32)[20] Está en Roma, de Timoteo, una Diana colocada en el Monte Palatino en el templo de Apolo; Avianius Evandre rehizo la cabeza. Admiramos mucho el Hércules de Menestrati y una Hécate puesta en Éfeso, en el templo de Diana, detrás del santuario. Los guardianes del templo recomiendan a los curiosos que guarden sus ojos mirando, con una influencia de los grandes de mármol. No por debajo de las Gracias que se encuentran en los Propileos de Atenas: algunos dicen que fueron realizados por un pintor distinto de Sócrates (XXXV, 40, 12), otros que incluso él mismo. En cuanto a Myron (XXXIV, 19, 2 y 8) que se muestra loado en bronce, hay en Esmirna una mujer borracha, una gran obra.

(33)[21] Asinius Pollione, que fue vehemente y ardiente, quería que sus edificios atrajesen las miradas; y puso Centauros llevando a las Ninfas de Arcesilae; la Thespiades de Cleomenes; Océano y Júpiter, de Heniochi; la Hippiades de Stephanus y Hermerotes de Taurisci, no del escultor (XXXIII, 45), sino del Traliano, un Hospital de Júpiter, de Pamphilo, un alumno de Praxiteles;

(34) Zethus, Amphion, y Dirce, un toro y un lazo, Todo desde en un solo bloque de mármol traído de Rhodas. Esta pieza la hicieron Tauriscus y Apolonio. Ambos artistas establecieron una rivalidad, hay duda de sus padres en la escultura y diciendo que si Menecrates parecía ser su padre, pero su padre de verdad fue Artemidoro.

[22] En el mismo lugar es loado un Baco de un Eutychidis (XXXIV 19-3) y en el pórtico de Octavia está colocado en el templo de Apolo este dios, trabajado de Philiscus Rhodios; más Latona, Diana, las nueve musas, y Apolo desnudo.

(35) El Apolo, que en el mismo templo, tiene una lira, es de Timarchidès. En el pórtico de Octavia, en el templo de Juno, está una estatua de la diosa de Dionisos y Polycleto (XXXIV, 19, 3), una Venus es de Philiscus y las demás obras son de Praxiteles. El mismo Polycleto y Dionisio los hijos de Timarchides hicieron a Júpiter que se encuentra en el templo cercano. Pan y Olympus están en el mismo lugar luchando, y, es de Heliodorus el segundo grupo célebremente conocido en el mundo.

[23] Doidalsas hizo a Venus lavándose, en pié Polycharmus.

(36) Por el lugar de honor en que está el trabajo Lysias, debió ser muy estimado, por mandato del divino Augusto, hizo un templo pequeño dedicado a la memoria de su padre, Octavio, y lo puso en el Monte Palatino, en la parte superior del arco que hizo aumentar rodeado de columnas: puso un carro de cuatro caballos, con Apolo y Diana, todos de un solo bloque. En los jardines Servilianos hay un Apolo loado de Calamis (XXXIV, 71), y las pyctas (¿púgiles?) de Dercylidis, el historiador Amphistrate, y el escritor Callisthenen (¿estatuas también?).

(37)[24] No hay muchos artistas con obras maestras realizadas en común, el número de artistas ha sido un obstáculo para la reputación de cada uno de ellos, no se puede aprovechar toda la gloria, y pueden citarse varios de la misma manera: este es el Laocoonte en el palacio de Tito, que no hay una mejor producción en pintura o escultura, es un solo bloque, los niños los pliegues las serpientes todo admirable. Este grupo fue realizado conjuntamente por tres excelentes artistas, Agesandros, Polidoros y Athanodoros de Rodas.

(38)[25] Del mismo modo, en el palacio de los Césares en el Monte Palatino se llena de hermosas estatuas de Craterus asociado con Pythodore, Polydeuces asociado con Hermolao por otros, Pythodore asociados con Artemonas: y Aphrodisius Talianos que ha trabajado solo. El Panteón de Agripa fue decorado por Diógenes de Atenas, de quien son las Caryatides y columnas de este templo que se conocen como obras maestras, así como las estatuas del frontispicio, pero por la altura del sitio, estas estatuas son menos apreciadas.

(39)[26] En todos los templos está con honor y autoridad Hércules, al que los cartagineses sacrificaban todos los años humanos, y está de pie en tierra, delante del pórtico en la entrada de las Naciones. Estuvieron cerca del templo Felicidad las estatuas de las Thespiades, entre ellas una de Varron, inspirado en el amor caballero romano quería mucho a Junius Pisciculus. También fueron admirados por Pasitels (XXXV, 156), quien escribió cinco obras sobre los más conspicuos en todo el orbe.

(40) Este artista, nacido en la costa griega de Italia, y tras haber recibido la Libertad del ciudadano romano de este país, hizo de marfil un Júpiter que se encuentra en el templo de Metellus en el camino del Campo de Marte. Encontró un día en el puerto donde habían llegado animales salvajes de África, y mirando a través de la barras de la jaula como era un león, y una pantera que se escapó de una jaula, con gran peligro de este artista escrupuloso. Se dice que ha realizado muchas otros obras, sin especificar por su nombre las que son.

(41)[27] también Arcesilaum (XXXV, 45) es promocionado por Varron. Este autor señala que había una leona de mármol y unos cupidos con alas que juegan con ella, cada uno con una correa, y otro le da de beber con un cuerno, otros se ajustaban las botas, todo de un solo bloque. También dijo que las catorce naciones del Teatro de Pompeyo, son de Coponius.

(42)[28] He leído que Canachus, es loado entre las estatuas (XXXIV, 19, 25), en mármol. Y que no se olvide a Batrachum y Sauram, Lacedemonios que hicieron templos dentro de los Pórticos de Octavia. Algunos piensan que eran muy ricos, y que las trabajaron a su costa, con la esperanza de registrar sus nombres en su alabanza, pero su inscripción fue rechazada, que pusieron en otro lugar y de otra manera: Están grabados en los núcleos de las columnas un lagarto y una rana, los emblemas de sus nombres.

(43) Es indiscutible que en el templo de Júpiter hay pinturas y todos los adornos estaban relacionados con el culto de una diosa: esta es la forma en que el templo de Juno se había completado, los porteadores para llevar el desprecio, dicen, la religión sigue siendo la izquierda error, como si los dioses mismos hubieran realizado este cambio: en el templo de Juno que ofrece, a su vez, adornos que habían pertenecido a Júpiter.

[29] Se han reconocido a autores de pequeñas obras de mármol: Myrmecides, quien hizo una cuadriga y el auriga a quien lo cubría una mosca con las alas abiertas y Calícatres, que hizo unas hormigas (de marfil VII-85) con patas tan sutiles que casi quedan fuera de la vista.

(44)V. (Capítulo VI) [1] Tenemos dicho en el mármol los escultores y artistas más reconocidos. Pero no hemos señalado el trabajo sobre el jaspe porque entoces no se había estimado. Estan las estatuas de mármol de Thasos, una de las Cícladas, y el mármol de Lesbos, que es un poco más ligero que el otro. El poeta Menandro, muy fiel pintor de lujo, es el primero que ha hablado y en raras ocasiones, de sus manchas y de los diferentes colores, y en general el uso de mármoles.

(45) Se usa en las columnas de este tipo en los templos, no por razón de magnificencia (no existia aún estas cosas), sino porque no lo habían podido encontrar más sólido.

[2] Así se inició en Atenas el templo de Júpiter Olímpico, del cual se llevó Sulla columnas para el Capitolio. Sin embargo, no existía una diferencia entre la piedra y el mármol, aunque por ese mismo tiempo, Homero.

(46) El poeta habla, de que Paris fue herido por golpe de un bloque de mármol (¿Iliada XVI-735?), pero no dijo más, excepto que en las casas reales lo que más adornaba, además del bronce, oro, plata y electrum (Odisea IV-71), era, dice que el marfil (XXXIII, 23).

[3] Los primeros mármoles que fueron avistados, creo, que se encuentra en las canteras de Quíos, los habitantes los empleaban en las paredes de su ciudad, y que Marco Cicerón hizo una broma! para mostrar a todo el mundo estas paredes tan hermosas: “Yo la admirara más, dijo, si ustedes las hubieran hecho de piedra Tiburtina”. Lo cierto es que la pintura no habría sido tan exitosa, o más bien no lo habría sido en absoluto, si el mármol se hubiera puesto de moda.

(47)VI. [1] No sé si atribuir a los de Caria la invención de la técnica de aserrado de mármol en planchas. El ejemplo más antiguo de su práctica, que yo sepa, nos lo proporciona el Palacio de Halicarnaso casa de Mausoli, donde la paredes de ladrillo están cubiertas de mármol Proconnesio. Mausoli murió el segundo año de la 107 Olimpiada, el año de Roma 403.

(48)VII. [1] El primero, que tuvo en Roma las paredes de mármol de su casa en todo su conjunto fue, según Cornelio Nepos, en el Monte Coelius, Mamurra, nacido en Formio caballero romano, prefecto de los oficiles de Julio César en la Galia. Por esto no le falta nada la dignidad, el hombre que dio ejemplo Mamurra atacado por los versos Cátulo de Verona, en verdad, dicho más claramente que él mismo, Cátulo tenía todo lo que había en la Galia Comata. Népos mismo agrega que no había en casa de Mamurra columnas que no fuesen de mármol macizo, de Carystio (IV, 21, 2) o Luniense.

(49)VIII. [1] Marco Lepidus, compañareo en el cónsulado de Catulus, es el primero que puso en los umbrales de su casa mármol de Numidia, y con gran culpa. Fue cónsul en el año de Roma 676. Esta es la primera pista que me parece de la importación de mármol de Numidia, pero no en las columnas o en hojas, como se ha dicho acerca del mármol de Carystio por Mamurra, sino en bloques y con un muy útil uso en los umbrales. Cuatro años después de este Lepidus, fue cónsul, L. Lucullus, quien dio, al parecer, su nombre luculleo a la placa. Estaba encantado por el mármol, y fue el primero que lo introdujo en Roma. Además, se trata de un mármol negro, sin manchas o colores siendo aquellos más estimados.

(50)[2] Se encuentra en la isla de Melos, y es casi el único mármol ha sido llamado luego por un aficionado. Entre los Consulados de estos personajes, me parece, el cenador del Marco Scaurus tuvo sus paredes de mármol. No está seguro de si eran chapados de mármol o trozos sólidos y pulidos de mármol, como lo es ahora el templo de Tonante Júpiter en el Capitolio, ya que no se puede encontrar ningún rastro de chapado de mármol con anterioridad en Italia.

(51)IX. [1] Pero, sea cual sea el inventor de la técnica de aserrado de mármol y multiplicar el lujo, fue ingeniosa forma inapropiada. El aserrado se realiza por la arena, y parece ser hecho con un carril de hierro: la sierra sólo empuja la arena fina en una ranura moviéndose a tracción, y es en el sendero donde se va produciendo este corte.

(52) La arena de Etiopía es la más solicitado para esta operación, ya que, que se junta que parece que debe irse a Etiopía para realizar una talla de mármol, ¿qué estoy diciendo? incluso a la India, donde la severidad de la antigua aduana se indigna incluso de ir a recoger las perlas.

[2] Esta arena india ocupa el segundo lugar, la otra es más suave y deja el corte mas liso, pero se recomienda que se frote con esta a los pulidores de mármol con última película de la arena y cal. La arena en Naxos tiene el mismo defecto, y la arena de coptos, que la llaman arena de Egipto. Tal son las arenas que se han empleado para el aserrado de mármol. Luego se ha encontrado una arena en un buen fondo del mar Adriático, que está seco durante la marea baja solamente, lo que la hacía difícil de descubrir.

(53)[3] Además, el fraude ha envalentonado a los trabajadores que usan todo tipo de arena de río intercambiable. Son muy pocos los propietarios que reconocen el daño que han hecho. De hecho, esta arena hace un frente más amplio destruyendo más mármol y las hojas necesitan más trabajo para hacerles el pulido, que en esta forma se pierde en la hoja el espesor. Se proporciona últimamente la arena Thebaica, y la piedra porosa o piedra pómez.

(54)X. (Capítulo VII.) [1] Para el pulido de mármol y estatuas y para tallar las piedras preciosas y el uso desde hace mucho tiempo dado preferencia a la piedra de Naxos, que se llama a una piedra encontrada en la isla de Chipre, piedras de afilar popularmente dichas. Luego las aventajaron las traídas de Armenia.

(55)XI. [1] Los mármoles son muy bien conocidos por la necesidad en toda su lista de variedades y colores, y también que no sería fácil. De hecho, ¿En qué lugar, no hay algún mármol? Además, ya se indicaron las variedades más famosas en nuestra geografía. Sin embargo, no se forman todos en las canteras, ya que algunos de ellos están dispersos en la superficie del suelo, y algunos incluso los más valiosos como el mármol verde Lacedemonio, el más alegre de todos, y como el Augusto y el Tiberio y encontrados por primera vez en Egipto, bajo los reinados de la de Augusto y Tiberio, y ver las diferencias de estos con el ophite, en que la ophite debe ser similar a la piel de las serpientes, a partir de la cual proviene el nombre en ella, y diferencias entre ellos en lugares que se han dado de otra manera, y teniendo la augustea ondulantes bucles hacia arriba, sobre el Tiberian canas blancas, dispersas.

(56)[2] No hay columnas de ophite o son extremadamente pequeñas. Hay dos variedades, una blanca y tierna, el otro duro y tirando en el negro. Se dice que son amuletos, del dolor de cabeza y las mordeduras de serpientes. Algunos recomiendan ophite blanco, usado como amuleto y frenéticos y letárgicos, pero en contra de otras serpientes se prefiere el ophite llamado tephrias, a causa de su color ceniza. También es un mármol Memphites conocido como el lugar donde los encontramos que tiene parecido con las piedras preciosas. Para ello, se muele y se aplica con vinagre a las partes a cortar o cauterizar: Esa parte se duerme y no siente dolor.

(57)[3] El Pórfido que produce Egipto, es de color rojo. Y si está salpicado de puntos blancos se llama leptosephos. De estas canteras se pueden ofrecer bloques del tamaño tan grande como se quiera. Vitrasius Pollione, procurador del emperador Claudio, trajo desde Egipto a Roma, para el príncipe, estatuas de piedra, que no resultaron muy novedosas, y todavía nadie ha querido imitarlos.

(58) Los egipcios también han encontrado la piedra de Etiopía que ellos llaman basaniten (XXXVI, 38) y tiene el color y la dureza del hierro, de ahí el nombre que se le dio (basalto, piedra de toque). Nunca hemos visto un bloque más grande que el que fue dedicado por el emperador Vespasiano Augusto en el templo de la Paz, que representa el Nilo, con 16 niños jugando símbolo de la llegada de otros tantos codos de la fertil inundación del Nilo. Dicen que es como en Tebas en el templo de Serapis, como de un mismo bloque, dedicado al alma de la estatua de Memnon, que dicen suena por el contacto con los rayos de sol.

(59) XII. [1] Nuestros ancianos consideraron que el Onyx nacía sólo en las montañas de Arabia, el Sudines se sabía que se encontraba en Carmania. (Alemania) con este se hizo por primera vez los jarrones de beber, y luego pies de la cama y asientos. Cornelio Nepos informa de que la sorpresa fue grande cuando Publio Lentulus Spinther (año de Roma 691) mostró jarrones de ónice tan grandes como tinajas de Chio: Cinco años más tarde, dice, que ha visto columnas de treinta y dos pies de largas. “Después de variarse;

(60) porque cuatro columnas pequeñas fueron colocados por Cornéllus Balbus (año de Roma 741), en su teatro, como una maravilla extraordinaria.

  [2] Para los que hemos visto más de 30 en el gran comedor que se había construido Callistus (XXXIII, 47), liberto de Claudio, conocido por su poder.

(Capítulo VIII.) Algunos llaman a esta piedra alabastro, (XXXVII, 54-4) y se pueden hacer jarrones y vasos de perfumes, porque dicen que los preserva de la corrupción (XIII, 3).

(61) Calcinado, conviene ponerlo en los emplastos. Se encuentra cerca de Tebas, en Egipto y en Damasco, en Siria. El de Damasco es más blanco que los otros. Se dice que el mejor es el alabastro de Carmania, a continuación, el de la India, y al final están los de Siria y Asia. El más común es el de Capadocia, que carece de ningún brillo. Se prefiere sobre la mayoría el alabastro de color de la miel, y el que tiene puntos y remolinos, y que no sean transparentes. Se toma como color defectuoso el del cuerno, y el color blanco y todo lo que se aproxima vidrio.

(62) XIII. [1] Muchos creen que para la conservación con alabastro de perfume no prevalecerá las piedras lygdinos encontradas en Paros. El tamaño de estas piedras nunca superan el volumen de platos o una copa. Anteriormente, solo había en Arabia de un blanco admirable.

[2] Sigue siendo un caso de dos piedras con una naturaleza contraria, la Coralita, que se encuentra en Asia. Son los bloques de dos codos, y de un color cercano a un blanco marfil, con el cual se asemeja; y el Alabandicus, que es negro y lleva el nombre del lugar que lo produce, pero lo que viene de Mileto: tiene un dibujo negro que tira al color morado. Funde al fuego, por lo que se utiliza en la composición del vidrio.

(63) La piedra Thebaica salpicado de gotas de oro, se encuentra en la parte africana de Egipto, la piedrecillas son proporcionados por sus cualidades físicas, muy limpio se muelen los ingredientes para gotas para los ojos. Alrededor de Syene (Asuán, Egipto)en la Thebaida esta el sienita, que se llama una vez pyrrhopoecilon.

XIV. [1] Los reyes fabricaron con esta especie de piedra, vigas y los llamaron obeliscos, y los dedicaron al dios sol. De hecho, estos obeliscos representan los rayos de la estrella, y también esto refleja el nombre en Egipcio.

[2] El primero de todos, Mespheres, que reinó en la ciudad del sol, que le fue dada la orden en un sueño: e incluso esto está escrito en el obelisco, porque los grabados y las cifras que vemos son letras Egipcias.

[3] A continuación, otros reyes fueron cortando estos obeliscos, En la misma ciudad Sesothes hizo cuatro de cuarenta y ocho codos de alto. Rhamsesis, que reinó en el momento de la toma de Troya, hizo uno de ciento cuarenta codos. El mismo príncipe, que abandonó el lugar, luego que fue al palacio de Mnevidis, hizo otro obelisco construido hasta arriba de ciento veinte codos, por doce codos de ancho. (Capitulo IX.) Se dice que ciento veinte mil hombres estaban empleados en este trabajo.

[4] Cuando se estaba en la elaboración del obelisco, el rey, por temor a que las máquinas no fueran lo suficientemente fuertes, no empleando peso, y para no aumentar el riesgo y tener una mayor vigilancia de los ingenieros, ató a su propio hijo arriba, de modo que la salvación del príncipe iria junto a la piedra. Este monumento siempre ha excitado la admiración y cuando el rey Cambises tomando la ciudad, siendo que los incendios habían llegado al pie del obelisco, el príncipe lo ordenó extinguir, hizo respeto en este, lo que no tuvo para la ciudad.

(67)[5] Hay otros dos obeliscos erigidos por Zmarre uno, y el otro por Phio sin caracteres, y de altos de cuarenta y ocho codos. Ptolomeo Filadelfo levantó uno de ochenta codos y lo erigió en Alejandría, en el que el rey Necthebis no había tallado caracteres, y fue mucho más difícil transportarlo y levantarlo que labrarlo. Algunos dicen que fue llevado por una balsa de maderos trabados que hizo Satyro el arquitecto; Cailixenus dijo que lo trajo Phoenice.

[6] por un canal que sacó del Nilo hasta donde se llevó.

(68) El obelisco fue puesto en dos barcos: abiertos en todo el ancho, al pie del mismo obelisco de piedra, una doble carga de su masa y, por ende, de su peso, se llevaron a cabo bajo el monumento, donde su base descansaba en los dos extremos en ambos lados del canal y luego despegado en las rocas: se dejaba descansar en los dos barcos al aligerar estos quitando la carga.

[7] dicen que otos seis de igual tamaño fueron cortados a la misma montaña, y el artista recibió el regalo de cincuenta talentos. Este obelisco fue colocado por el Rey dicho en Arsioneo, como muestra de su amor por su esposa Arsinoe, esta también era su hermana. Más tarde, ya que estorbaba en el puerto, Maximus, prefecto de Egipto, lo transportó hasta el lugar público, después de haber cortado la parte superior, queriéndolo sustituir con una cresta de oro, lo que luego se mantuvo sin intención ni efecto.

[8] Están todavía en Alejandría, cerca del puerto y el templo de César, dos obeliscos de cuarenta y dos codos, tallados por el Rey Mesphres. Lo más difícil era lograr que los obeliscos llegaran a Roma, aún de que los barcos que se empleaban eran admirables. El divino Augusto logró prodigiosamente traer uno que dedicó en Puteolis (Pozzuoli al lado de Nápoles), en el puerto, como un maravilloso monumento, pero el barco fue destruido por el fuego.

[9] Claudio había guardado unos años uno que hizo llegar a Ostia el divino Cayo César, el edificio más maravilloso jamás visto en el mar: para ponerlo luego después más arriba de las torres de Pozzuoli en tierra, pero se hundió en mala hora del puerto construido. Luego no tuvo otro lugar peor que en Tíber, causando el cuidado de las naves subiendo, que dio lugar a saber de este río sino tenía menos agua que el Nilo.

[10] El obelisco realizado por el divino Augusto en el Circo había sido mandado tallar por el Rey en virtud de Psemetnepserphreo. En su reinado Pitágoras viajó a Egipto: tiene 85 pies y nueve pulgadas, sin incluir la base, que es de la misma piedra. Uno que está colocado en los campos de Marte es nueve pies menor y se redujo por el constructor Sesothide. Ambos responsables de escribir las entradas de la interpretación de la naturaleza y de las cosas por filosofía de los egipcios.

XV. (Capítulo X) [1] De ellos en el campo de Marte el divino Augusto hizo una maravillosa aplicación para marcar la sombra por el sol, y, por tanto, reconocer la longitud de los días y las noches, marcando con una piedra ese informe desde el obelisco, cuando una sombra es igual el día mayor del año a la hora vI , y la marca del día del solsticio de invierno, al mediodía; a continuación, para cada día, la sombra con la marca y la disminución correspondiente a los aumentos posteriores con marcas de bronce con incrustaciones de piedra, en el edificio. Memorable y digno del ingenio del matemático Facundi Novi.

 

[2] Se coloca en la parte superior del obelisco una pelota dorada y la sombra recogida sobre sí misma, en lugar de la sombra de la punta, incluso resulta ampliada enormemente: se dice que este proceso se sugirió en similitud de la cabeza humana. Además, durante treinta años, los comentarios dicen que han dejado de ser imparcial, o que el sol ha cambiado su curso por parte de algunos disturbios ocurridos en el cielo, o que la tierra no acaba de mudar su centro, como he oído que fue observado también en otros lugares, o que Terremotos en Roma simplemente han rebajado el gnomone, o las inundaciones del Tíber que hayan rebajado las bases del obelisco, aunque afirman que estas bases son tan profundas como la aguja está en alto.

(Capítulo XI.) [3] El tercer obelisco en Roma (el de Calígula) esta en el Vaticano (¿lugar de vaticinio, oráculo?) en el circo de Calígula y Nerón. Este es el único que se fracturó cuando se erigió, se hizo por Nencoreus, hijo de Sesosidis. Sigue siendo uno salido del otro mismo, de cien codos de altura, que, a instancias de un oráculo, fue dedicado al Sol, después de perdida y recuperada la vista.

(75) XVI. (Capitulo XII.) [1] Por cierto también se habla de las pirámides de Egipto como, de loca inactividad y ostentación de la riqueza de sus reyes. De hecho, la mayoría dicen, que los reyes hacían la construcción, no por otros motivos que por no dar dinero a los sucesores o rivales, o por no permitir que la gente estuviera inactiva. La vanidad que los egipcios han ejercido en este tipo de construcción es grande, y hay muchos restos de pirámides que quedaron inacabadas.

(76) Una pirámide se encuentra todavía en el nomo (provincia) de Arsinoita, dos en el Memphita, no lejos del laberinto, del que también trataremos (XXXVI, 19), dos en el lugar donde el lago Moeris (V, 50), este gran estanque excavado con las manos, y cito entre los egipcios por el excelente trabajo y memorable: decimos que los picos se observan sobre el agua. Las otros tres, cuya fama llena el universo, y que realmente están a la vista de todos los navegantes del río, se encuentran en la parte africana, sobre una montaña pedregosa y estéril entre la ciudad de Menfis y lo que se dice llamándole Delta, a menos de cuatro mil pasos del Nilo, y siete mil quinientos de Menfis, con la ciudad de Busiris dicha, cuyos habitantes están acostumbrados a subir a sus cimas. (¿por la crecida del Nilo?)

XVII. [1] Al frente de ellas está la esfinge, más admirable tal vez, que se ha mantenido en silencio, que es divinidad de los habitantes locales. Ellos creen que es la tumba del rey Harmain, y afirman que fue llevado allí, pero esta es la roca que se trabajó allí para el culto y pintado en rojo en la cara del monstruo. La circunferencia de la cabeza, la frente, es de cien pies y el cuerpo tiene un largo de ciento cuarenta y tres, y desde el estómago hasta la parte superior de la cabeza, es de alta sesenta y dos pies.

[2] La pirámide de piedra la más grande de Arabia. Se dice que trescientos sesenta mil hombres han trabajado durante veinte años, y que se terminaron las tres en sesenta y ocho años y cuatro meses. Los que escribieron sobre las pirámides son Herodoto, Euhemereus, Duris Samius, Aristagoras, Dionysius, Artemidorus, Alexander Polyhistor, Butoridas, Antisthenes, Demeterius, Demoteles, Apion. Entre estos escritores hay desacuerdo sobre quienes hicieron las pirámides, el destino, que es muy justo, se ha olvidado de los nombres de los promotores de tanto trabajo en vano.

[3] Algunos de estos escritores han informado de lo que se habían gastado en nabos, ajos y cebollas 1600 talentos. La pirámide más grande ocupa ocho yugadas sobre el terreno y los cuatro ángulos son iguales y equidistantes, el ancho de cada lado es de ochocientos ochenta y tres pies. La altura desde del suelo al principio es de 725 pies. La plataforma de la cumbre tiene dieciséis pies y medio. Los cuatro lados de cada ángulo 727 pies y medio. La tercera es inferior a las dos anteriores, pero es mucho más bella. Construida en piedra de Etiopía, que aumenta con los ángulos hasta 363 pies.

[4] No hay rastro en las inmediaciones de alguna construcción. Solo una arena alrededor, que parece granos de lentejas, y como hemos visto en gran parte de África. Un problema difícil de resolver es: ¿cómo los materiales fueron llevados tan alto?. Según algunos, se plantea en pilas de sal y nitro mientras la construcción avanzaba, y cuando se terminó, estos se dejaron disolver en las aguas del Nilo. Según otros, creando puentes de ladrillo hechos de tierra, y luego de terminado se distribuyeron en los hogares de las personas; porque, dicen, que el Nilo no pudo llegar allí pues crece mucho menos. En la pirámide más grande hay un pozo de ochenta y seis codos creo que toma el agua de el río. La forma de medir la altura de las pirámides y otros edificios similares, fue encontrado por Thales de Mileto: él midió la sombra en un momento en que es igual al cuerpo que la produce.

[5] Estas son las maravillosas pirámides. Obras máximas de la opulencia de los reyes, y la más pequeña, pero la más famosa, fue construida por la meretriz Rhodopide. Esta mujer compartió la esclavitud en la casa del filósofo fabulista Esopo, y la mayor maravilla es que una cortesana podría, con sus obras de meretricia, aumentar hasta tan gran riqueza.

(83) XVIII. [1] Otro magnífico monumento que se ostenta célebre hecho por un rey está en la isla de Pharos en el puerto de entrada a Alejandría. Costó 800 talentos. En este sentido, no se debe omitir la magnanimidad del Rey Ptolomeo, que permitió que el arquitecto Sostrati Cnidi incluyera su nombre en el propio edificio. Este faro sirve para luz de advertencia a los barcos en su navegar por las noches, de los fondos y la entrada al puerto. Estos fuegos están hoy en diversos lugares, tales como Ostia y Ravena. El riesgo es tomarlo por una estrella que desde lejos estos fuegos parecen serlo. Este es el mismo arquitecto que se considera que puso por primera vez una pasarela suspendida, en Cnido.

(84)XIX. (Capitulo XIII.) [1] No olvidemos tampoco los laberintos, obra tal vez la más prodigioso en la que los hombres tienen utilizando el dinero, y no ilusorio, como uno podría imaginar. Está todavía en Egipto, en el nomo de Herancleopolis un laberinto, el más antiguo de todos, y construido, dicen, hace 3600 años por el Rey Petesuchi o Tithoe. Sin embargo, Herodoto dice que es el trabajo de 12 reyes, que sigue siendo Psammetico el último. No sé la causa de que fuera construido. Demoteles afirma que fue el palacio real de Moteridis; Lyceas, dice que la tumba del rey Moeridis, algunos dicen que es un monumento dedicado al Sol, un punto de vista que es el más aceptado generalmente.

(85)[2] ¿Que este modelo Dédalo lo adoptó para el laberinto de Creta?, pues parece, sin duda, pero reiteró la centésima parte, es decir, no incluye giros, reuniones y desvíos intratables. No debemos, compararlo con lo que vemos sobre el pavimento de mosaico, o en el campo para juegos de los niños, para ver un pequeño espacio, donde usted podrá hacer varios miles de pasos andando, porque significa un edificio con muchas puertas y falsos problemas que llevan constantemente en su visita a no salir de lugar.

(86) Este laberinto es el segundo, luego del Egipcio que es el primero. El tercero es el de Lemnos y el cuarto, el de Italia.

[3] Todos de piedra cubiertos con bóvedas, a la entrada en el de Egipto, me sorprende, las columnas que son de mármol de Paros, en el resto de mármol sienita. La construcción es tan sólida, que desafía los esfuerzos de los siglos, incluso ayudado singularmente de los de Heracleopolis devastando esta obra que odiaban.

(87) El detalle y posición de las distintas partes es imposible. En efecto, se divide en regiones llamadas nomos. Estas prefecturas son 21 en número, y como muchos grandes palacios son asignados a otras grandes casas. Además, contiene todos los templos de los dioses de Egipto, 15 capillas Némesis varias pirámides de 40 codos, que sustentan seis muros base ἀρουρας; .

[4] Ya cansado de caminar, el visitante llega a la inextricable interrelación de caminos. 
(88)Pero antes hay habitaciones y salas altas en la puerta, desde donde descenderemos a través de noventa gradas; dentro hay columnas de pórfido, figuras de dioses, las imágenes de los reyes, efigies de monstruos. Algunos de los palacios tienen dispuesto, que al abrir las puertas, un ruido terrible como un trueno rompiese en el interior.

[5] En la mayoría de estos edificios se hace el paso a través de la oscuridad. Fuera del muro del laberinto hay otros órganos del edificio conocido como pteron. A continuación, bajo las viviendas se pasa por una galerías. 
(89) Sólo una persona ha hecho algunas reparaciones en este laberinto y es Chaeremon, el eunuco del rey Necthebis, quinientos años antes de Alejandro Magno. Se dice también que mientras que la bóveda de piedra cuadrada actual, está apoyada de vigas de espino (XXIV, 65), cocidas en aceite. Esto debería ser suficiente sobre el laberinto de Egipto y Creta.

(90)[6] El de Lemnos es similar, sólo que es más notable debido a sus ciento cincuenta columnas, que cubos tenía suspendidos de manera perfectamente, que un niño era suficiente para hacerlos subir y bajar. Fue construido por los arquitectos Zmilis, Rhoecus y Theodorus. Todavía aún hoy en día existe, miserable, es cierto, pero los de Creta e Italia han desaparecido por completo.

[7] En cuanto a este último, que hizo Porsina rey de Etruria, fue construido para servir como una tumba, es adecuado hablar de ello. Se verá que la vanidad de los reyes extranjeros es superada por la de los reyes de Italia. Pero como suele pasar que la fábula se excede, usaremos para describirlo las palabras del Sr. Varron “Porsina (dice), fue enterrado debajo de la ciudad de Clusio en el lugar donde había una plaza monumento de piedra cuadrada. Cada cara es de larga 350 pies y 500 de alto. La base, que es cuadrada, contiene un laberinto inextricable. Si alguien comprometido entrase sin un montón de hilo, podría tener un problema.

[8] En la parte superior de esta plaza hay cinco pirámides, cuatro en las esquinas, una en el medio, de ancho en la base de 65 pies, y ciento cincuenta de altura cada una; cónica de manera que todos usan en el remate un orbe o globo de bronce, y una tapa desde la que se suspenden cadenas, con campanillas que agitadas por el viento, se oyen desde muy lejos, como antiguamente hicieron en Dodonae.

[9] Y sobre las esferas están cuatro pirámides, que cada una tiene cien (¿?) pies de alto. En la parte superior de estas últimas pirámides hay una plataforma de cinco pirámides, de las que Varron tomó vergüenza de decir su altura. Los cuentos etruscos dicen como otro tanto de altura, que la de todo el monumento antes descrito. ¿Cuanto de vano logra la demencia en buscar la gloria gastando en algo que no debe servir a nadie?, y además agota los recursos en su honor del Reino de los cuales, ¡en última instancia, a quien más se celebra es al artista!

XX. (Capitulo XIV.) [1] Leemos que en Tebas en Egipto, un jardín, ¿qué estoy diciendo? toda la ciudad ha sido suspendida, donde los reyes, no dejaban ver los ejércitos que estaban debajo. Esto aumenta la pregunta de si el río cruza la ciudad por el centro. Pero si Homero lo hubiera sabido, sin duda, lo habría dicho cuando celebra las cien puertas (Iliada canto IX-308 a 430).

(95) XXI. [1] Es un monumento digno por la magnificencia y de verdadera admiración. Griego es el templo de Diana en Éfeso, construido en 120 años por todos los de Asia. Lo asentaron en un terreno pantanoso para apartarlo de los terremotos y las fisuras que producen. Por otra parte, para realizar las bases consideraron que no estuviera en pendiente para que no se produjeran desplazamientos, y en primer lugar establecieron un lecho de carbón de tierra y lana en la parte superior.

[2] El templo tiene 425 pies de largo y 225 de ancho, 127 columnas realizados por otros tantos reyes, de 60 pies de altas. De estas columnas, treinta y seis están talladas, de Scopas. El arquitecto que supervisó los trabajos es Chersiphron.

(96) El gran prodigio de esta empresa es cómo pudieron levantar sobre las columnas y capiteles de tan gran peso, se dice que pusieron bolsas de arena, en un plano inclinado superior en la parte superior de las columnas; luego bajaron lentamente las bolsas y entrando los arquitrabes imperceptiblemente se sientan. El mayor problema era el dintel de la portada.

[3] Se trata de una enorme masa, que no dejaba dormir, y tenía al artista, en la desesperación, con el pensamiento de suicidarse:

(97) se dice que, atormentado por estos pensamientos y cansado, que vio en la noche en un sueño, que la diosa estaba en el templo, y que le exhortaba a vivir, anunciando que había organizado la piedra. De hecho, al día siguiente la promesa se cumplió, y la piedra parecía haberse asentado por su propio peso. Para cumplir con la descripción de los otros ornamentos del templo se necesitarían varias obras, que no tienen nada en común con la historia de la naturaleza.

(98)XXII. (Capítulo XV.) [1] Sigue siendo hoy en día un templo de piedra pulida Cyzici, en la que el artista puso en todas las juntas hilo de oro, y se propuso poner dentro un Júpiter de marfil, coronado por un Apolo de mármol. Y, de hecho, a través de estas juntas brillan los hilos muy finos, y el oro, da una ligera reflexión que alegra las estatuas, además de los méritos del artista, la misma materia y aunque oculta, se siente que da valor a la estructura.

XXIII. [1] En la misma ciudad es conocida una piedra llamada fugitivus. Los argonautas, la utilizaron como un ancla, y la dejaron allí. La piedra, que a menudo ha escapado del prytaneo (así se llama el lugar donde está), fue finalmente fijada con plomo. En esta ciudad también, junto a la puerta llamada Trachia, hay siete torres que repiten muchas veces la voz. Este fenómeno, que los griegos llaman eco,

(100) que sucede por la naturaleza de los lugares, y se produce especialmente en los valles. El efecto de eco Cyzique es acaso; como en Olimpia, un maravilloso artificio el eco en el llamado pórtico heptaphonon porque repite siete veces la voz.

[2] Una Cyzique también esta el buleuterium (Ayuntamiento o asamblea), un gran edificio sin un solo perno de hierro, el marco que se ha preparado, se retira sin sustituir las vigas. La misma disposición existe en Roma en el puente Sublico, y hemos hecho como cosa religiosa, ya que era tan difícil de romper durante la defensa de Coclite Horatio (XXXIV, 11.2).

(101)XXIV. [1] Sin embargo, finalmente se debe pasar a las maravillas de nuestra ciudad, para examinar lo que las fuerzas han conseguido doblegar en ochocientos años, y una vez más demostrar que el universo está derrotado. En lo que respecta a decir victorias de Roma, se verá, como se citan maravillas, pero si se tiene en cuenta el conjunto, si en realidad por lo que un bloque, lo que parece, en este aspecto es la torre de grandeza, pues si hablan del mundo, aquí todo está reunido en un solo lugar.

(102)[2] El gran circo construido por el dictador César, un gran escenario que de largo hacía tres estadios (unos 555 metros), de ocupación con edificios adyacentes de cuatro yugadas (una hectárea), y puede acomodar a doscientos cincuenta mil espectadores sentados, merece estar entre los grandes monumentos, la magnífica basílica de Paulo con sus admirables columnas frigias, el Foro de Augusto y el templo del dios de la Paz de Augusto, el emperador Vespasiano, las más bellos obras que el mundo ha visto jamás, y el techo del diribitorium (lugar público de pago a los soldados, y de escrutinio de votos), construido por Agripa, ¿y el arquitecto Valerio de Ostia, en Roma no había cubierto el teatro de los juegos Libones?

(103)[2] Nosotros admiramos las pirámides de los reyes, y el único motivo para la construcción del Foro ha sido comprado por el César dictador en 100 millones de sestercios. El gasto afecta a la mente presa por la avaricia, P. Clodius, quien fue asesinado por Milon, vivió en una casa que ha costado 148 millones de sestercios. Lo que ciertamente no me sorprende menos que la locura de los reyes.

(104)[3] En cuanto a Milon mismo, debía 70 millones de sestercios y esto parece extravagancia del espíritu humano. Pero entonces los viejos admiraban la inmensidad de la terraza (Tarquino el soberbio), y las bases exorbitantes del Capitolio , y el alcantarillado, entre todas sus obras como la más exagerada, porque se perforaron las montañas, y, como se mencionó anteriormente en Tebas (XXXVI, 20) Roma quedó suspendida, y se navegó desde abajo.

[4] Marco Agripa siendo Edil, ya dejando el consulado,

(105) hizo que fluyesen a través de los conductos siete ríos. Estos ríos, lanzados como torrentes impetuosos, obligados a eliminar y arrastrar todas las basuras, inflados por la masa de agua de lluvia, golpean la parte inferior y los lados de los canales y, a veces, incluso desbordado el Tíber los hace volver al interior, las dos ramas participan en una batalla: no obstante la fuerza de la construcción resiste.

[5](106) Existe un enorme peso en la parte superior, y las bóvedas no ceden. Las casas se derrumban espontáneamente por los incendios que las golpean, el suelo es sacudido por los terremotos se mueve tierra

(107) y, sin embargo, las cloacas construidas por Tarquino el Prisco duran ya siete siglos, sin haber cedido. No debemos olvidar una característica memorable aunque sólo sea porque los más famosos historiadores han omitido: que Tarquino el Prisco hizo este proyecto con las manos de la plebe, y como se temían, la duración y el peligro de este trabajo, el suicidio se convirtió en frecuente. Escapando así a los romanos a estas tareas, el rey pensó en una solución singular, y no se puede encontrar un ejemplo antes o después de haberse puesto en la cruz el cuerpo de todos los que se había suicidado, para mostrar a la gente, y fuesen despedazados por las bestias y pájaros.

(108)[6] El honor, propio de la nación romana, y una vez restaurado en batallas, llegó aquí de nuevo para ayudar, pero en ese momento los hombres tuvieron que vivir la vergüenza de morir y como muerto ha tenido que sufrir también la vergüenza. Se dice que las hizo tan espaciosas Tarquino que podía pasar cargado de heno un carro.

(109)[7] Todo lo que tenemos que informar es poco, y antes de seguir adelante es necesario considerar una sola. En el marco del consulado (año de Roma 676) M. Lepidus y Q. Catulus no había en Roma, de acuerdo con los autores diligentes, casa más bonita que la de Lepidus. En menos de treinta y cinco años, esta casa no fue ni siquiera la 100.

(110) Si uno quiere hacer una estimación, calcule las masas de mármol, las obras de los pintores. los gastos reales, y en un centenar de casas, todas discutiendo en ser la más bellas y más famosa, y todos han sido derrotadas sucesivamente hasta nuestros días por miles y miles de otras casas. Sin duda, el fuego castiga el lujo, pero a pesar de la destrucción, nada puede ser entendido mas destructor que el mismo hombre.

(111)[8] Además, todos estos edificios han sido derrotados por dos casas. Dos veces hemos visto ceñir toda la ciudad con dos casas de los príncipes Calígula y Nerón: sin embargo, la última, de modo que nada falte, fue dorada. De las casas de aquellos que han hecho este gran imperio, que dejaron el arado y las humildes casas para subyugar a las naciones, para ganar el triunfo, y cuyos campos de tierra ¿no tenían menos que una habitación de estos príncipes?

(112)[9] Comencemos a estudiar qué parte del Palacio Imperial son lugares que se dieron a la república con generosidad invencible para la construcción de sus casas. El supremo honor de estas concesiones, es como vemos, después de tantos servicios a L. Valerio Publicola, el primer cónsul con L. Brutus, como también vemos que a su hermano, como mismo cónsul había derrotado dos veces a los Sabinos, digo, que el decreto contenía, además que les concedan el derecho a que sus puertas se abriesen hacia fuera quedando públicas. Esta era una de los mayores privilegios otorgados, a las casas triunfantes.

(113)[10] Nosotros no sufriremos tanto de Nerón que incluso goza de ese tipo de gloria, y vamos a demostrar que su extravagancia se han superado por la construcción de un ciudadano privado, Marco Scaurus. No sé si su administración municipal fue el mayor flagelo de la moral, o si es capaz de mayor delincuencia a Sila, que desterró a tantos ciudadanos, durante su administración municipal, es la estructura más grande que jamás se ha hecho con las manos, y no sólo para unos días sino para un destino a perpetuidad.

(114)[11] Se trata de un teatro en tres gradas, con sesenta y tres columnas, y esto en una ciudad en las que seis columnas de Hymettus de mármol, en un muy importante ciudadano (XVII, 1, 4; XXXVI, 3), ha levantado los murmullos. El primer piso era de mármol: el segundo de vidrio, una especie de lujo del que no se había oído, el tercero en madera dorada. Las columnas de la primera planta había, como hemos dicho (XXXVI, 2), treinta y ocho pies. entre las columnas 3000 estatuas de bronce, como ya hemos indicado (XXXIV, 17)

(115)[12] En la caja contenía 80.000 espectadores y, sin embargo, siendo suficiente el teatro de Pompeyo, a pesar de que la ciudad es mucho mayor y la población ha aumentado considerablemente, en gran medida, con 40.000 asientos. El resto de la unidad, cortinas, telas, cuadros y otros ornamentos de la etapa, fue tan considerables, que, tras haberse llevado Scaurus de su casa en Tusculum el uso diario, sus esclavos le quemaron la casa en venganza, la pérdida fue de 300 millones de sestercios.

(116)[13] El examen de esas prodigalidad me quita el ánimo, y las fuerzas y me salgo de mi tema, incluyendo otra extravagancia, aún mayor, hecha de madera. Cayo Curio, que murió durante la guerra civil de César, dio en el funeral en honor de su padre. No podía superar Scaurus en su riqueza y magnificencia: en realidad, ¿no era Sila su padrastro ni su madre Metella, adjudicándose las propiedades de los desterrados, por Marco Scaurus príncipe de la ciudad?, ¿y, el abismo que se había tragado el botín de la rapiña y robos de las provincias en coalición con los Marius?. Ya Scaurus no podía competir con sí mismo, y el fuego de tantos objetos traídos de todas partes del mundo le dio la ventaja de que en el futuro no lucharían locamente contra él.

[14] Curioni, con la fuerza de los recursos no lo lograría, y tuvo que imaginar algo. Así que veamos lo que él inventó; aprendamos y aplaudimos nuestra moral, y, girando como la frase que decimos de los hombres del pasado. Y construyó dos teatros de madera, muy amplios y yuxtapuestos en el equilibrio de poderse girar sobre un pivote antes mediodía para el espectáculo de los juegos, que no fueran a estorbar el ruido de una de las dos escenas al otro por la tarde, convirtiendo de repente una cara en otra, separados de los fondos, y cuando por los ángulos se juntan y forman un anfiteatro para gladiadores que con menos compromiso atrae a el pueblo romano.

[15] Y aquí ¿qué debe ser admirado, preferentemente?, ¿el inventor o la invención?, ¿el albacea o el autor del proyecto?, el imaginar una empresa de este tipo u osar hacerlo, o el que obedece y lo hizo o el que lo mandó. Pero lo que está por encima de todo, el frenesí de la gente, con la pretensión de sentarse en un asiento tan poco firme y también peligroso. Aquí está, estas personas ganaron la tierra, la conquista de todo el universo, que regula las naciones y reinos, que da leyes a tierras extranjeras, y que es tan parte de los dioses inmortal en el respeto de la raza humana, que está colgado en una máquina, e incluso haciendo fiesta con su peligro. ¿A qué tanto desprecio a las vidas de los hombres? ¿Por qué se quejan de Cannis? ¿Qué desastre podría ocurrir? Que las ciudades son tragadas por la tierra es públicamente una calamidad dolorosa para toda la humanidad. Y he aquí, todo el pueblo romano, subido en dos barcos, y se centró en ¡dos ejes! y presenció el espectáculo de su propio peligro, casi perece en un momento, si el mecanismo es perturbado.

[16] Por lo tanto, ¿de qué manera el orador podría agitar a las tribus, como el orador trata en sus discursos populares? que no se atreve a mover a las tribunas siendo que se atreve a moverlos a que entren en el teatro? De hecho, en el funeral de los juegos por la muerte de su padre, el pueblo romano en su conjunto que estaba luchando en fúnebre fiesta. Los pivotes estaban cansados y distraídos, y guardada la forma de anfiteatro. En el último día, manteniendo la forma de teatro, en dos espacios para la comunidad, ha llevado a cabo los atletas, entonces separándolos de repente y movido de cada lado, él hizo de la lucha de los gladiadores que habían sido victorioso. Curiosidades y, sin embargo, Curión no era ni rey ni líder de la nación o incluso destacase por su opulencia, que no tenía una gran fortuna.

[17] Sin embargo, pasemos a las maravillas que no hay nada que supere los ojos de una evaluación justa. Q. Marcius Rex, encargado por el senado para reparar las tuberías de agua de la Appia, la Anio y la Tépula, antes de terminar su pretura, trajo un agua nueva que lleva su nombre (XXXI, 24), haciendo un túnel en las montañas. Agripa en su administración municipal (XXXI, 24), puso el agua Virgen añadiéndola, recogiendo y recuperando antiguos canales, realizados 700 lagos, y añadió 500 fuentes, 130 arcones, más bellamente decorados. En todas estas construcciones puso 300 estatuas de bronce o de mármol, 400 columnas de mármol, y todo ello en un año. Añadió para su propia conmemoración de su administración municipal, unos juegos de 59 días de celebración, y se abrieron 170 baños libres. Desde entonces, el número ha aumentado en Roma hasta el infinito.

[18] Al principio los acueductos no fueron superados por la labor que comenzó en el pasado, Calígula y que Claudio completó. trayendo las fuentes Curtia, Caeruleus y Nueva Anio, que fueron traídas desde una distancia de cuarenta millas con una gran altura, que proporcionan agua a todas las colinas de la ciudad. Estas obras han costado 3.500 millones de sestercios. Si se presta atención a la cantidad de agua entregada al público para el baño, para piscinas, de casas para caños, en los jardines, barrios, casas de campo, y si se calcula la distancia recorrida, arcadas construidas, el atravesar las montañas, valles igualados, se admite que nada es más admirable en todo el universo.

[19] Entre las más memorables obras, yo hago memoria de otra del mismo Claudio, aunque ha sido abandonada debido al odio que le tenía su sucesor: Me refiero a la perforación de la montaña para vaciar el Lago Fucino. Los gastos son enormes, y los obreros utilizados durante muchos años, innumerables. Dónde para vencer a la montaña, se enfrentaban a la necesidad de drenar el agua por la parte superior con las máquinas; Además, de la piedra que fue cortada, y todo estaba en el interior, en la oscuridad, cosa difícil de explicar, y que la voz humana no es suficiente para exponerlo.

[20] Quiero ignorar el puerto de Ostia, las carreteras a través de las montañas, el mar Tirreno separado del lago Lucrino (III, 9, 9), por presas, y diques de piedra e innumerables puentes construidos con gran costo. Entre muchos Otras maravillas de Italia, lo sabemos gracias a Papirius Fabianus, muy experto en materia de naturaleza: que están creciendo las canteras de mármol. Quienes las explotan argumentan que estas heridas en las montañas se rellenan espontáneamente. Si es así, podemos esperar que de los mármoles sin duda nunca faltará su lujo.

XXV. (Capítulo XVI.) [1] Al salir de los mármoles para pasar a otras piedras remarcables, el imán, sin duda, abre la primera categoría. ¿Qué hecho, es más maravilloso? ¿dónde la naturaleza muestra más malicia? Como hemos dicho (XXXV, 23), están las piedras que responden la voz del hombre, e incluso dan la palabra. ¿Qué es más inerte que la piedra? pero ahora tiene sensación y manos. ¿Qué es más difícil y más rebelde que el hierro? pero ahora que sabe ser usado para pelear y gobernar. Es más, se sintió atraído por el imán que es de piedra: este metal somete todas las cosas que se aproximan incluso ocultas; que dice que está al lado del imán, que lo alcanza, ase, y abraza estrechamente; la propiedad que le ha de dar el nombre de la amante Siderita.

[2]  Por esto la llaman ‘piedra imán’ (sideritis); otros con otro nombre, ‘Heraclion’; ‘piedra magnética’ (magnes) fue llamada por su descubridor; tal como Nicanor testimonia – en el Ida, tal como tengo entendido, pues ciertamente se encuentran por todas partes, hasta en Hispania -, que dice que la encontró en los clavos de las sandalias, pegados a la punta de un bastón, al sacar a pastar el ganado.

(128) Sotaco enumera cinco clases de imanes (magnetes): el de Etiopía y el de la Magnesia vecina de Macedonia, el tercero en Hieto de Beocia, el cuarto cerca de la Alejandría de la Tróade, el quinto en la Magnesia de Asia.

[3]  La primera diferencia, si es ‘masculino’ o ‘femenino’, reside en su color. Pues el que se encuentra en la Magnesia macedónica es rojo y negro; el beocio en cambio tiene más de rojo que de negro. El que se halla en la Tróade, es negro y de sexo femenino y por ello sin fuerza; por su parte, el más débil es el de la Magnesia asiática, de color blanco, que no atrae al hierro y es parecido a la piedra pómez. Se tiene por cierto que son tanto mejores cuanto mayor es su proporción en color azul.

(129) Se lleva la palma el etiópico, y se paga su peso en plata. Éste se encuentra en Esmiro de Etiopía; así se llama cierta región arenosa. Allí también se da el imán ‘hematites’ de color sangre, que produce sangre si es raspado y también azafrán. En cuanto a su grado de atracción del hierro no son de la misma naturaleza el ‘hematites’ y el imán.

[4] La prueba del imán etiópico es que atrae hacia sí también a otros imanes.

(130) Por otro lado, todos ellos sirven de medicamento para los ojos, cada uno en su proporción, y contienen en gran medida los resfriados. Sanan las quemaduras por fuego o por rozadura. En Etiopía también hay en una montaña, no muy lejos de Zimiri, que da la piedra theamede. Esta piedra repele y rechaza todo tipo de hierro. Hemos hablado ya suficiente sobre estas propiedades (XX, 1 y 98).

XXVI. [1] En la isla de Scyros (IV, 69) hay una piedra (II, 233) que dicen que estando entera, flota en el agua, y luego machacada se hunde.

(131) XXVII. (Capítulo XVII.) [1] En Assos en la Troya (II, 211) la piedra sarcófago. Ello es indiscutible que el cadáver con esta piedra se consume en cuarenta días, excepto los dientes. Mucianos ha escrito que petrifica hasta los espejos, raedores, ropa, zapatos con que se entierra el muerto. Hay en Lycia en el este, piedras de la misma naturaleza, que a las personas que viven les consume su carne.

XXVIII. [1] La piedra chernites, menos activa, es muy similar al marfil: de esta sustancia, se dice, que era el ataúd de Darío. La piedra llamada Parioque es muy similar a mármol de Paros en la blancura y la dureza pero menos pesada. Teofrasto menciona en Egipto una piedra transparente, similar a la que dice que es la piedra Chio, quizás existía en su tiempo, porque las rocas ahora están agotadas o no se hayan. La piedra de Assius, sabe a sal, cura la gota manteniendo los pies en un recipiente labrado con ella. Además, en las canteras de esta piedra, los dolores en la pierna todos se curan, mientras que en todas las minas de metales las piernas se enferman.

[2] Se da el nombre de flor de piedra de Aso a esta roca, reducida hasta el punto del polvo, y es eficaz para algunos casos. Se asemeja a una piedra pómez roja. Mezclado con la cera de Chipre, cura las enfermedades de las ubres en las mujeres. Con brea o resina, disipa el bocio y los tumores. En diapruno (fórmula galénica), es buena para la phthisis (tuberculosis). Con la miel se curan las úlceras y las cicatriza. Se utiliza contra las picaduras de animales porque seca lo rebelde y lo que supuran las heridas. Se usa en cataplasmas para la gota de los pies mezclada con judías cocidas.

XXIX. (Siglo XVIII) [1], Igualmente Teofrasto Y Mucianus piensan que hay piedras que paren a otras. Teofrasto informa haber encontrado (fósiles) marfil, blanco y negro excavando, como que la tierra produce huesos, y que hay alguna piedra de hueso. Alrededor de Munda (Montilla, algunos dicen Osuna) en Hispania, donde el dictador César derrotó a Pompeyo, hay piedras ofreciendo todo el tiempo que se rompen la imagen de la palma de la mano. Hay de color negro que son las piedras de moda como mármol, que es piedra Taenarius. Varron dice que el negro de la piedra en África es más fuerte que el de Italia, y el Coranos blanco es más duro que el mármol de Paros. El mismo Varron ha escrito que las piedras de Luniesem se pueden cortar con sierra; y que el Tusculanum estalla con el fuego, y que el Sabino negro con aceite relumbra, y muelas que se encuentran en Volsinis, que entre los prodigios, que he leído referir, ruedan por sí mismas.

XXX. [1] En ningún lugar las muelas son comparables a las de Italia, digo de roca y no guijarro. Hay provincias donde no se encuentra ninguna. Algunas piedras de estas son más blandas, las cuales pueden ser pulidas con otra piedra, y pueden presentar el aspecto de la ophite. Esta es la piedra más resistente, porque otras especies de piedras, como le pasa a la madera, no llevan mal la lluvia, el sol y el frío. Unas por la acción de la luna, otras por la herrumbre del tiempo, cambian su color blanco por el castaño y que con aceite recuperan.

(Capitulo XIX.) Algunos la llaman la pirita de molino, porque tiene una gran cantidad de fuego. Pero hay otra pirita semejante al cobre: es encontrado, se dice, en Chipre y en las minas de todo el promontorio de Acamanta (V, 35, 1). La pirita de Chipre tiene dos variedades, una de color plata, las demás de color oro. Los métodos de cocción varían. Algunos les dan dos o tres cocciones en la miel hasta que el líquido ha desaparecido, otros las calcinan primero sobre brasas y, a continuación, se ponen en miel, y luego se lavan como de cobre.

[2] Los que poseen estas propiedades se usan en medicina, para calentar y secar, resolver, aliviar, y ablandar las durezas. Se utiliza materia pura y pulverizada para los furúnculos. Hay todavía una tercer tipo de pirita que es la piedra que llamamos vivas, porque posee un montón de fuego y es muy pesada. Esta piedra es muy necesario para exploradores militares la cual se golpea con un clavo o con otra piedra, las chispas son recibidas en el azufre, yesca o en hojas secas, dando fuego lo más rápido que se puede decir.

XXXI. [1] El ostracita se parece a la cáscara de ostra. Se utiliza como una piedra pómez para pulir la piel. Bebida, es hemostática. En linimento, con miel, cura las heridas y dolores de las ubres. El amianto se asemeja al alumbre (XXXV, 52), y no pierde nada al fuego. Resiste todos los hechizos, en particular los de los Magos.

XXXII. [1] La geoda se llama así porque abraza a la tierra. Excelente para composiciones oftálmicas, se utiliza también para las afecciones de las ubres y los testículos.

XXXIII. [1] La piedra Melitinus molida hace un zumo dulce y meloso. Triturada y mezclada con cera, cura la erupción de la mucosa, las manchas del cuerpo y ulceraciones de la garganta, y aplicadas con lanas se eliminan las epinyctidas (¿afecciones cutáneas, sífilis?), y el dolor matriz.

(141) XXXIV. [1] La piedra Gagates (Azabache), del nombre de la ciudad y el río Gagis en Lycia. Se dice que en Laucolia (V, 26) la expulsa el mar, quedando reunida en 12 estadios. Es negra, plana, porosa, no es diferente a la madera, ligera, frágil, y si se frota da un olor desagradable. Las marcas que deja esta piedra en la cerámica no se desvanecen. Quemada exhala un olor sulfuroso. Algo único, con el agua se enciende, y el aceite la apaga. Ahuyenta las serpientes y disipa la histeria. En la fumigación, se reconoce la epilepsia y la virginidad. En decocción en vino, cura el dolor de dientes, mezclada con cera, las úlceras. La usan los Magos en la operación denominada axinomancia (adivinación por el hacha), utilizando esta piedra, asegurándose de que no se quema si quieres que ocurra el deseo

XXXV. [1] La piedra en forma de esponja de la esponja marina es. Que algunos llaman la tecolithos porque cura las enfermedades de la vejiga. Disuelta en el vino, disuelve los cálculos.

XXXVI. [1] La piedra frigia lleva el nombre del país donde se encuentra. Se trata de un material poroso. Se quema habiéndola previamente regado con vino. Se activa el fuego con el fuelle hasta que alcanza el rojo, entonces se la apaga con vino dulce. Esto se hace tres veces. La piedra frigia sólo se utiliza para teñir tejidos.

XXXVII. (XX.) [1] El esquisto y la hematites tienen similitudes. La hematites se encuentra en las minas. Si se quema imita el color del minio. Se quema como la piedra frigia, pero no se la apaga con el vino. Se reconoce la hematites porque tiene como unas venas rojas y que es frágil. Es maravillosa para moratones en los ojos. En las mujeres detiene las pérdidas. Es buena escupiendo sangre tomarla también bebida con jugo de granada. Es eficaz en el dolor de vejiga. Es bebida con vino, para las heridas hechas por las serpientes. En todos estos casos, la piedra llamada esquisto es menos eficaz. Sin embargo, entre estas, es la que más se asemeja al color del azafrán siendo más brillante. En la leche de mujer, es especialmente buena para las úlceras de la córnea, y que se pare la pérdida de los ojos. Esto es opinión de los escritores más recientes.

XXXVIII. [1] Sotacus, uno de los más antiguos autores, al hablar, además del imán (XXXVI, 25), dice haber cinco especies de hematites. Dio la palma a la hematites de Etiopía, muy bueno para las composiciones de los ojos y de los llamados pancheste (panacea buena para todo mal) y para las quemaduras. El segundo caso se llama, dijo, androdamanta. Es negro, destaca por su peso y su dureza, lo que le valió el nombre que lleva. Se encuentra sobre todo en África; atrae a la plata, al cobre, y el hierro. Se puede reconocer con el toque de la piedra besanite (XXXVI, 11, 4). Da un color de la sangre. Es un excelente remedio para los trastornos del hígado.

[2] La tercera especie de hematites es de Arabia con una dureza igual, sólo en la piedra de agua (esmeril), es capaz de arrancarle algo que se parece al azafrán. Llama a la cuarta especie hepatiten cuando está cruda, y, miltiten cuando está cocida: es bueno para las quemaduras, y para todas las cosas, más eficaz que la rubrica (XXXV, 14). La quinta especie se llama esquisto, que detiene las almorranas. En resumen, recomienda que para todos los trastornos de la sangre en ayunas se tome hematites, a una dosis de tres dracmas, molido en el aceite. El mismo autor señala que hay un esquisto (XXXVI, 37) distinto del hematites; al que llamó antracita. Esta sustancia, dice, es de color negro y se encuentra en África. puesto a gastar en las piedras de agua de amolar, que en profundidad deja un color negro, y por otro como el azafrán. Es un excelente ingrediente para los compuestos oftálmicos.

XXXIX. (Capítulo XXI.) [1] La Aetites, por nombre, tienen una gran reputación. Se encuentran en los nidos de las águilas, como hemos dicho en libro diez (X, 4). Se afirma que siempre hay dos, una masculina, y una femenina, y que sin ellas no paren las águilas, y que por esto solo paren dos. Hay cuatro especies: la aetite de África que es pequeña, suave, que contienen en su interior y casi en su vientre de arcilla suave y blanca. Es frágil, y parece que es la hembra. El macho aétite Arabia: es duro, como la agalla de las nueces, y rojizo, y contiene en su interior una piedra dura.

[2] La tercera pertenece a la isla de Chipre, en el color se parece al de África, pero son más grandes y aplanados, mientras que otros son globulares. Es agradable y lleva dentro de una arena con pequeñas piedras, con una dureza hasta el punto de poder ser aplastadas con los dedos. El cuarto se llama Taphiusius ocurre en Leucada, en Taphiuse, ese lugar se encuentra a la derecha navegando de Ithaca a Leucada.

[3] Se encuentra en los ríos de color blanco y redondo y tiene en su interior una piedra llamado callimus y que no hay cosa más blanda. Todos los grandes aétites se adjuntan a la mujer embarazada o, en la piel de los animales sacrificados, para evitar los abortos. Se tiene que llevar todo el tiempo del embarazo, hasta el parto, ya que retiene de la matriz, y retirarla a su tiempo pues por ello no pare.

XL. [1] La piedra Samian es de la misma isla Samian como la loada tierra de la que hemos hablado, (XXXV, 53) por ser utilizada para pulir el oro. Se utiliza como medicamento con leche, como hemos dicho anteriormente (XXXVI, 37) para las úlceras de los ojos, y también para los lagrimeos de los viejos. Bebida es buena contra los trastornos del estómago y alivia el mareo, restituye a su ser los espíritus alterados y movidos. Algunos piensan que es útil en la epilepsia y la disuria. Se incorpora en el llamado acopis (¿relajante?). En él se reconoce su peso y su blancura. Afirman que impide el aborto como amuleto.

XLI. [1] La piedra de Arabus se asemeja a marfil. Calcinada, se usa en crema como pasta dentífrica. Sana las almorranas sobre las que se aplica en compresas.

XLII. [1] No debemos omitir la naturaleza de la piedra pómez. Se da, este nombre de piedra erosionada que se ponen en los edificios conocidos como museos, para simular con arte cuevas artificiales. Sin embargo, la piedra pómez es utilizada para pulir la piel, por las mujeres, ¿que estoy diciendo? y por los hombres, también, como se lee en Cátulo (Epigr. 1), libros, loados en Melos en Nisyros, y en las Islas Eolias. El que sea bueno, será de color blanco, y poco peso, poroso y seco en la medida de lo posible, se muele, y que no sea arenoso cuando se frota. En medicina se extenúa y seca después de la tercera calcinación que se hace con el carbón puro, apagándolo cada vez con vino blanco.

[2] Luego se lava como la cadmia (XXXIV, 21), y se seca, y almacenarse en un lugar seco tanto como como sea posible. Este polvo se usa principalmente en las composiciones oftálmicas. Suavemente purga las úlceras de los ojos, las cura y corrige. Algunos lo prefieren, después de la tercera calcinación, fresco sin triturar en vino. Se ha incorporado también en los emplastos de ulceraciones de la cabeza y los genitales. Este polvo es la mejor pasta de dientes. Según Teofrasto, los bebedores que compiten antes toman este polvo. pero están en riesgo si no se llenan de vino: pues la sustancia es tal la virtud de refrigeración que el mosto que fermenta, detiene la fermentación.

XLIII. (Capítulo XXII.) [1] Los autores tuvieron cuidado para hacer morteros de piedras, y no sólo para las drogas o los colores. Para ello, el primero que está en la clasificación es de la piedra Etesium, en segundo lugar, la piedra Thebaicum llamada pyrropoecilon (XXXVI, 12), y que algunos llaman piaronium, en tercer lugar, la piedra chrysite, de Chalazo: pero los médicos prefieren la piedra basanite, porque no gasta de si nada. En cuanto a las piedras que dan de si mismas, se las tienen buenas para las composiciones oftálmicas, y esta es la razón por la que principalmente se busca la piedra de Etiopía en estas composiciones.

[2] aseguran que la piedra Taenarium, la piedra hematites y Phoeniceum, son las mejores en las composiciones en los que está el azafrán, Siendo la otra piedra Taenarium la negra, y la piedra Pario, no útiles para la medicina, que es mejor el alabastro de Egipto o el ophite blanco es preferible. Este es el tipo de ophite con la que incluso se hacen vasijas y barriles.

(159) XLIV. [1] En la isla de Siphnos hay una piedra que se vacía y que se convierte en utensilios ya sea para cocinar o servir los alimentos. Sabemos que la piedra verde de Comensi tiene en Italia el mismo uso. Pero lo que es inusual en la piedra de Siphnos es que, con aceite caliente, se oscurece y se vuelve dura, siendo de naturaleza muy suave. Tanto las cualidades de las piedras son diferentes.

[2] De piedras blandas hay muy notables ejemplos más allá de los Alpes. En la provincia de Bélgica hay una piedra blanca que se corta con la misma sierra que la madera, y aún más fácil y se pueden hacer tejas y canales, o, las que llaman cubiertas pavonadas. Estas son las piedras que se pueden cortar.

(160) XLV. [1] La piedra especular, está entre el rango de las piedras, se rompe con mucha facilidad, y se divide en hojas delgadas tanto como se quiera. Anteriormente la única se encontraba en la España Citerior siempre, ni siquiera en todo el país, sino en un radio de unos cientos de pasos alrededor de la ciudad de Segóbriga. Ahora la hay en Chipre, Capadocia, Sicilia, y, recientemente, se ha descubierto en África. De todas las piedras se prefieren la especular de España. Las de Capadocia son muy anchas, muy grandes, pero oscuras.

(161)[2] Se puede encontrar también en Italia, en el territorio de Bolonia, pero son pequeñas, y moteadas, se dan junto con el pedernal, que parece obviamente similares. Especular se extrae piedra muy buena en España en pozos muy profundos. También se la encuentra metida en la roca, a veces se extraen sin dificultad, a veces tenemos que cortar la roca viva. Pero la mayoría de las veces los fósiles de piedra especular, están aislados en forma de fragmentos, ninguno de los cuales superaron cinco pies de longitud. Algunos piensan que es un humor de la tierra que se cuaja como el cristal.

[3] Esto demuestra claramente que esta piedra es el resultado de la petrificación de cuando los animales caen a la profundidad de los pozos, la médula de sus huesos es la piedra especular luego de un invierno. Hay también algunas piedras especular de color negro. Pero la maravillosa propiedad de la blanca es que resiste a pesar de su blandura conocida el sol y el frío. Y con el tiempo no se degrada como le pasa a muchos materiales, cosa que se ha de temer en los cimientos. Hemos encontrado un uso más, para adorno se rocía el Gran Circo en el momento de los juegos, para darle una agradable blancura.

(163) XLVI. [1] Durante el reinado de Nerón, fue encontrada una piedra en Capadocia con la dureza del mármol, blanco y rojo transparente incluso por las venas que reune, por lo que su nombre es phengites. Reconstruyendo con esta piedra el templo de la Fortuna llamado Seiani (XVI, 2, 2), el templo fue dedicado por el Rey Servio, que lo rodeó con su palacio de oro (XXXVI, 24, 8). En este sentido, incluso cerrando las puertas, entra la claridad del exterior, pero no de la misma manera que la piedra especular, en esta la luz parece no terminar de pasar. “Está también en Arabia “, dijo Juba, una piedra diáfana como el cristal, empleada como una piedra especular.

XLVII. [1] Ahora tratamos las piedras que se usan para los trabajos, y empezamos con la piedra de cotes para aguzar el hierro. Se trata de varios tipos: la cretense es la más famosa y, a continuación, llega de Laconia, desde el Monte Taygetus, todas ellas necesitan de aceite. En cuanto a las piedras agua, el primer puesto pertenece a la piedra de Naxos, la segunda es la de Armenia, de las que hemos hablado (XXXVI, 10). Las de Cilicia son excelentes, con el agua y el aceite, Las de Arsinoe (V, 35 V, 22), con agua solamente. Se han encontrado en Italia que con el agua dan agudísimos filos. En la parte de más allá de los Alpes también se les llama passernices. En cuarto lugar están las que afilan el hierro con la saliva del hombre, que se usan en peluquerías, pero tienen pocas alternativas de empleo, debido a la facilidad con la que se deshacen: en este tipo, el flaminitanas (III, 2, 1) de España citerior son las mejores.

XLVIII. [1] Entre las muchas piedras que siguen no son adecuadas para los edificios, porque son blandas y no duraderas. Esto es solo para lugares que no tienen otros materiales, tales como Cartago en África. El aire y el mar erosionan, el viento transporta el polvo, la lluvia las degrada, pero se protege la industria de las paredes con una capa de cal para que no se corroa, por lo tanto, el refrán: Los Cartagineses utilizan la pez en sus hogares y la cal para su vino (XIV, 21). De hecho, así lo hacen. Alrededor de Roma hay otro tipo de piedras, en el Fidenati y Albano. También en Umbría y Véneto es una piedra blanca que se corta con dientes de sierra. Estas piedras son fáciles de trabajar, también son duraderas siempre que estén a cubierto de la lluvia, hielo, rocío que las estropean y se caen a trozos y no aguantan las aguas y el aire del mar. Las piedras Tiburtinas (¿las titula Tuffs?) que aguantan bien todo, salvo el vapor de agua que las deshace. Tuffs

(168) XLIX. [1] El pedernal negro es generalmente el mejor. Sin embargo, en algunas localidades, la piedra rojiza, y otros sílex blanco, por ejemplo en campo de Tarquin, en las canteras de Anicianis cerca del Lago Volsiniensem. En el territorio de Estatonia, hay incluso que el fuego no le hace daño. Estos mismos en monumentos de piedra cincelada soportan sin degradarse en el tiempo, y se fabrican moldes para la fundición de metales.

[2] Hay todavía una piedra verde, muy resistente al fuego, pero no es abundante en ninguna parte, y se la haya en forma de piedra y no guijarro. Entre las otras, las piedras pálidas no son buenas para los cimientos en los edificios. La piedra Globosa resiste bien las fuertes inclemencias, pero no deben ser incluidas en la estructura de los edificios, a menos que se la amortere fuerte. La piedra de los ríos no es más segura, y siempre tiene una apariencia de húmeda.

L. [1] Cuando nos desafían con esta piedra, la precaución es sacarla en verano, y sólo utilizarla en los edificios después de dos años a la intemperie. Las que queden dañadas se utilizan en las bases con la tierra y las que hayan aguantado se puede utilizar con confianza, incluso al aire libre.

LI. [1] Los griegos hacen paredes de piedra y pedernal con piedras de igual tamaño. A esta construcción la llaman isodomon. Si los materiales son de diverso tamaño, la construcción se dice pseudisodomon. El tercer orden lo llaman emplecton, cuando solo una cara de las piedras que se muestra está igualado, y el resto está asentado como vienen. Es menester que las piedras se superpongan unas sobre otras, alternativamente, de modo que el medio de una piedra asentada en la línea le monten otras dos, y así en su totalidad de la misma pared, si la cosa es posible, de otra y a ambos lados por lo menos. Se debe rellenar el interior de la pared para macizarla con ripio. Diatonicon llaman a la construcción reticulada, muy habitual en Roma. La construcciones deben hacerse con regla, nivel y la plomada.

LII. (Capítulo XXIII.) [1] Para la construcción de cisternas se tienen cinco partes de arena pura áspera, dos partes de cal fuerte y fragmentos de sílex que pesen menos de una libra. Y se debe pisar el suelo de esto con pisones de hierro, igual que las paredes, Es mejor tener dos cisternas, de modo que las impurezas en la primera se queden paradas, y que filtrada el agua pase lo más pura posible a la segunda.

LIII. [1] Catón el Censor (De Agricultura. XXXVIII) reprueba la cal de piedras de diferentes colores. Que la piedra blanca es la mejor. Y que la piedra caliza es mejor para los edificios, mientras que la piedra porosa, es para los recubrimientos. Para estas dos utilidades de trabajo se rechaza la cal con sílice. La piedra extraída de la cantera es mejor que la que encontramos en la ribera de los ríos. Y la mejor la de piedra molar, porque esta en su naturaleza ser más grasa que las demás. Cosa rara es ver una sustancia que, tras haber pasado por el fuego, se encienda en el agua.

LIV. [1] Hay tres especies de arena: la sale de la tierra que debe agregar un cuarto de cal, la del río, y la marina a las que es necesario añadir una tercera parte. Si se añade una tercera parte de mortero de cerámica triturada es mejor. De los Apeninos al Po, no hay arena de tierra, sólo a través de los mares.

(176) LV. [1] La causa de la ruina de muchos edificios en Roma es que, se hurta la cal necesaria, en los cimientos para que fragüe el mortero. Siendo la cal para mezclar, cuanto más vieja, mejor. En las leyes antiguas, la regla en la construcción dice, que el contratista no puede utilizar cal con menos de tres años, y por esto no aparecen rajas que desfiguran los antiguos recubrimientos. Con respecto a la capa externa, no será lo suficientemente brillante si tiene menos de tres capas de mortero de arena y dos capas de mortero de mármol. En las zonas pantanosas o en lugares adyacentes al mar, es mejor sustituir el mortero de arena con el mortero de tejas.

(177) En Grecia, se amortera con mazas de madera la arena que se prepara para recubrimiento en las casas. Se reconoce que el mortero está bien preparado cuando no se pega a la paleta. Por el contrario, si se quiere blanquear, es necesario que la cal haya macerado largo tiempo y que se pegue como engrudo a la paleta, pero no tanto que sean terrones de cal. En la Elide está el templo de Minerva en el que Paneno, hermano de Fidias, le hizo un revestimiento compuesto, de leche y azafrán, incluso hoy dicen que si frotas el pulgar humedecido con saliva da un olor y sabor del azafrán.

(178) LVI. [1] Las columnas contra más juntas más gruesas parecen. Se distinguen cuatro tipos: Dórico, cuyo tamaño del pie es la sexta parte de la altura, Jónico, donde el tamaño es el noveno; la Toscana, que es el séptimo, y el corintio, que tienen la misma proporción que el Jónico, pero difieren porque los capiteles son tan altos como los pies son de anchos, también parecen más delgadas, porque la altura de las Jónicas es un tercio del grosor del pie. Antiguamente la Regla era que las columnas tenían una altura de un tercio de la anchura del templo al que se destinaban. Fue en el templo de Diana de Efeso, antes de que diese al fuego, en el que por primera vez se pusieron basas en las columnas y se añadieron capiteles, y las columnas se asentaron con el diámetro del octavo de su altura, y las basas tienen la mitad del grueso y que el extremo superior del tambor que tiene un séptimo menos de diámetro un séptimo menos que la más baja. Además de estos cuatro tipos de columnas, hay otras llamadas Áticas con cuatro ángulos e igual distancia en los lados.

LVII. (Capítulo XXIV.) [1] La cal tiene un gran uso en medicina. Se elige la reciente, y no debe estar húmeda. Es cáustica, resuelve, saca fuera, y suprime el ímpetu de las úlceras serpentium (¿semejante a un higo?), Mezclado con vinagre y aceite de rosa, y luego incorporados en cera con aceite de rosa, las cicatriza. Con manteca de cerdo o con resina líquida, o en la miel, es un recurso para las dislocaciones y las fístulas.

LVIII. [1] La Maltha se hace con cal reciente, con terrones que se apagan en el vino, luego la piedra caliza se tritura con grasa de cerdo y higos, se pone el doble para linimiento. Esto es aún más tenaz para recubrimientos; se petrifica tan duro como la piedra.

(182) LIX. [1] Es parecido el yeso a la cal, y hay varias especies. Uno es de piedra calcinada, y esto es el Siria y en Thurium. Otro se extrae de la tierra, como en Chipre y la Perrhaebia; (IV, 3). El de Tymphaicum (IV, 3) es la flor en la tierra. La piedra calcinada no debería diferir mucho del alabastro o el mármol. En Siria se elige para ello las piedras más duras, y usan estiércol de vaca para calcinarlas más rápido. La experiencia ha demostrado que la mejor es el hecho con piedra de yeso especular, o con una piedra que sea escamosa.

(183) [2] Debe ser utilizado el yeso empapado porque después se endurece rápidamente y seca. Sin embargo, puede ser triturado de nuevo y hacerse polvo. El yeso es excelente para blanquear, y para adornar los escudos y coronaciones de edificios. Hecho de yeso son memorables. Cayo Proculeium (VII-148), que gozaba de la amistad del emperador Augusto, con muy grave dolor de estómago, se dio muerte ingiriendo yeso.

(184)LX. Capítulo XXV [1] Los terrazos son un invento de los griegos, que los vinieron a hacer una pintura, hasta el momento en que el lithostrota (mosaico) se llevó a cabo. En este último tipo el artista más famoso fue Sosus, que hizo en Pérgamo el asaroton oecon (no se ha barrido la casa) y es nombrado así y, porque en él había representado en pequeñas piezas teñidas con diferentes colores, los desechos de alimentos que se quitan con la escoba, y que parece que se han quedado. Se puede admirar una paloma que bebe, y cuya cabeza proyecta una sombra en el agua, se ven otras que se refrescan del sol en el borde de un cántaro.

(185)LXI. [1] Creo que los primera terrazos son los que ahora llamamos la bárbaros y subtegulanea; con tejas y en Italia cañas, esta fue la pavimentación, se puede deducir por el mismo nombre que lleva (pavimentum). La primera baldosa labrada que se hizo en Roma está en el templo de Júpiter Capitolino, tras la tercera guerra púnica. Los terrazos son muy comunes ya antes de la guerra los Cimbricum, porque en este verso dice Lucilius: “El arte de los terrados y esculturas varias”

(186)LXII. [1] Los griegos inventaron la terraza en la azotea. Este techo es buena en las regiones cálidas, pero carece de efecto en los países donde hay lluvia y hielo. Es necesario dos armaduras de madera cruzadas y fijar sus extremidades en las vigas para que no se doblen, y añadir un solado con un tercio de tejas molidas, y luego hacer un segundo solado con un pie de espesor, en el que se introduce dos quintas partes de cal, y muy apretado.

(187) Luego echar un recubrimiento de seis dedos, y con una regla plana, de dos dedos de espesor como mínimo. La pendiente de estas baldosas será una pulgada y media por cada diez pies. Conviene a la superficie darle con piedra de pulir quitando los restos. y entablarlo con maderas dando por inútiles las que tuerzan. Se cree que alrededor de la cubierta es bueno hacer una cama de heno o paja. Para sentir menos la acción de la cal, es necesario hacer antes del solado una cama de piedras redondas, puestos de canto en forma de mosaico.

(188)LXIII. [1] No debemos olvidar un suelo de baldosas a la griega. Que sobre el terreno se pone un solado o fragmentos de teja, luego una capa de pajas y palos, arena, cal y cenizas mezcladas en esta capa, todo hecho con regla y nivel, dando un espesor de la mitad de un pie. La superficie después se pule, que da la apariencia de unas baldosas negras.

(189)LXIV.[1] Los mosaicos se comenzaron a usar en tiempos de Sila, con fragmentos pequeños, aún dura el que se hizo en Penestre en el templo de La Fortuna. Luego desechadas las piezas se pasó a hacer dovelas de vidrio. Este es un invento reciente: la prueba es que Agripa, en las Termas construidas en Roma, pintó en encáustica (XXXV, 9) los muros de arcilla en habitaciones con calefacción, y en el resto, adornado en bruto, y sin duda habría adornado con mosaico de piezas de vidrio, si este mosaico, estuviera inventado, o al menos las paredes del cenador donde Scaurus figura, como hemos dicho (XXXVI, 24, 11). En este sentido tenemos que tratar con el vidrio.

(190)LXV. (Capítulo XXVI.) [1] Es en Siria, En un país llamado Fenicia (V, 17), que limita a Judea, y que contiene, las raíces del Monte Carmelo, hay un pantano conocido como Candebia. Donde se cree que nace el río Belus (V, 19), que, después de un viaje de cinco mil pasos, desemboca en el mar de la colonia de Tholemaida. El curso es lento, el agua insalubre para beber, sagrado para ceremonias religiosas. El río es cenagoso y profundo y no se muestra sino con el reflujo del mar la arena que lleva. Así que, de hecho, la arena, lavada por el mar, queda separada de impurezas y limpia.

(191)[2] Se cree que este contacto con el agua de mar es el que actúan sobre ella, y que sin él sería nada. El espacio de ribera no tiene más de quinientos pasos, y durante varios siglos fue la única localidad que producía el vidrio. Se dice que una nao con unos comerciantes que llevaban nitro (nitrato de potasio), buscaban dispersos por la costa, una piedras para preparar sus comidas, al no encontrarlas para poner la caldera, pusieron unos terrones de nitro su carga sujeta a la acción del fuego espolvoreadas con arena sobre el terreno, vieron arroyos transparentes de un licor desconocido, y este fue el origen del vidrio.

(192)LXVI. [1] Dado que, la industria es ingeniosa y sabia, no se contenta con mezclar nitro con arena y nos imaginamos que incorporó la piedra imán, en el pensamiento de que atrae el vidrio fundido, tal como el hierro. De la misma manera se empezó a introducir el elenco, de brillantes piedras y conchas y arenas fósiles. Los autores dicen que el vidrio de la India es de vidrios rotos, y por eso con nadie puede ser comparado con el indico. Para cocerlo se usa de madera ligera y seca, y añadiendo cobre de Chipre y nitro, y entre todos los nitro, los Egipcios.

[2] Se derrite como el cobre, en hornos que de continuo arden, y que oscurece su masa. El vidrio fundido es tan blando, que incluso corta antes de que se sienta llegar al hueso cualquier parte del órgano que toca. Estas masas se ponen de nuevo en los hornos, donde se le da el color y, a continuación, a veces se soplan, a veces se hacen a torno, a veces se labra como la plata. Sidón fue una vez famosa por su cristal y se inventó incluso los espejos de vidrio. Esto fue la antigua forma de fabricación de este producto. Hoy en día, en la desembocadura del río Volturno en la costa de Italia, en un espacio de seis mil pasos entre Cumas y Liternum, recoge una arena blanca muy suave y que se muele en el mortero y con muelas. Luego se mezcla con tres partes de nitro, o por el peso, o por medida, la mezcla se funde, y luego en hornos de otro tipo: donde se forma una masa a la que damos el nombre de hammonitrum. Esta masa vuelta a fundir, da puro cristal y vidrio blanco. Este arte ha pasado, a la Galia y a España, donde la arena se trata de la misma manera. Se dice que durante el reinado de Tiberio se dio con una mezcla de un vidrio flexible, y que la fábrica del artista fue destruida para que no bajase el cobre, la plata y el oro. Y este rumor ha sonado durante mucho tiempo siendo más común que cierto, pero ¿pero que importa? En tiempos del príncipe Nerón encontramos un proceso de labrar el vidrio que se vende a 6.000 sestercios dos cálices medianos llamados petrotos (¿tipología con 2 asas?).

LXVII. [1] Otro género es el vidrio de obsidiana, algo similar a la piedra que fue descubierta en Etiopía por Obsidius. Esta piedra es muy oscura, a veces translúcida, pero que formando espejo para la pared, hace la sombra en lugar de la imagen de los objetos. Muchos de ella hacen joyería. He visto enormes estatuas de obsidiana del divino Augusto, gustoso de su sustancia semi-transparente. A sí mismo como una maravilla en el templo de la Concordia dedicó, 4 elefantes en piedra obsidiana.

[2] El emperador Tiberio mandó a los Heliopolitanos para sus ceremonias, una estatua de piedra de obsidiana de Menelao. Se encuentra en la herencia de un prefecto de Egipto. Esto demuestra que estamos lejos de terminar con el uso de esta sustancia, ahora confundida con el vidrio debido a la similitud. Según Xenocrates, obsidiana se encuentra en la India, en Samnio Italia y España, a orillas del océano. Se produce, utilizado como colorante de la obsidiana diversos utensilios de mesa y una copa de vidrio toda roja, opaca, que se llama haematinum. También hay un vidrio blanco, vidrio murrina, imitando el jacinto, el zafiro, de todos los colores en una sola palabra.

[3] No se puede hacer ya materia más manejable, ni más colorida, pero el más estimado es el vidrio incoloro y transparente, porque se ve más cristalino. Para beber incluso se prefiere a la taza de plata y el oro, y no sufre el calor a menos que antes tenga algún líquido frío, y sin embargo cuencos de cristal llenos de agua, frente al sol (XXXVII, 10, 2), encienden los rayos tanto que queman las telas. Los fragmentos de vidrio no se pueden soldar al fuego, sino se funde completamente, antes debe triturarse. Los objetos de vidrio de cristal de colores, tales piezas se llaman oculis; estos objetos en ocasiones ofrecen incluso más matices. El vidrio fundido se endurece con azufre en piedra.

LXVIII. [1] Después de contar todo lo que crea el ingenio, reproduciendo la naturaleza a través del arte, debemos mirar con admiración que es casi nada lo que el fuego no perfeccione.

(Capítulo XXVII.) El fuego recibe las arenas, unos sitios se funde el vidrio, es otras plata, también el mínio, y el plomo y sus variedades, también tintes, medicinas en otros lugares. Por el fuego las piedras se convierten en cobre (XXXIV, 2); por el fuego, el hierro se produce y se domina, por el fuego, el oro es purificado por el fuego se quema la piedra que en cemento dará la fortaleza de nuestros hogares. Algunos materiales deben presentarse más de una vez a su acción Y la misma sustancia que le da un producto primero a la primera vez cocidas, un segundo producto y un tercero la la segunda y tercera vez (XXXIV, 47). El carbón que queda luego de arder, y apagarse, comienza tener fuerza, sobre todo gran alcance, y se creía muerto. Enorme y engañosa parte de la naturaleza, ¡y que no conocemos aunque se crea que es más lo que destruye que lo que produce!

LXIX. [1] El fuego también tiene un medicamento virtud. En las enfermedades que provienen de la pestilencia por el oscurecimiento del sol, es provechoso de muchas maneras el sahumerio por el fuego,Empedocles e Hipócrates lo mostraron en distintos lugares. El fuego en socorro en las convulsiones o contusiones de las vísceras, Según el Sr. Varron y cito textualmente: “conservar en bote medicinal, (dice), la ceniza de la chimenea. Esta ceniza se toma internamente para curar los cuerpos lisiados, se observa entre los gladiadores, cuando finalizado el combate, se ayudan con esta bebida.”

[2] La enfermedad del carbunclo que ha prevalecido recientemente, como hemos dicho (XXVI, 4), dos personajes Consulares pudieron curarse con el carbón de leña de roble molido con miel que sana. Como es cierto que las cosas desechadas y que no valen, por así decirlo, contiene algunos recursos, como en el carbón testigo, y las cenizas.

(204) LXX. [1] No voy a dejar de decir un ejemplo famoso en las letras romanas. Cuentan y se informa, que en el reinado de Tarquino Prisco de repente apareció en la casa en los genitales de los hombres cenizas: y que una criada de la reina Tanaquil, llamada Ocrisie, que estaba sentada allí, se levantó preñada, y dio a luz a Servio Tulio, que sucedió a Tarquino. Añaden que, estando en el palacio, parecía que mientras dormía le brotaban llamas de la cabeza, y se le creyó hijo del Lar familiar (dios protector); Por esto instituyó los festivales compitales y los juegos en honor de los dioses Lares.

 

 

http://www.historia-del-arte-erotico.com/Plinio_el_viejo/libro37.htm

TRATADO DE LAS PIEDRAS PRECIOSAS, Y LAS GEMAS Y JOYAS

 

LIBRO XXXVII

De la Historia Natural de Plinio El Viejo

En () la correspondencia del texto en latín
 Te puede resultar de ayuda >>  tabla de medidas equivalentes 

I. (1) [1] Para que no falte nada en el trabajo que hemos emprendido, hemos de mencionar las piedras preciosas. La majestuosidad de la naturaleza se presenta, por así decirlo en pocas palabras, y, en opinión de muchas personas, en la parte suya nada es más admirable, se concede importancia a la variedad, los matices en este ámbito, que con su belleza, en algunas piedras, parece un sacrilegio utilizar el cincel. Hay joyas de valor incalculable superando cualquier precio y valor de riqueza, de modo que a los ojos de muchos les parece poca cosa una simple piedra para tener la suprema y absoluta contemplación de la naturaleza.

(2) [2] Hemos dicho hasta cierto punto, hablando de oro y los anillos (XXXIII, 4) Cuál fue el origen de las piedras, y cómo ha crecido la fiebre y excesiva admiración. Las fábulas dicen que se encuentran en los montes del Cáucaso, según la interpretación que le dio la suerte el vínculo de Prometeo, y que informan de que un fragmento de esta roca fue encerrada en hierro y rodeaba el dedo, siendo el primer anillo y la primera joya

(3) II. (I) [1] Así se inició lo popular en las piedras preciosas, y esa pasión llegó al extremo de que Polycrates de Samos (XXXIII-27), tirano severo de las islas adyacentes y costas, en que se reconoce que su felicidad era excesiva, por lo que pensó expiar voluntariamente y sacrificar una piedra. Quería equilibrar sus cuentas con la veleidad de la fortuna y que con el dolor pensaba que era lo suficiente para redimir la envidia de la diosa.

[2] Cansado de la continua felicidad, se embarcó, y en la alta mar, arrojó su anillo. (4) Sin embargo, un pez de un tamaño maravilloso, y como a imagen del rey, el anillo traga como si se tratara de un alimento, y presagia desastres, llegando a la cocina volvió a la mano del rey por la traidora Fortuna. Parece que esta piedra era una Sardónica (XXXVII, 23), si lo creemos, se podría ver en Roma en el templo de la Concordia. La ha dado Augusta [Livia] y está engastada en un cuerno de oro, y está de las últimas entre otras muchas preferidas.

III. (5) [1] Después de ese anillo, se habla de la reputación de uno del rey Pirro, aquel que hizo la guerra a los romanos. Se dice que una Ágata donde se veían las nueve Musas y Apolo teniendo la lira, y no una obra de arte, sino por un producto espontáneo de la naturaleza, y las vetas se organizaron a fin de que cada Musa tenía su propia insignia. (6) Después de estas dos, los autores no mencionan ninguna famosa joya. Sólo de Ismenias flautista solía tener muchas hermosas piedras, y su vanidad es el tema de una fábula: una esmeralda en el que fue grabada Amymone [Danae] fue puesta a la venta la isla de Chipre al precio de seis denarios de oro, él ordenó que se la compraran, pero habiéndole traído otras dos. dijo Por Hércules que habéis curado mal, dándole a entender que había disminuido en el precio, a dos denarios; Ismenias dijo al comerciante que era un torpe, y que había hecho desmerecer la piedra.

[2] (7) Gracias a él, parece ser que los músicos han querido juzgar su mérito con este tipo de lujo. Dionisodoro su contemporáneo y rival, siguió el ejemplo con el fin de no parecer menos que él, y Nicomacho, que estaba en tercer lugar entre los músicos de ese momento se dijo que tenía un montón de piedras, pero elegidas con ninguna pericia. (8) Estos ejemplos, que se encuentran que he querido poner al principio de este libro, vaya en beneficio de aquellos, que con ostentación, se hinchan e  imponen su vanidad con autoridad de trompeteros.

(8)IV. [1] La piedra que se muestra de Polycrates está intacta y sin tocarse. Mucho después del tiempo del príncipe, Ismenias, parece que se comenzó a grabar las esmeraldas. Se confirma esta opinión, por un edicto de Alejandro Magno (VII, 38) en que ningún otro que Pigorteles, el más inteligente, probablemente en este arte, de labrar su retrato en piedra, luego después de Pigorteles, Apolónides y Cronius trabajaron excelentemente, así como Dioscorides que grabó de  manera muy similar la efigie del divino Augusto, que luego los emperadores emplean esta efigie como sello.

(9) [2] El dictador Sila tradicionalmente sellaba con un sello que representa la prisión de Yugurta. Los autores informan de que a Intercatia (III, 4, 10) a cuyo padre mató  Scipion Emiliano  después en un desafío, empleaba un sello donde estaba representada esta lucha. De ahí la broma del pregonero Stilon que preguntaba: ¿Qué debía hacer Intercatia en caso de que su padre hubiera matado a Scipion? (10) El divino Augusto, al principio, sellaba con una esfinge. Había encontrado dos perfectamente similares entre los anillos de su madre. Durante las guerras civiles sus amigos que trabajan en su ausencia, con una de la esfinges sellaban  las cartas y decretos que las circunstancias necesarias para dar su nombre, y hubo los que dijeron que  la esfinge en vez de espíritu  les trajo enigmas. Y la rana de Mecenas gran terror daba por el levantamiento de los impuestos. Luego para evitar los sarcasmos de la esfinge, tomó un sello con la figura de Alejandro Magno.

V. (11) [1] Una colección de piedras fue nombrada (con peregrino nombre dactiloteca). La primera que hubo en Roma fue una de Scaurus (XXXVI, 24, 10), yerno de Sila. En mucho tiempo no hubo ninguna otra, hasta que el gran Pompeyo consagró en el Capitolio, entre otros regalos, del rey Mitrídates, de acuerdo con Marcus Terentius Varro y otros autores de la época, la cual aventajó con creces la de Scaurus. Imitando este ejemplo, el dictador César consagró seis dactilotecas en el templo de Venus Genetrix, y Marcelo, el hijo de Octavia, una en el templo de Apolo Palatino.

VI. (12)[1] Sin embargo, la victoria de Pompeyo comenzó a degustar las perlas y piedras preciosas: como la de L. Scipion (XXXIII, 51) y Cn. Manli (XXXIV, 8) se habían vuelto a perseguir la plata, los tejidos Attalicos y las camas labradas de bronce, al igual que la de L. Mammius, a los vasos de bronce de Corinto y las tablas, pintadas. Para que sea más claro, cito textualmente lo que se dice en los actos de los mismos triunfos de Pompeyo.

[2] (13) En su tercer triunfo, cuando venció a los piratas, de Asia del Ponto, y las naciones y los reyes que figuran en el séptimo libro de esta obra (VII, 7), y se celebró bajo el consulado de Marco Pisón y Marco Messala (año de Roma 693), el día antes de las calendas de octubre (30 septiembre), el aniversario de su nacimiento, Pompeyo trajo un tablero de juego hecho con piezas de dos piedras preciosas, de  tres pies de ancho y cuatro de largo, (y no cabe duda de que la naturaleza se acaba, porque nadie hoy considera que haya piedra que alcance esta magnitud, me gustaría añadir que a este triunfo tenía un luna de oro de treinta libras de peso),

(14) y  tres camas para comer decoradas, y perlas, piedras y vasijas de oro suficiente para llenar nueve aparadores, tres estatuas de oro, con Minerva, Marte y Apolo, 33 coronas de perlas, y una montaña de oro cuadrada, con ciervos, leones y todo tipo de frutas, rodeado por una vid de oro, en un tocho hecho de perlas en la parte superior estaba un reloj, un retrato de Pompeyo hecho de perlas, con una noble frente y loable boca y en la cara impresa la honestidad y el respeto de todas las naciones, pero el velo de perlas vence su severidad, y es realmente el triunfo del lujo.

[3] (15) Por supuesto, el sobrenombre de Gran durante mucho tiempo hubiera pertenecido a Pompeyo entre los hombres de ese tiempo ¿si no hubiera triunfado así en su primera victoria?. Su retrato en perlas, ¿oh gran Pompeyo?, tan costoso  inventó para mujeres! perlas,  que no has sido autorizados a llevar!, luego no es lícito que de ellas te hagan el rostro ¿Así parecerás más precioso? ¿Los trofeos que se plantaron en los Pirineos (VII, 95) no son una imagen más parecida a ti?. (16) Ciertamente, este retrato perlas es  algo indigno y vergonzoso, y debió más bien ser visto como una amenaza y presagio de la ira de los dioses, por dejar claro en cuando el jefe responsable las riquezas de Oriente se muestra sin el resto del cuerpo.

[4] ¡El resto de su triunfo es digno de un héroe!. A la República 2.000 talentos. Se dieron, a los Cuestores y legados que han defendido a las costas del mar, 2.000 sestercios; a cada soldado, 50 sestercios. (17) Pero esto dio excusas al lujo del emperador Calígula, que, además de muchos otros, tomó la vanidad de  las mujeres, llevando botas decoradas con perlas, y el emperador Nerón, que adornaba el cetro y las máscaras y las camas para sus placeres. Y al parecer, hemos perdido el derecho a reprender por los vasos decorados con gemas labradas, y  muebles enriquecidos de la misma manera, y los anillos brillantes que son un lujo que  pueden alcanzar  pocas casas.

 VII. (18) [1] Esa misma victoria introdujo por primera vez en Roma, los vasos de piedra murrina, y con este triunfo, Pompeyo dedicó la primera vez a Júpiter Capitolino 6 jarrones, que pronto pasaron al uso ordinario de vida. Incluso se hicieron para los  aparadores y para la comida. Este  lujo es cada vez mayor, ya que un murrinoo con una capacidad no superior a tres sextarios se vendió en 70 sestercios. Hace unos años, unos cónsules que utilizaron esta copa acabaron tan apasionados por él, que royeron el borde, pero este daño ha aumentado el precio, pues no hay quien alcance en un jarrón murrinoo calificación más alta.

[2] (19) Se puede juzgar de aquellos, cuánto carácter en tragar jarrones y dinero como cuando el emperador Nerón quitándoselos a sus hijos, llenó, más allá del Tíber, en los jardines del príncipe,  todo un teatro donde fueron expuestos y el teatro lleno de espectadores y fue suficiente para  Nerón incluso cuando cantaba, luego del principio al aparecer en el teatro de Pompeyo. Cuentan luego que viendo los trozos de un solo vaso que le gustaba, hizo ponerlos en una urna y mostrarlos, como si hubiera sido el cuerpo de Alejandro Magno, esto es despertar, en mi opinión, el dolor del mundo y llevar la vergüenza a la crueldad de la fortuna.

[3](20) T. Petronio, cónsul, cerca de la muerte, por los celos de Nerón,  quiso que no heredara cosa de su mesa, rompió un murrinoo para el agua que costó 300 sestercios. Pero Nerón, como el príncipe, venció todas sus malicias y se hizo con una copa  que costó 300 talentos. Cosa digna de memoria en un emperador, que siendo el padre de la patria bebiese en baso de tan alto precio.

VIII. (21) [1] Los murrinos vienen de oriente. Se encuentran en varios lugares sin nada notable, especialmente en el imperio parto, pero los mejores están en Carmania (Iran). “Ellos están hechos espesando el humor con el calor debajo de la tierra. Que no excedan en tamaño, de un pequeño pedestal, y que rara vez son lo suficientemente gruesos para vasos para beber de la magnitud se ha indicado anteriormente (¿XXXVI, 7). Su resplandor no tiene fuerza, y su brillo parece lustre, pero se debe considerar, en particular, la variedad de colores, y estas vetas no debemos eludir señalar que ofrecen tonos de morado, de color blanco, y  un tercero de color de la luz cuando los otros dos se confunden, como si de una especie de transición hacia el púrpura o blanco leche se convirtiese en rojo. (22) Algunos aficionados valoran principalmente las extremidades y algunas reflexiones, como en el arco iris, mientras que otros valoran manchas opacas, que para ellos es una falta de transparencia y de la palidez de cualquiera de las partes. (consideran, además, los granos, las verrugas que no sobresalgan, y salitres, que no se vean mucho como dentro del cuerpo. El olor que rezuma esta piedra es también  motivo de mérito.

IX. (23) [1] Un caso en contra cuando produce de cristal quedando condensado como el hielo, por que no lo encontramos nada más que en las nieves del invierno por lo que debe ser hielo. Por lo tanto, lleva el nombre en griego (krustallos, hielo). Del Oriente nos envían también cristal, el cristal de la India es incluso más querido. Hay un cristal de poco precios en Asia, junto a Alabanda (Turquía) y Orthosiam, en las montañas vecinas, y en Chipre. Por el contrario, estamos buscando el cristal de los Alpes en Europa. (24) De acuerdo a Juba, que existen en una cierta isla en el Mar Rojo, que está cerca de la costa de Arabia, conocida como Necrón (Isla de los Muertos), y una isla cercana que produce topacios (VI, 34-1); Pitágoras, prefecto del rey Ptolomeo, dijo, haber sacado un bloque de cristal de un codo. Cornelio Bocchus en Lusitania informa de que también hay bloques de un extraordinario peso, excavando en la montaña Ammaeensibus, o en los pozos hasta el nivel del agua (XXXVII, 43).

[2] (25) Dice Xenocrates de Éfeso cosas maravillosas: y asegura de que en Asia y y en Chipre se sacan con el arado de cristal: en efecto, porque se creía que no que no se daba entre las rocas ásperas, y nunca en la tierra fina. Lo que en Xenocrates es aún más probable, es que a menudo los torrentes en las crecidas las traen. Sudines afirma que se dan solo en los lugares que dan al medio dia, lo que es cierto: no se encuentran en la humedad, y en los climas fríos, incluso cuando el frío hiela los ríos. (26) Para que eso ocurra, es necesario el humor celeste (la lluvia) y la nieve pura y que no haga calor, ni tampoco el uso para beber frío. No es fácil penetrar en las razones por las que tiene seis ángulos y seis lados, especialmente dado que los ángulos no siempre tienen la misma apariencia. En cuanto a las caras son tan lisas que ningún artesano lo puede igualar.

X. (27) [1] El mayor bloque que hemos visto hasta ahora es el que Livia Augusta dedicó en el Capitolio. Pesa alrededor de ciento cincuenta libras. Xenocrates dijo que vio un jarrón de cristal como un ánfora, otros hablan de un jarrón de cristal de las Indias de cuatro sextarios. Para mí, sin duda puedo asegurar que es cosa cierta que nace en las asperezas de las rocas cristalinas de los Alpes, con acceso por lo general tan difícil que tienen que ser suspendidos de cuerdas para sacarlos. Las personas expertas reconocen su presencia de ciertos signos e índices. (28) El cristal está sujeto a varias deficiencias: una especie aspereza, moho, manchas como nubes, sobre la presentación se debe sospechar, algún centro o núcleo (XVI, 76-3) muy duro y muy quebradizo, y los llamados granos de sal. Algunos cristales tienen un color rojo oxidado, otros filamentos semejantes a una grieta: los artistas encubren estas faltas cincelándolos. Los cristales sin defectos no se labran: se les llama acenteta (no picado), no son del color de la espuma, sino de agua clara. Por última manera de valorarlos es por el peso.

[2] He leído de los mejores médicos que la cauterización se hace con una bola de cristal que recibe la luz solar (XXXVI, 67-3). (29) El cristal es también un momento de locura, hace unos años se pagaron 150.000 sestercios por un aguamanil de cristal, una mujer, madre de familia, que no era muy rica. Nerón, habiendo recibido la noticia de que todo estaba perdido, rompió encolerizado contra el suelo, dos cálices de cristal superiores. Así es la venganza en el castigo de su siglo, no querer que ningún otro beba en aquellos vasos. El cristal roto no se puede de ninguna manera reparar. Actualmente hay jarrones de vidrio que se ven maravillosos como cristal y, sin embargo, sorprendentemente, el cristal, lejos de disminuir los precios, los ha aumentado.

XI. [1] (30) Después del cristal están, entre los objetos de lujo, el ámbar, aunque todavía solo es buscado para deleite de las mujeres. Y estas sustancias tienen el valor de las piedras preciosas: aunque por alguna causa, el cristal utilizado para bebida fresca, dulce y potable los murrinos, o caliente, pero con el mismo lujo. En el ámbar no tenemos justificación para el deleite.

(31) Es la ocasión de la diligente vanidad de los griegos: tenga el lector un poco de paciencia y vamos a explicar lo que han informado de maravilloso y también de importante para nuestro conocimiento.

[2] Phaeton fulminado por un rayo fue llorado de sus hermanas que se transformaron en álamos blancos, y que producen popularmente electrum (ámbar) por sus lágrimas en las orillas del río Eridanum, lo que llamamos el Po, y fue llamado electrum, porque al sol le llaman Elector. Es decir, esta es la historia de varios poetas, y los primeros que lo dijeron, en mi opinión, fueron: Esquilo, Philoxeno, Nicanor, Eurípides y Sátiro. El testimonio de Italia no existe.

(32) los menos inexactos se dicen en las islas Electrides del Adriático, donde el río Po fue a dar el ámbar.

[3] Pero lo cierto es que no hubo alguna vez islas con este nombre, y en ese lado no hay isla ninguna donde las aguas del Po puedan llevar algo. Como de la corriente del Eridano que dijo Esquilo que estaba en Iberia, (es decir en Hispania), dándole el nombre del Ródano, mientras que Eurípides y Apolonio dicen que llegan por una boca común al Adriático el Ródano y el Po. Podemos perdonarles, que sean ignorantes en geografía, pero debemos hacer caso omiso e ignorarles como fuente de conocimiento del sucino (ámbar, 2º termino). (33) Más modestamente aunque no menos falso, dicen que en el Golfo Adriático en rocas inaccesibles, hay unos árboles que expelen esta goma por la canícula.

[4] Teofrasto dice que se escava en las riberas en Liguria (Génova); y que Phaeton murió en Etiopía, en el territorio de Ammón ‘¼¼É½¿Â ½·ÃÉ, y por eso hay un templo y un oráculo, y también la electrum; Filemón, dice que es un fosil, que se extrae en Escitia en dos lugares que dan ámbar, esto es un ámbar de color blanco cera llamado electrum; y que al otro rojizo, lo llaman subalternicum. (34) Lo llama Demócrito ámbar lyncurion (VIII 57-2), y afirma que se trata de orina de lince, mientras que la orina de los machos le da un color rojizo como el fuego, y que la de las hembras, blanca y menos lustroso; otros lo llaman langurium, y dicen que hay bestias en Italia llamadas languros.

[5] Zenotemis nombra Langa a estas bestias, y afirma que viven en las orillas del Po. Sudines dice que en la ribera de Liguria se produce el ámbar de un árbol, (35) una opinión que es compartida por Metrodoro. Sotacus cree que en Britaña se dan estas piedras que él llama Electridas. Piteas (de Masalia) informó entre los Gutones y la Germania de un estuario de mar llamado océano Metuonidis (IV, 27-7), que tiene un área de 6000 estadios, en los bordes a un día de navegación esta la isla Abalus, donde las olas llevan el ámbar en la primavera, que esta sustancia es una especie de excremento congelado de mar, que las personas lo utilizan como leña para el fuego, y venden los teutones sus vecinos

[6] (36)Timeo le dió crédito, pero la llamó isla Basiliam. Filemón negó que el Electrum diese llama. Nicias afirma que se trata de jugo de sol, estos rayos, hacia el poniente de la estrella, da con mayor fuerza en la tierra, dejando un grasiento sudor que lo elimina las mareas del Océano siendo rechazado en la costa de Alemania. Según el autor, es producido en Egipto este ámbar de la misma manera: y lo llama sacal; Y en la India, donde se prefiere al incienso, (37) y en Siria las mujeres hacen lentejuelas y torcedores, y lo llaman harpagas (prendedores) porque atraen las hojas, y pajas e hilos de la ropa.

[7] Según Teofrasto, el flujo de los Océanos los deja a los pies de los Pirineos, un punto de vista adoptado también por Xenocrates, que escribió recientemente sobre este tema. Y sigue viviendo, Asarubas que dice que cerca del mar en el Atlántico el Lago Cephisida, llamado por los Mauros (¿árabes?) Electrum; que este lago es calentado por el sol, y el cieno da electrum, que flota. (38) Mnaseas llama un pueblo de África, un lago llamado Sycionem, y el río Crathin, dejando el lago, se zambullen en el océano: este lago es frecuentado por las aves que él llama meleagridas y Penélopas, y dice que del mismo modo que en el lago electrum, como se indicó anteriormente.

[8] De acuerdo con Theomenes junto a la gran Sirte esta el jardín de las Hespérides y cae de este ámbar al agua del estanque llamado electrum, y las vírgenes lo recogen. (39) Según Ctesias en la India hay un río llamado Hypobarum, lo que significa que cubre todo bien: el río corre del norte al océano Oriental, donde fluye de cerca de una montaña cubierta de árboles que producen electrum estos árboles se llaman psitthachoras, una palabra cuyo significado es: de muy suave dulzura. Según Mitrídates, en la costa de Alemania está una isla llamada Osericta de cedros cubierta, y que de ellos cae el ámbar a las piedras.

[9] (40) Xenocrates afirma que esta sustancia tiene en Italia no sólo el nombre de succino (ámbar), sino también la de thium (Thyon XIII, 30, 4); y en Escitia se le llama sacrium, porque nace también allí, aunque otros dicen engendrarse en Numidia. Pero el que supera a todos es Sófocles, el poeta trágico, lo cual me sorprende cuando veo la gravedad de sus tragedias, y mucho más, e ejemplo de su vida, y su nacimiento de sangre noble de Atenas, y comandante de su ejército. Según él, el producto del ámbar es de más allá de la India generado por las lágrimas de las aves meleagrides llorando a Meleagro.


[10] (41) ¿Cómo no estar sorprendido de que él creyese tal cuento, o que esperase que lo creyeran los demás? ¿Qué niño es lo suficientemente ignorante como para imaginar que las aves anualmente lloran, y que las lágrimas sean tan abundantes, y que los pájaros se van de Grecia, donde Meleagro está muerto, a llorar a la India? ¿Qué van a pensar, digo, si los poetas dan muchas historias no menos fabulosas? Pero es cierto que cada día hay más tonterías en algo tan común como el ámbar, puede resultar divertido ver lo fácil que resulta convencer de algo falso, pero contar descaradamente fábulas resulta intolerable. (III.)

[11](42) Es cierto que se produce en las islas septentrionales del océano, como lo llaman los germanos glaesum, y por esa razón los nuestros romanos le dieron el nombre a la isla Glaesiariam (IV, 30, 2) a una de estas islas, en el idioma de los bárbaros, lleva el nombre de Austeraviam. El ámbar fluye de una especie de pino, como sale la resina del pino y del cerezo la goma. Se rompe por la abundancia del humor, y a continuación se espesa y endurece, por congelación o frío o calor, o por la acción del mar, cuando las grandes mareas baten estas islas, son despedidos: a la costa, las olas lo mueven ya que parece estar suspendido, sin llegar al fondo. (43) Nuestros ancianos, que pensaron que era el jugo de un árbol, lo llamaron succino.

[12] Se demuestra que procede del pino, en que si se frota exhala el olor de este árbol, y si se quema, ardiendo tiene la forma y el olor de las antorchas resinosas. Se trae de Germania, de la provincia de Panonia (Ungría) principalmente, y de veneti (vetones), que los griegos la llamaban Enetos, que ha estado en boga, de los Vénetos vecinos Panonia, y que viven alrededor del Mar Adriático. (44) La causa de la fábula que toma el Po es evidente en los campesinos y mujeres transpadanes (region XI itálica) que llevar un collar de ámbar como un adorno, y también como un recurso: y creen, que es bueno para las enfermedades de las amígdalas y boca, y que en esta parte son propensos a las enfermedades de los diferentes tipos de agua de los Alpes que producen en las tragaderas y zonas cercanas.

[13](45) De Carnunto (convento romano en Austria) en Panonia a la costa de Germania, donde se da el ámbar, hay cerca de 600 millas, de la que se sabe recientemente, y enviado por los romanos un caballero a comprar ámbar para Julianus, empresario de juegos de gladiadores para el emperador Nerón. El caballero corriendo la costa y los mercados del país, trajo tanto ámbar que las redes destinadas a proteger el podio contra las bestias salvajes fueron atadas con botones de esa sustancia, y las armas, los bienes y cualquier aparato durante un día, era de ámbar. (46) La pieza más grande que trajo pesaba trece kilos. Es cierto que el ámbar nace también en la India. Arquelao, que reinó en Capadocia, afirma que de este país se trae en bruto pegado a la corteza de pino y que se pule y limpia cociéndolo en la grasa de cerda que da leche. Se demuestra que primeramene su estado fue líquido, al ver en el interior, gracias a su transparencia, diversos objetos, como: hormigas, moscas, lagartijas. Es evidente que estos quedaron pegados en el ámbar todavía líquido, y han permanecido encerrados cuando se endureció.

XII. (47) [1] Existen varios tipos de ámbar. El blanco tiene el mejor olor, pero ni el blanco ni el ámbar de color de cera son los más estimados: el ámbar rojo es el más querido, sobre todo cuando es transparente. Sin embargo, no debe ser demasiado brillante. Queremos que brille como el fuego, pero no como el propio fuego. El ámbar más buscado es el de Falerna, llamado así porque tiene el color de este vino y es cada vez más transparente y tiene un suave resplandor. (48) Algunas especies son recomendadas por un suave tono de miel cocida. Pero también sabemos que podemos darle el color que usted desee: externamente con la grasa de cabrito y la raíz de anchusa; se tiñe púrpura.

[2] Luego ya añadir, que con la fricción de los dedos recibiendo el calor de la vida, atrae hacia sí mismo paja, hojas secas, cortezas, como la piedra imán atrae el hierro. Los trozos de ámbar en aceite quema con una llama más ligera y más duradera que la mecha de lino. (49) Este alcanza precios exorbitantes como un artículo de lujo, una pequeña efigie humana de ámbar es más caro que un hombre vivo y fuerte. Si bien esta no es una censura: en los propios objetos corintios que gustan de cobre mezclado con oro y plata, en las tallas, la habilidad y el talento del artista. Ni decir de los murrinos y del cristal. Y las cuentas que se llevan en las orejas, y en los dedos las piedras. En una palabra, en todos estos vicioso siempre hay ostentación o un uso placentero. Pero en el ámbar nada, solo la sensación deliciosa del regalo.

[3] (50) Domicio Nerón, entre otros de sus muchos portentos, había dado el nombre de ámbar al cabello de su esposa Popea, e incluso lo había llamado ámbar en algunos versos, y para que a ningún vicio le falte un hermoso nombre: ya desde ese momento, el color del ámbar fue buscado por las matronas para sus cabellos. El ámbar tiene algún uso en medicina, pero no por esto atrae a las mujeres. Los aprovechan desgastados como amuletos para los niños. (51) Según Calistrato, es bueno a cualquier edad contra la locura, y en la dificultad para orinar, bebido o en amuleto. Este autor ha creado una nueva variedad, un ámbar chryselectrum de color de oro, que ofrece por la mañana los tonos más amables. Este ámbar arde rápidamente, y estando cerca del fuego, prende sin demora.

[4] Dice también que cura las fiebres y otras afecciones llevado al cuello y de la oreja. Triturado con miel y aceite de rosa cura los males de los oídos, y la oscuridad en la visión aplastado con miel Ática; así como los trastornos del estómago. Por sí mismo el polvo, o bebido en agua con masilla. El ámbar por último es de gran utilidad para imitar las piedras que son transparentes, sobre todo la amatista, porque, como hemos dicho, se tiñe de colores.

XIII. (52) [1] Del lyncurio (fósil belemnita) estamos obligados a hablar por la obstinación de algunos Autores: para aquellos que no consiguen tratarlo como una especie de ámbar quiere a menos que sea una joya, y aseguran que el lyncurio es el producto de la orina del lince y una especie de tierra, que luego de arrojar la orina tan pronto como lo han hecho la cubren, celoso de que los hombres la utilicen (VIII, 57-2); (53) Y que tiene el mismo tono que el color del ámbar fogoso, y y se puede grabar y atrae no sólo las hojas y paja, también las tiras de cobre y de hierro que lo creyeron Teofrasto que lo supo de Diocles. Para mí, que todo esto viendo los detalles es una fábula, y creo que en nuestro tiempo nunca hubo piedra con ese nombre, y en consecuencia lo de las virtudes de los medicamentos del lyncurio, que tomado bebido echa los cálculos de la vejiga, y bebida en vino, o incluso llevándola de amuleto, cura la ictericia.

XIV. (54) [1] Ahora vamos a hablar de las piedras preciosas, comenzando con el más famoso. Y no nos limitaremos, sino que para ser útil al mundo, hablaremos de la indigna vanidad de los Magos, ya que principalmente acerca de las joyas y sus fábulas con las que han superado todos los prodigios por el atractivo de los recursos derivados de estas sustancias.

XV. (IV.) (55) [1] El mayor premio, no sólo entre las joyas, sino también entre todas las cosas humanas, se atribuye a los diamantes. Durante muchos años esta piedra se conocía como de los reyes, e incluso de muy poco reyes, se encuentran en las minas de metales, y muy rara vez, en un nodo de oro, aunque se piense que es el metal que lo acompaña, no nació con él. Los ancianos creían que los diamantes sólo se encuentra en las minas de Etiopía, entre el templo de Mercurio y la isla de Meroe, y dijeron que nunca fueron más grandes que una semilla de pepino, o que tenía más color.

[2] (56) Hoy en día se sabe de seis tipos. Los Diamantes de la India no nacen en las minas de oro, y se parece al cristal. De hecho, como el cristal es transparente, en un Hexágono unido, y termina en un punta, se ha constituido, cosa maravillosa, con las dos caras, como si se hubieran unido por la base 2 pirámides. En tamaño, es como el núcleo de una avellana. Es parecido el diamante Arábigo, y de similar nacimiento sólo que es más pequeño. Otros diamantes tienen la palidez de la plata, y no nacen sino en el centro del más perfecto oro.

[3] (57) El juicio de todos los diamantes está en el yunque, y resistiendo los golpes de modo que el hierro rechaza e incluso divide. De hecho, la dureza es increíble, triunfa frente al fuego y no se se da incandescencia, (por su fuerza indomable se ha dado el nombre que lleva, en griego). Se da el nombre de una especie de cenchron, que es del tamaño del mijo. Otro llaman Macedonio que se encuentra en las minas de oro de Filipo, que es también el tamaño de una semilla de pepino. (58) Sólo los diamantes de la zona de Chipre, que encontramos en esta isla, tiene en el color de cobre, y en acerca de las virtudes como medicamento, lo vamos a discutir como el más eficaz de todos.

[4] Después de estos está el diamante siderite de resplandor como hierro metálico, pesa más que todos los demás, y difiere en sus propiedades: de hecho, se rompe con golpes de martillo, y se puede perforar con otro diamante: lo que sucede también al de Chipre. También, por decirlo brevemente, son bastardos que tienen de diamantes el nombre solamente. (59) Por otra parte, este fenómeno que hemos tratado de enseñar a lo largo de esta historia, y que afecta a afinidad y repulsivo en las cosas, o, en griego, las simpatías y antipatías, se manifiesta más claramente en ninguna parte. De hecho, la fuerza invencible que desprecia los dos naturalezas más violentas, el hierro y el fuego, rompe con la sangre de cabra, pero esta no debe ser fresca ni estar caliente, y hay que poner a remojo el diamante, y, aún incluso entonces puede romper el martillo y el yunque de hierro, si son de los mejores.

[5] (60) ¿Qué mente inteligente o qué casualidad, o cómo el conocimiento de esto? ¿Bajo qué conjeturas les llevó a hacer este experimento misterioso, con el más sucio de los animales? (recoge un bulo exparcido para esconder la técnica secreta del cortado siguiendo el plano paralelo a las caras) Dicha invención, sin duda, es debido a la bondad de los dioses, y nadie debe buscar las razones en la naturaleza, se debe buscar sólo su voluntad. Cuando uno tiene éxito en romper el diamante, se rompe en fragmentos tan pequeños, que apenas se ven, para tomarlos los grabadores, que los engastan en hierro (brocas), y entran con facilidad a través de él en las sustancias más difíciles.

[6] (61) Diamante tiene una gran antipatía por el imán que hace consigo no atraer el hierro, o si el imán ha atraído el metal, hierro con diamantes se elimina. El diamante, además, neutraliza venenos, disipa los problemas de la mente, sacando los temores vanos, por lo que le dan algunos el nombre ananciten (que atrae a los dioses). Metrodorus Scepsius, sólo que yo sepa, dice que se encuentran diamantes en Alemania y en la Isla Basilia, donde se produce el ámbar, y en diamantes, los prefiere a los de Arabia, pero ¿quién podría poner en duda la falsedad de esta historia?

XVI. (62) [1] En rango las segundas después del diamante están las perlas de la India y Arabia, las cuales abordamos en el noveno libro IX, (54 y ss.) Entre las cosas marinas.

(Capitulo V.) El tercer grado se atribuye por varias razones a las esmeraldas. No hay color más agradable a la vista, porque, aunque la vista se fija hambrienta sobre la hierba verde y las hojas, lo hace con mayor gusto contemplando las esmeraldas, pues ninguna cosa en verde verde tiene comparación con esta piedra.

[2] (63) Además, entre todas las piedras es la única que llena el ojo sin hartarse: incluso cuando se esta cansado de mirar detenidamente algunos objetos, se recrea la vista en una esmeralda y aplaca, que no hay nada mejor para los ojos para los talladores, ya que este suave tono verde, calma la fatiga del cuerpo. Además, vista de lejos, la esmeralda hace ver más grande a larga distancia, comunicando al aire ambiente un tinte verde. Ni el sol ni la sombra, ni las candelas, le cambian en nada su brillo moderado, transparentándose con facilidad según su espesor, lo cual no hace en el agua.

(64) La mayoría de las esmeraldas son cóncavas, para recoger los rayos de luz. Si esto se deja hacer a los hombres, les está vedado esculpirlas. Además, la dureza de las esmeraldas en Escitia y Egipto es tal, que no sería posible vulnerarlas. En cuanto a las placas de esmeralda, para ver imágenes con forma de espejo. El emperador Nerón miraba con una esmeralda a los gladiadores luchando.

XVII. (65) [1] Hay doce tipos de esmeraldas. Las más famosas son las escitas, y se llaman así por la provincia donde se encuentran. Ninguna es de mayor dureza ni menor en defectos, y todas estas esmeraldas son superiores al resto de piedras, tanto es la esmeralda Escitia superior al de otras especies. Las esmeraldas Bactrianas, son vecinas en lugar de origen, también en alabanzas. Así como que se recogen, por ejemplo, en las fisuras de las rocas, donde los vientos etesios soplan, brillando, al mover por la acción de estos vientos mucho las arenas. Pero es seguro que son más pequeñas que las de Escitia. El tercer lugar y más grande en Egipto es la esmeralda que se extrae de las rocas en las colinas que rodean la ciudad de Coptos (En griego, capital del nomo V, cerca de Tebas,) en la Thebaida (Provincia romana al sur de Egipto).

[2] (66) Otros tipos de esmeraldas se encuentran en las minas de cobre. De ahí que el primer rango de entre este último lo tienen las esmeraldas de Chipre. El mérito es un color claro pero las distingue una especie de humedad grasa, con una transparencia que imita la de la mar, y como tal refleja su brillo y se transparenta. (Esto es lo que expele y recibe la vista). Se dice que en Chipre, sobre la tumba de un rey llamado Hermiae, al lado del salazón del pescado, había un león de mármol con ojos de esmeralda. La luz que desprendía, era tal, incluso dentro del agua, que los atunes de terror huyeron. Los pescadores se sorprendieron de no sacar largo tiempo pescado; hasta que al final cambiaron las gemas de los ojos.

XVIII. (67) [1] Conviene mostrar los vicios, e informar de las faltas en las esmeraldas. Hay, defectos comunes a todas, y otras, defectos nacionales comunes. Así las esmeraldas de Chipre no tienen uniformidad de color verde en todas partes en una misma esmeralda, no guardando ni el tono ni la continuidad de la esmeralda Escitia. En algunas piedras se presentan sombras oscuras o que empañan el color, y también se rechazan incluso cuando lo aclararan. (68) Por los defectos se distinguen diversos tipos de esmeraldas. Algunas son oscuras, y se les llama ciegas: las demás tienen una densidad que altera la transparencia, mientras que otras no lo son de una manera uniforme por la sombra, otras son desgraciadas por las nubes que no debe confundirse con las sombras de las que acabamos de hacer referencia:

[2] En efecto, la nube es la falta de verde esmeralda que no está en todas partes, que blanquea, pero y que en la superficie no deja pasar la vista. Estos son los defectos de color. De las faltas en el cuerpo están, los pelos, la sal, y el plomo. (69) Después de las especies enumeradas se encuentra las esmeraldas de Etiopía, que están, escribe Juba, a tres días de camino de Coptos. Son de un color verde brillante, pero es raro encontrarlas pura e uniformes de color. Demócrito reúne en esta clase de esmeraldas de Thermiaeeos y las de Persia. Las primeras son convexas y redondeadas, y las últimas no tienen transparencia, pero son uniformes en la sombra y muy agradable, que se reúne la opinión de satisfacer la vista, y estas esmeraldas semejan los ojos de los gatos y panteras, que brillan sin ser transparentes; pierden su brillo al sol, y brillan en la sombra, y relumbran más lejos que las demás. (70) El vicio de todas estas esmeraldas, es tener una sensación de color verde o aceitoso. Pero estando en el sol, es cierto, claro y nítido, que no son de color verde.

[3] Estos defectos son especialmente sensibles en las esmeraldas de Ática, que se encuentran en las minas de plata en un lugar llamado Thoricos (IV, 11, 2). Siempre menos grasosas y más bellas, vistas cuanto más de lejos. A menudo, tienen plomo, es decir, puestas al sol al verlas parecen plomo. Una falta notable y especial es que algunas envejecen, perdiendo el color verde y deteriorándose al sol.

[4] (71) Después de aquellas esmeraldas, están las que proceden de Media (región de los Medos, noreste de Iran), los que ofrecen la mayor variedad de matices; a veces están más cerca del zafiro. Son ondeadas y representan algunos objetos naturales, por ejemplo, amapolas, aves, plumas, el pelo y cosas así. Las que no nacen plenamente verdes mejoras su belleza verde con vino y aceite. Y no las hay más grandes.

[5] (72) No sé si en la ciudad de Calcedonia produce esmeraldas desde que las minas de cobre de esta localidad se han agotado. Además, estas esmeraldas siempre han sido muy pequeñas y de muy poco valor. Frágiles e de un incierto color verde como de las plumas de los pavos reales y los cuellos de las palomas. Más o no tan bueno, dependiendo del ángulo desde el que se las mire, se observan las venas y las escamas. (73) Y un defecto peculiar que se llama en griego sarcion, es decir, carnosidad. Las montañas cerca de Calcedonia, que establece, se llama Smaragdites. De acuerdo a Juba la llamada esmeralda chlorano la encastran en Arabia en los adornos de los edificios, así como la llamada piedra de alabastro egipcio. Según el autor, cuanto más cerca de las montañas del Monte Taygetus son similares a las de Media; y también a las que encuentran en Sicilia.

XIX. (74) [1] Se encuentra junto a las esmeraldas la piedra llamada Tanos. Ella viene de Persia, se trata de un verde poco agradable y sucia por dentro. También se las llama esmeraldas chalcosmaragdos de Chipre, enturbiadas con venas de cobre. Teofrasto informa, en los comentarios egipcios que el rey de Babilonia envió al rey de Egipto, como presente, una esmeralda de cuatro codos de largo y tres de ancho. El mismo autor dice que Egipto, en un Templo de Júpiter, hay obeliscos con cuatro esmeraldas, de cuarenta codos de altura, y cuatro codos de ancho en un extremo y dos en el otro.

[2] (75) y que cuando escribió había en el templo de Hércules en Tiro, una gran columna de una sola esmeralda, si embargo, no es una verdadera esmeralda, porque efectivamente, hay falsas esmeraldas, y vimos un bloque en Chipre mitad esmeralda y mitad jaspe, sin estar acabado el humor. Apion, lo llama Plistonices, dejó escrito recientemente que en tiempos en el laberinto de Egipto, había un Serapis de una sola esmeralda, de nueve codos de altura.

XX. (76) [1] Muchos creen que los berullos (berilos) son de la misma naturaleza que las esmeraldas, o al menos parecida. Se producen en la India, rara vez se encuentran en otros lugares. Se tallan las piedra con ingenio de los artesanos a seis ángulos para que no despierte el color turbio, quedando uniforme por la reflexión de los ángulos. Con otro corte no brillan. Los más apreciados son los que imitan el verde de un mar en calma. En segundo lugar están los chrysoberullos, un poco pálidos, pero el brillo es tirando al color del oro.

[2] (77) vecinos y bastante similar a estos, pero más pálidos y algunos lo tienen por un género particular, están los llamados chrysoprasum. En cuarto lugar se encuentran los hyacinthizontes, el quinto para los llamados aeroidis (del color del cielo), el sexto, los cerinos; en el séptimo, los oleaginosos es decir, del color del aceite, por último, aquellos que parecen de cristal. Estos tienen filamentos y suciedad, y poco a poco pierden su brillo, que son vicios en todos. (78) Los indios por ser inusualmente alargados, dicen, que esta es la única piedra que puede ser preciosa, después de haberlos perforado, atados con pelo de elefante. Están de acuerdo de no perforar los que son absolutamente impecables, y sólo para incrustar en los bordes pequeñas cabezas de oro.

[3] Algunos prefieren hacer de los cilindros de piedra pendientes, porque su longitud los hace preferibles. (79) Algunos creen que nacen ya angulosos pero naturalmente, y que horadados son más agradables quitada la médula de su blancura, y con el oro en las superficies en este caso es el brillo, porque simplemente al reducir el espesor aumenta la transparencia. Además de los defectos mencionados anteriormente, están sujetos a las mismos vicios y deficiencias que las esmeraldas, y algunas escamas. Dicen que a veces, se encuentran en el mundo romano, en torno al Ponto. Los indios, hallando la manera de colorear el cristal, han encontrado la manera de imitar diversas piedras preciosas, y especialmente los Berilos

XXI. (VI) (80)[1] El Ópalo difieren muy poco de estas y mucho entre si, aventajándole solo las esmeraldas. La India es también su única madre. Tienen un gran mérito entre las piedras preciosas, Siempre se describen con infinita dificultades, porque en ellas se encuentra el sutil fuego del carbunclo, el purpurino brillo de la amatista, el verde esmeralda del mar, y todos estos colores brillan hermosamente mezclados. (81) Algunos lo han comparado al efecto global del ópalo armenium (XXXV, 47 ), color utilizados por los pintores, los demás lo semejan a la llama ardiendo de azufre, o del fuego en el que se arroja aceite. El ópalo tiene el tamaño de una avellana, y hay entre nosotros sobre el una anécdota memorable.

[2] Hoy en día existe un ópalo por el que Antonio desterró al senador Nonius, hijo de Nonius Struma al que el poeta Cátulo (verso 52) expresó su indignación al verlo sentado en la silla de Curul y antepasado de Servilius Nonianus al que vimos cónsul. Nonius desterrado, dejó sus bienes, llevando solo su anillo. (82) Cierto es considerar, que fue estimado en 20.000 sestercios. Singular crueldad, y singular pasión por el lujo de Antonio no dejándole una piedra preciosa, y no menos singular la obstinación en Nonius, que se rebela a su prohibición, ya que vemos como las fieras cortan partes del cuerpo (VIII, 47) por las que saben que están en situación de riesgo.

XXII. (83) [1] Los defectos del ópalo es un color que dibuja la flor llamada heliotropo, o al cristal o de granizo, también asperezas como granos de sal, o puntos que ofenden el ojo. Y no es la piedra que imitan mejor los indios, que utilizan colores de vidrio, y es que se equivocan. Se reconoce el engaño a la luz del sol: el falso Ópalo expuestos a los rayos de esta estrella y entre los dedos y el pulgar, da un solo color, que limita al cuerpo de la piedra, el ópalo verdadero ofrece matices diferentes y sucesivas reflexiones que son más fuertes, a veces en una dirección, a veces en otra, y funde la luz en los dedos.

[2] (84) Esta piedra, por su gran belleza, fue llamada por la mayoría paederota. Autores hay que la hacen una especie particular se sabe, dicen, que los indios la llaman sangenon. Aseguran que también se encuentra en Egipto, Arabia, y muy vil en el Ponto y, en Galatia (Galia en el centro de la actual Turquía), y Thasos y Chipre. Esta piedra tiene la belleza del ópalo, pero el brillo es menos fuerte, y es raro encontrarla sin asperezas. La sombra es azul y del morado cielo pero no tiene el verde esmeralda. Se prefiere la que el brillo se atenua con el color del vino, al que se aclara similar al agua clara.

XXIII. (85) [1] Las piedras hemos discutido hasta ahora se reconocen como superiores a las demás, esto debido principalmente por el parecer de las mujeres “máxime senatus consulto” (el último juicio a tener en cuenta). Hay menos certeza acerca de las decisiones de los hombres. Porque el precio de cada piedra depende de la voluntad de cada uno y especialmente de la rivalidad, como por ejemplo, cuando el emperador Claudio usó Sardónicas y esmeraldas. El primer romano que hizo esto fue Escipión el Africano con las Sardónicas, como dice el historiador Demóstrato, ya que esta piedra tiene alta estima entre los romanos, por lo que le daremos el siguiente lugar. (86) Se conocía la Sardónica, como su nombre indica, en Sarda, y se caracteriza por un color blanco, como la uña sobre la carne humana, translúcidas.

[2] informan Ismeniass, Demostratus, Zenothemis, y Sotacus, que así son las indianas, y llaman así a todas las demás que son ciegas es decir no transparentes. (87) Las cuales hoy han perdido el nombre. Las de Arabia no tienen ningún rastro de color, con el que se comenzó a caracterizar las Sardónicas de diferentes colores, a saber, negro o azul para el fondo, y la uña bermellón, rodeados por color blanco, de modo que el blanco va con bermellón, con un tono de púrpura. Zenothémis escribió que los indios no estiman las Sardónicas, a pesar de llegar a ser bastante grande para hacer empuñaduras de espada. (88) Como cierto se dan en la India en los torrentes al desnudo, y que en el mundo romano, fueron las primeras buscadas, porque, casi solo ellas entre las piedras esculpidas (para sellos) no levantan la cera.

[3] Nuestro ejemplo ha sido convincente para los indios, que ahora las estiman. La gente vulgar las perfora y las pone como un collar, y es argumento y prueba que son de la India. Las de Arabia se destaca por un círculo de color blanco brillante y bastante grande, que brilla en los lugares tallados en piedra o en los lados, pero en los mismos puntos, y tiene debajo un fondo negro. (89) Este fondo, está en las Indianas y es de color de cera o cuerno, con un círculo blanco también.

[4] Hay también un reflejo del arco iris pero la superficie es más roja como las las costras de las langosta de mar. Se rechazan las que tienen defectos que se parecen a la miel o el cieno, también rechazamos aquellas cuyo círculo blanco se extiende, y no está claramente detenido, es irregular o cortado por cualquier otro color. De hecho, no agrada que nada perturbe la regularidad de este. Asimismo, hay Sardónicas de Armenia, muy estimadas, salvo que el círculo es pálido.

XXIV. (90) [1] debe ser tratado ahora la naturaleza del ónix a causa de su nombre (ónice sardónice). Este nombre, atribuido al mármol de Carmania, del que se convirtió en una piedra preciosa. Sudines dice que hay un blanco similar a la una uña humana, y más colores como el berilo, el sardo y el jaspe. Zenotemis dice, que el ónix de la India presenta diferentes matices, un color de fuego, un tono negro, un tono de córnea con vetas blancas que cierran como un ojo, o venas oblicuas que aparecen a través de ellos. Sotacus habla del ónix de Arabia que es diferente de los demás: ónix india, está rodeado de pequeños círculos rojos, cada uno con un área blanca o más, y presenta una disposición diferente de la India Sardónica, que tiene puntos, pero que aquí estos son círculos.

[2] Por se encuentran ónix negro, con áreas blancas.

(91) Satyrus dice que el ónix que hay de la India es carnoso, tomando parte del carbunclo, una parte de la amatista y el berilo, y rechazó todas estas variedades. Junto a él, el verdadero ónix que tiene muchas venas y variadas, con zonas blancas en todos los tonos, pasando de uno a otro dando un matiz que no puede ser descrito, dando un conjunto armonioso y encantadora apariencia. No cambia la historia de la sarda (sardónice), cuyo nombre está ya en la Sardónica pero antes, trataremos de las piedras de colores de fuego.

XXV. (VII.) (92) [1] El primero es el carbunco, llamado así por su semejanza con el fuego y sin embargo, no sienten la llama, que han sido llamado por algunos ignífugos. De este género son el indio y garamantico también llamado charchedonio, a causa de su riqueza en Cartago. Luego se incorporó los Etiópico y Alabandicos, los cuales nacen de la piedra de ortosis (V, 29, 6), en la Caria, pero más perfecto es el Alabanda. Además, se dividen en varones los que más resplandeces, y hembras, de un brillo más lánguido.

(93) en los varones, los hay más claros y más oscuros, y otros que puestos a la luz de sol son más brillante que otros.

[2] Los que más se estiman son los amethystizontas, es decir, aquellos cuyas luces salen del color violeta amatista, y en segundo lugar se nombran los syrtitas que tienen en la punta un brillo radiante. Dondequiera que se encuentran se conocen por el brillo que desprenden al sol. (94) Satyro dice que los Indianos no son claros, y son casi siempre sucios, y siempre con un brillo oscuro. Los etiópicos, pastosos, no dejan pasar la luz, brillan como fuego con humo. Según Calistrato, el brillo de un carbunclo ha de ser de color blanco, con una nube en los extremos al arrimarse a la vista, y rojo como el fuego cuando lo levantamos en el aire, de ahí el nombre de carbunclo blanco que se encuentra en muchos Autores.

[3] El carbunclo de la India, tiene un brillo más lánguido y aburrido, los llaman lignyzontes; (95) los carchedonios (cartagineses) son mucho más pequeños, en la India hay, quienes los excavan hasta de un sextario. Según Arquelao, los cartagineses tienen un aspecto más oscuro, pero expuestos a la luz del fuego o el sol, despiden oblicuamente, e irradian más que otras en la sombra, en los hogares, parecen púrpura, y tienen el color del fuego al aire libre, la luz del sol, tan brillantes que parecen despedir centellas. Sellando con el carbunclo, la cera se derrite, incluso en la sombra. (96) Varios autores han escrito que el indio es más blanco que el cartaginés, y, que opuesto con inclinación pierden el brillo; además, de los masculinos de Cartago, dicen que arden en el interior como estrellas, mientras que las hembras ponen todo su esplendor hacia fuera;

[4] Los Alabandicos son más oscuros y ásperos que los otros, Nacen en las cercanías de Mileto y presentan el mismo color que la tierra, y no sienten el fuego. (97) Según Teofrasto, también están los Orchomenos de Arcadia y Quíos, los Orchomenos son más oscuros también se usan para hacer espejos. Los Troezenios son muy variados, y salpicados de manchas blancas, y los Corintios, pero son más pálidos hacia el blanco, que también vienen de Massilia (¿Marsella?). Bocchus escribe que son encontrados en el territorio de Olisipon (Lisboa), y se extraen con gran mano de obra, con tierra arcilla y está quemado por el sol.

XXVI. (98) [1] Es difícil distinguir los diferentes tipos, el arte de lapidario puede hacer distorsionar los matices y obligarlos a reflejar los colores. Incluso es posible dar el brillo al carbunclo que le falta, dejándolo macerar durante catorce días en vinagre. Dura el brillo otros tantos meses. Es perfectamente forjado con carbunclo vidrio, pero reconocemos el engaño con la piedra (de afilar), al igual que todas las piedras artificiales, son más blandas, y frágiles. A veces tienen unas pequeñas burbujas que brillan como la plata.

XXVII. (99) [1] Se encuentra una piedra en Thesprotia (Grecia) llamada antracita, fósil y similar al carbón. Aquellos que escribieron que también se encuentra en Liguria (Génova) se equivocan, creo, acaso en su tiempo. Dicen que está rodeada por unas vetas blancas, y cuyo color es como el fuego de las piedras se ha descrito anteriormente. Cosa singular! arrojados en el fuego, parecen muertas, y al contrario, rociadas con agua, se encienden y resplandecen.

XXVIII. (100) [1] Conocida es, la sandastros (rubí), llamada por algunos garamantite (granate). Encontrado en La India en un lugar del mismo nombre, y se puede encontrar también en el sur de Arabia. Que se alaba especialmente su fuego interior, que es por así decirlo, como una sustancia transparente que parecen estrellas brillantes, gotas de estrellas doradas que están siempre dentro, nunca en la superficie. Además, las ideas de los grupos religiosos se adjuntan a esta piedra, ya que se muestran en número y con la disposición de las Híades, razón por la cual la emplean los caldeos en sus ceremonias.

[2] (101) Una vez más los machos se distinguen por un oscuro y vibrante color, que transmite a los objetos. Se dice que los de la India obscurecen la vista. El fuego de las hembras es más suave, brillando de manera extravagante. Hay quienes prefieren las de Arabia a las de la India, que dicen que se asemeja a un berilo ahumado. Ismenias afirma que es demasiado suave la sandastros para ser pulida, y que debido a ello, lo llaman sandristias. El punto en el que todos están de acuerdo es que el número de estrellas, cuanto más sube el precio de la piedra.

[3] (102) Por la similitud del nombre, a veces se confunde con la sandaresi, convocada por Nicanor como sandaserion, y otros sandareson. Algunos, le dan el nombre de sandastrum, y llaman sandaresum a los que nacen en la India, guardando el nombre del lugar que los da. Los que tienen color de manzana o del aceite verde, nadie los hace caso.

XXIX. (103) [1] En la gama de las piedras ardientes está la llamada lychnis, resulta agradable sobre todo a la luz de las lámparas. Se la encuentra al lado de la Orthosiam, cerca de Caria, pero la estimada es de la India. Que algunos han llamado el carbunclo menos intenso, y el lychnis en segundo lugar, que se asemeja a la flor llamada Júpiter (XXI, 33-1 , y 39, 1). También difiere de otras variedades: en que resplandece de color púrpura, otra de escarlata. Calentado o por la fricción de los dedos, atrae a la paja y de los filamentos de papel.

XXX. (104) [1] La piedra de cartago dicen que tiene la misma acción, pero menor que la anterior. Se encuentra en Nasamones (Herodoto libro IV CLXXII aprox. Libia) en los montes, y dicen los habitantes, de lluvia divina. Es descubierta con la luz de la luna, cuando está llena.(recuerda la broma actual de los gamusinos) Cartago fue una vez el depósito. Arquelao dijo que también está en Egipto, cerca de Tebas, y son frágiles, y nervadas similar a las brasas muertas. Se ha usado esta piedra y la lychnide para jarrones para beber. Además, todas las piedras ardientes resisten extremadamente la escultura, y si se utilizan para el sello, se quedan las ceras pegadas.

XXXI. (105) [1] Por el contrario, el sardo es muy útil para esta cosas, el sardo, cuyo nombre es parte de Sardónica. Esta piedra es común. Encontramos los primero en Sardibus, pero la mayoría proceden por estimación de cerca de Babilonia, donde en determinadas canteras, las encontraron adheridas a la roca, en el corazón de las piedras. Se dice que esta producción se ha agotado en Persia, pero varios otros lugares lo suministran, por ejemplo Paros y Aso. La India tiene tres especies: uno rojo, un segundo que por su aspecto lo llaman pringoso, una tercera que tiene venillas de plata.

[2] (106) El sardo indio es transparente, los árabes son más opacos. También hay alrededor de Leucada, Epiro y de Egipto, que engarzadas debajo de las hojas de oro. Entre estos los machos tienen más brillo; las hembras son más gruesas y más mate. Anteriormente era piedra preciosa más usada: realza las comedias con ellas Menandro y Filemón. Todas las piedras transparentes, pierden el resplandor muy lentamente, pero entre los líquidos de aceite es el que más acerca a ellos. Se ignora el sardo color miel, y mucho menos el sardo de color cerámica.

XXXII. (107) (VIII.) [1] El topacio se encuentra todavía en muy alta estima, cuando se encuentra, es preferible a todas las demás piedras.

[2] Se da el caso de que los piratas trogloditas arribaron en una isla llamada Citis en Arabia (VI, 34, 2), después de haber sufrido el hambre y la tormenta, y escarbando hierbas y raíces, encontraron topacios: esta es la opinión de Arquelao. (108) Juba afirma que la isla de Topazum (VI, 34, 1) se encuentra en el Mar Rojo, a unos 300 estadios de navegación del continente, que se encuentra rodeada por nieblas, y a menudo la buscan los navegadores, que ha tomado en esta ocasión, el nombre que lleva, en efecto topazim significa búsqueda, en el idioma troglodita;

[2] Filemón, prefecto del rey, los había traído por primera vez, y se los dió a la reina Berenice, la madre de Ptolomeo II, y mucho le agradó a la princesa, entonces le hicieron con esta piedra, a Arsinoe, esposa Ptolomeo Filadelfo, una estatua de cuatro codos de alto, que fue consagrada en el templo llamado el templo de oro. (109) Los autores más modernos, dicen que también hay topacios con Alabastro en Tebas. Distinguen dos especies, el chrisolito Prasoide, que se asemeja a la crisoprasa, porque todos parecen del color del jugo de puerro. El topacio es la mayor de piedras preciosas y es el único entre las nobles y estimadas. Se pule con la piedra de afilar de Naxos (XXXVI, 10). El Topacio incluso se desgasta.

XXXIII. (110) [1] Se habla de ella más como una piedra por su apariencia que por su valor, la Turquesa, que es de un color verde pálido. Ella está mirando la India, entre los montes de la región del Cáucaso donde habitan Hyrcanos, Sacas y Dahas. Es de gran tamaño, pero llenA de agujeros y suciedad. En Carmania se encuentra la mejor y más bella. pero en una y otra parte está en las rocas inaccesibles y heladas, que hace incrustadas en otras piedras, en forma de ojo. Los hombres acostumbrados a andar a caballo sienten pesar de subir hasta esas alturas, el peligro los asusta.

[2] (111) Esta es la razón por la que las tiran con hondas, y las derriban con el musgo que las rodea. Este es el adorno que les gusta llevar en el cuello y dedos, por lo que su riqueza es su gloria, y que cuenta todas las piedras que han sacrificado desde su infancia. Pero este éxito es variable: algunos, a la primera vez, las derriban, y muchos, que no derriban ninguna. Esta es la llamada caza de turquesas. Se les da forma cortándolas, además, rompen con facilidad.

[3] (112) Las más estimadas tienen el color de la esmeralda, que muestra que lo que agrada no es de ella. En Oro se engastadas y no hay ninguna piedra para este metal que luzca mejor. Las más bellas pierden su color con aceite, ungüento y puro vino, las menos hermosas la tienda mejor. No hay piedra más fácil de forjar a través del vidrio. Autores dicen que las han encontrado en Arabia, en el nido de unos pájaros llamados melancoryphus (cisne de cuello negro).

XXXIV. (113) [1] Hay otros tipos de piedra verdes. La piedra más vil es la Prasius. otra especie tiene puntos como de sangre. y una tercera que tiene tres líneas blancas. En todas estas especies la Crisopasa es la preferida, que también tiene el color del zumo de puerro, pero tira un poco al topacio de oro: el tamaño es tal que, hacen vasos de góndola, y cilindros a menudo.

XXXV. (114) [1] La India, que produce estas piedras, también produce el nilion. Tiene un brillo apagado, fugaz, y cuando y fija los ojos, engañosa. Sudines dice que también están en el río de Sibero en Atica. El Color como un topacio ahumado o, un topacio de color de la miel. De acuerdo a Juba, se produce en Etiopía a lo largo del río que llamamos el Nilo, y de ahí viene el nombre lleva.

XXXVI. [1] La molochites (¿malaquita?) no es transparente y es un verde más oscuro y más mate que la esmeralda, el nombre viene de la malva (¿?), que tiene su color. Es bueno para hacer sellos, y está dotada de la virtud de proteger a los niños de los peligros.

XXXVII. [1] (115) El Jaspe es verde y, a menudo diáfano, y aunque muchas piedras le ganan, mantiene una alta reputación desde la antigüedad. Varias regiones producen jaspe: la India, como un jaspe esmeralda. En la isla de Chipre, el jaspe es duro verde claro; En Persia, el jaspe es como un cielo azul, y la llaman aerizusa por esta razón, también lo es el jaspe del Caspio. Verde obscuro en las orillas de Termodonte; púrpura en Frigia, un entre verde y púrpura, triste y sin brillo, en Capadocia. Importa menos distinguir las naciones que la bondad de cada uno.

[2], (116) La primera es la que tiene algo de la púrpura, el segundo de rosa; en tercer lugar, la esmeralda. Los griegos han dado a cada uno el nombre de las especies al color. El cuarto es llamado el Borea, parece la mañana de un día de otoño, y que se conoce como aerizusa. Hay uno parecido al jaspe el sardo, y que imita el color violeta. Otras especies no son menos estimadas, pero en todas las verdes tienen el vicio de parecer cristal o similar, o que tengan el color de ónix.

[3] Todavía hay jaspe terebintaceo; de inapropiado nombre, creo, porque esto es como constar de varios géneros de jaspe. Los mejores de estas piedras se usan engarzados en oro, pero si está incluido el oro, que solo abarque los bordes de la piedra. (117) Parece que entre los defectos está que brilla poco, y con un resplandor visible desde lejos, el grano sal, y todos los defectos comunes a otras piedras (como ya se ha dicho). El falso jaspe de vidrio; lo reconocemos porque esparcen sus luces apagadas, en lugar de concentrarlo. La piedra llamada sphragidas no difiere deL jaspe, es común entre las gemas porque es muy buena para hacer sellos.

[4](118) Si bien en Oriente, se dijo, que la llevan todos para amuletos, de la variedad de Jaspes, que se asemeja a una esmeralda, que es a menudo de corte transversal en el centro por una línea blanca: que la llaman monogrammos; y si ofrece varias líneas polygrammos. No voy a dejar de observar de paso la vanidad de los Magos, que dicen ser esta piedra beneficiosa para los que tienen que hacer discursos. Hay un conjunto de jaspe ónice, y que llaman iasponyx. Jaspe como una nube, que imita los copos de nieve, jaspe estrellado con puntos brillantes; jaspe similar a la sal de Megara (XXXI, 41, 3), y el jaspe como ahumado que se llama capnias. Hemos visto un jaspe de 16 onzas, con el que se hizo una efigie de Nerón en armadura.

XXXVIII. (119) [1] También dedicamos un párrafo en particular, al cyanos (piedra azul), un nombre que se aplicó anteriormente a un jaspe, debido a su color azul. El más bello es la cyanos de Escitia, y luego la de Chipre, y el de Egipto. Se imita muy bien con tintura de cristal, y esta invención es debida a un rey Egipto estaba en su gloria, lo grabó en los libros. La cyanos se divide en varones y hembras. A veces se parece al polvo de oro, pero de otra manera que el zafiro

XXXIX. (120) [1] De e hecho, los zafiros son ceruleos. Raramente es azul con un tono dorado. Lo mejores son los Medos. Pero ningunos son resplandecientes. Además, esta piedra no vale para escultura, por tener centros cristalinos. El zafiro azul del mar se considera masculino.

XL. (121) [1] Lo siguiente son las piedra purpúreas, y aquellas que derivan del morado. A la vanguardia en la India están las amatistas. Pero también hay en la parte de Arabia que linda con Siria y que llamamos Petra, en Armenia menor, en Egipto, y Galatia. Los de Thasos y Chipre son viles y menos estimadas. Que viene el nombre del brillo que tienen hasta alcanzar el límite del color del vino, violeta antes de llegar a morado en algo no completamente igneo, pero que termina arrastrando una sombra de vino.

[2] Todas los amatistas son de color púrpura transparentes y fáciles de grabar. (122) Las amatistas de la India tienen un perfecto color púrpura, al que los tintoreros intentan tomarle ese bello color (IX, 62, 3). Porque resulta muy elegante y suave a la vista, y nunca ofende a los ojos como el carbunclo. Una variedad tira a este color, el jacinto, los indios llaman socon ese color, y de esto llaman gema sacondion. Otra variedad tiene un color más claro, y se llama sapenos; también la llaman pharanitis, la gente que bordea Arabia.

[3] La cuarta variedad es del color del vino. (123) La quinta es vecina del cristal, es casi blanco, de sombra púrpura muy desleída. No es preciosa, porque una hermosa amatista debe tener un púrpura lustroso, están ligeramente teñidas de rosado, con una reflexión de carbunclo. Algunos prefieren llamar a estas paederotas, otros Anterotas; otros las mejillas de Venus. (124) Los Magos vanidososgarantizan que la amatista impide la embriaguez.


[4] Y que si se incluyen los nombres de la luna y el sol, y se cuelgan del cuello con cabellos de cinocéfalo (“cabeza de perro”, tal que Anubis) o, plumas de golondrina para preservarse de los maleficios. Y como las han de poner si se va a hablar con los reyes, que desvía el granizo y las langostas, cuando se recitan una oración que indican. En cuanto a las esmeraldas, que se les atribuyen similares virtudes se esculpen en ellas águilas y escarabajos. Sin duda que para mi son despreciables y burla para la raza humana quienes han escrito tales cuentos.

XLI. (125) [1] El jacinto es muy diferente, aunque desciende de este color vecino. Lo que le diferencia es el brillo púrpura, mucho más vivo en la amatista, y atenuado en el jacinto. Agradable a primera vista, pero desaparece antes de que pueda saciar los ojos, sin llenarlos, y es justo, ya que palidece más rápido que la flor del mismo nombre.

XLII. (126) [1] Etiopía, produce jacintos, y berilos, transparentes y con resplandor de oro; pero se prefieren a los de la India y, a los Tibarenae, (¿tribu caucásica?) que siempre varían. Los más pobres son los de Arabia, turbios, y variables; con un brillo que se ve interrumpido por parches de niebla, e incluso los que parecen limpios están como llenos de sus propio polvo. Los mejores se lo engastan en oro, que le dan un color blanquecino y una cierta sombra de plata. En ,los demás, se pone un trozo de aurichalcum a continuación. Sin embargo estas piedras han dejado de ser empleadas como gemas.

XLIII. (127) [1] Se da el nombre de criselectro a una determinada piedra tirando el color a electrum, pero que es más agradable a la vista en la mañana. Se reconocen las Ponticas por su ligereza. Unos son duros y de color rojo, y otras blandas y sucias. Bocchus dice que se encuentran en España, en el lugar donde dijo que sacan cristal (XXXVII, 9), en la excavación de pozos de agua bajo nivel, y que se ven berilos de un peso de doce libras.

XLIV. (128) [1] Hay leucochrysi; que tiene a través una vena blanca. Existe capnias (¿jaspe?), variedad similar al vidrio y con un reflejo de azafrán, pero se imitan en vidrio, tal que el ojo no puede distinguirlo, pero el tacto descubre el fraude: los falsos no son tan fríos como los reales.

XLV. [1] Al mismo género pertenecen los melichrysi, color oro llamado así porque parece miel pura diáfana. Proceden de la India. Aunque duros, son frágiles, y no sin mérito. La India También produce la xuthon (¿topacio?) que allí es muy común y poco estimada.

XLVI. (129) [1] A la cabeza de la piedras blancas está la paederota pero podemos preguntarnos si las podemos ordenar por el color. (XXXVII, 22 y 40), con frecuencia se ha dado a esta piedra y lo es ahora, por privilegio, sinónimo de belleza. Sin embargo, existe una especie de paederota especial que merece este hermoso nombre, porque tiene la transparencia del cristal, y un verde aire, y un tipo de púrpura y algunos reflejo de vino dorado, que se refleja en el ojo al final, pero siempre rodeado por una corona de púrpura. y cada uno de estos, y todos a la vez.

[2] (130) Ninguna otra gema es más clara agradable y suave a los ojos. Es la más buscada de la India, donde la llaman sangenon; próxima a estas son las de Egipto, que se llama syenites; la tercera es la de Arabia, pero es áspera. La Póntica y la Asiática tienen un suave relumbre, pero la materia a es más blanda que las de Galatia, Tracia y Chipre. Como defectos de la paederota tienen poca vivacidad, y puede acarrear otros colores, y los más comunes a las demás piedras (XXXVII, 18).

XLVII. (131) [1] Próxima a las piedras blancas está la Asteria, por propiedad natural: tiene encerrado en sí mismo una cierta luz, como una pupila. Esta luz se mueve al inclinarla, y va de una parte a otra. Opuesto a los rayos del sol despide rayos blancos, como una estrella, de quien tomó el nombre. Es difícil de labras. Preferimos la de Carmania a la nativa de la India.

XLVIII. (132) [1] Similar y blanca es la llamada astrion blanco, y semejante al cristal, que se encuentra en la India y en las costas de Patalenes (Tracia). En el centro brilla como una estrella cuya luz se asemeja a la luna llena. Algunos atribuyen que lleva el nombre porque hace lo contrario de las estrellas a las que arrebata su la luz y ella la despide. El mejor es el de Carmania, que no tienen vicios; se llama una variedad cerauniam, y se estima menos si se parece a la luz de una lámpara.

XLIX. (133) [1] Célebre es al astrioten y loado por los que se ocupan de las artes mágicas y aseguran de que Zoroastro celebra las virtudes de su maravillosa magia.

L. [1] Sudines dice que las astrobales parecen ojos de pescado, y que suelta rayos blancos como el sol.

LI. (134) [1] Entre las piedras blancas sigue estando la piedra llamado ceraunia, (silex, también piedra del rayo) que absorbe la luz de las estrellas. Es cristalina, de resplandor ceruleo, y nace en Carmania. Zenotemis admite que es blanca, pero dijo que tiene dentro una estrella que va hasta el otro lado, y que hay pocas ceraunias brillantes, y si se ponen unos días en remojo de nitro y vinagre aparece la estrella, y en otros tantos meses pierden la luz. (135) Sotacus da dos géneros de ceraunias, uno negro y uno rojo. Él dice que su aspecto es similar a un hacha, que entre estas piedras aquellas que son de color negro y redondas son sagradas, y que por su significado se toman las ciudades y combaten las flotas, y que baetulos las llaman, pero que si son alargadas son ceraunias. Se afirma que hay aún otra especie de ceraunia extremadamente rara y buscada por los magos para sus operaciones, ya que sólo se encuentran donde ha golpeado un rayo.

LII. (136) [1] Estos Autores ponen cercana a la ceraunia a la piedra llamada Iris. (no coincide con la iris actual, Ópalo Noble) Se excavan en una isla en el Mar Rojo, a sesenta mil pasos de la ciudad de Berenice. Es muy similar al cristal. Asimismo, algunos han dicho que era la raíz del cristal. No sin razón la llaman iris: atravesada por la luz del sol, en un área cubierta, se proyecta en la pared, todos los colores del arco iris, y los colores cambian constantemente, aumentado la admiración y emoción por esta gran variedad. (137) Sin duda se trata de un hexaedro de cristal.

[2] Dicen que hay algunos que tienen los lados y ángulos desiguales, y que, expuestos al sol, al descubierto, dispersan y oscurecen el haz al caer sobre ellos, pero otros, en torno a la proyección de la luz, iluminan los objetos vecinos. Por otra parte, el iris de colores que como dijimos (XXXVII, 25, 3), cuando está a cubierto, lo que demuestra que no se encuentran en la piedra, que es el producto de la reverberación en las paredes donde hay sombra. Las más bellas son las que dan el mayor arco, y más similar a el arco iris. (138) Hay otro iris semejante a la cera, pero contrariamente es muy dura. Orus dijo que calcinada y molida, cura la picadura de la ichneumon, y nace también en Persia.

LIII. [1] La piedra Leros tiene un nombre similar, pero no produce los mismos efectos y es una especie de cristal, que tiene una mancha que la atraviesa de blanco y negro.

LIV. [1] Después de haber examinado las principales piedras en el orden de los colores, vamos a decir de las demás en orden alfabético. X (139) La Ágata era muy apreciada, ya no es estimada y tiene poco valor. Se encontró por vez primera en Sicilia, junto al río Achates del mismo nombre, y desde entonces se ha encontrado en varias localidades. Prevalece en el tamaño a las demás y un gran número de variedades, según el cual diferentes apodos, se encuentran: (trancribo separando la unión de términos) la Jaspe-Ágata, la cera-Ágata la sarda-Ágata la haem-Ágata la leuca-Ágata la dendra-Ágata, que está decorada como arbustos; anta-Ágata que quemada da el olor de la mirra, el punteado coralla-Ágata como zafiros, de gotas de oro, muy común en Creta, donde se le llama sacra, y dicen ser buena contra las heridas hechas por arañas y escorpiones.

[2] (140) no son reacios a atribuir esa propiedad al Ágata de Sicilia, porque una vez que empieza a soplar el viento desde esta isla la peste de escorpiones se apaga y muere. Las Ágatas encontradas en la India tienen la misma la virtud, y muchas otras que son maravillosas. Que ofrecen imágenes de los ríos, los bosques, las bestias de carga, carros y adornos para caballos. Los médicos hacen pastillas. La opinión es que: por sí sola es buena para los ojos, y que manteniéndola en la boca, calma la sed. (141) El Ágata de la Frigia no tienen color verde. Las que se encuentra en Tebas, Egipto, carecen de vetas rojas y blancas. También son eficaces contra escorpiones. La misma autoridad tienen las Chipre. Se buscan sobre todo la transparencia del vidrio en estas rocas.

[3] se encuentra todavía en la Traquinia en torno a Oetam (Pausanias libro X-12-1), y en el Parnaso en Lesbos, en Mesene, (antigua capital griega de Mesenia) similares a las flores, y en Rodas. (142) Los Magos hacen otras distinciones: las que tienen apariencia de piel del león, dicen, son eficaces contra los escorpiones, y en Persia, con la fumigación de estas Ágatas se desvía tormentas, y huracanes, y se detienen los cursos de los ríos, se reconocen si tienen esta virtud, cuando arrojándolas en una caldera caliente, se enfríe, pero para que sirvan, deberá atarse con pelo de león. En cuanto a las que se asemejan a la piel de la hiena, los magos las abominan porque son causa de discordia en las casas.

[4] Las Ágatas de un solo color hacen invencibles a los atletas: se reconoce porque arrojadas en un cubo lleno de aceite con colorantes, luego de dos horas de hornear, queda uniforme de color Minio la mezcla. (143) El acopos se parece a la piedra pomez, en que es porosa, con puntos de oro estrellados, el aceite que se ha cocido con esta, en unción disipa el cansancio, si creemos lo que se dice. El Alabastro (XXXVI, 12-2) Nace el Alabastro en Egipto, y en Damasco en Siria, y es de un candor blanco, entre muchos colores.

[5] calcinado con salgema y molida, la ponen para curar el mal olor de la boca y los dientes.

(144) Alectoria se denomina a la piedra que encontramos en la molleja de las gallinas, parecen cristal, y es grande como una judía. Se afirma que Milon de Crotona (Pausanias VI-14-5) la llevaba con él en los combates, y que le hizo invencible. La Androdamas brilla como la plata. Como el diamante (XXXVII, 15) siempre es cuadrada y semejante a los dados. De acuerdo a los Magos, es llamada así porque doma la ira y la violencia en los hombres.

[6] Los autores no dicen si la Argyrodamas es la misma piedra u otra.

(145) La Antipathes negra (coral negro), no es transparente, Esta roca si se cueze en la leche hervida: se hace del color de la mirra. En ella esperan encontrar alguna virtud contra el mal de ojo, increíble piedra vista en medio de tantas sustancias dotadas de propiedades hostiles, es la única que tiene en posesión su nombre. Los Magos la reclaman para ayudarnos contra las fascinaciones. La arábica es muy similar al marfil, y parece serlo, si no lo contradice su dureza. Se cree que la usan para curar el dolor del nervios. El aromatitis también se produce, se dice, en Arabia, pero hay en Egipto, cerca de Philas (¿Philae?). Son todas pedregosas y tiene el color y el olor de la mirra, que se la puede buscar como resinas.

[7] (146) El Asbesto (XIX, 20) nace en las montañas de Arcadia y es del color de hierro. La Aspisatim Siguiendo a Demócrito, se produce en Arabia, es del color del fuego, y es provechosa a las personas enfermas del bazo las cuales deben aplicarla con pelos de camello, y que se encuentra en el nido de algunas aves de Arabia. Y añadió, que se encuentra en el mismo país otra del mismo nombre, en Leucopetra, de color plata, radiante, que lo usan como amuleto contra la locura.

(147) También informa que en la India y en Persia, en el monte Acidante se produce Atizoen, de color plateado, de tres dedos, con la forma de una lenteja, tiene agradable olor, y es necesaria para los magos cuando eligen rey. La Augitis (Piroxeno) parece ser para muchos Autores la Callaina.

[8] La Amphitane, también conocido como Crisocola, se encuentra en la parte de la India, donde las hormigas excavan el oro. Se encuentra como el oro, pero en forma y cuadrada. Estos aseguran que tiene la propiedad del imán, pero escriben que también tiene el poder de atraer el oro.

(148) La afrodisíaca es rosada. El Apsyctos, calentado por el fuego, se mantiene caliente durante siete días, es oscuro, pesado, y con unas venas rojas. Entienden que aprovecha bien contra el frío. Según Iacchus la Aegyptillam es una piedra piedra blanca, cortada por una línea roja y una línea negra; pero el vulgo dice que es una cerulea con la raíz negra y cuya mitad superior es azul, y el nombre es del lugar.

LV. (149) [1] La Balanites son de dos tipos, uno verde, y uno similar al bronce de Corinto, la primera viene de Coptos, y sólo la segunda de Trogloditica. Ambas están cortadas en medio por una vena de color de fuego. Coptos también envía al batrachitas, una es semejante en el color a la rana, otra al marfil, otra es negro sobre rojo. El baptes es suave y huele excelente. El ojo de Baal, es blanco y tiene pintado un ribete negro y brillando en medio como oro. Esta piedra debido a su belleza, está dedicada al más venerado dios de los asirios. Siguiendo a Demócrito otra llamada Belum nace en Arbelis, , tiene el tamaño de una nuez y parece vidrio.

[2] (150) El Baroptenus o baripe es negro con marcas sanguíneas y blancas; como amuleto dicen ser portentosa. El botryitis es a veces negro, a veces de color de vid, y similar en la forma a una uva cuando comienza a madurar. Zoroastro llama bostrichite (prehnite) a una piedra que se ve como el cabello de la mujer. La Bucardia, es similar a un corazón de buey, sólo nace en Babilonia. Bronte se parece a la cabeza de una tortuga, cae con el trueno, y se dice, apaga las cosas heridas por un rayo. La Boloe se halla en Iberia, que se parece a un terrón de tierra.

LVI. (151) [1] La cadmitis es diferente de la ostracitis (XXXVII, 65) a la que a veces le rodean burbujas de color azul. Callais (¿lapis lázuli?) imita el zafiro, pero es menos oscura, y tira hacia el color del agua del mar (XXXVII, 33). El capnitis, según algunos, es una especie diversa, de acuerdo a la mayoría es un jaspe ahumado, como hemos dicho en su lugar (XXXVII, 37). La Callaican llamada y si es turbia Callaino nace en Cappadocia y Frigia, se parece a marfil y cuando se encuentran hay muchas juntas.

(152) La Catochitis es una piedra de Córcega, más grandes que otras, y maravillosa, si es verdad lo que describen: que como la goma donde se aplica retienen la mano.

[2] El catoptritis está en Capadocia, de color blanco, que ve como en un espejo. La Cepitis o cepolatitis es blanca, con venas próximos entremezclan en un solo nodo. La ceramitis tiene el color de la cerámica. (153) El cinaedie está en la cabeza de un pez del mismo nombre. Es de color blanco, alargado y de una maravillosa virtud, si es cierto: anuncia con antelación el estado de la mar por su color nubloso o claro. Cerites es el color de cera; la circos, a la pera; Corsoides se asemeja al pelo blanco; la coralloÁgata (XXXVII, 54), como salpicado de coral con gotas de oro; la Coralli, que se asemeja al minio se encuentra en la India y Syene (Asuán, Egipto)

[3] (154) La Crateritis tiene color intermedio entre el Berilo y el electrum: es extremadamente difícil. La Crocallis se parece a una cereza. La Cyitiscca nace en Coptos y es blanca y parece tener una piedra dentro. Chalcophonos es negra; tiene sonido metáico y piden en las tragedias que las usen. (155) El celidonia es de dos tipos, del color de una golondrina, y el otro de ellos es purpúrea con puntos negros.

[4] (155) El Chelone es el ojo de tortuga de la India, todas las piedras es la más maravillosa para las imposturas de los magos que prometen: que si después de untar la boca con la miel, se coloca en la lengua, se tendrá la ciencia del futuro para todo un día, en luna nueva o decreciendo antes de salir sol, durante los demás días desde la prima (hora) a la sexta. También hay Chelonitis, semejantes a los ojos de tortugas, con la que muchos vaticinan la calma en las tormentas, y con una salpicada de gotas doradas, colocada con un escarabajo en el agua hirviendo, se ahuyenta la tormenta. (156) La Clorita es del color de la hierba: de acuerdo a los Magos, se encuentra en la molleja de la motacilla, y nace con esta ave, y mandan encerrarla en hierro, por algunos prodigios, según acostumbran. La Choaspitis, toma el nombre del río (VI, 31), es de color verde con un resplandor dorado.

[5] El chrysolampis, se produce de Etiopía, es pálido durante el día, y del color de fuego por la noche. El Chrysopis parece ser de oro. La Cetionides es de Atarneo (frente a la isla de Lesbos, Pausanias 4-35-10) en la Eólida, ahora una aldea, cuando antes fue una ciudad. Nace de diferentes colores, es transparente, unas veces parece como vidrio, otras cristal, algunas, jaspe, pero incluso las sucias en bruto, reflejan la imagen como en un espejo.

LVII. (157) [1] Indica Zoroastro la Daphnean contra la epilepsia. El Diadochos se asemeja al Berilo. El Diphyes tiene doble género, es blanco y negro, masculino y femenino, una simple línea entre los caracteres de ambos sexos. La Dionysias es dura y negra, con manchas rojas. Da sabor del vino triturada en el agua y de la que dicen usar para evitar la embriaguez.

(158) El Draconitis o dracontias de los cerebros de los dragones, pero a menos que se corte el cerebro en vida del animal, ya que el animal, sintiéndose morir, elimina el botín por envidia, por lo tanto, se corta la cabeza del Dragón en su sueño. Sotacus, dice que vio esta piedra en un rey, dice que los que la están buscando van en un carro con dos caballos, que viendo el dragón propagan las drogas de somnolencia, y cortarle la cabeza luego de dormido. Dice él, que esta piedra es de color blanco y diáfana, pero no admite el pulido ni artificio.

LVIll. (159) (159) [1] La Encardia también llamada enariste, en negro, le sobresale la efigie de un corazón y la segunda es verde y da la apariencia de un corazón, y otra tercera tiene un corazón negro, y el resto es blanco. El Enorchis es de color blanco; partido, los fragmentos tienen la imagen de los testículos. Dice Zoroastro, el Exhebenum es hermoso y blanco, y los orfebres lo utilizan con el oro y lo pulen. (160) El Eristalis, que es blanca, tiene color rojo cuando está inclinado. El Erotylos, también llamado amphicomos y hieromnémon, es elogiada por Demócrito en el arte de la adivinación.

[2] La Eumeces se encuentra en la tierra de los Bactrianos (aprox Uzbekistan) similar al pedernal; colocado debajo de la cama, da la visión por la noche que tiene el mismo carácter de los oráculos. El Eumitren es nombrado por los asirios piedra de Beli (Marduc), el más sagrado de sus dioses, y es de color puerro, y grata para supersticiones. (161) El Eupetalos, ofrece cuatro colores, azul, rojo fuego, rojo y verde manzana. La Eureos se asemeja al hueso de una aceituna, y es a rayas en forma de concha, y no es tan blanca. La Eurotias parece que esconde en un molde su color oscuro. La Eusebes en Tiro, es la piedra que se utilizó, se dice, para hacer el templo de Hércules la silla, donde los dioses se levanten fácilmente. La Epimelas es una piedra blanca, con toques de negro en la superficie.

LIX. (162)[1] Las Galaxias, llamada galactitem por algunos es semejante a las dichas; sólo llevan unas venas rojas o blancas. La galactitis es como de un color de leche. Todavía es llamada leucogaeam, leucographitim, y synechitim; molida en el agua, tiene una notable apariencia y el sabor de la leche, dicen que da mucha de leche a las madres lactantes; que atada al cuello de los niños en el hogar produce una gran cantidad de saliva, y puesta en la boca se derrite. Dicen que borra la memoria, se encuentran en el río Nilo y el Achelous. Algunos llaman galactites a la esmeralda rodeada de vetas blancas.

[2] (163) La Gallaica es similar al argyrodamanti pero un poco más sucio, se encuentran juntas de a dos o tres. El Gassinnaden viene de la Media, y es de color como Orobini, sembrado de flores, también nace en Arbelis, dicen que concibe a los tres meses, y que luego de moverla se nota dentro el parto. (164) La Glossopetra (diente de tiburón), similar a la lengua del hombre, no nace de la tierra, se dice, que cae del cielo durante los eclipses de la luna, es necesaria en la selenomancia, y la alcahuetería donde la vanidad de la promesa hace que se crea. La Gorgonia no es otra cosa que el coral, que fue llamado así porque es blando en el mar, y al tomar el aire coje la dureza de la piedra, los magos dicen que combate los rayos y los tifones. Y con el Goniaeam, podemos vengarnos de nuestros enemigos con tan falsa promesa como todas las demás.

LX. (165) [1] El heliotropio nace en Etiopía, África, Chipre, es del color puerro nervados de color rojo. Es llamado así porque al ponerse en un jarrón con agua da un reflejo del color de la sangre al caer sol, el heliotropo de Etiopía es el que más produce este fenómeno. Esta piedra fuera del agua es como un espejo Imagen del sol mostrando en los eclipses la luna pasando por delante, También proporciona ejemplo tal vez más evidente del descaro de los Magos, que mezclando con esta piedra la planta heliotropo y asistida por ciertos encantamientos, hace invisibles a los que la portan.

[2] (166) La Hephaestitis, también tiene la propiedad de reflejar imágenes como los espejos, La reconocemos cuando se coloca en agua hirviendo que al momento se enfría, o cuando se expone a la luz del sol enciende la madera seca, se puede encontrar en Coryco (en Cilicia). El hermuaedoeon (genitales Hermes) se argumentan que da virilidad, de fondo blanco, a veces negro, a veces de color pálido con un círculo de oro. (167) El Hexacontalithos, tiene multitud de colores, aunque de pequeña magnitud, llamandola así por este motivo. Se encuentra en la región de los Trogodytice. La Hieracitis varía al negro, como las plumas de milano. El Hammitis se parece a los huevos de peces, y hay una variedad que parece compuesto de nitro, y sin embargo muy dura.

[3] El cuerno de Amón (fósil amonites) es una de las joyas más veneradas de Etiopía, de color oro, y como cuerno de carnero, se asegura que da sueños proféticos. (168) El hormesis es una de las más bellas piedras, del color del fuego, relumbra como el oro, completado en sus extremos por una luz blanca y clara. La Hyaeniae son como los ojos de la hiena, (aquí añadidos de copistas), puestas debajo de la lengua de un hombre, hacen, si queremos creerlo, predecir el futuro.

(169) El más bello de los hematites (XXXVI;, 25-3) provienen de Etiopía, pero también lo hay en Arabia y África: esta piedra es del color de la sangre, se afirma, no olvidemos la promesa de los magos, que revela las acechanzas.

[4] Zachalia de Babilonia, en los libros que dedicó al Rey Mitrídates, atribuye a las joyas los destinos humanos, no sólo las decoró con el poder de curar los males de los ojos y el hígado, que nos las recomienda que para tener éxito en las solicitudes a los príncipes, que las implica en los juicios y sentencias, y afirma que incluso son beneficiosas para quienes se desangran en las batallas. Hay otro llamado hematites Menui llamado por los indios y Xuthos por los griegos y es de un color amarillo sobre blanco.

LXI. (170) [1] los ideodáctilos, en Creta, tienen el color del hierro y la forma del pulgar humano. La Icterias es similar a la luridae, y por eso se la entiende se buena contra la ictericia. hay otra Icteria más clara y una tercera que se parece a una hoja verde, más ancha que las anteriores, que pesa casi nada, y con unas venas lívidas. El cuarto es del mismo color, pero las venas son de color negro. La Júpiter es una piedra blanca, muy ligera y suave, también es llamado drosolithe (¿piedra de rocío?). La Indica lleva el nombre del país que lo produce es rojiza, cuando se frota desprende un sudor purpureo. Hay otra indica, que es de color blanco, como polvo. La Ion, de la India, es violeta, pero raro es que con este matiz brille plenamente.

LXII. (171) [1] El Lepidotis imita las escamas de los peces. La Lesbias, tiene el nombre de Lesbos donde se produce, se encuentra también en la India. El Leucophthalmos rutila, además hay uno blanco y negro da la apariencia de parecer un ojo. El Leucopoecilos es blanco teñido de gotsas de bermellón. El Libanochrus tiene la apariencia de incienso, pero el jugo como de miel. (172) El limoniatis parece ser la misma que la esmeralda. En cuanto a la Liparea todo lo que dice es que: en salmuerio atrae a todos los animales salvajes. El Lisimachos se asemeja al mármol de Rodas, con vetas de oro, se le pule dando una gran reducción del volumen para poder eliminar los defectos. El Leucochrysos está hecho de berilo salpicado de blanco.

LXlll. (173) [1] La Memnonia, como es no lo dicen. La Media es negra, el descubrimiento se atribuye a un fabuloso mago, esta tiene venas de oro suda de color azafrán, y tiene el sabor del vino. El meconitis es como una amapola. El Mithrax viene de Persia y de las montañas a lo largo del Mar Rojo, es de diferentes colores, contra en el sol, refleja también diversa. El Morochthos, de color puerro, y suda como leche. El Mormorion es de la India muy negro, y si es transparente se llama Promnion; parece que se mezcla el color de los rubíes de Alejandría, y la sarda de Chipre.

[2] Nacen estos en Tiro y Galatia. Xenocrates informe que se encuentra también a los pies de los Alpes. Todas estas joyas son aptas para esculpir. (174) La Myrrhitis tiene el color de la mirra, sólo la apariencia de una joya muy pequeña, y se frota y da el olor de un perfume, y molida huele a nardo. La Myrmecias, es negra, y tiene protuberancias como verrugas. La Myrsinites tiene color de miel, y el olor del mirto. La Mesoleucos está cruzada por una línea blanca que pasa por el centro, y cuando se trata de La mesomelas la cruza una vena negra, sea cual sea el color de la gema.

LXIV. (175) [1] El nasamonitis tiene el color de la sangre, con unas venas negras. El nebritis, está consagrado a Baco fue llamado por su parecido con el nebride (piel de venado) que usa el dios. Hay otros que son de color negro de la misma especie de nebridum. El Nipparene lleva el nombre de una ciudad y un pueblo de Persia, y es similar a los dientes de los hipopótamos.

LXV. (176) [1] La Oica, cuyo nombre es bárbaro, agrada por sus diversos tonos negro, rojo, verde y blanco. La Ombría llamada por algunos notian, se dice, caen con la lluvia y el relámpago, como la ceraunia y bronte; y le asignan los mismo efecto que el bronte (XXXVII, 55-2), añaden que si se ponen en los altares impide que se quemen las ofrendas. El onocardia es similar a cocco; no dicen nada más. La Oritis, tiene forma globular, también llamado por algunos Sideritis, es inmune a los ataques de fuego.

[2] (177) La Ostracias se asemeja a una ostracitis, y más dura que la testacea, una variedad más resistente, similar a la Ágata, salvo que la Ágata por el pulido se pone negra: esta variedad es tan dura, de que otras joyas se esculpen con sus fragmentos. El ostritidi tiene el nombre y la apariencia de la ostra. Ophicardelo es nombre dado por los bárbaros a una piedra negro y acabada con dos líneas blancas. Hablamos de obsidiana en el anterior libro (XXXVI, 67). Hay gemas del mismo nombre y en el mismo color, no sólo en Etiopía y la India, sino también en el Samnio (Italia), y si creemos lo que dicen algunos Autores, en las orillas del océano Español.

LXVI. (178) [1] El Panchrus se compone de casi todos los colores. El pangonus no tiene más de un dedo de largo, no parece cristal, tiene un muchos ángulos. Metrodoro no dice que es el Paneros, pero informa de que la Reina de Timaridis hizo unos versos sobre esta piedra, dedicados a Venus, que no carecen de elegancia, y donde se puede concluir que este se atribuye a la piedra, la virtud de la fertilidad, que algunos llaman, la Paneraston.

[2] (179) Las Pónticas son de varios tipos: una, estrellada y pareciendo a veces sangrientas, a veces como gotas doradas, están clasificadas entre las piedras sagradas, y otra, en lugar de estrellas, tiene líneas del mismo color; otras parecen imágenes de montañas y valles. El Phloginos, también llamado chrysitim, asemejándose al ocre de Atenas, y se encuentra en Egipto. (180) El Phoenicitis se llama así por su similitud con una bellota; y la Phycitis, debido a su parecido a las algas marinas. Perileucos denominan piedra donde tiene una línea blanca por abajo, y una circunferencia en el centro. El Paeanitides, llamado por algunos gaeanidas, se dice, que producen preñez, y que son buenas para las mujeres que dan a luz, porque están en Macedonia, cerca del monumento de Tiresias, que se ven como el agua congelada.

LXVII. (181) [1] La joya del sol es blanca, y parece una estrella, que proyecta un círculo de rayos brillantes. Los caldeos llaman Sagdam a una piedra que encuentran adherida que se le atribuye el color de puerro. La isla de Samotracia da nombre a una piedra que produce, de color negro, sin peso, y similar a la madera. El Sauritim se dice que está en el vientre de un lagarto verde, abierto con una caña. La sarcitis parece la carne de vacuno. El selenitis es de color blanco, diáfano, con una reflexión del color de la miel, y contiene dentro una imagen de la luna, y muestra en torno a la imagen creciendo o menguando en número de acuerdo a las fases, se entiende que se encuentran en Arabia.

[2] (182) La sideritis como el hierro, maléfica, causa la discordia entre los litigantes. El Sideropoecilos, se produce en Etiopía, se caracteriza por una gran variedad de colores diferentes. El Spongitis tiene el nombre y la apariencia de una esponja. El Synodontitis proviene del cerebro de los peces llamados Synodontes. El Syrtitides sólo en la costa de Syrtium, pero ahora también está en Lucania (sur de Italia): es del color de la miel, y un reflejo de azafrán, en el interior contiene estrellas poco luminosas. El syringitis es similar a la internodio, como una caña de trigo es hueca de un extremo a otro.

LXVIII. (183) [1] El Trichus proviene de África y es negro, pero da tres jugos distintos, la raíz, negro, en medio como sangre en la parte superior ocre. Thelyrrhizos color ceniza o de color rojo, o con un fondo blanco. El Thelycardios tiene color del corazón, a los persas cuyo país lo produce, les deleita mucho, y lo llaman mucul. Thracia es de tres tipos: verde, amarillo pálido, una tercera como gotas de sangre. El (184) La Tephritis tiene la apariencia de los cuernos curvados de la luna nueva, pero es de color ceniza. Tecolithos se asemeja al hueso de la aceituna, y no es considerado como una joya, pero rompe y expulsa los cálculos cuando se frota.

LXIX. [1] La Venus, el pelo muy negro y brillante lo conserva en apariencia de rubio. La Veientana italiana es una piedra encontrada en Veis de materia negra, pero bordeada por una línea blanca.

LXX. (185) [1] El zathenen, según Demócrito, nace en la Media y tiene el color de electrum; aplastados en el vino de palma con azafrán, se ablanda como la cera, y exhala un olor dulce. El Zamilampis está situado en el Éufrates, se parece al mármol Proconesio, por en medio de color azulado El Zoraniscaeos nace en el río Indo, que se dice que es la piedra angular de los Magos y nada más se refiere de ella.

LXXI. (XI.) (186) [1] Además de la orden alfabético, hay otro que yo voy a dar, y se extrae de diversos informes. Hacen referecia a las partes del cuerpo con los siguientes nombres: el hígado, hepatitis; la steatitis, como gran variedad de grasas animales. La Adadu nephros, como el ojo de Adad, el dedo de Adad: es un dios adorado por sirios. El triophthalmos nace del ónix, y forma como tres ojos de hombre.

LXXII. (187) [1] Otras piedras han tomado el nombre de los animales: Carcinias, el color del cangrejo de mar, ; la Echitis, del color de la víbora, la scorpitis, del color o la apariencia del escorpión, de la Scaritis del pez scaro, la Triglitis, del pez mullo (Salmonete), la aegophthalmos, que parece el ojo de una cabra y otra a un ojo de cerdo. Geranitis recuerda el cuello de la grulla, la Hieracitis, de un halcón, el aetitis es del color de el águila de cola blanca, el myrmecitis tiene en su interior la imagen de una hormiga arrastrándose; el cantharias, un escarabajo. El lycophthalmos es de cuatro colores: rutilo, sanguíneo, en el centro, y en medio un círculo negro con blanco que es como los ojos de los lobos, que se ve por completo. La Taos es similar al de pavo, y también la Aspidi a la que llaman timictoniam.

LXXIII. (188) [1] El ammochryso ofrece un parecido a la arena, pero arena mezclada con granos de oro. El cenchrite es similar a los granos de mijo esparcidos. El dryite deriva su nombre de los troncos de los árboles, y se quema como la madera. El Cissitis en un gran fondo blanco con una hoja de hiedra que ocupan por completo. El narcissitim está moteado con venas de hiedra, y tiene el olor de los narcisos. El cyamias es negro cuando se rompe produce algo similar a una judía. El pyren se le ha llamado por un centro como de la aceituna, a veces contienen espina de pescado. El phoenicitis por la bellota. (189) El Chalazias la blancura y la forma de granos pequeños, y dureza del diamante, se dice que puesta al fuego, mantiene su frío. El Piritis es negro, y si se frota con los dedos quema.

[2] El polyzonos (es negro), y está atravesado por varias áreas blancas. La astrapaea (color blanco o azul) le discurren por el centro unos rayos resplandecientes. La Phlogitide, parece que en el interior se quemase una especie de llama. En la anthracitide, las chispas vuelan y aparecen aquí y allá. (190) El Enhygros es siempre perfectamente redonda, blanca y suave, pero cuando cuando la movemos parece fluir dentro un líquido, como en los huevos.

[3] El Polythris es verde y peludo, parece como cabellos caidos sobre verde pero se dice que hace caer el cabello. Llaman El Leonis y pantherae por su semejanza con la piel de estos. (191) Se llamaba la Drosolithum al berilo de color dorado, el Chrysoprase, de acuerdo con su color herbáceas, el color de melichrum a la miel (pero que hay varias especies), la melichlorum, de acuerdo a dos tonos, uno amarillo, el color de la miel, la crocian, según algunos reflexión como el azafrán, La Polian de acuerdo a su similitud con un esparto blanco, la spartopolian, negra y más dura;

[4], el Rhoditis como la rosa, la Melitis, color manzana, la chalcitis de color cobre; La Sycitis el color de los higos. Pero no hay ninguna razón en nombre de la bostrychitis, que sobre fondo negro parecen de ramas y hojas en blanco o color de la sangre, La chernitis que muestra como dos manos blancas entrelazadas en la piedra. (192) Se dice en la hydromancia que la Anancitide evoca imágenes de los dioses, y que los mantiene a la sombra la synochitide espectros del infierno. que se habían planteado y que las dendritide blanca enterrado debajo de un árbol que desea cortar, evita que el filo de la hacha se embote. Hay muchas otros, aún más monstruosas, que los bárbaros han dado nombres, mientras que confiesan que son simples piedras, pero ya hemos refutado bastante estas crueles mentiras.

LXXIV. (XII.) (193) [1] Las piedras nacen: de repente se encuentran otras nuevas que no tienen nombre, como una vez que se encuentran en las minas de oro Lampsaci que parecía tan hermosa, que se la enviaron al rey Alejandro, según informa Teofrasto. (194) La cochlides, ahora tan comunes, son más artificiales que naturales que provienen de sus grandes grupos que están en Arabia, y dien, que cocidas en miel siete días y siete noches sin interrupción de ningún tipo se elimina la tierra mala, y los vicios y limpio y pura se hacen piedras, por ingeniosos artistas de diversas venas y con manchas de diversas figurado, según el gusto de los compradores. Anteriormente era tan grandes, que servían para hacer testeros de los caballos para los reyes en Oriente de la caballos de los reyes, y pendientes para los jaezados (XXXIII, 6, 2).

[2] (195) Todas las piedras son más brillantes cocinadas con miel, especialmente la miel de Córcega, aunque por lo general aborrecen las sustancias acres. En cuanto a las piedras que varían los matices, es la imaginación la que debe de adoptar una nueva mirada, que se refieren a cuando no tienen nombre generalmente aceptado por el de: physis (la naturaleza admirada), como si quisiéramos adjuntar la admiración que pertenece a obras de la naturaleza. Además, esto sería interminable de informar de que todos los nombres. Asimismo, no creo que lista, sobre todo la dada de miles de estos nombres que se deben a la vanidad de los griego. Se han descrito la mayoría piedras nobles, incluso informan piedras plebeyas pero especies raras, es suficiente para indicar las que merecen una mención especial. Sin embargo, será bueno para advertir al lector que, según el número de manchas y la desigualdad, en líneas de los distintos Autores y los diferentes matices que presentan, a menudo los nombres cambian aunque la sustancia sigue siendo la misma en la mayoría de los casos.

LXXV. (196) [1] Cave hacer algunas observaciones generales sobre todas las piedras, sobre la opinión de los Autores. Preferimos a las piedras cóncavas o ovaladas, la alargada y lentejuela con las más estimadas la forma y el objetivo, en tercer lugar los plana o redonda, son las angulosas las menos buscadas. (197) Es muy difícil discernir la verdadera falsa, porque hemos encontrado una forma de transformar las piedras preciosos en otras de otra especie.

[2] La Sardónicas con tres tipos de piedras que aglutina, de tal modo que el fraude puede ser descubierto, negro, blanco, y bermellón, (XXXVII, 23) ya que se dan juntos. Están entre las piedras de la élite. Existen incluso libros, que la verdad no quiero indicar, en los que se explica cómo darle a los cristales el color de la esmeralda y otras piedras trasparentes, para hacer una Sardónica con un Sardo, y otros: y no hay un un fraude, donde se gane más.

LXXVI. (198) (XIII.) [1], por el contrario, es necesario proteger el lujo incluso contra de trampas, por lo que indicamos el medio de reconocer las falsas piedras, además de los ya mencionados por separado para cada una de las principales especies de piedras. Se afirma que las piedras son transparentes se juzgan por la mañana y en la mayoría hasta la cuarta hora (diez horas), más allá de este plazo, la prueba no vale nada. (199) Las pruebas se realizan de varias maneras. Primero piedra se pesa, el más cierta la más pesada. Se aprecia el frío: el frío que se siente verdaderamente en la boca. Luego se examina la sustancia, ya que dentro de las piedras falsas se ven ampollas, además de en el lado plano asperezas costrillas y filamentos (XXXVII, 18 y 20), lo que refleja el brillo si es desigual faltando antes de entrar en el ojo.

[2] (200) La mejor manera que tienen los joyeros es separar los fragmento y las limaduras , pero los comerciantes de piedras no permitirán esta prueba, los fragmentos de las falsas no rayan las verdaderas. El presentaciones de piedra de obsidiana (XXXVI, 67) no muerden a las piedras. Las Falsas huyen de las piedras blancas. Por otra parte, si existen grandes diferencias en la dureza, que unas no pueden ser rayadas con el hierro, y que otros solo se trabajen de un objeto contundente, pero todos son atacadas por el diamante. Se facilita en gran medida por el calentamiento en la operación de perforación. Los ríos rque producen las piedras preciosas son el Acesinus (Río Chenab en la India) y el Ganges. En cuanto a la tierra, en cualquier producto ninguno como la India.

LXXVII. (201) [1] En estos términos, después de haber tratado con todas las obras de la naturaleza, debería de haber alguna comparación entre estas las cosas y entre los países, aún en el mundo y en la vasta extensión en que son rodeados por el cielo. Que no es más hermoso país, y que a mí me merece todo lo mejor y el primer lugar en la naturaleza, es Italia, segunda madre y reina del mundo. Italia, por sus hombres, sus mujeres, sus generales, sus soldados, su esclavos, su superioridad en las artes, y lo brillante que sus genios han producido. Añadir su situación, seguridad y su clima suave, que ofrece fácil acceso a todas las naciones, su costa tan rica en puertos, los vientos que soplan saludable; beneficios debidos a una situación media entre el este y puesta de sol, la extensión en el sentido más favorable. Añadir a la abundancia de sus aguas, sus frescos bosques, montañas intercaladas, la seguridad de su fauna, suelo fértil, ricos pastos.

[2] (202) Las primeras necesidades para vivir se pueden encontrar como los mejores de cualquier país: cereales, vinos, aceites, lana, lino, tejidos, novillos. En cuanto a los caballos, me di cuenta de que en las carreras ninguno aventaja a los de Italia. De oro, plata, cobre, hierro, hasta que quisieron trabajarlas, no se vendían de otros países. Ahora, preñada de los metales, se prodiga, para todos los tesoros, en diversos licores, Cereales y deliciosos frutos. Inmediatamente después de Italia, a excepción de las fabulosas regiones de la India, tengo por cierto poner a España, por todas sus costas que la rodean.

Fin de la historia Natural de Cayo Plinio Segundo

(Desde aquí parece añadidos de ediciones intercalados hasta el saludo final) Esto, es cierto, aunque en parte es estéril, pero productiva donde se da un montón de cereales, aceite, vino, caballos, todos los géneros de metales . La Galia para todo es igual, pero España gana por el esparto (XIX, 7), un producto de su desiertos; por la transparencia de la piedra especular de piedra, artículo de lujo, por la ardua labor de sus esclavos robusto, infatigable por la fuerza de los hombres, por su carácter resuelto.

[3] (204) En cuanto a las cosas mismas, a las que se atribuye la mayor importancia entre los productos marinos, están las perlas, entre Elementos que están en la superficie de la tierra, está el cristal, entre los del interior de la tierra, el diamante, la esmeralda, las gemas, y los murrinos, entre las cosas que pare la tierra, la uva roja y el bálsamo de benjuí. Y entre los del follaje nos proporciona el nardo, el lino de los tejidos, los árboles cítricos, los arbustos de la canela, los árboles frutales y arbustos con ámbar, el árbol del bálsamo, la mirra, el incienso, las raíces de costus (plantas olorosas). Entre las cosas que respiran, el más preciado, de los animales terrestres, son los dientes de elefante, de los animales marinos, la tortuga; de la que se hacen pieles, cuero y colorantes, y el pelo de las cabras de Arabia, que hemos denominado ladanum. Están son las cosas que pertenecen a la tierra y el mar, las conchas que dan color morado. En cuanto a las aves, con excepción del gallo y la grasa de ganso macerado, no ofrecen cosas notables. No olvidemos el oro objeto de los deseos y locuras de los hombres, y que es apenas el décimo lugar entre los objetos preciosos, y el dinero, con el que se compra el oro, ha poco más de veinte. (Y, quizás este saludo final pagano, si sea de Plinio) ¡Salve!, oh Naturaleza, la madre de todas las cosas. Designa tu favor para mí, y sea entre todos los romanos, completamente célebre.

Fin del Libro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s