Currículum… de fracasos

En la siguiente noticia puedes encontrar la historia de un profesor de Princeton que publicó un currículum de sus fracasos y esto resultó ser algo muy positivo.

En un gran ejemplo de cómo todos crecemos, aprendemos, nos caemos, nos levantamos, volvemos a caernos, y tengamos que llorar o no para superar el daño que nos hacemos con cada caída, volvemos a ponernos en pie.

Este es el ejemplo de un profesor universitario, una profesión en la que una de sus principales actividades se ve sometida a un constante examen y crítica previa a poder ser validada y reconocida por otros especialistas. Así es: para lograr publicar un artículo académico, en principio, se ha de pasar un proceso de revisión anónima y por pares, en el que no se suele tener éxito a la primera, ni tan siquiera a la segunda en muchos casos.

Es obvio que todos queremos aprobar el siguiente examen que tenemos, las asignaturas que se nos dan peor, y que hay que luchar día a día por lograr superar esos retos que se nos presentan.

Sin embargo, a veces ocurre algo que nos deja fuera de juego, que nos aleja de nuestro objetivo, que supone un tropiezo en nuestra marcha. FRACASAMOS. Y es algo que nos va a pasar muchas veces en la vida. Una y otra vez. En proporción, los éxitos puede que sean menores en número que los fracasos.

Más adelante, cuando nos piden un currículum le tenemos que contar a nuestro posible futuro empleador aquello que hemos hecho en nuestra vida laboral y formativa. Y en buena lógica todos incluimos nuestros logros, y destacamos especialmente nuestros éxitos.

Sin embargo, lo más importante es que no olvidemos nunca jamás cada uno de nuestros fracasos, de esos golpes que nos hemos ido dando por el camino. Porque son esos fallos, son esos fracasos, los que nos han hecho llegar hasta allí, los que nos han hecho aprender de los errores (propios o ajenos), y los que nos pueden deparar nuevas grandes oportunidades.

Por ello, la próxima vez que fracases en algo no te derrumbes: pon un límite a la decepción que sientes, toma aire, mira hacia atrás, reflexiona, aprende y sigue hacia adelante.

Habrás convertido tu fracaso en un éxito personal.

 

 

http://www.lainformacion.com/mundo/profesor-Princeton-CV-fracasos-triunfa_0_913409336.html

 

Un profesor de Princeton publica el currículum de sus fracasos… y triunfa

POR P. ZUMETA / LAINFORMACION.COM
  • Johannes Haushofer decidió publicar en su cuenta de Twitter un currículum muy especial: el de las veces que lo habían rechazado.
  • En los países anglosajones se valora el fracaso como una forma de progresar, una parte del aprendizaje de vida necesario para triunfar de forma posterior.
  • Un profesor de Princeton publica el CV de sus fracasos... y triunfa

Un profesor de Princeton publica el CV de sus fracasos… y triunfa

Es complicado imaginar que un proceso de cualquiera de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos haya fracasado en algo. En general, son académicos con una trayectoria larga y llena de éxitos y con estudios superiores, doctorados, publicaciones, becas y reconocimientos.

Sin embargo, el profesor asociado de Psicología de la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, Johannes Haushofer, decidió publicar en su cuenta de Twitter un currículum en el cual agrupa las veces en las que lo han rechazado tanto en el ámbito académico como en el profesional.

Por su valentía ha recibido el reconocimiento por parte de sus colegas, además de estudiantes y miles de usuarios a través de las redes sociales. “En mucho de lo que intento, fracaso. Pero estas decepciones son a menudo invisibles, mientras que los éxitos siempre se hacen notar”.

Así es como comienza la introducción al currículo de ‘rechazos’ de Haushofer. El mismo formato de CV que el que se usa para los logros laborales… pero en fracasos.

El profesor adjunto ha dividido el texto en distintas categorías: programas de estudio en los que no consiguió la nota necesaria; cargos académicos y becas en las que no entró; rechazo de ensayos por parte de publicaciones académicas y por último, financiación para investigación que no consiguió.

El último apartado, llamado “metafracaso” es el que pone el toque de humor al currículum de rechazos: “Este condenado CV de fracasos ha recibido mucha más atención que todas mis investigaciones”.

Ha recibido cientos de felicitaciones

Desde que se publicara el documento el 23 de abril a través de un enlace en su cuenta de Twitter, el psicólogo, que tiene un doctorado en Economía del cual se graduó con honores, ha recibido cientos de felicitaciones por dar “una gran lección”.

Esta publicación le mereció que le llamaran “optimista, inspirador y refrescante”. La llamativa idea de Haushofer responde en realidad a una invitación que hizo la investigadora Melanie Stefan, de la Universidad de Edimburgo, en Escocio, en un artículo publicado en la revista Nature en el año 2010.

“Haz tu propio currículum de fracasos. Verás que será seis veces más largo que el normal, pero te recordará las verdades que faltan, la esencia de lo que significa ser un científico y puede que inspire a un colega a que se redima del rechazo y comience de nuevo”, dijo entonces la neurobióloga Stefan, que escribió la reflexión para subir su ánimo después de haber sido rechazada en su postulación a una beca académica.

Los anglosajones ven el fracaso como una oportunidad

Haushofer siguió el consejo de Stefan y registró por escrito en 2011 las veces en las que fracasó a lo largo de su carrera. Después, envió el documento a un colega como una forma de darle un apoyo, según contó a ‘The Washington Post’. “Solo espero que sea una fuente de inspiración cuando las cosas no marchan tan bien, especialmente para los estudiantes y jóvenes investigadores”.

En los países anglosajones se valora el fracaso como una manera de progresar, una parte del aprendizaje de vida necesario para triunfar de forma posterior.

Diversos estudios señalan que la cultura anglosajona es un buen espejo en el que mirarse. Y es que, el fracaso se observa como algo natural en la vida, tanto en el área personal como en la profesional y supone un paso necesario para adquirir la tan necesaria experiencia. En definitiva, un error hay que saber transformarlo en experiencia y esta, en una oportunidad.

Otro caso de un entrevistado de éxito que habla de sus múltiples fracasos es el de Kike Sarasola:

http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/kike-sarasola/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s